Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Los 10 mejores monumentos de Londres

Londres está repleta de historia y monumentos cuya belleza trasciende a más no poder. Si vas a Londres tienes la obligación de ver cuantos más mejor.

Ana Caballero

Ana Caballero

Lectura de 9 minutos

Los 10 mejores monumentos de Londres

Paisaje Urbano De Londres | ©Pixabay

Londres es una ciudad densa a nivel de historia y arquitectura. Si vas a Londres, independientemente de la estación o el mes, podrás apreciar hasta sin querer múltiples monumentos con mucho arte y significado.

Entre los monumentos más importantes de Londres se hallan los que sólo se pueden contemplar: Big Ben, Tower Bridge, Trafalgar Square y Piccadilly Circus. Y los que también se pueden visitar como: las Casas del Parlamento, la torre de Londres, la Catedral de San Pablo,el Palacio de Buckingham, y la Abadía de Westminster.

Si estás preparando tu lista de qué ver y qué hacer en Londres, este artículo seguro que te interesará.

1. Big Ben

El Big Ben de London | ©Oleg Magni
El Big Ben de London | ©Oleg Magni

El Big Ben es quizás el reloj más destacado del mundo y el monumento más famoso de Londres. Si piensas en Londres seguramente evocarás en tu imaginación la imagen de esta increíble torre de reloj junto a las Casas del Parlamento.

Con la construcción del Big Ben terminada en 1859, el famoso reloj de cuatro caras ha seguido dando la hora con tanta precisión durante más de 150 años sin parar. Hoy en día, su icónica arquitectura no pasa desapercibida, ni siquiera entre los locales. Por ello, si hay algo que tienes que hacer en Londres, sin duda sería contemplar esta mágica torre.

Consejo personal: Es una hermosa vista para contemplar a cualquier hora del día. Sin embargo, ¡Hay algo mágico en ver la esfera del reloj iluminada por la noche! Sobre todo, si lo miras desde un crucero en el río Támesis.

Reserva un crucero por el Támesis

2. Palacio de Kensington

Exterior del Palacio de Kensington | ©Steve Cadman
Exterior del Palacio de Kensington | ©Steve Cadman

El Palacio de Kensington es uno de los monumentos históricos de Londres, Inglaterra. La famosa historia del palacio comenzó cuando fue construido por primera vez en 1605 por Sir George Coppin.

El Palacio fue el lugar de nacimiento de la reina Victoria, y hoy en día, es la residencia oficial del duque de Londres y la duquesa de Cambridge. El Palacio de Kensington es una representación de más de 400 años de historia real.

Puedes comenzar tu recorrido visitando los Apartamentos Estatales de la Reina. A pesar de que muchas historias sobre estos no son alegres, no hay que negar que forman parte de la historia de Londres.

También puedes pasar el día tratando de averiguar cómo vivió la reina Victoria su vida leyendo sus cartas y viendo sus joyas y vestimenta.

3. Houses of Parliaments ( Las Casas del Parlamento)

Houses of Parliaments | ©Berit
Houses of Parliaments | ©Berit

Junto con el Big Ben, las Casas del Parlamento son quizás el monumento más famoso de Londres. Conocido, formalmente, como el Palacio de Westminster, es el lugar de reunión del gobierno británico; de allí su gran icónico valor, ya que dentro se tomaron algunas de las decisiones más importantes y se firmaron históricos acuerdos.

Aunque tenga apariencia de muchos años, en realidad podría ser más viejo de lo que es. Esto es así, porque el Palacio original de Westminster se incendió en 1834; sin embargo, fue reconstruido entre 1840-1870 con un estilo gótico y en la orilla del río Támesis. Es más, tan solo el Gran Salón es lo único que permanece intacto tras el trágico incendio.

El Palacio de Westminster, la Abadía de Westminster y la Iglesia de Santa Margarita se consideran Patrimonio de la Humanidad. Muchos eventos históricos importantes han tenido lugar dentro de estos tres edificios famosos a lo largo de los siglos.

Si bien la mayoría se contenta con maravillarse con su gloriosa arquitectura desde el exterior, también es posible visitar desde dentro las Casas del Parlamento en ciertos momentos. Dentro se pueden descubrir placas que conmemoran a muchas figuras famosas, así como la impresionante arquitectura del Gran Salón. Consulta el sitio web oficial de las Casas del Parlamento para obtener más información.

