Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Qué ver y hacer en Londres en seis días

Si tienes seis días para conocer Londres vas a poder ver buena parte de sus atractivos. Si te organizas bien, esa estancia puede permitirte incluso realizar alguna excursión a las afueras de la ciudad.

Joaquín Montaño

Joaquín Montaño

Lectura de 14 minutos

Qué ver y hacer en Londres en seis días

Millennium Bridge, Londres | ©Jonathan Chng

En muchas ocasiones, organizar un viaje supone tener que elegir entre lo que se puede visitar y lo que, por motivos de tiempo, va a ser imposible. La cantidad de cosas que ver y hacer en Londres obliga a llevar el itinerario bien estudiado, ya que su oferta puede llegar a sobrepasar al viajero más experimentado.

Este itinerario de seis días por Londres incluye sus principales atractivos, desde la Torre de Londres al Museo Británico, además de una excursión de un día a un lugar tan recomendable como Stonehenge. Recuerda que lo mejor para disfrutar es ser algo flexible para poder cambiar sobre la marcha el recorrido en el caso de que encuentres algo que te interese especialmente.

Día 1: conoce los principales atractivos de la zona de Westminster

Cambio de Guardia | ©Mark Leishman
Cambio de Guardia | ©Mark Leishman

Uno de los mejores lugares para empezar a conocer la capital británica es la zona de Westminster. Esta sigue siendo el centro cultural y político de la ciudad y alberga algunos de los atractivos que no se pueden dejar de visitar.

Buckingham Palace y el Cambio de Guardia

La primera visita del día puede realizarse, como el resto del recorrido, andando, aunque si lo prefieres puedes estudiar los autobuses turísticos de Londres que recorren la zona. A buen seguro, Buckingham Palace estará en la ruta de la mayoría de ellos.

El Palacio de Buckingham es uno de los edificios más famosos de todo el Reino Unido, ya que es la residencia principal de los reyes británicos. Además de poder visitar el palacio en sí mismo, muchos turistas acuden esperando ver el famoso Cambio de Guardia en Londres que tiene lugar sobre las 10:30 – 11:00 de la mañana.

Reserva tu autobús turístico

Entra en la Abadía de Westminster

Camino a la siguiente visita puedes entrar un rato en St. James Park, uno de los mejores parques de Londres. Si tienes suerte, podrás ver alguno de los pelícanos que viven en sus lagos. Es también un lugar ideal para tomar un café antes de continuar hacia la Abadía de Westminster.

Esta abadía es una de las iglesias más importantes de toda Inglaterra, tanto por su arquitectura como por su historia. Vale la pena visitar su interior, aunque te recomiendo tener las entradas para la Abadía de Westminster con antelación o haber adquirido alguna tarjeta turística de Londres que la incluya.

En la visita podrás ver las tumbas de algunos de los personajes históricos más conocidos del Reino Unido. También descansan allí los restos de los monarcas ingleses. Para sacarle el máximo partido te aconsejo utilizar la audioguía que te entregan en la entrada.

Reserva tu visita a la Abadía de Westminster

Recorre Trafalgar Square y disfruta del arte en la National Gallery

Desde la abadía se continúa el recorrido hasta llegar a Trafalgar Square, una de las plazas más populares y conocidas de toda la ciudad. En ella se encuentra la famosa estatua del almirante Nelson y otra representado a cuatro leones.

Si lo preferís, casi todos los tours organizados de Londres recorren esta zona y suelen contar con guías que explican toda su historia.

Además de pasear un rato por la plaza, los amantes del arte tienen una visita casi obligada: la National Gallery, cuya entrada es gratuita.

La pinacoteca alberga una de las mejores colecciones de cuadros del mundo y está especializada en autores europeos de entre el siglo XIII y el siglo XX. Allí disfrutarás de obras de Rembrandt, Tiziano, Velázquez y Van Gogh, por solo poner unos ejemplos.

