Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

5 sitios para comer cerca del Vaticano

Cuando uno planifica su viaje a Roma seguramente se imagino comiendo mucho y bien. Pero a veces encontrar el lugar perfecto puede parecer difícil, sobre todo en zonas más turísticas. Te cuento cuáles son mis preferidos.

Carmen Navarro

Carmen Navarro

Lectura de 6 minutos

5 sitios para comer cerca del Vaticano

Preparando la masa para una deliciosa pizza | Nadia Spetniskaya

Manteles de cuadros, perfume de parmesano e interminables spaghetti carbonara. Sí, ve abriendo boca porque esto es lo que te espera cuando llegues a la capital de la pasta. Y seguro que cuando estés allí, haces una (o varias) paradas por el Vaticano. La Cúpula de San Pedro se divisa desde toda la ciudad, pero la columnata de la Plaza de San Pedro, el Moisés de Miguel Ángel en el interior de la Basílica y la imperdible Capilla Sixtina son solo algunos de los atractivos que tiene esta zona de Roma para el visitante.

Y seguro que después de tanto arte se te abre el apetito. Recuerdo que la primera vez que estuve en la zona, decidí unirme a una de las visitas guiadas de los Museos Vaticanos al mediodía y cuando terminé, me moría de hambre. En aquel momento encontrar un sitio decente me pareció misión imposible: todo lo que encontraba eran menús en inglés, sitios superdimensionados para turistas en masa y poca autenticidad.

Pero para que no te pille el estómago vacío en medio de una zona tan aparentemente turística sin saber a dónde dirigirte, he preparado esta lista con mis lugares favoritos para que no acabes cayendo en las "trampas" que a veces la ciudad tiene preparadas para los turistas. Atrévete a comer como un local y no te pierdas lo siguiente:

1. La mejores pizzas en un ambiente familiar, en Nicò

Deliciosa pizza italiana | ©Nik Owens
Deliciosa pizza italiana | ©Nik Owens

Si estás buscando un buen menú variado en un restaurante auténtico, anímate a probar Nicò, un restaurante muy acogedor en el barrio de Prati (a tan solo unos metros del Vaticano) donde podrás cenar rodeado de romanos, sin escuchar apenas a ningún turista.

Es un lugar frecuentado sobre todo por familias que viven en la zona y gente joven que estudia por allí (hay varios institutos y facultades cerca), así que encontrarás muy buenos precios y una buena calidad.

Aquí vas a poder comer la típica pizza romana, la finita, con los bordes crujientes. La terminarás entera sin tener una sensación de lleno total (cosa que sí sucede con las pizzas de masa gordita. La más clásica es la margherita (tomate y mozzarela) pero déjate aconsejar por los camareros o incluso pedid diferentes pizzas para que podáis probar un poco de cada.

Dónde está: Viale Angelico, 6.

Por qué me gusta este sitio: a veces en Roma es difícil hacer "vida local", ir a los locales típicos donde no suelen entrar turistas y comer y beber como un italiano más. Bueno, pues este es uno de esos sitios familiares, muy auténticos y muy "de barrio", con un estándar de calidad y un ambiente muy buenos.

Recomendado si... estás buscando una cena tradicional italiana con una gran variedad en el menú para poder elegir.

2. La merienda y el desayuno, en el Panificio Marè Prati

Reposteria Italiana | ©Louis Hansel
Reposteria Italiana | ©Louis Hansel

Si todavía no has comido suficientes croissants (nunca son suficientes) te invito a que pases por esta joya escondida (y digo escondida porque tiene una entrada muy pequeña y pasa totalmente desapercibida) para comprar los mejores dulces que probarás en Roma. Además de vender al público, este histórico horno suministra pastelería a muchos restaurantes y bares de la ciudad.

Los precios son de risa. Un "cornetto de cioccolato", mi preferido, cuesta 40 céntimos. No podrás llevarte solo uno, ¡lo siento! Piensa que con todo lo que estás caminando y con lo que queda por caminar, estas calorías casi casi ni se asientan en el cuerpo. Lo encuentras en Viale Angelico, 88 y tendrás que descender unas cortas escaleras hasta el paraíso. Aquí tienes su web para ir abriendo boca: Panificio Marè Prati.

Dónde está: Viale Angelico 88

Por qué me gusta este sitio: la gran variedad de dulces y la calidad que vas a encontrar en este local son imbatibles. ¡Y los precios también!

Recomendado si... quieres picotear algo dulce cuando estés en la zona pero no estás buscando ningún sitio donde sentarte. Aquí todo es para llevar.

