Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Las Vegas
Qué ver y hacer

Cuando pensamos en Las Vegas, lo primero que nos viene a la mente son sus luces de neón, sus casinos, sus carteles luminosos y sus espectáculos nocturnos. También sus pintorescas capillas donde anualmente se celebran más 120.000 bodas. ¡Pero la principal ciudad del estado de Nevada es mucho más!

Construida en mitad de un desierto, Las Vegas en sus alrededores tiene unos paisajes asombrosos como el Valle de Fuego, el Gran Cañón del Colorado o el lago Mead, el embalse más grande de los Estados Unidos. Muchos viajeros aprovechan la ocasión para conocer el patrimonio natural de este lugar, practicar actividades al aire libre y tomar impresionantes fotografías.

¿Quieres saber todo lo que se puede ver en Las Vegas durante una visita? Descubre el listado de cosas que hacer que hemos preparado para ti.

Welcome to Las Vegas

La prueba irrebatible de que has estado en Las Vegas es hacerse una foto con su célebre cartel de bienvenida. Está situado hacia el sur en Las Vegas Boulevard y tiene una curiosa historia detrás.

El letrero fue creado por la artista local Betty Whitehead Willis en el año 1959, autora de otros clásicos carteles como el del Blue Angel Motel y el Hotel Moulin Rouge. Sin embargo, la diseñadora gráfica nunca llegó a registrar este trabajo pues fue su regalo para la ciudad. Hoy en día esta imagen se reproduce en cualquier tipo de souvenirs de Las Vegas.

Lo que hace especial a este letrero luminoso es su estilo googie y populuxe, que tuvo su auge en el sur de California a mediados del siglo XX. De hecho, toda la primera fase constructiva de Las Vegas presenta influencias de este estilo caracterizado por el uso de luces de neón y formas geométricas.

Si quieres tomarte la fotografía deberás guardar un poco de cola pero tenerla en tu álbum del viaje a Las Vegas merece mucho la pena.

Las Vegas tiene muchísimos rincones que puedes perderte entre tanto "eye candy". Los mejores tours y excursiones desde Las Vegas te asegurarán descubrirlo todo y además en compañía de un guía experto que sabrá darle un toque mágico a tu visita, con anécdotas que recordarás y podrás contar de vuelta en casa.

Las Vegas Strip

Es la arteria principal de la ciudad donde se sitúan los casinos y los hoteles más famosos de Las Vegas. Al recorrerlo verás que el ambiente en este boulevard de 6 kilómetros de longitud es vibrante tanto de día como de noche. Sus principales atracciones son las coloridas luces de neón y pantallas gigantes, los abarrotados casinos, los imponentes hoteles y sus fascinantes espectáculos. Todo ello convierte a Las Vegas Strip como una de las avenidas más fotografiadas y visitadas de los Estados Unidos.

Uno de los mejores planes que hacer en Las Vegas es visitar Las Vegas Strip de noche, cuando la luz del sol deja paso al brillo de los carteles luminosos que decoran esta calle.
Dando un paseo podrás conocer sus famosos hoteles y su asombrosa ambientación y arquitectura. Cada uno de ellos tiene restaurantes, casinos y espectáculos, siendo las Fuentes del Bellagio o el Mirage Volcano dos ejemplos que atraen a cientos de personas.

Además, aquí se localiza uno de los centros comerciales más frecuentados de Las Vegas: el Fashion Show Mall, el cual está repleto de restaurantes y tiendas.

Fremont Street

Otro de los lugares que ver en Las Vegas es la calle Fremont, el corazón histórico y la parte antigua de la ciudad que se fundó a comienzos del siglo XX. Actualmente es la segunda calle más importante de la ciudad por detrás de Las Vegas Strip pero en el pasado aquí se encontraban los casinos y hoteles más famosos.

