Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Las mejores cosas que ver y hacer en Bruselas

En el corazón de Europa encontrarás cultura, historia, arquitectura, cerveza y mucho chocolate. Ah, y ¡no te olvides de visitar sus alrededores!

Ana Caballero

Ana Caballero

11 de oct. de 2021 • Lectura de 7 minutos

Las mejores cosas que ver y hacer en Bruselas

El Atomium de Bruselas | ©Dimitri Houtteman

El tamaño de la capital de Bélgica es ideal para un fin de semana, pero será imprescindible alargar el viaje para conocer ciudades cercanas como la mítica Brujas. Esto es todo lo que tienes que saber para aprovechar al máximo tu visita a Bruselas.

1. Haz un tour guiado por el centro de la ciudad

La Bolsa de Bruselas | ©Fred Romero
La Bolsa de Bruselas | ©Fred Romero

Lo más importante, por supuesto, es conocer el centro histórico de la ciudad. En él encontrarás las dos referencias más conocidas de Bruselas: la Grand Place y el Manneken Pis. Sin embargo, si recorres el centro por tu cuenta, es fácil quedarse ahí y esto es solo la superficie de todo lo que la ciudad tiene que ofrecer al viajero.

Con un tour guiado por Bruselas aprenderás sobre la historia de la ciudad y descubrirás sus rincones y monumentos desde una perspectiva diferente. Estos recorridos no se ciñen solo a datos históricos que puedes encontrar en una guía, sino que están encabezados por locales que te acercan a las costumbres y leyendas de la ciudad.

Las paradas más relevantes

  • El Grote Markt
  • El Palacio Real
  • La Bolsa
  • El Mont des Arts
  • La iglesia de San Nicolás
  • Las galerías Saint Hubert
  • La estatua de Manneken Pis
  • La Biblioteca Real de Bélgica

2. Recorre Bruselas desde el autobús turístico

Autobús turístico por las calles de Bruselas | ©Carl Campbell
Autobús turístico por las calles de Bruselas | ©Carl Campbell

La ciudad de Bruselas es mucho más que lo que puedes ver dando un paseo por el centro, pero en ocasiones no sabemos muy bien qué ver o en qué fijarnos. Para eso, los autobuses turísticos de Bruselas tienen una ruta diseñada con comentarios de audio y vistas panorámicas que recorre toda la ciudad. Puedes leer más sobre ello en mi artículo de Los mejores buses turísticos.

Hacer uso de los autobuses turísticos supone, además, ahorrar tiempo en los desplazamientos en los diferentes puntos de interés de la ciudad. También es una forma de evitar el frío del invierno y las largas caminatas.

Cómo funciona

Basta con adquirir un pase (puedes hacerlo online) para uno o dos días y activarlo durante el primer uso. Durante 24 o 48 horas, según elijas, tendrás acceso ilimitado a los autobuses turísticos de Bruselas pudiendo subir y bajar las veces que quieras y en las paradas que quieras.

Aunque vayas a utilizar el autobús turístico para desplazarte entre monumentos más rápido de lo que lo harías andando o en metro, mi recomendación es que, al menos una vez, realices la ruta completa para escuchar los comentarios de audio sobre la ciudad y disfrutar de las vistas.

3. Prueba el chocolate belga

Chocolate artesanal belga | ©Miguel Discart
Chocolate artesanal belga | ©Miguel Discart

Seguramente el chocolate belga no necesite presentación o al menos no entre los amantes del cacao. De primera mano puedo decirte que en pocas ciudades europeas encontrarás un manjar tan exquisito como este. Vas a tener docenas de oportunidades para probarlo mientras recorres la ciudad, pero también puedes hacer un tour del chocolate por Bruselas.

Se trata de un recorrido guiado en el que primero te introducen a la fabricación del chocolate (puedes incluso probar las materias primas durante la fase de elaboración y sorprenderte de cómo su sabor va cambiando a lo largo del proceso) y luego puedes probar los diferentes tipos que existen.

Este tour te lleva además por algunas de las cafeterías y tiendas más típicas de la capital belga en las que puedes encontrar chocolate y dulces para disfrutar en el momento o para llevártelos a casa como souvenir de tu viaje.

4. Contrata una cata de cerveza

Cata de cerveza belga | ©Martin Dougiamas
Cata de cerveza belga | ©Martin Dougiamas

Si el chocolate es la exquisitez de Bruselas por excelencia, sin duda la cerveza es su bebida más conocida. La capital belga es famosa en todo el mundo por su cerveza artesanal y lugares como el Delirium Tremens Café cuentan con más de 2000 marcas diferentes. Puedes probarlas por tu cuenta, pero si te animas a realizar uno de los muchos tours de la cerveza que hay en Bruselas, la experiencia será mucho más completa.

Este tipo de tours se divida en varias partes: la historia de la cerveza y su importancia en el país, el proceso de fabricación y, por supuesto, la degustación. Lejos de ser un aburrido monólogo por parte del guía, el tour de la cerveza es más bien una oportunidad para pasar un rato distendido con un local y conocer la ciudad desde una perspectiva menos oficial que cuando haces turismo.

