Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Excursiones a Stonehenge desde Londres

La magia de Stonehenge solo se comprende visitando el círculo más misterioso del mundo. Te cuento cómo llegar a Stonehenge desde Londres.

Isabel Catalán

Isabel Catalán

Lectura de 10 minutos

Excursiones a Stonehenge desde Londres

Stonehenge | ©Sung Shin

Hacer una excursión a Stonehenge, a unos 130 kilómetros al oeste de Londres, es una de las experiencias más asombrosas que debes vivir durante un viaje a Inglaterra. Poco se sabe de sus orígenes, tan sólo que data de finales del neolítico, pero el monumento prehistórico más célebre de Europa está envuelto en un halo mágico que causa verdadera fascinación a quienes tienen la ocasión de contemplarlo.

Aunque puedes tomar el tren o el bus para visitar Stonehenge por libre, teniendo en cuenta la distancia a la que está de Londres y lo difícil que es llegar en transporte público, mi consejo es que realices una excursión organizada a Stonehenge en un cómodo autobús, que te facilite las cosas y donde tengas la asistencia de una guía para entender mejor el significado de este enigmático monumento megalítico. Te cuento cuáles son las mejores opciones:

La mejor opción
Desde Londres: Excursión a Stonehenge con entradas incluidas

La excursión organizada a Stonehenge con el mejor precio

Perfecta si quieres disfrutar al máximo de tu visita a uno de los monumentos más famosos de Inglaterra optimizando al máximo tu tiempo y de la manera más cómoda posible. Incluye audioguía y tiempo para recorrer el lugar a tu aire.

Duración: 7 horas
Desde 68 € en Hellotickets

Te recomiendo 100% hacer un hueco durante tu viaje a la capital británica para realizar esta excursión a Stonehenge de un día completo y contemplar en persona el megalito más famoso del mundo. ¡Es un lugar alucinante que te va a impresionar! Para aprovechar bien la jornada, la salida empieza temprano, a las 7 AM. Podrás tomar el autobús en dos puntos diferentes de la ciudad (London Bridge Street y Harrington Gardens) para poner rumbo a Stonehenge.

Por delante te esperan dos horas de viaje a la llanura de Salisbury, un páramo sin árboles despoblado y solitario donde se enclava este antiquísimo monumento de miles de años de antigüedad.

Lo mejor de esta excursión a Stonehenge es que ofrece la comodidad de un recorrido organizado con la independencia que proporciona la audioguía, de manera que podrás explorar el famoso megalito, el museo y la reconstrucción de un asentamiento neolítico a tu ritmo y con total tranquilidad.

Una vez allí tendrás 3 horas para disfrutar de este mágico lugar al que desde tiempos inmemoriales el ser humano atribuyó un significado especial de conexión entre lo terrenal y lo sobrenatural, que en la actualidad multitud de investigadores continúan estudiando para desentrañar su enigmático simbolismo.

Al terminar la visita subirás de nuevo al autobús que te llevará de regreso a Londres y en el que podrás ponerte cómodo recordando todo lo aprendido y vivido en Stonehenge durante este emocionante viaje.

Por qué me gusta esta excursión: este tour ofrece las ventajas de unirse a una excursión organizada (no tienes que preocuparte por los horarios ni el transporte) y las ventajas de recorrer el lugar a tu aire. Podrás seguir los comentarios de la audioguía para comprender todo lo que ves sin tener que ceñirte a los pasos y los horarios de un grupo, ya que tendrás hasta 3 horas para recorrer el lugar a tu ritmo.

Recomendado si... quieres disfrutar al máximo de este misterio de la humanidad pero no quieres ni invertir demasiado tiempo ni demasiado dinero durante tu viaje a Londres.


La más completa
Desde Londres: Excursión a Stonehenge y Bath con entradas incluidas

Visita Stonehenge y recorre Bath, la ciudad más bonita de Inglaterra

Si quieres aprovechar la jornada entera fuera de la City, nada mejor que descubrir no solo Stonehenge, sino la belleza de Bath, la ciudad de Jane Austen. Podrás visitar las termas de Bath de manera opcional.