4. El Tower Bridge

El famoso Tower Bridge | ©Ericson Fernandes
El famoso Tower Bridge | ©Ericson Fernandes

Como uno de los puntos de referencia de Londres, Tower Bridge es uno de mis lugares favoritos para visitar en Londres. A pesar de ser uno de los puentes más famosos del mundo, a menudo se le conoce erróneamente como el Puente de Londres (que es, de hecho, el siguiente puente hacia el oeste y bastante menos interesante).

Construido entre 1886 y 1894, se ha convertido en un lema de la ciudad. Hoy en día, el puente sigue siendo esencial para cruzar el Támesis. Es más, más de 40,000 personas cruzan el Tower Bridge todos los días.

¡Lo que mucha gente no sabe es que el puente se levanta regularmente para permitir que pasen los barcos! Las aperturas de puentes suelen ocurrir todos los días y es una vista impresionante. Puedes encontrar los horarios de las elevaciones enumeradas en el sitio web oficial de Tower Bridge.

Para aquellos interesados en la fotografía, este impresionante hito ofrece numerosas oportunidades fotográficas para algunas excelentes tomas de Londres. Incluso hay una pequeña playa de arena escondida junto al río cerca de Tower Bridge para una fotografía perfecta.

5. La Torre de Londres

Desde Lejos, la Torre de Londres | ©Federico Lo Forte
Desde Lejos, la Torre de Londres | ©Federico Lo Forte

La Torre de Londres es otro de los sitios pertenecientes al Patrimonio Mundial de la UNESCO. A pesar de que hay varios castillos preciosos en la periferia, este es el único castillo que realmente se halla en el centro de Londres y en parte por eso las entradas para la Torre de Londres están entre las más demandadas de la capital inglesa.

Con más de 1000 años en pie, este monumento histórico ha servido para muchos fines muy dispares entre sí: una fortaleza, una prisión, una casa de moneda real e incluso un zoológico.

Desde la década de 1600, la Torre también ha sido el hogar de las posesiones más preciadas de la familia real. Hoy en día, las Joyas de la Corona de la Reina todavía se guardan allí y están custodiadas por los Beefeaters (guardianes ceremoniales de la Torre de Londres). No obstante, la Torre ahora es también una de las atracciones turísticas más populares de Londres junto con los Beefeaters. Es más, se considera ¡La atracción pagada más popular de toda Inglaterra!

Si desea conocer todo lo que hay que ver en el interior de la Torre de Londres, ver las Joyas de la Corona y aprender más sobre la historia de la Torre de Londres, los precios de las entradas para la Torre de Londres arrancan desde 25£ (29,73 euros). Si te animas a esta visita, echa un vistazo a este post sobre dónde comer cerca de la Torre de Londres, ¡seguro que te resulta útil!

Compra entradas para la Torre de Londreis

6. La Catedral de San Pablo

La Catedral de San Pablo | ©Olga Lioncat
La Catedral de San Pablo | ©Olga Lioncat

La Catedral de San Pablo es una obra maestra arquitectónica y uno de los edificios más emblemáticos de Londres. Esta magnífica catedral ha sido una parte importante del horizonte de Londres durante más de 300 años y fue el edificio más alto de Londres desde el momento de su finalización en 1710 hasta 1967.

A día de hoy sigue siendo uno de los monumentos con peso religioso más importantes de Londres. Un paseo por el perímetro de esta espectacular catedral te permitirá maravillarte con su grandeza e impresionante exterior. Sin embargo, también vale la pena visitar el interior para explorar las peculiaridades de San Pablo.

Una vez dentro de este enorme edificio, podrás ascender los 528 escalones para llegar a la cima de la cúpula y disfrutar de las vistas panorámicas de Londres. También puedes explorar la cripta, donde descubrirás los lugares de descanso de varios héroes y figuras de Inglaterra, incluidos Christopher Wren, el almirante Nelson y el duque de Wellington.

Si tienes un London Pass, una de las mejores tarjetas turísticas de Londres, laentrada a St Paul está incluida. De lo contrario, puedes comprar el pase en línea y cuyo precio ronda los 17£ (20,21 euros) .