En esta calle se celebra el espectáculo Fremont Street Experience, uno de los más fascinantes de Las Vegas al combinar sonido, luces y música a la perfección. Fue creado para revitalizar el turismo en la zona vieja de la ciudad. Además, en este lugar podrás lanzarte a 34 metros de altura en tirolina para tener una visión diferente de esta famosa calle. Literalmente, ya que puedes vivir esta experiencia a más de 60 kilómetros por hora... ¡boca abajo!

Si durante vuestra estancia en Las Vegas disponéis de tiempo, no os podéis perder la visita a Fremont Street. Aquí se ubican clásicos casinos y hoteles como el Golden Nugget, el Binion’s y el Fremont Casino.

Red Rock Canyon

Si te gusta el senderismo, uno de los lugares que ver en Las Vegas dada su proximidad a la ciudad es el Red Rock Canyon, un parque natural en el desierto de Mojave donde se pueden ver formaciones rocosas de color rojizo con paisajes similares a los del Valle de Fuego.

Red Rock Canyon cuenta con un buen número de rutas de senderismo con distinto nivel de dificultad. En el Centro de Visitantes te informarán de aquellas que te acercan a los sitios más interesantes como las colinas de arenisca Calico Hills, los petroglifos en Willow Springs o el rancho Spring Mountain State Park, que antaño fue propiedad del millonario Howard Hughes, entre otros.

Durante el recorrido podrás contemplar el singular paisaje de color rojizo adornado con una flora única donde destacan la Yuca de Mojave y el Joshua Tree. También una de las fallas más famosas del planeta: Keystone Thrust Fault. Además, en Red Rock Canyon viven coyotes, serpientes, burros, escorpiones, arañas e incluso especies en peligro de extinción como la tortuga del desierto.

El Valle de Fuego

Situado a menos de 95 kilómetros al noreste de Las Vegas hay un paisaje de piedra arenisca roja en el desierto de Mojave que parece de otro planeta: el Valle de Fuego. Se trata del parque estatal más antiguo y más grande de Nevada y recibe su nombre del tono colorado de sus formaciones rocosas, las cuales fueron dunas de arena que se fosilizaron hace 150 millones de años.

El Valle de Fuego es uno de los sitios más fotogénicos del estado y al que acuden los habitantes de la zona para hacer senderismo, acampar o ir de picnic. Como turista es uno de los mejores lugares que ver en Las Vegas y que no te debes perder.

Lo más aconsejable es acudir al Centro de Visitantes para recibir toda la información sobre los lugares que conocer. Además podrás visitar su pequeño museo donde aprender más sobre la historia, ecología y geología del lugar.

El recorrido por el interior del Valle de Fuego es circular por lo que puedes parar para dar algún paseo y tomar unas fotografías de este paisaje mágico.

De las distintas áreas que componen el parque estatal, las más recomendables son White Domes, Rainbow Vista y Mouse's Tank, las cuales se hallan en la zona norte. En la carretera principal Atlatl Rock, Arch Rock y Seven Sisters son también parada obligatoria.

Si eres un apasionado del ecoturismo puedes optar por acampar y pasar alguna noche en el Valle de Fuego, ya que cuenta con varios campings equipados para que puedas contemplar con detenimiento las plantas, las rocas, los vestigios de la comunidad india y los animales que aquí viven.

Un consejo a la hora de visitar el Valle de Fuego: viste ropa y calzado cómodo, lleva sombrero, gafas de sol y protector solar ya que el calor aquí es fuerte. Para quienes vayáis en automóvil acordaos de llenar todo el depósito.

La presa Hoover y el lago Mead

Considerada como uno de los mayores logros de ingeniería del siglo XX, la presa Hoover es una colosal estructura que se ubica en el curso del río Colorado y que dio origen al lago Mead, el mayor lago artificial de Estados Unidos con una extensión de 640 kilómetros cuadrados.

En la actualidad, la presa Hoover abastece de electricidad a Nevada, Arizona y el sur de California y la visitan más de un millón de personas cada año. Visitarla junto al lago Mead es uno de los mejores planes que hacer en Las Vegas. Por un lado, se puede visitar la presa Hoover con un tour guiado por el interior para conocer su funcionamiento y luego acceder a los miradores para disfrutar de unas vistas espectaculares. Por otro, en el lago Mead es posible hacer actividades al aire libre como alquilar un barco, montar en una moto de agua, hacer submarinismo o pasear a caballo.