5. Visita la ciudad de Brujas

Brujas al atardecer | ©Olivier Depaep
Brujas al atardecer | ©Olivier Depaep

En muy pocas ocasiones la fama de una ciudad pequeña supera incluso a la de la capital del país, pero en el caso de Bélgica esto sucede con Brujas. La ciudad conocida como “La Venecia del Norte” está situada a una hora de Bruselas y es la ciudad más visitada de todo el país.

Puedes visitar Brujas en una excursión organizada (te cuento más aquí: Excursiones a Brujas desde Bruselas) o por cuenta propia, pero antes de darte los detalles te contaré a qué se debe su fama. Brujas es un lugar atravesado por canales y lleno de edificios medievales y calles empedradas.

Toda la ciudad se asemeja a un paisaje de cuento siendo a la vez un centro cultural de referencia con edificios emblemáticos como la Basílica de la Santa Sangre, la Iglesia de Nuestra Señora, el Ayuntamiento o el Monasterio de la Viña.

En una excursión organizada de un día desde Bruselas un guía experto te contará los secretos de la ciudad y te enseñará todos sus rincones. Este tipo de excursiones incluyen también el transporte de ida y vuelta desde el centro de Bruselas y, en ocasiones, la visita adicional a otras ciudades cercanas como Gante.

6. Haz una excursión a los alrededores de Bruselas

Disfruta de la magia de Amberes | ©Simon
Disfruta de la magia de Amberes | ©Simon

Brujas no es la única ciudad cercana a Bruselas que puedes visitar durante tu viaje. La red de trenes de Bélgica se caracteriza por su excelente funcionamiento y por sus abundantes conexiones. Esto implica que desde la capital puedes también llegar a ciudades como Amberes, Gante o Lieja, ya sea por cuenta propia o como parte de excursiones organizadas desde Bruselas.

Si te animas, también puedes dar el salto a Amsterdam pudiendo ir y volver en el día. Mi consejo es que traces tu propia ruta con un mapa por delante y luego mires qué excursiones cubren las paradas que has decidido hacer ya que muchas veces el precio compensa bastante y aprovecharás mucho más el tiempo que yendo por tu cuenta.

7. Sigue la ruta del cómic

Mural de Astérix y Obelix en las calles del Bruselas | ©Suvodeb Banerjee
Mural de Astérix y Obelix en las calles del Bruselas | ©Suvodeb Banerjee

¿Por qué una ruta del cómic en Bruselas? Si de joven has leído los tebeos de Tintín o Asterix y Obelix ya tendrás la respuesta; Bélgica es un país que ha dado grandes dibujantes. Hoy en día, además de poder visitar el Museo del Cómic en la capital (todos los días de 10 a 18) también puedes encontrar en sus calles diferentes murales homenajeando a diferentes maestros de la historieta.

Entre los más destacados tienes a Los Pitufos, a Tintín, a Spirou, a Lucky Luke, a Asterix y Obelix , a Titeuf o a Marsupilami. Puedes buscar información sobre la ruta oficial o dejarte sorprender en tus paseos por la ciudad por los diferentes grafitis que encuentres a tu paso.

8. Visita el Parlamento Europeo

El Parlamento Europeo | ©Filip Maljković
El Parlamento Europeo | ©Filip Maljković

El Parlamento Europeo se puede visitar todos los días hasta las 18:00 de la tarde salvo en fechas excepcionales. En su interior puedes acceder al hemiciclo, a la sala de plenos y al centro de visitas con información detallada sobre cada país.

Está situado en el barrio europeo, algo alejado del centro pero accesible en metro. Si vas a visitar el parlamento durante tu visita a Bruselas no olvides recorrer también este barrio y algunos de sus principales puntos de interés como el edificio Belayrmont, el Consejo de la Unión Europea, el parque Leopold y el Palacio de Cincuentenario.

9. Contempla las vistas de la ciudad desde el Atomium

Vista de Bruselas desde lo alto del Atomium | ©Nigel Swales
Vista de Bruselas desde lo alto del Atomium | ©Nigel Swales

Seguramente hayas escuchado alguna vez que cuando se instauró la Torre Eiffel en París los habitantes de la ciudad pusieron el grito en el cielo pese a que hoy en día se ha convertido en símbolo por excelencia de la ciudad. Lo mismo sucede con el Atomium en Bruselas.

Esta estructura de acero inoxidable de más de cien metros se construyó para la Exposición Universal de 1958 representando un átomo. Hoy en día es uno de los símbolos de la ciudad al que puedes acceder para contemplar la vista aérea de Bruselas o para comer en el restaurante situado en una de sus esferas.

10. Pasea por las galerías Saint-Hubert

Interior de las Galerías Saint-Hubert | ©Jukka
Interior de las Galerías Saint-Hubert | ©Jukka

Quizás seas de los que piensas que ir de compras cuando estás de viaje es una manera vacía de emplear el tiempo, pero te aseguro que si lo haces por las galerías Saint-Hubert cambiarás de opinión. Estas galerías comerciales con más de 200 metros de recorrido son uno de los principales reclamos de la ciudad.

Además de maravillarte con su arquitectura, en ellas encontrarás tiendas de lujo, joyerías, famosas chocolaterías y terrazas en las que saborear un café. Vale que la mayoría de estos locales están reservados a gente con una cantidad abundante de dinero en el bolsillo, pero no por eso debes perderte la experiencia del paseo.

Qué hacer en Bruselas