Reserva un tour guiado por Londres

Camino del Big Ben pasando por Downing Street

Big Ben y Parlamento, Londres | ©Lucas Davies
Big Ben y Parlamento, Londres | ©Lucas Davies

Desde Trafalgar Square se toma la calle Whitehall, que lleva hasta la Plaza del Parlamento. Durante el trayecto puedes contemplar pueden contemplar la sección superviviente de un palacio que se quemó en 1698 y que incluyen un techo pintado por Rubens.

El paseo pasa, antes de llegar a la mencionada Plaza del Parlamento, por la famosa Downing Street, donde se encuentra la residencia oficial del Primer Ministro británico, concretamente en el número 10.

Esta plaza está decorada por varias estatuas que representan a personajes históricos, tanto británicos (por ejemplo, Winston Churchill) como mundiales (Abraham Lincoln y Nelson Mandela entre ellos).

En uno de los lados de esta plaza se encuentra el Palacio de Westminster, llamado también las Casas del Parlamento. Es en este edificio donde está ubicada la torre que, erróneamente, se conoce como Big Ben. En realidad, ese nombre solo denomina a la campana allí colocada, pero con el tiempo muchos lo utilizan para toda la torre.

Westminster Bridge

Tras visitar todos los lugares anteriores puedes acercarte el cercano puente de Westminster y contemplar las vistas de la Casas del Parlamento y del río.

Por la hora, es bastante probable que busquéis algún sitio para cenar por las orillas del Támesis. Otra buena opción es contratar alguno de los interesantes tours nocturnos de Londres y que os permitirán ver los monumentos londinenses desde una perspectiva diferente.

Reserva un tour nocturno por Londres

Día 2: a lo largo del Támesis

Torre de Londres | ©Francesco Gasparetti
Torre de Londres | ©Francesco Gasparetti

El segundo día de viaje también tendrá como principal objetivo el centro de Londres, pero en este caso centrándose en los atractivos situados a lo largo del mayor río de Inglaterra, el Támesis. El itinerario recomendando comienza en la Torre de Londres y va a terminar en el London Eye.

Entra en la Torre de Londres

El día comienza con una visita a la Torre de Londres, una antigua fortaleza utilizada como prisión durante más de 900 años. En ella fueron encerrados muchos críticos a la corona y fue famosa por las torturas y ejecuciones que se llevaban a cabo.

Entre los desafortunados que terminaron en la Torre de Londres destacan personajes tan importantes como Ana Bolena, Tomás Moro o la reina Jane Grey.

La visita al interior de la Torre de Londres es muy recomendable, especialmente por la exposición que muestra las Joyas de la Corona, por su capilla o por la Torre Blanca. Si tienes suerte, también podrás ver alguno de los cuervos que allí habitan y que protagonizan una interesante leyenda

Compra tu entrada para Torre de Londres

Relájate por el Támesis con un pequeño crucero

Tras admirar los atractivos de la Torre de Londres bien puedes dedicar parte de tu tiempo a realizar un pequeño crucero por el Támesis.

La oferta de estos cruceros es bastante amplia, al igual que los precios de los cruceros por el Támesis. Algunos de ellos están pensados para hacerlos por la noche, como los que los cruceros por el Támesisincluyen la cena, mientras que otros combinan el crucero por el Támesis con la visita al London Eye

Reserva tu crucero por el Támesis

Dos de los puentes más conocidos de Londres: el Tower Bridge y el London Bridge

Tower Bridge | ©Charles Postiaux
Tower Bridge | ©Charles Postiaux

Aunque es posible que los hayas visto ya durante el crucero, también merece la pena pasear por el río para ver dos de los puentes más conocidos de la ciudad: el Puente de la Torre (Tower Bridge) y el Puente de Londres (London Bridge).

A pesar de que los dos puentes ofrecen sus respectivas exposiciones, por cuestiones de tiempo es mejor continuar el recorrido. En cualquier caso, siempre puedes elegir ver alguna e improvisar posteriormente.

London Dungeon

Las siguientes paradas requieren regresar a la zona del puente de Westminster. En primer lugar, en el caso de que te guste el tema, vale la pena comprar entradas para London Dungeon.

Se trata de una atracción interactiva que relata la historia más oscura de la ciudad y asegura que los más miedosos se sobresalten en alguna ocasión. Si piensas que va a ser demasiado para tu carácter, no demasiado lejos se encuentra el Sea Life London Aquarium de Londres.

