Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Qué ver y hacer en Londres en siete días

En siete días vas a poder descubrir buena parte de lo que esconde la capital británica e, incluso, hacer una visita a alguno de los muchos lugares interesantes que hay en sus alrededores.

Joaquín Montaño

Joaquín Montaño

Lectura de 12 minutos

Qué ver y hacer en Londres en siete días

© Julieta Navarro

Pasar una semana completa en Londres puede considerarse un auténtico lujo para los amantes de los viajes. En siete días se pueden visitar los atractivos principales de Londres y descubrir algunos de sus los secretos más ocultos de Londres.

Una estancia como esa te permitirá conocer monumentos históricos como el Palacio de Buckingham, la Torre de Londres o el Big Ben, además de visitar algunos de sus numerosos museos. Además, vas a poder permitirte conocer la capital británica sin prisas y disfrutarla en toda su esencia.

Día 1: pasea desde el Marble Arch hasta el Big Ben

Aunque vas a tener que madrugar para aprovechar bien el día, esta primera jornada te va a deparar grandes satisfacciones. Durante la misma vas a poder ver uno de los acontecimientos icónicos de la capital, el Cambio de Guardia, y además visitarás uno de los museos más importantes del mundo.

Marble Arch

Este recorrido bien podría hacerse en uno de los autobuses turísticos de Londres, pero no hay ningún problema si prefieres exprimirlo al máximo y hacerlo andando.

El inicio del mismo es el Marble Arch, un arco del triunfo que antaño estaba situado a la entrada del Palacio de Buckingham y que hoy es una de las imágenes más conocidas de la ciudad.

Reserva tu plaza en el autobús turístico de Londres

Palacio de Buckingham y su Cambio de Guardia

Durante el recorrido hasta el Palacio de Buckingham os aconsejo parar un momento para contemplar el Arco de Wellington, construido para celebrar la victoria inglesa frente a Napoleón.

Tras recorrer parte del Diana Memorial Walk se llega por fin al palacio, residencia principal de los reyes británicos. Si os habéis levantado temprano y estáis allí sobre las 10:30 – 11:00, podréis ser testigos del famoso Cambio de Guardia de Buckingham Palace.

Entra en la Abadía de Westminster

Para admirar la cultura y la historia presentes en Londres no hay nada mejor que entrar en la Abadía de Westminster. Calcula que la visita te va a llevar unas dos horas y ten en cuenta que puedes acceder con la tarjeta turística London Pass o adquiriendo las entradas para la Abadía de Westminster con antelación, ya que suele haber bastantes colas.

La Abadía de Westminster es la sede en la que aún se celebran las coronaciones y funerales de los reyes del país. En su interior están enterrados personajes ilustres como Isaac Newton, Charles Dickens o Charles Darwin, además de los reyes de Inglaterra

Reserva tu visita a la Abadía de Westminster

Trafalgar Square y National Gallery

Desde Westminster se continúa el recorrido hasta llegar a la plaza más famosa de Londres, Trafalgar Square. En ella os recibirá la estatua del almirante Nelson y sus cuatro leones.

Además de pasear por ella, esa plaza alberga la National Gallery, un museo que es visita obligada para los amantes del arte.

De entrada gratuita, la pinacoteca contiene una gran colección de cuadros de autores europeos de entre el siglo XIII y el siglo XX. Entre otras, podrás ver obras de Rembrandt, Tiziano, Velázquez y Van Gogh, por solo poner unos ejemplos.

Camino del Big Ben pasando por Downing Street

Cuando termines de admirar las obras de esos pintores tienes que buscar la entrada a la calle Whitehall, que conduce hasta la Plaza del Parlamento.

Durante el camino podrás contemplar una sección superviviente de un palacio que se quemó en 1698 y que conserva un techo pintado por Rubens.

Antes de llegar a la Plaza del Parlamento pasaréis por la conocida Downing Street, calle en la que está la residencia oficial del Primer Ministro británico, concretamente en el número 10.

Una vez en la plaza encontraréis diversas estatuas representando a varios personajes famosos de todo el mundo, como Winston Churchill, Abraham Lincoln o Nelson Mandela entre otros.

Sin embargo, el principal atractivo de la plaza es el Palacio de Westminster, conocido también como las Casas del Parlamento. Es aquí donde está ubicada la torre que se conoce como Big Ben, aunque, en realidad, ese nombre solo denomina a la campana allí colocada.

Londres de noche

Es muy probable que la noche se os haya echado encima. Mi consejo es que os unáis a alguno de los tours nocturnos de Londres que recorren la capital y que os permitirán ver los monumentos londinenses desde una perspectiva diferente.