Duración: 10 horas 30 minutos
Desde 90 € en Hellotickets

Si durante tu viaje a Londres puedes reservar un día entero para hacer una salida a las afueras de la ciudad, mi consejo es que aproveches la ocasión para conocer todos los lugares cercanos que puedas de una sola vez. Por ejemplo, Stonehenge y Bath. No sólo tendrás la oportunidad de descubrir el monumento prehistórico más popular de Europa sino también una de las ciudades más encantadoras de la campiña británica, la cual da la casualidad de que se sitúa muy próxima a Stonehenge. ¡Suena genial!, ¿verdad?

La aventura comienza a las 8:30 AM cuando el grupo se reúne en la Victoria Coach Station (Stop W) para tomar el autocar con destino a Stonehenge, la primera parada de la excursión.

El trayecto se hace cortísimo porque el guía de la excursión hace una pequeña explicación sobre lo que verás en el destino. Sólo dos horas después de salir de Londres llegarás a la llanura de Salisbury, el paraje donde se ubica este magnífico monumento megalítico de miles de años de antigüedad.

Durante la visita tendrás tiempo para admirar sin prisas Stonehenge, conocer su museo y su asentamiento neolítico a tu aire mientras escuchas la narración de la audioguía. Ver con tus propios ojos esta prehistórica construcción es como hacer un viaje en el tiempo a los orígenes del ser humano y una experiencia inolvidable.

La segunda parada de la excursión es Bath. El viaje de ida dura una hora aproximadamente y durante el camino podrás escuchar también una pequeña introducción a esta coqueta ciudad del condado de Somerset. Si por algo Bath es famosa es por sus termas romanas de aguas medicinales, por su universidad, por ser el hogar de la celebérrima escritora Jane Austen y por sus elegantes calles salpicadas de bellos palacetes del siglo XVIII.

En la excursión a Bath podrás ver lugares tan destacados de la ciudad como el puente de Pulteney, el Jane Austen Centre, las Assembly Rooms o el Royal Crescent y disfrutarás de tiempo libre para explorar la ciudad a tu ritmo o, si seleccionas la opción, para entrar a las termas romanas (aunque no bañarte en ellas ya que no está autorizado).

Al concluir la excursión a Stonehenge y Bath subirás de nuevo al autocar para regresar a Londres tras un intenso día lleno de emociones y recuerdos.

Por qué me gusta esta excursión: esta excursión te permite conocer dos de los lugares más emblemáticos de Inglaterra en un día por un precio razonable y tan solo en un día, así que no te robará mucho tiempo de tu visita en Londres.

Recomendado si... eres de los que quiere conocer cuanto más, mejor. En esta excursión disfrutarás de la belleza de Bath y la enormidad del completo de Stonehenge.


¿Cuándo visitar Stonehenge?

Vista de Stonehenge | ©Ankit Sood
Vista de Stonehenge | ©Ankit Sood

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, este monumento merece la pena visitarlo en cualquier época del año pero hay momentos particularmente especiales como son los solsticios de verano e invierno (cuando en el cielo el sol alcanza su punto más alto y atraviesa el eje del monumento con precisión colándose entre sus rocas).

Durante el solsticio de verano, grupos de druidas acompañados de público de lo más variopinto acuden a Stonehenge para practicar rituales con un trasfondo mágico en los que celebran la unión entre el sol y la Tierra. ¡Es un acontecimiento de lo más curioso!

¿Cuándo reservar tus entradas para Stonehenge?

Stonehenge abarrotado | ©Dyana Wing So
Stonehenge abarrotado | ©Dyana Wing So

Puesto que es una atracción turística muy popular, te aconsejo que reserves tus entradas online con la mayor antelación posible para asegurarte tu plaza en la excursión la fecha que desees.

¿Cuánto se tarda en llegar a Stonehenge desde Londres?

 Camino Stonehenge | ©Raoul du Plessis
Camino Stonehenge | ©Raoul du Plessis

Este monumento prehistórico se sitúa a casi dos horas de la capital británica.

¿Qué vestir para ver Stonehenge?