Reserva un tour por el Londres oculto

Sube al London Eye y disfruta de las vistas

Si la anterior visita no era apta para los muy miedosos, el London Eye, una espectacular noria de 135 metros de altura, puede causar temblores a los que padezcan de vértigo.

Si no es tu caso, te recomiendo comprar las entradas para el London Eye con antelación para que puedas disfrutar de las mejores vistas desde el London Eye.

Dependiendo de la hora, quizás quieras buscar alguno de los restaurantes que hay en los alrededores del London Eye para cenar algo.

Compra tus entradas para el London Eye

Día 3: aprende historia en el Museo Británico y en la Catedral de San Pablo y acaba asistiendo a un musical

Entrada del Museo Britanico | ©Patrick
Entrada del Museo Britanico | ©Patrick

Ya a mitad del viaje llega el momento de visitar otro museo y una de las más importantes iglesias de todo el Reino Unido. En principio, el recorrido de este día se puede hacer andando, pero, por si empiezan a fallarte las piernas, aquí te dejo una pequeña guía de cómo moverte con el metro de Londres.

Museo Británico

No cabe duda de que se trata de uno de los mejores museos de todo Londres, tanto por su gran colección como por sus instalaciones.

El Museo Británico, de entrada gratuita es tan grande que, para verlo completo, necesitaríais varios días, pero habrá que conformarse con, al menos, un par de horas.

Lo mejor para aprovechar al máximo ese tiempo es recoger el plano que os ofrecen en la entrada, así como la audioguía en español

Reserva una visita al Museo Británico

Come algo en Covent Garden

Siguiendo con el paseo se alcanza una plaza llena de ambiente y magia: Covent Garden. Aquí había un antiguo mercado de flores y hoy en día vas a encontrar a numerosos artistas callejeros, restaurantes, pub y puestos de comida.

En el caso de que vayas con niño, esta plaza alberga un museo que suele gustarles bastantes: el Museo del Transporte de Londres.

La Catedral de San Pablo, historia viva del país

La visión de la Catedral de San Pablo es simplemente impresionante. De hecho, por sus dimensiones solo se encuentra por detrás de la la Basílica de San Pedro, en Roma.

Su interior aumenta aún más el sentido de encontrarse ante un lugar único, sin duda uno de los mejores monumentos de Londres. Dentro de una decoración general maravillosa, destacan las pinturas al fresco que decoran sus techos. A la hora de visitarla es imprescindible subir a su cúpula y entrar en la cripta.

Como ocurre en otros monumentos londinenses, la entrada a la Catedral de San Pablo incluye una interesante audioguía.

Compra tu entrada a la Catedral de San Pablo

Para los amantes de arte contemporáneo: Tate Modern

A la salida de la catedral hay que cruzan el Millennium Bridge para alcanzar uno de los templos del arte contemporáneo del mundo: la Tate Modern.

Ya solo el edificio que alberga el museo merece una buena visita, ya que era la antigua Central de Energía de Bankside.

La Tate Modern, cuya entrada es gratuita, esconde en su interior algunas obras de los pintores más reconocidos del arte contemporáneo. Entre ellos destacan autores como Picasso, Warhol, Salvador Dalí o Monet, entre otros

Animate a ver un musical

Tras disfrutar de los maestros del arte contemporáneo tienes dos opciones. La primera, más simple, cenar algo e irte al hotel. La segunda, que recomiendo, West End londinense para disfrutar algunos de los mejores musicales del West-End de Londres.

Compra entradas para los musicales de Londres

Día 4: Excursión de un día a Stonehenge

Equinoccio de Otoño de Stonehenge | ©Stonehenge Stone Circle
Equinoccio de Otoño de Stonehenge | ©Stonehenge Stone Circle

Para el cuarto día puede ser buena idea abandonar el asfalto londinense para realizar una excursión a los alrededores de Londres. Entre los sitios más interesantes a los que se puede ir desde Londres he elegido Stonehenge, tanto por su interés propio como por la posibilidad de combinar la visita con lugares tan bellos como Bath.

