Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Las mejores visitas guiadas por el Vaticano

Con los Museos Vaticanos y la plaza y cúpula de San Pedro como principales puntos de referencia, el Vaticano es una visita obligada. La historia que hay tras sus muros no se lee en los libros de texto y ese es, para mí, uno de los motivos principales para visitarlos.

Los mejores tours del Vaticano

La experiencia de visitar los Museos Vaticanos por cuenta propia es totalmente distinta a la de hacerlo con un guía especializado que te explica y contextualiza los siglos de Historia del Arte de estos museos. Elegir un tour entre las múltiples opciones que existen puede ser un poco abrumador, así que te lo voy a poner fácil. Estas son los principales:

Visita guiada de la Capilla Sixtina
Visita guiada de la Capilla Sixtina

Tour guiado del Vaticano de tres horas

En relación calidad-precio, tengo que reconocer que este tour guiado es probablemente el más completo. En unas tres horas aproximadamente, vas a recorrer los Museos Vaticanos, la Capilla Sixtina y la Basílica de San Pedro. Todo ello, sin colas al entrar, lo que lo hace mucho más agradable y llevadero. Un guía especializado te explicará las historias y curiosidades que hay detrás de las principales obras de arte que te encontrarás en esta visita guiada.

Esta visita guiada de tres horas se centra principalmente en los Museos Vaticanos (te aseguro que con todo lo que hay dentro tienen contenido de sobra). En colecciones tan grandes como esta es fácil sentirse abrumado por todo lo que hay que ver, no saber por dónde empezar, temer perderte “lo más importante” o que haya maravillas y detalles que, por desconocimiento, pasen desapercibidos. Todas estas dudas te las solucionará una visita guiada.

Además, accederás a la Basílica de San Pedro después de ver los museos sin tener que hacer cola y, aunque parezca algo insignificante, para mí es una manera de no romper “la magia” de la visita. Esto, créeme, es un verdadero lujo. ¡Me darás la razón cuando veas las colas que suelen formarse en la puerta a diario!

La selección de obras explicadas está hecha por un profesional, por lo que vas a ver las obras más representativas de cada periodo en concreto y de los Museos Vaticanos en general (insisto en que su colección de arte está entra las mayores del mundo). Al contar con un guía especializado, además, tienes libertad para hacerle todo tipo de preguntas sobre un periodo o una obra concreta.

Frescos de la Capilla Sixtina
Frescos de la Capilla Sixtina

Tour del Vaticano en grupo reducido

A la hora de seleccionar las mejores visitas guiadas al Vaticano, te sugiero que tengas en cuenta opciones como la del tour del Vaticano en grupo reducido: incluye prácticamente lo mismo que la visita general y no difiere mucho de precio. La diferencia es que irás en un grupo de 12-14 personas máximo.

En otros lugares no es tan importante, pero los Museos Vaticanos están abarrotados de gente (desafortunadamente, uno de los mayores inconvenientes del lugar es el ruido que puede llegar a formarse a pesar de estar en un museo) y el guía no puede levantar la voz así que si se dirige a un grupo pequeño será mucho mejor. Esto además, también permite mayor cercanía con el guía, lo que te facilitará la posibilidad de preguntarle todas tus dudas.

Interior de la Basílica de San Pedro
Interior de la Basílica de San Pedro

Tour express de la Basílica de San Pedro

Si te interesa más ver la Basílica de San Pedro que los Museos Vaticanos hay una opción de tour express de la Basílica en la que la visitarás con un guía especializado e incluye una entrada “rápida” a los Museos Vaticanos. Dispondrás de entrada rápida y te explicarán al detalle el lugar en el que fue enterrado el que se considera el primer Papa de la Iglesia Católica.

La Basílica, además, está considerada como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, por lo que no puedes dejar de visitarla cuando vayas al Vaticano. El recorrido empieza en la plaza de San Pedro, donde un guía oficial te explicará los detalles arquitectónicos y simbólicos de la plaza de Bernini, para después acceder a la Basílica sin colas (de nuevo, ¡un verdadero lujo!).

Una vez dentro, junto al guía, recorrerás las principales obras de arte que alberga la Basílica y te explicará los secretos mejor guardados de la Iglesia, además de la tumba del Papa Juan Pablo II. Estoy segura de que el dosel del altar o la archiconocida escultura de La Piedad de Miguel Ángel no te dejarán indiferente.

Altar de la Basílica de San Pedro
Altar de la Basílica de San Pedro

Visita privada al Vaticano

Esta opción de visita privada del Vaticano te da la opción de adaptar más el trayecto en función de las zonas de los museos que más te interesen (la mayoría de las veces los guías no tienen ningún problema en modificar el recorrido e incluso agradecen salirse del recorrido oficial) y, por supuesto, de recibir explicaciones personalizadas a las que sacarás mucho más jugo.

