Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Excursión a Pompeya desde Roma

Pompeya se encuentra en el centro de la península italiana, muy cerca de Nápoles. Su enclave no podría ser más perfecto: al norte, se eleva el imponente volcán Vesubio y, al sur, la mítica Costa Amalfitana.

Las mejores excursiones a Pompeya desde Roma

Visitar Pompeya es un viaje en el tiempo. La ciudad de la Antigua Roma es una visita obligatoria para quien quiera pasear por los vestigios de sus calles y recrear cómo vivían los antiguos romanos. Si no quieres perderte esta experiencia, te cuento las mejores excursiones desde Roma.

Excursión de un día a Pompeya y Nápoles

Con esta excursión a Pompeya y Nápoles conocerás la antigua urbe de Pompeya de la mano de un guía profesional (imprescindible para descubrir qué pasó en Pompeya) y no tendrás que preocuparte por comprar entradas para Pompeya, ya que están incluidas en el precio. Más adelante te comentaré los detalles sobre Pompeya, pero te adelanto que si lo que buscas es comodidad y despreocuparte del transporte, los tiempos de visita o cómo comprar las entradas, esta es una magnífica opción.

Además, en esta excursión, tendrás la ocasión de visitar también Nápoles, una de las ciudades más aclamadas de Italia por su cultura, arquitectura y sus maravillosas vistas al mar Mediterráneo.

Qué vas a ver

  • Recorrerás en autobús los lugares imprescindibles de Nápoles como su Palacio Real, la Plaza del Plebiscito… mientras escuchas las historias de la ciudad.
  • Harás una parada para almorzar que está incluida en el precio.
  • Visitarás el parque arqueológico de Pompeya, patrimonio de la Unesco.

Excursión de un día a Pompeya y Vesubio

Si buscas una excursión completa que te permita descubrir la historia de qué pasó en Pompeya, no dudes en contratar esta excursión de un día a Pompeya y Vesubio. Su relación calidad-precio, su completo recorrido y que incluye guía, entradas y comida, hacen que sea una opción ideal para el viajero.

En la temporada de invierno –del 20 noviembre al 31 marzo–, por motivos meteorológicos, esta actividad se sustituye por una visita a la ciudad de Nápoles. Se recorrerá en un autobús panorámico y luego se dispondrá de tiempo libre para pasear.

Qué vas a ver

  • Subirás hasta el Vesubio, un volcán activo. Pasearás por sus faldas y disfrutarás de unas vistas increíbles desde su cráter.
  • Para reponer fuerzas, comerás una auténtica pizza napolitana.
  • Llegarás finalmente a Pompeya para recorrer sus calles, sus edificios, sus monumentos...

Excursión de un día a Pompeya

Esta otra alternativa de excursión es ideal para quien busque una ruta más económica y que se concentre únicamente en la ciudad. Del mismo modo tendrá algunos beneficios de la opción anterior: entradas para Pompeya, comida y guía local.

Escultura con el Vesubio de fondo
Escultura con el Vesubio de fondo

Qué ver en Pompeya

Pompeya quedó, involuntariamente, inmóvil en el tiempo. Hace más de 2000 años, en el 79 a.C.:, el volcán Vesubio erupcionaba sepultando toda la ciudad romana. Y no fue redescubierta hasta 1550, cuando comenzaron las excavaciones para liberarla del manto de lava que la cubrió. Hoy, recorrer sus ruinas es un viaje en el tiempo y el recordatorio silencioso de la fuerza de la naturaleza.

Si quieres aprovechar al máximo tu visita por este parque arqueológico, te cuento los rincones imprescindibles que tienes que ver en Pompeya:

Foro

Sin duda, era el epicentro de la vida de la ciudad. Aquí era donde se concentraba la vida social, religiosa y política de Pompeya. En sus 150 metros de largo aún podemos disfrutar de algunas de las columnas que lo rodeaban e imaginar cómo era originalmente repleto de estatuas.

Templo de Apolo

Dedicado al dios del sol y la razón, este es uno de los lugares emblemáticos de Pompeya, muy cercano al foro. Se construyó entre los siglos VIII y VII aC, siendo uno de los más antiguos de la ciudad. En la actualidad lo que se conserva son varias de sus columnas y las escaleras que daban acceso a su podio.

