Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Roma en 7 días: guía práctica para aprovechar tu semana en Roma

La capital italiana es una metrópoli increíble con mil cosas que hacer. Así que toma nota de los mejores planes para conocer la Ciudad Eterna como un auténtico romano.

Nuria Rozas

Nuria Rozas

Lectura de 11 minutos

Roma en 7 días: guía práctica para aprovechar tu semana en Roma

Buena vista del Coliseo Romano | © Pixabay

Si tienes la suerte de pasar siete días en Roma, vas a disfrutar de la ciudad al máximo. Podrás conocer sus rincones secretos, hincar el diente a su exquisita gastronomía e incluso hacer alguna escapada a los alrededores de Roma. En esta guía te ayudo a organizar tu semana en la Ciudad Eterna para que no te pierdas nada. ¡Atento!

Día 1: el Coliseo y el Foro Romano, lo mejor de la Roma Antigua

Coliseo Romano | ©Joshua Earle
Coliseo Romano | ©Joshua Earle

Si quieres viajar al pasado y sentirte como un emperador, mi principal consejo para visitar el Coliseo es que te levantes pronto el primer día para exprimir al máximo el anfiteatro Flavio, popularmente conocido como el Coliseo de Roma, que sigue siendo en el siglo XXI el principal entretenimiento de los turistas en la Ciudad Eterna.

En él podrás revivir e imaginar los juegos de gladiadores, las luchas con animales y las sangrientas diversiones que se utilizaban para entretener al pueblo en la antigua Roma. Eso sí, si viajas a Roma en verano, te recomiendo que te protejas del sol: lleva agua, refrescos, sombrero y crema solar porque no hay apenas sombras ni árboles. ¡Hidrátate todo lo que puedas!

Empieza el día con energía

¡Buongiorno Roma! Pero para poder sentirte como un gladiador en el Coliseo, antes necesitas recargar las pilas con un buen desayuno imperial. Una de mis cafeterías favoritas cerca del anfiteatro es La Casetta a Monti, un local muy cuqui, cuya pared está totalmente envuelta por una enredadera.

Aquí podrás encontrar zumos, batidos, cafés, pasteles y, para los amantes de lo salado, tortillas y quiches. Por otra parte, si te gusta el dulce te sugiero que pruebes la tarta de queso con nutella y las tortitas. ¡Están deliciosas!

  • ¿Dónde?: Via della Madonna dei Monti, 62

  • Precios: tarta de queso (5€), tortitas (6€), tortilla (7€)...

Descubre el Coliseo a través de los ojos de un experto

Visitar el Coliseo y el Foro romano por dentro es todo un espectáculo. En mi opinión, lo mejor es hacerlo con un tour guiado por el Coliseo a través de los ojos de un especialista, que te descubrirá la historia y las anécdotas de estas joyas en unas 3 horas aproximadamente. Hay opciones para todos los bolsillos, algunas muy económicas y que no te harán rascarte demasiado el bolsillo.

En general, la mayoría de los tours suelen incluir la entrada sin colas al Coliseo, lo que te ahorrará una cola del infierno. No obstante, si eres un alma libre, en este artículo te cuento cómo conseguir descuentos o pases baratos para entrar al Coliseo.

Reserva tu tour para el Coliseo y el Foro romano

¡Prueba una deliciosa pizza!

Si después de caminar por la arena del Coliseo como un guerrero romano, te entra el apetito, te sugiero que hagas una parada para repostar en el restaurante Alle Carrette, donde encontrarás una de las mejores pizzas de Roma.

En este local acogedor situado en una de las calles más bonitas del barrio Monti probarás la auténtica pizza de la Ciudad Eterna: elaborada con una masa súper fina y cocinada al horno de leña. Los romanos se apelotonan aquí los fines de semana por una sencilla razón: se trata de un restaurante barato y con comida muy tradicional. Prueba la pizza gourmet de anchoas y calabacín. Riquísima.

Continúa hacia la majestuosa Plaza Navona

Para bajar la comilona, sigue paseando hasta la Plaza Navona, donde podrás contemplar la espléndida fuente del escultor y arquitecto Bernini, uno de los grandes genios del arte italiano.

Si vas en invierno a Roma además podrás disfrutar toda la tarde de su mágico mercado navideño y de las pistas de hielo. ¡No olvides entrar en calor con un buen chocolate y unos dulces en alguno de los puestecillos!