Para hacer esta visita se puede optar por ir por tu cuenta o por contratar alguna de las excursiones organizadas a Stonehenge que tienen este lugar como destino. En el primer caso es importante tener en cuenta lo que te explico en mi artículo sobre Cómo llegar a Stonehenge desde Londres y que estudies tanto los pros como los contras.

Excursión a Stonehenge y a Bath

Para aprovechar el tiempo al máximo te propongo una excursión para combinar el monumento megalítico de Stonehenge con la ciudad de Bath.

Stonehenge es, sin duda, uno de los lugares con más magia de todo el planeta, momentos como el solsticio de verano en Stonehenge son de esas experiencias que se quedan grabadas a fuego en la memoria. Cuando llegues vas a poder contemplar las estructuras creadas hace miles de año y aprender algo sobre cómo vivían nuestros antepasados en esa época.

Bath, por su parte, está considerada como una de las ciudades más impresionantes de todo el país. No solo es imprescindible conocer los baños romanos que le dan nombre, sino también otra serie de atractivos repartidos por todas sus calles.

Reserva tu excursión a Stonehenge

Día 5: ruta por los parques de la ciudad y por uno de sus mercados más impresionantes

Camden Town | ©J.Ligero & I.Barrios
Camden Town | ©J.Ligero & I.Barrios

Después de un día ajetreado visitando Stonehenge y Bath, el quinto día puede empezar con una visita a Camden Town y su mercado y continuar con un paseo relajado por Hyde Park. Por último, puedes elegir entre seguir los pasos de Sherlock Holmes o entrar en el museo de cera más famoso del mundo.

Camden Town y su mercado

Cuando termines de hacerte fotos con tus personajes favoritos debes buscar la parada de metro que lleva a Camden Town. En ese revitalizado barrio vas a encontrar el mercadillo más famoso de todo Londres. En general, se suele tardar un par de horas en verlo por completo.

Este mercado está situado en un lugar que ya merece la pena ver: entre los dos bonitos canales que se encuentran en el barrio de Camden Town. Es muy interesante perderse por todos los puestos que allí vas a encontrar, desde los de artesanía a los de comida de todo tipo.

Haz un picnic en Regent Park

Si tienes ganas de comer en un sitio más tranquilo que en Candem Market, una gran opción es entrar en Regent Park, otro conocido parque de la ciudad. Es el lugar ideal para hacer un picnic después de comprar algo en algún supermercado o en algún restaurante de comida rápida.

Regent Park no es la única opción que tienes para comer algo relajadamente. Muy cerca se encuentra Primrose Hill, otro parque que, además, ofrece unas vistas maravillosas de la ciudad.

En el caso de que el tiempo sea malo, algo no improbable en Londres, siempre os queda entrar en algún pub de la zona. En ese caso, os recomiendo el The Volunteer.

Reserva un tour en bici por los parques de Londres

Pasea por Hyde Park

Hyde Park | ©Alberto Aguilera
Hyde Park | ©Alberto Aguilera

Hyde Park es, sin duda, uno de los mejores parques de Londres. Además, es muy fácil llegar hasta su entrada desde Buckingham, ya que la distancia puede cubrirse dando un cómodo paseo.

Si tu visita a Londres se produce durante el verano londinense, además de deambular por sus senderos puedes intentar encontrar la estatua de Peter Pan, el Palacio de Kensington o, si tienes ganas, alquilar un bote en el lago central del parque.

Por el contrario, si visitáis Londres en invierno, Hyde Park esconde uno de los mercadillos navideños más concurrido y divertido de la ciudad.

Entre en la época de Sherlock Holmes por Baker Street

Los millones de aficionados a las historias de Sherlock Holmes tienen una visita obligada cuando están en Londres: la casa en la que Arthur Conan Doyle situó la residencia del detective más famoso de la historia.

La vivienda, hoy convertida en un museo dedicado al personaje está ubicada, como saben todos los fans, en el 221B de Baker Street.

Madame Tussauds

Aunque no es una visita que guste a todos, no cabe duda de que el museo de Madame Tussauds presenta las mejores figuras de cera de todo el mundo.