Teatro Grande

Hasta 5.000 espectadores podían concentrarse en las gradas de este teatro. Como sucedía en otros recintos, la disposición de los espectadores iba en función de la clase social: los más pobres, arriba y los más ricos, abajo.

Teatro Pequeño

Aunque sus dimensiones son más reducidas –puede acoger hasta 1.000 espectadores– su acústica es mucho mejor. De hecho, hoy en día sigue acogiendo espectáculos teatrales y musicales. ¡Un privilegio verlos desde sus gradas!

Anfiteatro

Es cierto que su hermano romano, el Coliseo, se lleva la fama, pero el anfiteatro de Pompeya es el más antiguo que se conserva. Data del año 70 aC y tenía la capacidad de albergar 20.000 espectadores. Como en otras arenas similares, los gladiadores pasaban por aquí para exhibir su valentía.

Anfiteatro de Pompeya
Anfiteatro de Pompeya

Lupanar

Si hay un lugar que llama la atención al viajero en Pompeya, es este edificio. Se trata de un antiguo prostíbulo, el más importante de la ciudad romana. Vale la pena pasearse por sus dos pisos, ver sus camas de piedra y aprecias sus frescos: desde motivos eróticos hasta grabados en las paredes hechos por visitantes y prostitutas. El piso superior estaba dedicado a los clientes más ricos, mientras que el inferior estaba reservado a los más pobres.

Orto dei fuggiaschi

En este lugar podremos ponerle rostro a la tragedia de la erupción del Vesubio. 13 personas que intentaron huir fueron encontradas aquí. Se hicieron moldes con sus cuerpos y a día de hoy podemos apreciar sus caras de desesperación.

Cuerpo petrificado por el volcán
Cuerpo petrificado por el volcán

Terme Sabiane

De las diferentes termas que había en la ciudad, estas son las que mejor se conservan. Acércate hasta aquí para impresionarte con la bóveda que cubría sus baños –diferenciados entre fríos, templados y calientes–, su gimnasio rodeado de columnas o su piscina al aire libre.

Casa de Fauno

Es uno de los edificios más importantes a visitar. Se trata de una de las casas romanas más grandes y lujosas que se conocen en la ciudad. Aquí se han encontrado distintas obras de arte que la decoraban, como la estatua de bronce de un fauno o un mosaico de la batalla de Issos. Sin embargo, a día de hoy, hay que ir hasta el Museo Arqueológico de Nápoles para ver las piezas auténticas.

Villa de los Misterios

En realidad, esta villa se situaba a las afueras de la ciudad pero vale la pena acercarse hasta aquí porque es uno de los edificios que han permanecido mejor. En su interior, sus frescos han resistido al paso del tiempo, por lo que podrás trasladarte a la época romana con mayor claridad.

Carolina’s Traveller Tip

Evita viajar en verano. Habrá menos gente y, sobre todo, podrás disfrutar sin que el calor sofocante de julio y agosto te agote.

Detalles de interés sobre las excursiones a Pompeya

Entonces, ¿se puede ir desde Roma a Pompeya? La respuesta es sí. La opción más sencilla y más recomendable es coger una excursión organizada, que te permitirá ir y volver en el mismo día sin tener que preocuparte por los horarios o el transporte público y sin perder ni un minuto de tu visita.

  • Distancia desde Roma a Pompeya: 242 kilómetros
  • Tiempo de viaje: 2:30 horas por carretera, 2:05 horas aproximadamente. en tren (un transbordo).
  • Desde dónde salen: algunas excursiones establecen un punto de encuentro (como Piazza del Popolo) y otras pasan a buscarte por tu hotel. ¡No olvides revisar este punto según lo que te sea más cómodo!
  • A qué hora parten: sobre las 7:30 am (es una excursión larga, merece la pena madrugar un poquito).
  • Cómo es el transporte: estas visitas se realizan en un autobús cómodo, con aire acondicionado.
  • Qué encontrarás en esta visita: conocerás uno de los complejos de ruinas romanas más impresionantes del mundo.