Día 2: recorre el Vaticano y el pintoresco Trastévere

Paseando por el Vaticano | ©Pixabay
Paseando por el Vaticano | ©Pixabay

¿Sabías que el Vaticano es el país más pequeño que existe? Con el Papa o sin él, los Museos Vaticanos son una visita obligada en tu segundo día. La Capilla Sixtina y las galerías de arte lo convierten en uno de los tesoros culturales más visitados del planeta. ¿Te lo vas a perder?

Visita los Museos Vaticanos con un guía

Si quisieras pasarte varios días en los Museos Vaticanos, podrías hacerlo. Sin embargo, el tiempo durante tu viaje es oro, así que te recomiendo que contrates un guía experto que, en unas 3 horas, te mostrará las principales obras maestras. En este post te comparo los mejores tours que puedes realizar en el Vaticano.

No te olvides de llevar en tu maleta un pantalón largo y una chaquetilla para taparte los hombros durante la visita. En el Vaticano son muy rigurosos con la indumentaria.

Reserva tu tour por el Vaticano

Haz una pausa gastronómica con vistas al río

Si pensabas que solo podías ir de picnic en Central Park, en la Gran Manzana, estabas muy equivocado. Uno de mis planes preferidos en el Vaticano fue pedir un plato de pasta para llevar en Pastasciutta y zampármelo en el puente, con unas maravillosas vistas al río. ¡Me supo a gloria! Estas son mis cinco opciones favoritas para comer cerca de la zona del Vaticano.

Disfruta de la puesta de sol en el Trastévere

Si hay un barrio colorido y bohemio por excelencia, ese es el barrio de Trastévere. Después de visitar el Vaticano, te aconsejo que pases la tarde recorriendo las callejuelas de este arrabal con encanto. Además, puedes cruzar el puente que comunica con la isla Tiberina, muy animada y con cine al aire libre en verano.

Acaba el día por todo lo alto contemplando el atardecer junto al río y con una cena romántica por Roma en una de sus terrazas. También es un lugar ideal para la copa del después por su animada vida nocturna. Si la cosa se alarga, puedes tomar el metro de Roma para volver a tu hotel. Tranquilo porque los precios de los taxis no son escandalosos.

Reserva tu tour por Trastevere

Día 3: disfruta de una jornada de mercadillos y catacumbas

Mercado en la Plaza Campo de las Flores | ©José Manuel Azcona
Mercado en la Plaza Campo de las Flores | ©José Manuel Azcona

Una de mis actividades favoritas cuando estoy de viaje es perderme por los mercados locales como si fuera una habitante más de la zona. Reconozco que la lonja del Campo dei Fiori de Roma es uno de los que más me ha sorprendido de todos los que he estado. Es un festival de olores, colores y sabores imposible de olvidar. Se te pasará la mañana volando.

Si vas en otoño a Roma encontrarás muchos productos de temporada como las castañas asadas y los hongos, unos manjares exquisitos a los que los italianos le sacan mucho provecho. Además, podrás escuchar improvisados conciertos gracias a los músicos callejeros que animan la plaza. Después puedes aprovechar para dar un paseo hasta el Panteón de Roma y el Castillo de Sant' Angelo.

Adéntrate en la Roma subterránea y sus catacumbas

Por la tarde, después de saborear la comida de los puestos del mercado del Campo dei Fiori, puedes acercarte a las catacumbas de Roma que son, literalmente, una pequeña ciudad debajo de otra ciudad. Como el metro de Nueva York, pero en versión romana. ¿Sabías que las catacumbas eran los antiguos cementerios subterráneos utilizados por las comunidades cristianas y hebreas en el área de Roma?

Las catacumbas empezaron a realizarse en el siglo II y no fueron terminadas hasta el siglo V. En ellas se enterraban a los ciudadanos paganos, judíos y a los primeros cristianos de Roma. Y, créeme, tanto si hace calor como si llueve en invierno en Roma, no estarás mejor en ningún sitio que visitando las entrañas de la ciudad a cubierto.

Visita las catacumbas de Roma

Tira una moneda y hazte un selfi en la Fontana di Trevi

Después de todo un día de caminata, ha llegado el momento de relajarse con un tour nocturno por Roma con un guía experto para que te olvides del Google Maps y te preocupes solo de disfrutar de las maravillas de la Ciudad Eterna.