Reserva tu autobús turístico

Día 2: Del British Museum a Saint Paul’s

Como el día anterior, esta segunda jornada debe empezar temprano si queréis aprovechar bien el tiempo. El itinerario incluye algunos de los más importantes museos de la ciudad y el edificio religioso más visitado.

Tour guiado

Para empezar este día lo mejor es contratar uno de los muchos tours guiados que hay en Londres. Esto no solo te va a servir para descubrir algunos atractivos que aún no has visto, sino que te va a ayudar a comprender lo que sí has visitado hasta ese momento y a tener información sobre lo que vas a visitar en los días siguientes.

La oferta de estos tours es realmente impresionante. Puedes elegir entre hacerlo andando, en bici, en autobús o en barco y con la temática que desees.

Reserva tu tour guiado

Empápate de historia en el British Museum

Cuando el tour haya terminado hay que dirigirse a uno de los mejores museos de Londres, el Museo Británico, cuya entrada es gratuita.

Tened en cuenta que la duración de la visita no será nunca inferior a dos horas, aunque para verlo entero serían necesarios varios días.

En su colección incluye más de siete millones de objetos procedentes de todo el mundo, incluida la famosa Piedra Rosetta.

Para aprovechar bien el tiempo, lo mejor es estudiar previamente lo que queréis ver para ir directamente a las salas correspondientes. Es también muy aconsejable recoger la audioguía que ofrecen para poder estar mejor informado sobre lo que estás viendo..

Más historia en la Catedral de San Pablo

Si bien la visión exterior de la Catedral de San Pablo ya es impresionante dadas sus dimensiones, solo por detrás de la la Basílica de San Pedro, en Roma, su interior no va a decepcionar a nadie.

Nada más entrar se tiene la impresión de estar en un lugar único y lleno de historia. Se trata, sin duda uno de los mejores monumentos de Londres., gracias, entre otras cosas, a su maravillosa decoración.

Durante tu visita tienes que fijarte especialmente es las pinturas al fresco que decoran sus techos, así como subir a su cúpula y entrar en la cripta.

Compra tu entrada la catedral de San Pablo

Las maravillosas vistas desde The Shard

La última visita de este día se encuentra tras cruzar el Tower Bridge en dirección al City Hall. Se trata de disfrutar de las vistas de The Shard , un moderno rascacielos en el que se puede disfrutar de un impresionante mirador.

También hay un restaurante en The Shard en el que podéis cenar. Si preferís otro sitio, los alrededores ofrecen una buena variedad, como podéis ver en este artículo sobre dónde comer cerca de The Shard.

Compra tu entrada al mirador de The Shard

Día 3: del mercado de Camden al Soho londinense

Para celebrar el tercer día de viaje he preparado un recorrido que lleva desde uno de los mercados más importantes y pintorescos de la ciudad hasta sus calles más concurridas. Ten en cuenta que, casi seguro, tendrás que ir en metro a algún sitio, así que aquí te dejo una pequeña guía de cómo utilizarlo el metro de Londres.

Camden Town

El día comienza con la visita al barrio de Camden Town, uno de los más interesantes de Londres. Aunque suele estar muy concurrido por la gran afluencia de turistas, aún conserva parte de su esencia antigua, especialmente en el mercado que allí se celebra.

Además de los diferentes puestos que vas a encontrar, procura fijarte también en las fachadas de los edificios. Como lugar especial, trata de visitar los establos.

El tiempo que quieras pasar aquí depende realmente de tu interés. De hecho, muchos aprovechan incluso para comer en el mercado, pero debes tener en cuenta que cuanto más tiempo pases aquí, menos te quedará para ver otros lugares.

Tate Modern

Si te ha quedado tiempo tras ver el mercado, la siguiente parada será la Tate Modern, uno de los museos de arte moderno más visitado del mundo.

Realmente, esta visita a la Tate Modern es totalmente imprescindible para los amantes del arte. Su propia ubicación, en la antigua Central de Energía de Bankside, aumenta aún más el atractivo que presenta.

La entrada al Tate Modern es gratuita y en su colección destacan autores como Picasso, Warhol, Salvador Dalí o Monet, entre otros

Tour localizaciones Harry Potter

Los amantes de la saga Harry Potter van a encontrar en Londres algunos de los mejores tours sobre Harry Potter
, además de la gran exposición de Harry Potter que hay en los estudios Warner.

