Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Entradas para el Vaticano y el Coliseo

Una de las preguntas más difíciles que se le puede hacer a un viajero al volver de Roma es: “¿Qué te ha gustado más?” Yo misma no sería capaz de decidir. Sin embargo, hay otra pregunta que sí puedo responder: “¿qué no puedo dejar de ver en Roma?” La respuesta es, efectivamente, “el Coliseo y el Vaticano”.

Cómo comprar la entrada combinada

Tanto el Coliseo de Roma como los Museos Vaticanos reciben muchos miles de visitas cada día y que, en ambos sitios, hay que acceder con entrada y, si no quieres pasar horas en una cola o correr el riesgo de quedarte sin entrada, es conveniente reservar con tiempo. Es por eso que te recomiendo comprar en internet y con antelación esta entrada combinada para el Coliseo y el Vaticano.

Con esta opción ganarás tranquilidad para aprovechar al máximo tu tiempo en la ciudad eterna, asegurándote la visita (sin colas kilométricas al sol) a sus dos referentes principales. Planifica estas dos visitas con antelación y dedica el resto de tu tiempo a patear las calles de Roma, a alzar la vista y maravillarte con sus estatuas y edificios, a sentir la esencia de la Historia en cada rincón y a degustar sin prisa los mejores platos de pizza y pasta. Merecerá la pena.

Detalle del Coliseo
Detalle del Coliseo

Qué incluye la entrada combinada

La entrada del Coliseo incluye también la visita al Foro de Roma (una enorme explanada llena de restos arqueológicos que en su día era el epicentro de la vida social de la ciudad) y al Monte Palatino (las más céntricas de las siete colinas de Roma y uno de los puntos más antiguo de la ciudad). Estos tres puntos son muy cercanos entre sí y están incluidos en la visita.

Cuando se habla de entradas para el Vaticano en realidad se hace referencia a la entrada para los Museos Vaticanos, una de las colecciones de arte más grandes de Europa. La zona en la que está situada la Ciudad del Vaticano tiene fundamentalmente dos puntos de interés: los museos y la Basílica de San Pedro, cuya entrada es gratuita. El recorrido conjunto del Vaticano y el Coliseo también incluye la visita a la basílica.

Basílica de San Pedro
Basílica de San Pedro

Ventajas de comprar la entrada combinada

  • Ahorrar las horas de espera (sí, horas, en plural) que se forman en ambos sitios ya que al reservar las entradas por anticipado accedes a ambos puntos de forma inmediata y en perfecto orden.
  • Mejor organización. Particularmente siempre me gusta dejar sitio a la improvisación cuando viajo y dejarme llevar por la ciudad en cuestión. Sin embargo, siempre hay sitios que tienes que ver sí o sí y el hecho de que sean tan míticos hace que estén llenos de turistas y que visitarlos a veces suponga un estrés añadido (hay que calcular los tiempos, el cómo llegar, los horarios, la espera…) que puede incluso empañar la experiencia de la visita.
  • Acceso a un guía que va a explicarte cosas interesantes de los lugares de interés y al que, además, puedes aprovechar para preguntarle por curiosidades o recomendaciones locales de forma que tu visita a la ciudad resulte aún más auténtica.
  • Si te decides a comprar entrada combinada para el Coliseo y el Vaticano, también están incluidos el Foro, el Palatino, San Pedro y el Arco de Constantino (situado entre el Coliseo y el Monte Palatino).

Capilla Sixtina
Capilla Sixtina

Algunos datos de interés sobre el Coliseo

No menos difícil es la tarea de describir las dos principales atracciones turísticas de Roma. Se podría escribir un libro recopilando las sensaciones que cada una de ellas despierta en los viajeros que las visitan cada día. Para mí, ambas tienen en común una cosa: las dos transmiten la grandeza de Roma y, curiosamente, de manera muy diferente.

El Coliseo es el pasado de Roma, una Roma de grandeza, emperadores y gladiadores, pero también una Roma del pueblo ya que era precisamente en este anfiteatro donde la población romana se concentraba para asistir a las famosas luchas de gladiadores y las peleas de animales salvajes.

Impresiones aparte, si quieres algunos datos concretos sobre ambos lugares, del Coliseo puedo decirte:

  • Es el monumento más visitado de toda Italia.
  • Que fue construido en torno al año 72 a.C por el emperador Vespasiano, el cual era un soldado profesional que luego llegó a ser emperador.
  • Que, por si te lo estabas preguntando, debe su nombre a la estatua “Coloso de Nerón” que había frente al anfiteatro.
  • Que, aunque ahora sólo pueden acceder al mismo 3000 personas, sus gradas tenían capacidad para 55.000 espectadores. Si fuera un estadio de fútbol, su capacidad lo situaría en el quinto lugar entre los más grandes de Italia.