 Stonehenge | ©Cajeo Zhang
Stonehenge | ©Cajeo Zhang

Este monumento megalítico se encuentra a la intemperie en medio de un paraje que no está protegido del viento ni la lluvia. Antes de salir de excursión te aconsejo que eches un vistazo al parte meteorológico de la zona para intentar elegir un día de clima estable.

Teniendo en cuenta lo anterior, mi consejo es que lleves ropa de abrigo pues salvo los días más cálidos del verano, la brisa fresca (¡o incluso helada!) sopla casi siempre. No olvides meter en tu mochila un chubasquero por si hubiera riesgo de lluvia el día de la visita. Adaptar la ropa a la meteorología del día de la excursión es fundamental.

Por otro lado, como ocurre en cualquier excursión lo más recomendable para ver Stonehenge es calzar zapatos cómodos puesto que vas a caminar bastante y durante varias horas.

¿Es Stonehenge un monumento para visitar con niños?

 Stonehenge con niños | ©Tatyana Tomsickova
Stonehenge con niños | ©Tatyana Tomsickova

Absolutamente. Los más pequeños podrán corretear por la pradera y asombrarse con el tamaño de las rocas mientras que los más mayores tendrán la ocasión de acercarse a la historia haciendo una divertida excursión.

Pero... ¿qué es realmente Stonehenge?

 Stonehenge | ©K Mitch Hodge
Stonehenge | ©K Mitch Hodge

Seguramente lo hayas visto antes en libros y documentales en infinidad de ocasiones, pues se trata del monumento prehistórico más célebre de Europa y uno de los iconos de Gran Bretaña.

Rodeados de una hoya, Stonehenge es una construcción megalítica en forma de dos anillos concéntricos compuesto de grandes bloques de piedra verticales que configuran una estampa única reconocible a kilómetros de distancia.

Poco se sabe acerca de este lugar, siendo un enigma para antropólogos e historiadores de todo el mundo. Tan sólo que se construyó entre los años 3000 y 1500 a.C. (hacia el final del Neolítico y principios de la Edad del Bronce) y que formaba parte de una estructura más grande que incluía avenidas ceremoniales y círculos de piedra.

Todo lo demás son hipótesis, desde quien lo construyó hasta el objetivo del mismo. Algunas teorías apuntan a que podría ser un observatorio astronómico para predecir las estaciones ya que en el solsticio de verano el sol salía atravesando el eje del megalito.

Otras sostienen que Stonehenge era un templo religioso o un monumento funerario que se usaba como necrópolis de personajes notables de la época, ya que se han encontrado cientos de entierros en sus cercanías.

Mientras continúan las investigaciones para intentar arrojar un poco más de luz acerca de este misterioso monumento megalítico, Stonehenge se ha convertido en la actualidad en un importante escenario donde modernos druidas realizan rituales místicos en la noche de San Juan.

¿Qué verás en Stonehenge?

 Stonehenge | ©Alec Foege
Stonehenge | ©Alec Foege

Mi experiencia visitando Stonehenge

Tras un plácido viaje de casi dos horas por Inglaterra, el autobús nos dejó cerca del centro de visitantes de Stonehenge y antes de llegar a él tuvimos que pasar un control de seguridad similar al de un aeropuerto donde revisaron nuestras pertenencias.

Aunque dentro del recinto donde se sitúa Stonehenge hay también un museo y una reproducción de un asentamiento prehistórico, nosotros teníamos claro que lo primero que queríamos ver era este legendario monumento megalítico. De modo que nos dirigimos a la zona donde se toma el minibús gratuito para llegar lo antes posible allí, pues había bastante gente y algunas colas.

Lo había visto en fotografías muchas veces e imaginado otras tantas pero nada se compara a verlo en persona. Es una mezcla de emoción e incredulidad. Tenía ante mí uno de los pocos vestigios que se conservan de la Prehistoria en el mundo. ¿Cómo pudieron construir algo así sin apenas medios?

