Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Qué ver y hacer en Londres en cinco días

Es bastante complicado ver todo lo que ofrece la ciudad de Londres en solo cinco días, pero esa estancia sí va a permitir conocer sus principales atractivos y realizar alguna actividad interesante.

Joaquín Montaño

Joaquín Montaño

Lectura de 12 minutos

Qué ver y hacer en Londres en cinco días

© Julieta Navarro

Todos los viajeros saben que hay una gran cantidad de cosas que ver y hacer en Londres, lo que hace que sea necesario pasar varios días en ella para conocer los máximos posibles. Aunque no son suficientes para verlo todo, una estancia de cinco días ya empieza a ser lo suficientemente prolongada para poder conocerla con cierta profundidad.

Lo mejor para aprovechar la visita es dividir la ciudad en zonas con el fin de perder el mínimo tiempo posible en los desplazamientos. Además, es muy recomendable ser flexibles con el itinerario por si, en el camino, surgen atractivos que no esperabas. Lo cierto es que, con sus museos, parques, calles históricas y espectáculos, Londres nunca defrauda.

Día 1: conoce alguna de sus calles con más ambiente y visita el Museo Británico

Cuando se llega a una ciudad por primera vez es fundamental adaptarse a ella. Desde saber cómo ir en el metro de Londres hasta conocer cuáles son los mejores monumentos de Londres, las primeras horas son más de descubrimiento que de turismo. Por ese motivo, el primer día de recorrido nos servirá para hacernos con el ambiente de la ciudad y, de paso, para ver uno de sus museos.

Aprovecha para hacer un tour guiado

Para empezar la estancia en Londres nada mejor que contratar uno de los muchos tours guiados que hay en Londres.

No solo vas a poder descubrir algunos de sus atractivos más interesantes, sino que te va a ayudar a comprender lo que vas a visitar en los días siguientes gracias a la información que vas a recibir.

La oferta de estos tours es realmente impresionante. Puedes elegir entre hacerlo andando, en bici, en autobús o en barco, de día o de noche y con la temática que desees.

Contrata tu tour guiado por Londres

Museo Británico

Tras el tour llega el momento de dirigirse hacia el Museo Británico, sin duda uno de los mejores museos de Londres,

La visita al Museo Británico, cuya entrada es gratuita, no será nunca inferior a dos horas, aunque para verlo entero serían necesarios varios días.

En este museo vais a encontrar más de siete millones de objetos procedentes de todo el mundo. Os recomiendo estudiar previamente lo que queréis ver para ir directamente a las salas correspondientes. Es también aconsejable recoger la audioguía que ofrecen para poder estar mejor informado sobre lo que estás viendo.

Empieza la tarde-noche en Piccadilly Circus

Piccadilly Circus es, quizás, el cruce más famoso de Londres y un punto de paso imprescindible para cualquiera de los muchos buses turísticos de Londres que recorren la ciudad y que puedes contratar para visitarla si lo prefieres.

Desde este cruce se está a pocos minutos de algunos de los lugares que nadie puede perderse cuando visita Londres y, por ese motivo, es el sitio perfecto para iniciar el recorrido por sus calles más comerciales y por el Soho..

Sumérgete en el ambiente de Oxford Street

Esta calle comercial está considerada como la más transitada de toda Europa. Son casi 2 kilómetros y medio de tiendas de todo tipo, restaurantes y otros locales que atraen a una gran cantidad de londinenses y visitantes.

Siguiendo la calle en dirección a Marble Arch se van a contemplar algunos de los grandes almacenes más populares de la ciudad, como Selfridges, situado en un edificio con una importante relevancia arquitectónica.

Si tienes la suerte de encontrarte en Londres en Navidad no puedes perderte pasear por esta calle para ver sus luces navideñas, ya que su decoración es de las mejores de toda la ciudad. Podrás disfrutar de ellas a partir de mediados de noviembre.

Al terminar la calle se sale a Marble Arch, un arco del triunfo situado hasta hace unos años en la entrada al Palacio de Buckingham y que hoy, ya trasladado, es una de las imágenes más conocidas de la ciudad. .

Piérdete por las calles del Soho

Lo mejor que se puede hacer el el Soho es pasear sin rumbo fijo por sus calles. En la zona se concentran varios teatros y una buena cantidad de bares de culto.

Uno de los puntos que no deberíais perderos es Carnaby, la calle más famosa del Soho. Además de por su ambiente, es conocida por una extravagante decoración navideña que la convierte en visita obligada si estáis en Londres en esas fechas.