El Gran Cañón del Colorado

El Gran Cañón del Colorado es uno de los paisajes más impactantes del mundo y, por tanto, una de las excursiones imprescindibles que hacer en Las Vegas. Cada año alrededor de 5 millones de personas visitan este monumento natural ubicado en el norte de Arizona ya sea por el aire en helicóptero o por carretera en automóvil.

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, se trata de una abrupta garganta excavada por el río Colorado durante más de 2.000 millones de años. Con unas dimensiones asombrosas de 446 kilómetros de largo y una altura máxima de la garganta de 1.500 metros, sólo se es consciente de las proporciones del lugar al asomarse a uno de los miradores del Gran Cañón y quedarse cautivado con la belleza y la inmensidad del lugar.

El Gran Cañón se divide en tres partes: North Rim y South Rim (gestionadas por el servicio nacional de parques con vistas maravillosas) y West Rim (la zona más visitada por los turistas de Las Vegas, la cual está administrada por la tribu india Hualapai). Hacer un tour en helicóptero del borde Sur del Cañón del Colorado es una de las experiencias más impresionantes que te recomiendo en tu viaje a Las Vegas.

En el área de West Rim, en el mirador Eagle Point, se halla una de las atracciones favoritas de los visitantes conocida como Skywalk. Una plataforma con suelo de cristal en forma de herradura suspendida en un acantilado a más de 1.200 metros sobre el río Colorado. ¡La experiencia es totalmente recomendable si no le tienes miedo a las alturas! Y si tienes vértigo, una ocasión como ésta es la mejor para superarlo y disfrutar de un paisaje único que nunca olvidarás.

Puedes hacer un tour en helicóptero del borde Oeste, con entradas para el Skywalk para que no te pierdas esta alucinante experiencia para la vista.

Casarse en Las Vegas

¡En Las Vegas el amor está en el aire y se respira en las calles! Resulta muy común ver a los novios dirigirse en limusina hasta el lugar del enlace o por Las Vegas Strip y Fremont Street posando felices para el reportaje fotográfico posterior. Cada año miles de parejas aprovechan su viaje a Estados Unidos para sellar su amor y pasar por el altar en una de las pintorescas capillas que están repartidas por la ciudad.

Lo que anima a muchas parejas a casarse en Las Vegas es hacer una pequeña locura de la que llevarse un mágico recuerdo a casa pero también que, a diferencia de otros sitios, no tienen que invertir mucho tiempo en la planificación y el papeleo de la boda. Celebrar una boda en Las Vegas es rápido, fácil y divertido y se puede hacer de un día para otro.

Las Vegas ofrece a los novios opciones muy originales para dar el ‘sí, quiero’: desde las románticas bodas tradicionales en capilla con Elvis como maestro de ceremonias hasta las bodas temáticas que tienen un toque extravagante para convertir este día en algo aún más especial y memorable si cabe.

Por ejemplo, ¿te imaginas casarte en una ceremonia autoservicio sin salir del coche como si de un pedido de hamburguesas se tratara? ¡En Las Vegas es posible y en menos de 10 minutos! ¿Qué tal convertir en épica tu boda en Las Vegas con un enlace en helicóptero en el Gran Cañón o en limusina el Valle de Fuego? Conseguirás un álbum de fotos absolutamente impresionante e inigualable.

Otro de los motivos que llevan a muchas parejas a casarse en Las Vegas es lo económico del enlace. ¡Precios low-cost! De hecho, es posible celebrar una boda por menos de 150 dólares pero los precios varían mucho de acuerdo al tipo de ceremonia y el paquete nupcial elegido. El coste sube si queréis que un imitador de Elvis cante y os case o si escogéis una boda al aire libre en pleno Gran Cañón.