Compra entradas para la Catedral de San Pablo

7. El Palacio de Buckingham

Exterior del Palacio de Buckingham | ©Craige McGonigle
Exterior del Palacio de Buckingham | ©Craige McGonigle

Una lista de los 10 principales puntos de referencia en Londres estaría incompleta sin incluir la residencia oficial de la Reina, el Palacio de Buckingham, y su famoso cambio de guardia. La impresionante arquitectura es majestuosa y opulenta a nivel de diseño con: complejidades talladas, puertas decoradas en oro y guardias elaboradamente uniformados.

Sin embargo, ¡Y por si no lo sabías! El edificio fue originalmente conocido como Buckingham House y casi se iba a convertir en el Museo Británico en el siglo 17.

A lo largo de los siglos 19 y 20 se ha ido ampliando y, hoy en día, la residencia real cuenta con 775 habitaciones y el jardín privado más grande de Londres.

Si vas a Londres en verano, podrás realizar recorridos por algunos de los lujosos camarotes del palacio. Eso sí, te recomiendo visitar el sitio web del Palacio de Buckingham para obtener más información, a menos que sólo busques dar un recorrido a pie con una vista al palacio.

Compra entradas para el Palacio de Buckingham

8. La Abadía de Westminster

Abadía de Westminster | ©Zaymuel
Abadía de Westminster | ©Zaymuel

Esta iglesia real data del año 960 d.C. y es un edificio realmente icónico. Ha sido el lugar de muchos eventos importantes a lo largo de sus 1000 años de historia.

Desde 1066, la Abadía de Westminster ha sido la iglesia de coronación de Inglaterra, así como el lugar de entierro de muchos monarcas anteriores. La Abadía de Westminster también ha acogido 16 bodas reales, siendo la más reciente la del duque y la duquesa de Cambridge en 2011.

Si no sabes qué ver exactamente en la Abadía de Westminster, te recomiendo visitar su interior ya que la grandeza de su estilo gótico es mucho más perceptible desde dentro.

Aquellos que desean visitarla desde el exterior lo pueden hacer sin coste alguno. Sin embargo, los turistas que deseen visitar todas las tumbas, monumentos o el Museo de la Abadía requerirán de un billete de entrada; por ello, te recomiendo echar una ojeada a los horarios de la Abadía de Westminster y precios de la Abadía de Westminster antes de comenzar tu visita.

Compra entradas para la Abadía de Westminster

9. La Plaza de Trafalgar

Visitando la Plaza de Trafalgar | ©Diliff
Visitando la Plaza de Trafalgar | ©Diliff

Trafalgar Square lleva existiendo desde la década de 1200, cuando se utilizó como patio para los King's Mews (establos de caballos) durante el reinado del rey Eduardo I.

Eso sí, no fue hasta principios de 1800 cuando Trafalgar Square se transformó en la plaza pública que conocemos hoy. Su nombre, otorgado en 1830, sirve como monumento para conmemorar la Batalla de Trafalgar de 1805.

La Columna de Nelson fue añadida en 1843, rindiendo homenaje al almirante que perdió la vida durante esta batalla. Luego, más tarde, en 1867, se crearon los cuatro famosos leones de bronce.

Hoy en día, Trafalgar Square está rodeada por algunas de las principales atracciones de Londres, incluida la National Gallery. También celebra muchos eventos públicos durante todo el año, desde el Año Nuevo Chino hasta el Día del Orgullo Gay en Londres.

10. Fuente Conmemorativa de la Princesa Diana

Fuente Conmemorativa a la princesa Diana | ©Jason Hawkes
Fuente Conmemorativa a la princesa Diana | ©Jason Hawkes

La Fuente Conmemorativa de la Princesa Diana fue construida a base de 545 piezas de granito de Cornualles, siendo cada pieza moldeada de forma independiente. La fuente fue construida como un monumento a la princesa Diana, como su nombre indica, y fue inaugurada en 2004.

El diseño de la fuente se hizo de manera que reflejara el estilo de vida de la princesa Diana. El agua fluye desde el punto más alto de la fuente en dos direcciones a medida que cae en cascada, se arremolina y luego burbujea antes de desembocar en la piscina tranquila de abajo ¡Todo un placer visual!

La princesa Diana era una persona abierta, por lo que la fuente ofrece una representación detallada de su carácter. Ver la fuente transmite una sensación muy peculiar en el espectador ¡Muy recomendable su visita!