Cuando recorráis esta calle debéis fijaros en su lado derecho hasta encontrar una hermosa galería llamada Kingly Court. Os aconsejo que entréis en ella para contemplar su patio abierto y sus dos plantas llenas de restaurantes y terrazas.

Come algo en el Mother Mash

Si os ha entrado algo de hambre, esta zona es perfecta para recargar fuerzas. Uno de los sitios más conocidos es el Mother Mash, en el 26 de Ganton Street. En este local vais a encontrar comida británica a precios bastante razonables para la capital.

Anímate a ver un musical

Por último, si eres amantes de los musicales, debes dirigirte hacia el West End londinense para asistir a alguno de los mejores musicales de Londres en esos momentos.

Compra entradas para los musicales de Londres

Día 2: Visita algunos de los lugares más icónicos de la ciudad, como la Catedral de San Pablo, el Tate Modern y la Torre de Londres

El segundo día del itinerario será el elegido para visitar algunos de los lugares más icónicos de la ciudad, así como algunos de sus mejores monumentos. El primer sitio, después de desayunar algo, será la Catedral de San Pablo.

Catedral de San Pablo

Comprar entradas para la Catedral de San Pablo es todo un acierto ya que, por su altura y dimensiones, esta catedral es la segunda más grande del mundo, solo por detrás de la Basílica de San Pedro, en Roma.

La maravillosa decoración de la catedral llama enseguida la atención de todos sus visitantes. Destacan, sobre todo, las pinturas al fresco que decoran sus techos.

Si has entrado en ella no debes perderte la subida a su excepcional cúpula, así como visitar su cripta.

Al salir de la catedral debes caminar hacia el Millennium Bridge, el puente más moderno puente de la ciudad.

Compra tu entrada para la Catedral de San Pablo

Disfruta de lo mejor del arte contemporáneo en la Tate Modern

La visita a la Tate Modern es absolutamente imprescindible para los amantes del arte. Esta ubicado, además, es la antigua Central de Energía de Bankside, un edificio que, ya por si mismo, merece la pena ver.

Como en muchos museos londinenses, la entrada al Tate Modern es gratuita. En su interior podréis disfrutar de obras de los más famosos representantes del arte contemporáneo, como Picasso, Warhol, Salvador Dalí o Monet, entre otros

Come algo en Borough Market y contempla The Shard

Tras terminar de ver las obras del Tate Modern llega el momento de seguir el itinerario. En el camino a Borough Market se pasa por algunos puntos dignos de ver, como el Shakespeare's Globe o las ruinas de Winchester Palace.

Si, como a mi, te gusta pasear por los mercados, Borough Market es una parada imprescindible. Se trata del mercado dedicado a la alimentación más importante de Londres y deambulando por su interior aún se puede respirar parte de su antiguo encanto y de su historia.

La parte más antigua del mercado está cubierta, pero también se encuentran puestos interesantes al aire libre.

Borough Market tiene una zona dedicada a los puestos de comida callejera en la que puedes comer algo antes de continuar el recorrido.

Entra en la Torre de Londres y descubre la leyenda de sus cuervos

Al salir del mercado hay que caminar hacia la Torre de Londres, una fortaleza con una historia realmente interesante y, al mismo tiempo, bastante macabra.

Durante más de 900 años, la torre fue usada como prisión. En ella acabaron muchos cuyo único crimen había sido ofender a la Corona. La tortura causó la muerte a un gran número de presos, mientras que las insalubres condiciones de las celdas contribuyeron a que otros tantos fallecieran. Por último, otros eran ejecutados no sin antes ser también torturados.

La Torre de Londres cobró fama por los muchos personajes famosos que acabaron allí sus días, como Ana Bolena, Tomás Moro o la reina Jane Grey.

Vale la pena reservar entradas para la Torre de Londres para ver las Joyas de la Corona, su capilla o la Torre Blanca.

La torre es también famosa por leyenda sobre los cuervos, los habitantes más famosos de la misma. Esa leyenda afirma que si los cuervos desaparecen de la torre, esta y el propio reino se desplomarían. Para evitar que eso ocurra, un trabajador llamado Ravenmaster (Maestro de los Cuervos) está dedicado solamente a cuidar a estas aves y evitar que escapen.

Compra tu entrada para la Torre de Londres

Observa las mejores vistas de la ciudad desde The Shard

La última visita de este día se encuentra tras cruzar el Tower Bridge hacia el City Hall. Se trata de el mirador The Shard , un espléndido rascacielos dotado de un impresionante mirador en su interior.