En su interior podrás ver representados a miles de personajes famosos de todo el mundo, desde deportistas a grandes protagonistas de la historia, pasando por actores o científicos.

Compra tu entrada para el museo Madame Tussauds

Día 6: conoce alguna de sus calles comerciales con más ambiente y sube a The Shard para despedirte de la ciudad

The View en lo mas alto de The Shard | ©Dimitry Anikin
The View en lo mas alto de The Shard | ©Dimitry Anikin

Muchos viajeros dedican su último día en un destino a comprar algunos recuerdos. En este recorrido hemos intentado que esas compras no signifiquen perder un día de visitas. Así, el itinerario pasa por las calles comerciales más conocidas y ambientadas de la ciudad, que suelen contar con algunos atractivos arquitectónicos importantes y con locales realmente históricos.

Confúndete con los miles de visitantes de Oxford Street

Los aproximados dos kilómetros y medio que conforman esta calle están repletos de restaurantes, pub y tiendas a los que acuden cada día miles y miles de londinenses y turistas. De hecho, muchos afirman que es la calle más transitada de Europa.

Si se recorre la calle en dirección a Marble Arch vas a encontrarte con uno de los grandes almacenes más famosos de Londres: Selfridges, situado en un edificio de una gran importancia arquitectónica.

Esta calle es también un punto obligado si está en Londres durante la Navidad debido a la espectacularidad de las luces navideñas y a una decoración considerada como la mejor de la ciudad. Podrás disfrutar de ellas a partir de mediados de noviembre.

Al final de la calle puedes ver el Marble Arch. Se trata de un arco del triunfo que estaba colocado antiguamente a la entrada del Palacio de Buckingham. Aún hoy, ya trasladado, sigue siendo una de las imágenes más conocidas de la ciudad. .

Tour guiado por el centro de la ciudad

Si vais bien de tiempo y queréis dar un último vistazo a los monumentos del centro de Londres, una de las mejores opciones que se os presenta es realizar un tour guiado por la capital británica. Aunque ya hayáis visto la mayoría de los atractivos, las explicaciones de vuestro guía os ayudarán a comprender mejor todo lo que habéis visitado anteriormente.

Reserva un tour guiado por Londres

Empieza la tarde-noche en Piccadilly Circus

Picadilly Circus el corazon de West-End | ©Jimmy Baikovicius
Picadilly Circus el corazon de West-End | ©Jimmy Baikovicius

Sin lugar a duda, Piccadilly Circus es el cruce más famoso de Londres, así como un lugar de paso imprescindible para acudir a los muchos puntos turísticos de la ciudad.

Salvando las distancias, algunos consideran a este punto como el equivalente londinense a la neoyorquina Times Square. A pocos minutos se encuentran algunas de las calles más comerciales de la ciudad.

Pasea sin rumbo por las calles del Soho

Una de las actividades más agradables que se pueden hacer en una ciudad es, simplemente, pasear sin rumbo fijo. El Soho londinense es, sin duda, el mejor lugar para hacerlo. En esta zona vas a encontrar varios teatros y una buena cantidad de bares de culto.

Entre los puntos que no podéis dejar de lado se encuentra Carnaby, la calle más famosa del Soho. Su ambiente y su extravagante decoración navideña la han convertido en una visita obligada para todos los que estén en Londres en esas fechas.

Os recomiendo que al recorrer esta calle os fijéis en su lado derecho para encontrar una hermosa galería con un letrero rezando Kingly Court. En su interior podréis ver un maravilloso patio abierto y dos plantas repletas de restaurantes y terrazas.

Despídete con las las mejores vistas de la ciudad desde The Shard

No puede haber mejor despedida de Londres que subir a The Shard , un moderno rascacielos en el que se encuentra el impresionante mirador de The Shard con las mejores vistas de Londres.

En el mismo edificio también vas a encontrar un estupendo restaurante de The Shard. Podéis animaros a cenar aquí o dar un paseo por la zona para buscar algún sitio cercano a The Shard para comer.

Reserva tu entrada para The Shard