3. Compra para llevar los mejores platos de pasta en Pastasciutta

Plato de pasta | ©Amirali Mirhashemian
Plato de pasta | ©Amirali Mirhashemian

Nunca un plato de pasta para llevar había tenido tanto nivel. La última vez que estuve en los Museos Vaticanos salí con mucha hambre y poco tiempo. Aprovechando que no había mucha gente en los alrededores del Castel St Angelo, decidimos comprar un par de platos de pasta para llevar y comérnoslos en el puente, con vistas al río.

Entramos con pocas expectativas, pero lo cierto es que nos sorprendió muy gratamente la calidad de la pasta y sus salsas. Tienen todo tipo de variedades de pasta y de acompañamientos, así que en cuestión de segundos te preparan el plato que quieras (puedes ver cómo lo hacen a través del cristal) y en cuanto te des cuenta, lo tienes en un tapper listo para llevar.

Considera esta opción si te apetece comer tranquilamente en el apartamento u hotel donde estés alojado o si prefieres hacer como yo y buscar en las propias calles de Roma el paisaje que quieras disfrutar durante la comida. Esta es su página web. Lo encuentras en Via delle Grazie, 5 y también verás que hay algunos huecos para sentarte si prefieres tomarla allí.

Dónde está: Via delle Grazie, 5

Por qué me gusta este lugar: pocos lugares ofrecen un servicio tan bueno, tan rápido y tan económico en un lugar cercan a una atracción turística como es el Vaticano. ¡Aprovecha la ocasión para probarlo!

Recomendado si... tienes mucha prisa (y hambre) y no quieres renunciar a comer la típica pasta italiana, bien hecha.

4. Bocadillos con embutidos gourmet, en Bono Roma

Embutido italiano | ©Theme Photos
Embutido italiano | ©Theme Photos

¿Quién dijo que algo tan sencillo como un bocadillo no podía ser tan delicioso como el menú más sofisticado? Ya sabemos que los italianos son grandes maestros de producción de pan, pero si además lo mezclamos con un embutido cinco estrellas el resultado puede ser épico.

Para una comida rápida pero sabrosa, Bono Roma destaca. Podrás coger para llevar uno de los increíbles "Paninos" que tienen en su carta y comerlo en cualquiera de los rincones mágicos que esconde la ciudad. Mi preferido es el Monti, que lleva mortadella, queso brie, paté de pistacho y rúcula. De verdad, tienes que probar cualquiera de las delicias que incluyen en su carta.

Dónde está: Via di Porta Cavalleggeri, 109/111.

Por qué me gusta este lugar: los ingredientes son de primera, el servicio es rápido, el personal muy atento y el precio, muy asequible. Así que con todo esto, Bono Roma tenía todos los ingredientes para colarse en este ranking.

Recomendado si... te apetece probar un típico "panino italiano" de gran calidad y disfrutar de los mejores embutidos.

5. En Roma también se come muy buen sushi y el mejor de la ciudad está en el Temakinho

Sushi | ©Vinicius Benedit
Sushi | ©Vinicius Benedit

¿Estás ya cansado de pasta y pizza si llevas varios días en la ciudad? Tranquilo, yo nunca lo reconoceré en voz alta, pero reconozco que a mí también me ha pasado. Si ya has cumplido el cupo degustando pasta, pizza, lasagna, risotto y gnocchis, tienes más que justificado el buscar algo un poco más exótico.

Y si te gusta el sushi, estás de suerte porque cerca del Vaticano está el mejor que he podido probar en Roma. Temakinho es una cadena de restaurantes fusión de comida brasileño-japonesa (exótico, ¡ya te lo advertí!) que hace unos rolls de escándalo y unos cocktails que invitan a pasar la noche sentado en su terraza. El edificio, además, merece mucho la pena: es un típico palazzo clásico italiano de tres plantas reconvertido en restaurante con un diseño a la última.

Que no te asuste el hecho de que sea una cadena. El primer restaurante Temakinho comenzó en Milán hace unos años y debido a su gran éxito acabó abriendo en el SoHo de Londres y en otras ciudades italianas. Yo he tenido la suerte de probar varios y no pierde la esencia. Eso sí, reserva con tiempo porque las mesas, literalmente, vuelan.

Dónde está: Via dei Serpenti, 16

Por qué me gusta este lugar: Creo que sería repetirme demasiado si digo que es uno de los asiáticos más ricos que he probado jamás, pero tengo que insistir. ¡Irresistible!

Recomendado si... te apetece probar algo diferente y visitar uno de los restaurantes más de moda en Roma ahora mismo.