Asimismo, también hay un restaurante en el interior de The Sahrd. Podéis animaros a cenar aquí o buscar algún sitio para comer cerca de The Shard.

Compra tu entrada al mirador de The Shard

Día 3: desde el Cambio de Guardia de Buckingham Palace hasta el mejor mercado de la ciudad, pasando por Peter Pan y Sherlock Holmes

El tercer día de viaje se puede dedicar a una interesante mezcla: algunos lugares muy conocidos por todos, como Buckingham Palace o Hyde Park, y otros menos visitados pero igualmente interesantes. Como toda gran ciudad, Londres esconde algunos secretos en su interior y siempre es buena idea salirse de los itinerarios trillados y buscar esos rincones.

Buckingham Palace y el Cambio de Guardia

La primera visita del día es uno de esos puntos turísticos prácticamente obligatorios en Londres: Buckingham Palace. Aunque el palacio merece una visita en sí mismo, muchos acuden simplemente para contemplar el famoso Cambio de Guardia Buckingham Palace, que se produce cada día entre las 10:30 – 11:00 (depende de la época del año).

Camden Market

Tras ver la ceremonia del Cambio de Guardia hay que buscar la parada de metro que lleva a Camden Town para visitar el mercadillo más famoso de Londres. Podéis calcular que tardaréis unas dos horas en verlo entero.

Camden Market se encuentra entre los dos bonitos canales situados en el barrio de Camden Town. En este mercado vais a encontrar puestos de todo tipo, desde artesanía y antigüedades a comida de todo tipo.

Picnic en Regent Park

Aunque Camden ofrece buenas opciones para comer, si preferís una atmósfera más relajada podéis dirigiros a Regent Park, un conocido parque de la ciudad. Si habéis comprado algo de comida es el lugar perfecto para hacer un pequeño picnic.

Otra opción es hacer lo mismo en Primrose Hill, donde además disfrutaréis de unas vistas estupendas de la ciudad. Por último, si el tiempo no acompaña (algo nunca descartable en Londres), siempre podréis tomar algo en un pub, como The Volunteer.

Sigue la ruta de Sherlock Holmes por Baker Street

Si te gustan las historias de Sherlock Holmes, como a millones de personas en todo el mundo, tenéis la oportunidad de conocer la casa en la que Arthur Conan Doyle ubicó la residencia del detective más famoso de la historia.

Esta se encuentra, como sin duda sabrás, en el 221B de Baker Street y hoy ha sido convertida en un museo dedicado al personaje. En la misma calle, también hay una estatua que lo representa.

Pasea por Hyde Park

Uno de los mejores parques de Londres será el lugar perfecto para oxigenarse un poco y dejar de lado el tráfico de la ciudad. Hyde Park, al que se llega sin problemas andando desde Baker Street, es el parque más antiguo de la ciudad y merece mucho la pena perderse por sus senderos.

En el caso de que estéis visitando Londres en verano podéis buscar la estatua de Peter Pan, el Palacio de Kensington o tomar un bote en el lago central del parque.

Si, por el contrario, visitáis Londres en invierno, allí se ubica un mercadillo navideño que os va a encantar.

Es más que probable que cuando salgáis del parque sea ya de noche. En ese momento tenéis la opción de cenar algo e ir al hotel a descansar o contratar alguno de los interesantes tours nocturnos de Londres que recorren la capital y que os permitirán ver los monumentos londinenses desde una perspectiva diferente.

Reserva tu tour nocturno

Día 4: visita cuatro puntos clave de la ciudad (Trafalgar Square, el Big Ben, la Catedral de Westminster y el London Eye) y relájate por el Támesis

Para el cuarto día de viaje toca de nuevo dedicarse a algunos de los puntos icónicos de la capital británica. Para empezar bien el día se puede acudir a Covent Garden y tomar un buen desayuno en alguno de los puestos del mercado.

Trafalgar Square y la National Gallery

La plaza más famosa de Londres, Trafalgar Square, recibe a sus visitantes con su estatua del almirante Nelson y sus cuatro leones.

Además de pasear por la propia plaza, los amantes del arte no pueden perderse la visita a la National Gallery, cuya entrada es gratuita. En esta pinacoteca se exponen cuadros de autores europeos de entre el siglo XIII hasta el siglo XX. Así, vas a poder ver obras de Rembrandt, Tiziano, Velázquez y Van Gogh, por solo poner unos ejemplos.