Coliseo Romano
Coliseo Romano

Algunos datos de interés sobre el Vaticano

El Vaticano, por su parte, destila magnificencia y ostentación; es un presente marcado por el poder de la religión. La iglesia católica tiene su base en la ciudad de Roma (concretamente en Ciudad del Vaticano, que se considera un estado aparte) y es inevitable quedarse boquiabierto ante la riqueza de la misma.

No puedes perderte la Basílica de San Pedro, su cúpula, la Plaza de San Pedro y Los Museos Vaticanos, donde encontrarás la maravillosa Capilla Sixtina. Te cuento, además, qué es lo que tienes que ver en los Museos Vaticanos para aprovechar al máximo tu visita:

  • Todos los frescos de la Capilla Sixtina (destacando ‘La creación de Adán’ o ‘El juicio final’) elaboradas por artistas como Miguel Ángel o Botticelli.
  • Cuadros de Rafael como ‘La transfiguración’ (su última pintura), ‘La expulsión de Heliodoro del templo’, ‘Parnaso’ o ‘La escuela de Atenas’.
  • Esculturas como la de ‘Laooconte y sus hijos’o la del ‘Apolo del Belvedere’.
  • La pintura ‘El descendimiento’ de Caravaggio.
  • La estatua egipcia de la Reina Tiy.

Columnata de la Plaza de San Pedro
Columnata de la Plaza de San Pedro

Organiza tu visita conjunta al Coliseo y al Vaticano

Lo bueno de comprar entradas para el recorrido conjunto con entradas incluidas para el Coliseo y el Vaticano es que la organización de la que tengas que ocuparte será mínima; basta con estar en el punto de encuentro a la hora acordada y seguir al guía a través de los auriculares que te proporcionarán. Aun así, voy a explicarte varias cosas que debes saber:

El punto de encuentro

El punto de encuentro puede variar según la época del año, pero será un lugar céntrico como la Piazza del Risorgimento por lo que no vas a tener ningún problema para llegar tanto andando si te alojas en el centro de Roma (la ciudad en general es bastante accesible para recorrerla caminando) como en transporte público. En cualquier caso, una vez reserves el recorrido puedes preguntar cómo llegar al sitio y te lo indicarán sin problemas.

Fecha de las entradas

Al reservar las entradas para el Coliseo y el Vaticano en el recorrido conjunto has de hacerlo para un día concreto. Si te surge algún imprevisto, cancélalo 24 horas antes para que te puedan devolver el importe íntegro. Los organizadores de la visita se encargarán de cuadrar los horarios en los que visitar cada uno de los puntos del recorrido. Eso sí, la hora de salida será temprano así que hazte a la idea de que hay que madrugar.

Antigua entrada de papel al Coliseo
Antigua entrada de papel al Coliseo

Duración de la visita

La duración de la visita será de alrededor de nueve horas. De esas nueve horas, entre 2 y 3 se dedicarán al Coliseo y lo mismo a los Museos Vaticanos. No te voy a mentir: es una paliza y va a ser un día intenso, pero en mi opinión compensa más que hacer Coliseo por un lado y Vaticano por otro.

Idioma

Este recorrido incluye unos auriculares con audio disponible en varios idiomas: español, inglés, francés, alemán y portugués.

Información sobre la comida

La comida no está incluida así que, aunque te van a dar una pausa para comer, te recomiendo que te lleves algo de picoteo en la mochila y un par de bebidas, así matarás el hambre si los horarios sufren algún cambio. Aunque encontrarás varios puestos en las dos zonas donde podrás comprar un tentempié siempre va a ser más caro que si te lo llevas de casa.

Visita el Coliseo y el Vaticano con niños

Si te planteas hacer este recorrido con niños, ten en cuenta que pueden acabar muy cansados… Si les interesa el arte no habrá problema porque van a tener muchas cosas que ver, pero si son demasiado pequeños mejor elige otra opción para tu visita al Coliseo y al Vaticano.

Interior de San Pedro
Interior de San Pedro

Consejos prácticos para tu visita al Coliseo y al Vaticano

Cómo vestir

Si vas en verano, en Roma hace muchísimo calor. Concretamente, en el Foro romano las temperaturas son asfixiantes por lo que tendrás que llevarte agua, protector solar, gorra y gafas de sol.

En el Coliseo hay partes que están a la sombra, pero también hay más sol. Pensarás: estupendo me pongo para el día de la visita la ropa más fresca que tenga. ¡Error! Aunque en el Foro puedes morir de calor con manga larga, en el Vaticano no te dejarán entrar con los hombros descubiertos o con ropa demasiado corta. Vas a tener que llevar un pañuelo en la mochila y ponértelo por encima para entrar en la Basílica de San Pedro y en los Museos Vaticanos.