El tiempo en la Capilla Sixtina (la estrella de los Museos Vaticanos) será suficiente como para explicarte a la perfección los frescos que allí se encuentran y para no perderte entre tanta cantidad de información como la que hay detrás de las pinturas.

Además de las explicaciones sobre obras concretas, este tour privado del Vaticano también incluye información interesante sobre la arquitectura de la zona, la vida política y religiosa del Vaticano (digna de una serie y de hecho hay varias) y anécdotas que la mayoría de turistas no conocen.

Jardines del Vaticano
Jardines del Vaticano

Lo que debes saber sobre las visitas guiadas al Vaticano

Al contratar una visita guiada (y esto funciona en prácticamente todos los casos) puedes dejar de preocuparte por tiempos, recorridos y esperas (la gran mayoría de las visitas al Vaticano son sin colas). Personalmente, y aunque pueda resultar paradójico, me siento menos “turista” cuando hago este tipo de visitas porque mi única preocupación es sumergirme en las historias que me están contando.

Cancelación gratuita

Hay opciones que devuelven el dinero íntegro si cancelas con una antelación de 24 horas. Esto te permite que, en caso de imprevisto, puedas adaptar tus planes sin perder tu dinero.
Entradas incluidas y acceso sin colas: aunque parezca un básico no hay que dar nada por sentado.

En tu idioma, mucho mejor

Asegúrate antes de de reservar que el idioma que habla el guía y de que no tiene que traducir cada una de las explicaciones a cinco idiomas distintos (perderás tiempo durante la visita y no le sacarás el máximo partido). Español, francés, alemán y portugués son los idiomas más comunes al margen del inglés y el italiano. Tanto la visita guiada que yo te recomiendo al principio de este post como la privada están en español.

Columnata de la Plaza de San Pedro
Columnata de la Plaza de San Pedro

Organiza tu visita guiada al Vaticano

Horarios

Fíjate que tenga disponibilidad en horario de mañana y de tarde:
Así podrás elegir en función de tus planes, aunque te recomiendo que escojas el de primera hora de la mañana para evitar coincidir con las horas de máxima afluencia en los Museos Vaticanos.

Qué tienes que llevar

Puesto que no vas a esperar la cola no necesitas protección para el sol, lo que sí necesitas es llevar una chaqueta o un pañuelo para cubrirte hombros y escotes en la entrada y durante la visita ya que en el Vaticano son muy rigurosos con la vestimenta. En cuanto al resguardo de la visita, podrás presentarlo al guía desde tu móvil y él se ocupará de facilitarte las entradas si no te las han enviado previamente en formato digital.

Cómo llegar al Vaticano

El Vaticano está alejando del centro histórico de Roma, pero, a diferencia de lo que mucha gente piensa sí que se puede llegar andando desde puntos turísticos como Piazza Navona o Campo di Fiori. En cualquier caso, la opción más sencilla para ir hasta allí es tomar la línea A de metro hasta Ottaviano S Pietro.

Una vez allí, el guía te explicará donde es el punto de encuentro de la visita guiada según el tour que elijas: todos suelen ser puntos fáciles de encontrar y el guía llevará algún objeto claramente reconocible para que puedas localizarlo entre la multitud.

Duración

El tour del Vaticano dura unas tres horas aproximadamente, aunque el tiempo total puede variar y alargarse (raramente va a ser menos). Si quieres ver lo más importante de los Museos Vaticanos en profundidad, sin ir corriendo y empapándote de las explicaciones del guía, no te recomiendo un tour de menos de este tiempo.

Comer por la zona

Sal de esa zona para comer a no ser que tu guía te de una recomendación concreta. Los sitios cercanos a la Plaza de San Pedro serán caros y algunos pueden cometer el grave pecado de ofrecerte un plato de pasta o pizza recalentado. Si después de tu visita vas a seguir recorriendo la zona, será suficiente con alejarte de las zonas céntricas o con pedir una recomendación a tu guía. Afortunadamente, Italia es uno de los países europeos en los que más fácil es comer bien y barato.

Tour con niños

No te recomiendo que hagas una visita guiada a los Museos Vaticanos con niños a no ser que esté específicamente adaptada para ellos. El recorrido es largo para los más pequeños, los museos están llenos de gente y ni disfrutarán ellos ni disfrutarás tú de las ventajas de hacer una visita guiada al Vaticano. En cuanto a los carritos de bebés, pueden suponer un auténtico caos en las horas de máxima afluencia.

Opciones especiales

Si tienes interés especial por el arte y la pintura, es posible que la visita general se te haga corta; al fin y al cabo, el Vaticano tiene una de las colecciones de arte más grandes del mundo. Si tu caso es el de un apasionado de la Historia del Arte diría que no descartaras el volver otro día para explorar a fondo la colección o contratar la visita privada individual.