Uno de los recorridos más interesantes es el que recorre las localizaciones más famosas de las películas de Harry Potter, desde el famoso andén 9 y ¾ de King’s Cross Station hasta El Caldero Chorreante (situado en Borough Market).

Reserva tu tour de Harry Potter

Descubre el ambiente del Soho

El mejor momento para visitar esta zona es a partir de que caiga la noche. Es entonces cuando miles de londinenses y turistas pasean por sus calles. Mi consejo es pasear sin rumbo fijo y, entre otras cosas, fijarse en sus varios teatros y una buena cantidad de bares de culto.

La calle más famosa de la zona es Carnaby. Además de por su ambiente, es conocida por una extravagante decoración navideña que la convierte en visita obligada si estáis en Londres en Navidad.

Día 4: Hyde Park, dinosaurios, una enorme noria y una terrorífica atracción junto con un relajante crucero

Londres ofrece a sus visitantes atractivos de todo tipo. Esta variedad es lo que permite que el recorrido para este cuarto día esté compuesto por los más dispares lugares.

Hyde Park

El cuarto día comienza con un relajante paseo por uno de los mejores parques de Londres, Hyde Park. Sus senderos esconden atractivos como la estatua de Peter Pan, el Speaker’s Corner o el Lago Serpentine.

Museo Historia Natural

El Museo de Historia Natural es uno de los más espectaculares de Londres, especialmente si viajáis con niños.

Su colección está compuesta por millones de elementos de la naturaleza, pero, sin duda, lo que más llama la atención es el área dedicada a los dinosaurios, incluida la imponente reconstrucción a escala real de un T-Rex dotado de movimiento y sonido.

La entrada es gratuita y está repleto de juegos y atracciones interactivas para que la visita se convierta en un plan genial para hacer con niños.

Relájate en un barco por el Támesis

Cuando termines de disfrutar de la naturaleza en el mismo interior de la gran ciudad, tendrás que dirigirte hacia el río Támesis para disfrutar de una actividad especial: un pequeño crucero.

Existe una gran oferta de estos cruceros por el río, por lo que aquí te dejo un artículo sobre los mejores cruceros por el Támesis para que puedas elegir el que más te guste.

Reserva tu crucero por el Támesis

London Dungeon o Sea London Aquarium

En la zona del puente de Westminster vas a encontrar un lugar perfecto si eres aficionado al terror: el London Dungeon.

Se trata de una atracción interactiva que relata la historia más oscura de la ciudad. y asegura que los más miedosos se sobresalten en alguna ocasión.

En el caso de que vayas con niños (para los que no está recomendada la atracción) o no re gustan demasiado las historias truculentas, no demasiado lejos se encuentra el Sea Life London Aquarium.

Compra tus entradas para el London Dungeon

London Eye

De una atracción destinada a asustar se pasa a otra que puede causar sudores a los que padezcan vértigo. Se trata del London Eye, una espectacular noria de 135 metros de altura.

Para subir en ella, te recomiendo comprar las entradas del London Eye con antelación para que puedas disfrutar de las mejores vistas de Londres.

No te preocupes si se te ha hecho de noche en Londres, puesto que el London Eye sigue funcionando para ofrecer una panorámica de la iluminación de la ciudad.

Al bajar, quizás quieras buscar alguno de los restaurantes que hay en los alrededores del London Eye para cenar algo.

Compra tu entrada al London Eye

Día 5: visita Stonehenge y Bath en un solo día

Una de las grandes ventajas de disponer toda una semana en Londres es que vas a poder permitirte realizar una excursiones organizadas desde Londres.

Cerca de Londres se encuentra, por ejemplo, Stonehenge, una visita que puede combinarse con ciudades tan bellas como Bath. Para poder ver ambos lugares tendrás que decidirte entre hacerlo por tu cuenta o contratar un tour organizado a Stonehenge.

En el caso de que prefieras alquilar un coche o utilizar el transporte público, ten en cuenta lo que te explico en mi artículo sobre Cómo llegar a Stonehenge desde Londres. Después, estudia los pros y los contras por si te conviene más el tour organizado.

Excursión a Stonehenge y a Bath

Si lo que buscas es exprimir el tiempo al máximo durante tu viaje te aconsejo combinar en una sola excursión la visita a Stonehenge y a la ciudad de Bath.

El encanto de Stonehenge aumenta sobre todo durante el solsticio de verano, una época especialmente recomendable para visitarlo.

En cuanto a Bath, esta ciudad se considera una de las ciudades con más encanto del país tanto por los baños que la hacen famosa como por muchos otros atractivos que podrás descubrir durante esta visita.