Usa calzado cómodo porque, en caso contrario, las nueve horas de la excursión pueden hacerse muy largas. Aunque parezca obvio, nada de estrenar zapatos.

No lleves ni mochila grande ni equipaje ya que no te dejarán pasar con esos bultos ni en un sitio ni en otro.

No te separes del grupo

Controla el tiempo durante el recorrido. Van a esperarte si te retrasas un poco, pero eso significa no sólo que retrasarás a todo el grupo, sino que en la próxima atracción turística que veáis tendréis menos tiempo y tendrás que verla más rápido. Las visitas organizadas no son momentos de comprar regalos o explorar la zona a tu aire; ya tendrás tiempo para eso.

Fotografías

No olvides cargar móvil y cámara. No te lo digo (en absoluto) porque vayas a estar mirando el teléfono; sería una pena que lo hicieras. Te lo digo porque si vas a hacer fotos del recorrido (y no hacerlas te va a ser muy difícil) es posible que te quedes sin batería (vas a ver muchas cosas). Yo personalmente lo que hago en los viajes, si no llevo la cámara de fotos o no quiero ir muy cargada y voy a utilizar el móvil, es poner el teléfono en modo avión (así aprovecho y desconecto) y uso solo la cámara.

Plaza de San Pedro preparada para una celebración religiosa
Plaza de San Pedro preparada para una celebración religiosa

Visitas guiadas al Coliseo y al Vaticano

Si lo que buscas al comprar entradas para el Coliseo y el Vaticano es una visita pormenorizada y al detalle, esta opción no es para ti. El tiempo para visitar ambos lugares estará restringido ya que la prioridad será ver todos los puntos del tour de la manera más cómoda posible, pero no explorarlos en profundidad.

Si lo que buscas es una visita guiada en la que te expliquen cada una de las maravillas que vas a ver te recomiendo que contrates mejor la visita guiada al Coliseo o la visita guiada a los Museos Vaticanos, de las cuales también he escrito artículos para que puedas valorar toda la información. Aquí puedes leer el de Las mejores visitas guiadas por el Vaticano y aquí el de Las mejores visitas guiadas del Coliseo.

Visitando la Capilla Sixtina
Visitando la Capilla Sixtina

Pases de la ciudad que te servirán para visitar el Coliseo y el Vaticano

Si, además de realizar esta visita, quieres contratar un pase turístico de la ciudad, asegúrate bien de comprar el adecuado. La visita guiada por el Coliseo y el Vaticano tiene un precio cerrado y las entradas para Coliseo y Museos Vaticanos ya están incluidas por lo que, en el caso de que lo que busques sean las visitas guiadas, no vas a “aprovechar” el pase.

La mejor opción para aprovechar tanto este doble recorrido como el pase turístico es la de la tarjeta Roma Pass ya que con ella puedes elegir entrar de forma gratuita a dos atracciones turísticas que no necesariamente tienen que ser el Coliseo o el Vaticano. Además, con esta tarjeta puedes utilizar el transporte urbano de manera gratuita por lo que la usarás para ir al punto de encuentro del recorrido y volver desde el mismo al final del día.

En cualquier caso, mi consejo es que no te dejes llevar y que antes de invertir en un pase de la ciudad te informes bien al respecto. Puedes leer aquí toda la información detallada sobre Roma Pass.

Interior de la Basílica de San Pedro
Interior de la Basílica de San Pedro

Si te interesa visitar el Coliseo y el Vaticano, también te interesará…

Con esta opción vas a ver las dos grandes maravillas de Roma, pero te queda muchísimo más. Con la tranquilidad de haber cubierto los imprescindibles, mi consejo es que organices tu visita para el resto de días a localizar las fuentes, las vistas, los palacios y las plazas más importantes de la ciudad eterna y que te dediques a visitarlos paseando.

Si lo que buscas después de este tour son más monumentos imponentes, no dejes de perderte el Panteón, el Castel Sant’Angelo o iglesias como la de Santa María la Mayor o Santa María in Trastevere. Si, en cambio, lo que más te impresiona de este recorrido son los Museos Vaticanos no dejes de visitar la Galería Borghese. Si quieres, puedes leer más información en mi post sobre Entradas Galería Borghese.

Si lo que quieres es una visita guiada más amplia de la ciudad, también he preparado un post sobre mis favoritos, así que lee aquí todo lo que necesitas saber sobre Los mejores tours de Roma.

Consejos para tu viaje

Nuestros consejos y los de nuestros viajeros para que vivas tu experiencia al máximo.

Mejores Entradas para el Vaticano y el Coliseo