En esta ruta contemplarás los principales monumentos de la urbe iluminados. Entre ellos, la majestuosa y mágica Fontana di Trevi. ¡No te olvides de tirar la tradicional moneda y hacerte un selfi de rigor! Al fin y al cabo uno no está todos los días en una de las fuentes más afamadas del mundo. ¿Verdad?

Día 4: sumérgete en Villa Borghese y cena en un convento

Jardines de Villa Borghese | ©Matt Kieffer
Jardines de Villa Borghese | ©Matt Kieffer

La cuarta jornada de tu viaje promete estar llena de aventuras y rincones de ensueño. Después de varios días de turismo por la ciudad, te recomiendo que te pierdas por la naturaleza. ¿Alguna idea? Sí, los jardines de Villa Borghese son una opción estupenda y muy romántica opción para hacer en Roma si vas en pareja.

Desayuna como un marqués

Coge fuerzas para todas las emociones que te esperan con un potente desayuno en el Le Jardin de Russie, cerca de Villa Borghese. Te sugiero que tomes asiento en su maravillosa terraza al aire libre a los pies del monte Pincio, rodeada de pinos y cítricos en flor. ¡Te sentirás como un príncipe!

Dato importante: el restaurante Le Jardin de Russie tiene un código de vestimenta informal elegante, así que no lleves pantalones cortos. El esfuerzo merecerá la pena.

Pasea por los jardines de Villa Borghese

Después de haber llenado el estómago, estarás listo para pasar una agradable mañana en Villa Borghese. Se trata del pulmón verde de la ciudad y el parque urbano más emblemático de Roma repleto de vegetación, fuentes y una galería con las obras de genios como Caravaggio, Rafael y Rubens, entre otros. ¡Tanta belleza te dejará anonadado!

Debido a que se ha convertido en un lugar muy famoso por su combinación de arte y naturaleza, el parque se puede abarrotar de gente fácilmente por lo que mi consejo es que visites Villa Borghese a primera hora de la mañana después del delicioso desayuno que te he recomendado.

Si te pica el gusanillo por saber más acerca de estos jardines con tanta historia, te sugiero que leas mi artículo sobre las 10 mejores esculturas de Villa Borghese.

  • Dirección: Piazzale Napoleone I, 00197 Roma

  • Cómo llegar: en metro, línea A estación Spagna o Flaminio.

Descubre el Barrio Coppedè, que no sale en las guías

Uno de los mejores lugares secretos de Roma es el Barrio Coppedè, un distrito que a pesar de su belleza no suele salir retratado en las postales de la Ciudad Eterna.

Arranca la tarde de tu cuarta jornada con un paseo por la zona (se encuentra a tan solo 13 minutos andando de Villa Borghese). Este arrabal está compuesto de 17 villas y 26 palacetes, que se encuentran alrededor de la Plaza Mincio. Tiene un aire de ciudad medieval ¡es un lugar de cuento!

Acaba el día con un aperitivo en un convento

Finalmente, podemos relajarnos en el Chiostro del Bramante, un antiguo convento reconvertido en centro cultural y que supone un extraordinario ejemplo de arquitectura renacentista. Suele acoger exposiciones muy interesantes.

Aquí, en su claustro, podremos probar otra de las experiencias más típicas de Italia: el aperitivo, un buffet con un precio fijo donde puedes comer y beber todo lo que quieras.

Reserva tu entrada para la Galería Borghese

Día 5: descubre los paisajes de fábula de Roma

Parque de los Acueductos en Roma | ©Andy Montgomery
Parque de los Acueductos en Roma | ©Andy Montgomery

Aprovecha este día para hacer algo diferente durante tu viaje a la capital italiana, por ejemplo relajarte por la mañana en el Parque de los Acueductos, uno de los mejores parques de la Ciudad Eterna, sobre todo cuando es primavera en Roma, estación en la que podrás contemplar los bellos cerezos en flor.

Dentro de esta explanada te encontrarás con antiguos acueductos romanos que abastecían de agua a la capital italiana. ¡Realizarás un viaje al pasado! Cuando estés allí, verás que estos paisajes desprenden un encanto especial que vas a querer inmortalizar con tu cámara de fotos. ¡Que no se te olvide!

Asómate al mirador con la mejor panorámica de Roma

Otro de los rincones más bellos de la Ciudad Eterna que podemos visitar por la tarde es el mirador del Jardín de los Naranjos, que se sitúa en un pequeño recoveco de la colina del Aventino.