Dan ganas de acercarse lo máximo posible para palpar las rocas e intentar desentrañar este enigma más antiguo que las mismísimas pirámides de Egipto, pero un vallado de cuerdas acota la distancia a guardar con el monumento y el itinerario a seguir.

Hay que conformarse con contemplarlo desde la lejanía pero la visita te permite dar la vuelta a Stonehenge para hacer fotos desde todos los ángulos y disfrutar del hermoso paisaje verde que lo rodea.

Estando allí te haces una idea de por qué este lugar fue tan importante para las primeras civilizaciones. Hay algo que lo hace muy especial y que es difícil explicar con palabras. ¡Tienes que verlo!

Descubriendo el Neolítico

 Stonehenge parte del Neolítico | ©Hulki Okan Tabak
Stonehenge parte del Neolítico | ©Hulki Okan Tabak

Durante el recorrido, si prestas atención, verás algunos carteles que señalan otros lugares de interés como una antigua necrópolis o una avenida del año 2300 a.C. que une el megalito con el río Avon. Se cree que ese camino conectaba con una ruta ceremonial para festejar el paso de las estaciones de acuerdo al movimiento del sol.

Sobre esto se puede aprender mucho más en el museo que está en el centro de visitantes. Después de la visita a Stonehenge nos dirigimos al punto de partida para entrar a la exposición que ahonda en la historia de este lugar y su significado así como en la vida de las personas que erigieron este monumento hace miles de años.

Aquí podrás ver varios objetos prehistóricos (herramientas, joyas, cerámica…) extraídos de diversas excavaciones arqueológicas así como la reconstrucción forense del rostro de un hombre que pudo haber estado en Stonehenge hace 5.500 años.

También te aconsejo que te acerques hasta la recreación de un poblado del Neolítico que hay en este recinto y que se creó a partir de unas excavaciones realizadas en Durrington que datan de ese período.

Aunque en la excursión a Stonehenge contemos con la asistencia de una audioguía que nos explica lo que vamos viendo creo que este museo es el complemento perfecto para entender mejor esta etapa de la historia tan desconocida para el gran público, así que te recomiendo que le dediques un rato durante la visita.

Quizá no seas demasiado fan de los museos pero el de Stonehenge tiene una parte interactiva muy chula que siempre hace más amena la experiencia. Especialmente si viajas con niños.

Si te gusta esta excursión, quizá te interese…

Si ya has visitado Londres en más ocasiones y quieres lanzarte a descubrir otras joyas de Inglaterra, te recomiendo que eches un vistazo al artículo Las mejores excursiones desde Londres donde encontrarás algunas propuestas de lo más entretenidas e interesantes que hacer durante tus vacaciones. ¡Lo difícil será elegir sólo una!

En caso de que después de la excursión a Stonehenge quieras centrarte en explorar Londres para aprender un poco más de historia, no te pierdas los artículos sobre la Torre de Londres o la Abadía de Westminster así como Las mejores excursiones y tours de Londres o Los mejores buses turísticos para conocer los rincones más destacados de la ciudad.

Preguntas más frecuentes

  • ¿Cuánto tiempo se tarda en ir a Stonehenge desde Londres?

    Dado que Stonehenge se encuentra a unos 145 km (90 millas) al oeste de Londres, se tarda alrededor de 2 horas 20 minutos en llegar, tanto en coche como en tren.

  • ¿Puedo viajar de forma independiente a Stonehenge?

    Puede, sin embargo, debes tener en cuenta algunas advertencias. El tren de Waterloo a Salisbury, la estación de tren más cercana a 15 km (9 millas) de distancia, es por lo general bastante caro, y tendrás que coger el bus lanzadera a Stonehenge para cubrir la distancia entre la estación y el sitio. Por esta razón, muchos viajeros optan por un tour guiado ya que es la solución más fácil para ir directamente a Stonehenge.

  • ¿Puedo tocar las piedras en Stonehenge?

    Normalmente no, ya que las piedras están protegidos por un cordón de terciopelo 364 días del año. Hay sin embargo una excepción, durante el Summer Solstice Festival, donde se acampa en el campo junto a Stonehenge en el solsticio de verano para ver el amanecer del primer día de la nueva estación.