Relájate en un barco por el Támesis

Cuando termines de admirar las obras de los mejores pintores clásicos, el siguiente destino será el Támesis. Existe una gran oferta de pequeños cruceros por el río, por lo que aquí te dejo un artículo sobre los mejores cruceros por el Támesis para que te decidas por el que más te guste.

Los precios de un crucero por el Támesis también son variados y puedes encontrar algunos cruceros por el Támesis que incluyen la cena. Por último, hay quien prefiere combinar el crucero por el Támesis con la visita al London Eye.

Sin importar tu elección, el recorrido por el Támesis te va a permitir relajarte, además de poder ver algunos monumentos desde el río.

Reserva tu crucero por el Támesis

Entra en la Abadía de Westminster

Para visitar la Abadía de Westminster tienes que calcular alrededor de 2 horas. Puedes acceder con la tarjeta turística London Pass o adquiriendo las entradas para la Abadía de Westminster con antelación, ya que suele haber bastantes colas.

Esta abadía es el templo más antiguo de la capital británica y es la sede de las coronaciones y funerales de los reyes del país. Igualmente, allí están enterrados personajes históricos como Isaac Newton, Charles Dickens o Charles Darwin, además de los reyes de Inglaterra

Reserva tu visita a la Abadía de Westminster

Big Ben

Cerca de la Abadía de Westminster se encuentra uno de los principales íconos de la ciudad, el Big Ben. En realidad, el nombre se refiere solo a la campana que se encuentra en la torre del reloj, pero hoy en día se utiliza para la torre completa. Con sus 106 metros de altura, es uno de los monumentos más fotografiados de todo el país.

London Eye

Una vez visto el Big Ben hay que cruzar el puente de Westminster hasta llegar al London Eye, una espectacular noria de 135 metros de altura.

Lo mejor es que tengas las entradas para el London Eye con antelación para que puedas subir sin problemas para disfrutar de las mejores vistas de Londres.

La atracción tarda unos 30 minutos en completar el giro y cuando termines puedes encontrar varios restaurantes en los alrededores del London Eye para cenar algo.

Compra tu entrada al London Eye

Día 5: aprovecha tu último día para conocer el Museo de Historia Natural y algunos barrios con historia

Para este último día he incluido algunos lugares algo menos visitados pero que te van a permitir conocer Londres de otra manera. Como punto final, los aficionados a Harry Potter pueden visitar los estudios dedicados al personaje.

Whitechapel y Jack el Destripador

Desde hace ya bastantes años, el barrio de Whitechapel, donde actuó Jack el Destripador acoge varios de los tours turísticos de Londres con más éxito. Si prefieres hacer un recorrido a pie, mi consejo es que te informes antes de los puntos más destacados.

Hoy en día, este barrio acoge a un vecindario que no tiene nada que ver con el de la época del Destripador. Sin embargo, su huella aún se deja ver en sitios como el 29 de Hanbury Street, donde apareció la segunda víctima del criminal, o Durward Street, lugar en el que asesinó a su primera víctima.

Naturaleza en medio de la ciudad: el Museo de Historia Natural

El Museo de Historia Natural es uno de los más espectaculares de Londres y no debes perdértelo si vas con niños. Para llegar desde Whitechapel debes buscar las líneas de metro que llevan a South Kesington.

Aunque cuenta con millones de objetos expuestos, lo que más suele llamar la atención es la zona dedicada a los dinosaurios, incluida la imponente reconstrucción a escala real de un T-Rex dotado de movimiento y sonido. Además, todo el recorrido está jalonado de juegos para que los más pequeños disfruten de la visita.

Barrio de Notting Hill

Aunque Notting Hill alcanzó fama mundial tras la película protagonizada por Hugh Grant, lo cierto es que ya antes era conocido en Londres por sus famosos carnavales y por la belleza de sus casas.

Su calle más conocida es Portobello Road, que cruza el barrio casi por completo. El mejor día para realizar esta visita es el sábado, ya que ese día se instala uno de los más completos mercadillos de la ciudad.

Tour de Harry Potter

El final del viaje está dedicado especialmente para los aficionados a la saga Harry Potter. Londres ofrece algunos de los mejores tours sobre Harry Potter
, además de que es posible visitar la gran exposición de Harry Potter en los estudios Warner.

Entre todos ellos puede ser muy interesante realizar el que muestra las localizaciones más famosas de las películas de Harry Potter, desde el famoso andén 9 y ¾ de King’s Cross Station hasta El Caldero Chorreante (situado en Borough Market).

Con este tour no solo vas a disfrutar de esos escenarios, sino que volverás a ver algunos de los atractivos más importantes de Londres.

Reserva tu tour de Harry Potter