En primavera, podrás pasear entre sus naranjos llenos de flores blancas, deleitarte con sus aromas frutales y asomarte a su espectacular terraza para ver la cúpula de San Pedro y el río Tiber de fondo. ¡Aún recuerdo su delicioso olor!

Descubre el tesoro oculto de Roma

¿Cuál puede ser el mejor tesoro escondido de la capital italiana? ¿Un monumento, una iglesia…? Pues no, ¡se trata de una cerradura! Hay una puerta muy especial y diferente en Roma, que oculta la mejor perspectiva de la ciudad y que se encuentra a escasos minutos del Jardín de los Naranjos.

Si te asomas por esta singular cerradura de la puerta de la Orden de los Caballeros de Malta podrás apreciar tres países al mismo tiempo: el Vaticano, que es el estado independiente más pequeño del mundo, con la basílica de San Pedro y su cúpula; Italia y, por último, Malta. ¡Podrás presumir de haber visto mucho mundo!

Nuria’s Traveller Tip

La terraza panorámica del Jardín de los Naranjos rodeada de árboles frutales es uno de mis sitios preferidos para ver el atardecer. ¡Te encantará!

Día 6: sal de Roma y explora la célebre Florencia

Vista Aerea de la ciudad de Florencia, Italia | ©Josh Hild
Vista Aerea de la ciudad de Florencia, Italia | ©Josh Hild

Probablemente mientras planificabas tu viaje a Roma no pensaste en incluir una excursión desde Roma para recorrer otras ciudades de Italia, repletas de arte, historia y rincones mágicos. ¿A que suena bien? En mi opinión dedicar un día de tus vacaciones a realizar un tour por Florencia es una idea magnífica.

Maravíllate con Florencia

Entonces ¿estás en Roma y quieres visitar la cuna del renacimiento italiano? No te preocupes porque en este artículo te explico al dedillo todos los detalles sobre cómo llegar a Florencia desde la capital italiana para que elijas la mejor opción.

Lo normal es que la duración mínima de las excursiones que van desde Roma hasta Florencia sea aproximadamente de unas 12 horas incluyendo el desplazamiento de ida y vuelta. Por lo que aprovecharás el día al completo.

Información práctica de las excursiones

Como estos tours cruzarás el icónico puente Vecchio, te quedarás boquiabierto con la maravillosa cúpula de la catedral de Santa Maria di Fiori y podrás tachar de tu lista de imprescindibles el famoso David de Miguel Ángel.

Todo ello acompañado de un guía que te hará una introducción muy completa de la ciudad, sus barrios y sus culturas. En mi opinión, es una opción fantástica para viajeros primerizos, puesto que es una primera toma de contacto con la urbe muy interesante.

  • Precio: desde 113€.

  • Duración total: unas 12 horas.

Si te agrada la idea, te dejo por aquí un artículo sobre las mejores excursiones de Roma a Florencia para que escojas la que más te apetezca. Estoy segura de que no te arrepentirás.

Reserva una excursión desde Roma

Día 7: despídete de la Ciudad Eterna por todo lo alto. ¡Arrivederci Roma!

Visitando el Mercadillo de Porta Portese | ©Alexis
Visitando el Mercadillo de Porta Portese | ©Alexis

Si no has trasnochado ni te has dejado impresionar por la fiesta romana, un plan perfecto para el domingo es el mercadillo al aire libre de Porta Portese, que se celebra de 8 a 14 horas y acoge más de 4.000 puestos ambulantes en el barrio del Trastévere. Podrás encontrar todo tipo de gangas: ropa de segunda mano, antigüedades y libros mientras escuchas conciertos en directo. ¡No dejes de probar alguno de sus puestos de comida!

Date un capricho con la gastronomía moderna

Por el contrario, si no te gustan estos planes hippies, puedes despedirte de Roma de una manera más cool recorriendo y comiendo en el Mercado central de Roma en la estación Termini. Este espacio (que cuenta con casi 2.000 metros cuadrados) te ofrece las propuestas gastronómicas más punteras de la ciudad, pero sin dejar pelado el bolsillo.

Reserva un tour gastronómico por Roma

¡Hasta la próxima Roma!

Como todo lo bueno, este viaje llega a su fin, aunque no te preocupes porque si has tirado la moneda a la Fontana di Trevi, estoy segura de que repetirás en la Ciudad Eterna. Así que, don’t worry, be happy, porque como dijo un sabio: «mientras siga en pie el Coliseo, Roma seguirá en pie».