Detalle de las calles de Pompeya
Detalle de las calles de Pompeya

¿Por qué ir a Pompeya desde Roma?

Si bien Roma es un museo al aire libre y fue el epicentro de la civilización romana, vale la pena ir hasta Pompeya para conocer cómo vivían. El trazado de sus calles, la estructura de sus viviendas, sus espacios de culto y ocio… Todo esto y más encontraremos en uno de los parques arqueológicos más importantes del mundo y Patrimonio Mundial de la Unesco.

Para sacar el máximo provecho a tu visita, contrata una excursión que te permita visitar de forma guiada el complejo arqueológico. Además, si lo deseas, podrás combinar el viaje con otros destinos cercanos como Nápoles, el Vesubio o la Costa Amalfitana.

Y a mí, ¿me gustará Pompeya?

Si te gusta la historia, la arquitectura o el arte, no dudes en acercarte hasta aquí y empaparte de todo lo que tienes que ver y conocer. Desde descubrir qué pasó en Pompeya hasta admirar –desde sus ruinas– el imponente Vesubio, el volcán que lo cambió todo.

Frescos en el interior de una de las casas
Frescos en el interior de una de las casas

Dónde comer en tu excursión a Pompeya

Si estás pensando en contratar una excursión que te lleve desde Roma a Pompeya, la mayoría de ellas incluyen ya comida en su precio. Si, por el contrario, no lo incluye o prefieres ir por libre, te damos algunos consejos sobre dónde y qué comer en Pompeya.

La cercanía a Nápoles hace que esta zona tenga una gastronomía espectacular. No puedes dejar pasar la oportunidad de comer una auténtica pizza napolitana, con bordes gordos y esponjosos. El café en esta zona es uno de los mejores del mundo y, si quieres acabar muy bien tu comida, pide un limoncello, traído de la vecina costa amalfitana.

Restaurantes recomendados

  • Caupona: Para quien quiera seguir viajando en el tiempo, este restaurante a las afueras del parque podría ser su elección. El ambiente recrea los frescos romanos y así también lo hace su menú: ofrecen platos inspirados en lo que comían los antiguos romanos. Además, podrás vestirte como uno de ellos. Precio del menú: 60€.
  • I matti: Vale la pena acercarse hasta la parte moderna de la ciudad –muy cerca de donde está Pompeya– para probar una auténtica pizza napolitana en este local. Tienen una selección de vinos locales y la relación calidad/ precio es buena.
  • Varnelli: Este bonito restaurante es una opción segura. Ofrece desde riquísimas pizzas (a partir de 8€) hasta un amplio menú de primeros y segundos platos. No te pierdas su extensa carta de coctelería.

¿Cuál es la mejor época para visitar Pompeya?

En Pompeya, los inviernos son largos –desde noviembre a marzo– y es cuando encontraremos un clima más fresco. Sin embargo, los veranos se prolongan desde junio a agosto y el calor puede llegar a ser sofocante.

Sin duda, si hay una temporada perfecta para visitar Pompeya esa es la primavera, cuando las temperaturas son más suaves y no hay tanta masificación del turismo. Agosto es el mes menos aconsejable por varios motivos: hay más turistas (y, por tanto, más colas), muchos restaurantes cierran en Nápoles al ser su mes de vacaciones y el calor es bochornoso.

¿Cuál es el mejor día de la semana para visitar Pompeya?

El parque arqueológico abre cada día de la semana a las 9:00h (a las 8:30h los sábados). Su horario de cierre depende de la época del año: en invierno suelen cerrar sobre las 15:30h, mientras que en verano podrás alargar tu visita hasta las 18h. De todos modos, te recomendamos consultar su web oficial para tener los horarios actualizados.

Mi consejo es llegar cuanto antes porque podrás disfrutar del complejo con temperaturas más suaves y con menos aglomeraciones. Además, te recomendamos visitar Pompeya de lunes a viernes, ya que los fines de semana es cuando más turistas acuden a estas ruinas.

Un último consejo: si vas por libre y quieres ahorrar el precio de la entrada, haz que tu visita coincida con el primer domingo de cada mes. ¡Es gratuito!