Reserva tu excursión a Stonehenge

Día 6: Portobello, Covent Garden y West End

El penúltimo día de viaje comenzará por uno de los barrios más coloridos de la ciudad, Notting Hill, y finalizará contemplando alguno de los espectáculos que se celebran en Londres.

Notting Hill y Portobello Road

Aunque saltó a la fama en todo el mundo por la película que llevaba su nombre, Notting Hill ya era conocido por su colorido y por los carnavales que allí se celebran. Esta fiesta es, sin discusión, una de las mejores cosas que se pueden hacer si estás en Londres en agosto.

Su calle más conocida es Portobello Road, que cruza el barrio casi por completo. El mejor día para realizar esta visita es el sábado, ya que ese día se instala uno de los más completos mercadillos de la ciudad.

Madame Tussauds

Sin lugar a dudas, el museo de Madame Tussauds presenta las mejores figuras de cera de todo el mundo.

En este museo verás realistas figuras de cera de miles de personajes famosos de todo el mundo, desde deportistas a grandes protagonistas de la historia, pasando por actores o científicos.

Compra tu entrada al museo de Madame Tussauds

Covent Garden

Ya por la tarde es buen momento para recorrer la zona de Covent Garden y contagiarse del ambiente especial que la caracteriza. Aquí había un antiguo mercado de flores y hoy en día vas a encontrar a numerosos artistas callejeros, restaurantes, pubs y puestos de comida.

En el caso de que vayas con niño, esta plaza alberga un museo que suele gustarles bastantes: el Museo del Transporte de Londres.

West End

El recorrido de este día va a terminar en la zona del West End, una de las más animadas de toda la ciudad.

Aquí vas a encontrar numerosas opciones para cenar y, además, es donde se encuentran la mayoría de los teatros de Londres. Precisamente, te aconsejo finalizar la jornada viendo uno de los musicales que se representan en el West-End.

Compra entradas para los musicales de Londres

Día 7: Sherlock Holmes, Museo de la Guerra y Primrose Hill

Normalmente, todos llegamos al último día de un viaje bastante cansados y, además, con una extraña sensación de tristeza por finalizar la experiencia. Sin embargo, esto no debe evitar disfrutar hasta el último momento.

Sigue la ruta de Sherlock Holmes por Baker Street

Londres fue también el lugar en el que Sir Arthur Conan Doyle ambientó las historias del detective privado más famoso de la historia: Sherlock Holmes.

Como no podía ser menos, la ciudad cuenta con un museo dedicado al personaje, cuya ubicación no sorprenderá a ningún aficionado: el 221B de Baker Street, justo en la dirección en la que Holmes vivía en las novelas.

Primrose Hill

Después de abandonar Baker Street no hay mejor lugar al que ir que Primrose Hill. Este parque se encuentra situado en una colina que brinda a sus visitantes unas preciosas vistas de la ciudad.

El ambiente que se vive en el parque es muy agradable y es, sin duda, un sitio ideal para que hagas un picnic o comas en algunos de los restaurantes de la zona.

Imperial War Museum

Después de una comida relajada llega el momento de visitar uno de los museos más interesantes y, al mismo tiempo, desasosegante de toda la ciudad.

Se trata del Imperial War Museum, que como indica su nombre está dedicado a la guerra. Inaugurado en 1920, su primer propósito fue mostrar las consecuencias de la Primera Guerra Mundial en la sociedad. Con el tiempo, su colección se amplió para mostrar objetos, documentos, armas y testimonios de víctimas de otros conflictos, como la Segunda Guerra Mundial.

Último paseo por Piccadilly Circus y Oxford Street

Tanto los londinenses como los turísticas consideran Piccadilly Circus como el cruce más famoso de Londres.

Salvando las distancias, algunos consideran a este punto como el equivalente londinense a la neoyorquina Times Square. Contemplarlo de noche antes de pasear por una de las calles más comerciales de la ciudad es el colofón perfecto para un viaje.

Sumérgete en el ambiente de Oxford Street

Esta calle comercial está considerada como la más transitada de toda Europa. Sus casi 2 kilómetros y medio están repletos de tiendas de todo tipo, restaurantes y otros locales que atraen a una gran cantidad de londinenses y visitantes.

Paseando por esta calle vas a poder ver algunos de los grandes almacenes más famosos de la ciudad. Algunos, como link|text=Selfridges|url=https://www.visitbritain.com/es/es/selfridges-londres:::, están situados en edificios con un alto valor arquitectónico.

Si has tenido la inmensa suerte de viajar a Londres en Navidad esta calle es una visita obligada por sus luces navideñas.