Ana’s Traveller Tip

Evita contratar a los “guías” que se te acercarán en la plaza de San Pedro. Muchos no son oficiales y no están cualificados para hacer una visita guiada de calidad.

Dudas frecuentes de los viajeros interesados en la visita guiada al Vaticano de Roma

¿Cómo hay que ir vestido en el Vaticano?

Por la particular idiosincrasia del lugar, la regla general es una vestimenta “decorosa”. Eso significa nada de gorras, tirantas, escotes, pantalones o falda corta. Si es verano cuando visites el Vaticano puedes llevar una camiseta de manga larga o pañuelo en la bolsa para cuando tengas que entrar a la Basílica de San Pedro o a los Museos Vaticanos.

¿Hace calor en Ciudad del Vaticano?

No tanto como en el Coliseo o en el Foro, pero sí. Los museos están a cubierto, pero en la Plaza de San Pedro no hay sombra. Así que, aunque no vayas a hacer la cola para entrar a los Museos Vaticanos ya que vas en visita guiada, lleva agua y protección solar.

¿Puedo entrar con mochila a los Museos Vaticanos?

Si no es una mochila grande o un equipaje, sí. De lo contrario deberás dejarlo en taquilla. En cualquier caso no te recomiendo ir cargado a ninguna de las excursiones que hagas por Roma; esta es una ciudad para recorrerla caminando y cualquier peso extra te dificultará el disfrutar de ella.

Fachada de la Basílica de San Pedro
Fachada de la Basílica de San Pedro

¿Puedo entrar con comida a los Museos Vaticanos?

No se permite comer ni beber en las salas de exposiciones, así que, si llevas provisiones en la mochila o en el bolso, no las saques mientras visitas la exposición.

¿Puedo hacer fotos dentro del Vaticano?

En los Museos Vaticanos, no está permitido ni el flash ni el palo selfie. Podrás hacer fotos con el móvil y con una cámara que no implique accesorios profesionales (para esto último hay que pedir un permiso especial).

En el caso de la Basílica de San Pedro, recuerda que estás en un lugar de culto; aunque muchos turistas no lo respeten lo más adecuado no es estar haciendo fotos mientras que los visitantes intentan disfrutar del recogimiento que debería transmitir el lugar. Reserva tu tarjeta de memoria para el resto de maravillas que verás en Roma o para las vistas de la Plaza de San Pedro desde la cúpula.

¿Merece la pena subir a la Cúpula de San Pedro?

Aunque la entrada a la Basílica de San Pedro es gratuita y seguramente vas a verla durante la visita guiada al Vaticano, la subida a la cúpula se cobra aparte. Si estas en forma y no sufres de claustrofobia merece la pena hacerla. En caso contrario desde la colina Gianicolo tendrás una vista muy similar de la plaza de San Pedro.

¿Se pueden visitar los Museos Vaticanos de noche?

Algunos viernes del año los Museos Vaticanos abren durante la tarde-noche (aunque no suele haber tours a estas horas). Te recomiendo enterarte de cuándo son y aprovechar para visitarlos si estás en Roma ya que suele haber mucha menos gente.

Vista aérea del Jardín del Vaticano
Vista aérea del Jardín del Vaticano

Otras visitas guiadas en Roma

Otra visita guiada que también puede interesarte si vas al Vaticano es la visita a la Necrópolis que hay bajo la Basílica de San Pedro. Esta visita requiere un permiso especial ya que da acceso al lugar en el que está enterrado el apóstol, pero hay algunos tours especializados que ofrecen esta visita.

En cuanto a otras visitas guiadas que merezcan la pena en Roma, sin dudarlo te recomiendo una de mis favoritas: la del Coliseo y el Foro de Roma. La zona no tiene nada que ver con el Vaticano pero es la otra imprescindible de la ciudad eterna y además la historia que lleva consigo es fascinante. Hice un post sobre Las mejores visitas guiadas del Coliseo que podría interesarte.

¿Y si sólo quiero las entradas para el Vaticano?

Por supuesto, también existe la opción de comprar las entradas al Vaticano sin ningún tipo de visita guiada. Es cierto que esto te permitirá conocer toda la zona a tu aire sin tener que estar atento a las explicaciones de un guía, pero por otra parte, te perderás el encanto de conocer al detalle la explicación de todo el arte, la forma de vida y las curiosidades que esconde el Vaticano. Sea como sea, hice un post que puedes leer aquí sobre Las mejores visitas guiadas por el Vaticano.

Consejos para tu viaje

Nuestros consejos y los de nuestros viajeros para que vivas tu experiencia al máximo.

Mejores Las mejores visitas guiadas por el Vaticano