Festivales y eventos en Pompeya

¿Quieres hacer tu visita aún más especial? Asiste a uno de los eventos y exposiciones que se realizan en las ruinas de Pompeya. Por ejemplo, el festival ‘Pompeii Theatrum Mundi’ lleva años desarrollándose en los meses de verano dentro del parque arqueológico. Su antiguo teatro acoge espectáculos de danza contemporánea y míticas obras de teatro, desde Sófocles hasta Shakespeare.

¿Qué debería llevarme a Pompeya?

Al pasear por las ruinas de la ciudad, encontrarás que muy pocos lugares ofrecen sombra. Así que, te recomendamos llevar una pequeña mochila con una botella de agua que, además, podrás ir rellenando gratuitamente en las distintas fuentes del recorrido.

No olvides utilizar calzado cómodo porque recorrer Pompeya puede llevarte una media de 4 horas. Y, en los meses más soleados, ponte una gorra, gafas de sol y protector solar. ¡Ah! Y, por supuesto, no dejes atrás tu cámara de fotos para guardar el recuerdo de este paseo único.

Si tienes una mochila grande y no quieres llevarla contigo durante todo el recorrido, no te preocupes porque en la entrada podrás encontrar taquillas para dejarla ahí.

Calles de Pompeya
Calles de Pompeya

TOP 5 consejos sobre Pompeya

Si has leído hasta aquí verás que te hemos dado mucha información sobre cómo ir a Pompeya desde Roma y qué ver una vez allí. Pero, para que no se te escape nada, te resumimos los 5 consejos claves para tu visita a Pompeya, Italia.

  1. Busca una excursión que se adapte a tu estilo de viaje: elige entre dedicar todo tu tiempo a Pompeya o combinar con una visita panorámica por Nápoles o subir al volcán Vesubio.
  2. Consigue tu entrada a Pompeya con antelación: la mayoría de excursiones ya incluyen la entrada, por lo que no tendrás que preocuparte. Pero si decides ir por libre, cómprala con antelación. Evitarás largas colas, especialmente durante el fin de semana.
  3. Con guía, mucho mejor: Ten en cuenta que estarás recorriendo una ciudad en ruinas por lo que, aunque hay algunos carteles indicativos, entenderás mucho mejor lo que estás recorriendo si te cuentan cómo era la realidad milenios atrás en ese mismo lugar. En la mayoría de las excursiones contarás con un guía local que te explicará cada rincón y, si vas por libre, te aconsejamos pagar un poco más y alquilar una audioguía en la taquilla.
  4. Rincones imperdibles: El foro, el anfiteatro, los teatros y el lupanar no pueden faltar en tu recorrido. ¡Visítalos todos!
  5. Prepárate para una visita al aire libre: si es temporada de calor, no olvides tu botella de agua, gorra, gafas de sol y protector solar. Si está previsto que llueva, agradecerás tener a mano un paraguas y un chubasquero. Y, haga frío o calor… ¡calzado cómodo!

Si te interesa Pompeya también te interesará...

Si ya te has decidido a visitar Pompeya desde Roma, creo que no te vas a equivocar y estoy segura de que recordarás esta excursión el resto de tu vida! Si todavía no tienes claro si este es tu destino, también he escrito otro artículo sobre Las mejores excursiones desde Roma que puede resultarte interesante. En él te resumo los detalles de otras excursiones que se pueden hacer en los alrededores de Roma o bien oras ciudades y pueblos pintorescos que puedes visitar durante tu viaje a Roma.

Si por el contrario quieres aprovechar al máximo tus días en la capital de Italia, te dejo también algunos enlaces a otras guías de Roma para que puedas organizar mejor tus días allí. Aquí tienes el de Roma Pass si lo que quieres es coger una tarjeta turística que te permita ahorrar en las visitas a monumentos, museos y atracciones o estos otros sobre Los mejores tours de Roma y Los mejores tours nocturnos si eres de los que les gusta recorrer las ciudades y no dejar ni un solo rincón por descubrir.

Consejos para tu viaje

Nuestros consejos y los de nuestros viajeros para que vivas tu experiencia al máximo.

Mejores Excursión a Pompeya desde Roma