Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Mejor momento para visitar Pompeya

Vayas cuando vayas a Pompeya, te vas a quedar con la boca abierta. Si eres flexible con las fechas de tu viaje, conoce en este artículo cuándo disfrutarás más de tu excursión a Pompeya.

Carmen Navarro

Carmen Navarro

Lectura de 5 minutos

Mejor momento para visitar Pompeya

iStock

Su historia, su pasado trágico y el exhaustivo trabajo de historiadores y arqueólogos te hará viajar 2000 años atrás en el tiempo. Pero, si estás planeando Pompeya y tienes algo de flexibilidad, antes de reservar tu excursión a Pompeya desde Roma, toma nota de los siguientes momentos del año y la semana para saber cuál es el mejor momento para visitar Pompeya.

Tanto si te preocupa el frío o el calor como la afluencia turística que encontrarás, sigue leyendo para saber lo que te espera.

El mejor momento del año: visita Pompeya en primavera con sol y temperaturas suaves

Atardecer en Pompeya | ©canmandawe
Atardecer en Pompeya | ©canmandawe

La primavera, en general, es uno de los mejores momentos del año para visitar Italia, sobre todo si el viaje tiene como destino el centro y el sur del país, como es el caso de Pompeya. Las temperaturas en primavera son templadas, los días son más largos y tienes muchísimas posibilidades de encontrar días soleados durante tu viaje.

El Vesubio brillando al sol de abril o mayo, con una temperatura perfecta, te harán disfrutar al máximo de la excursión. Debes tener en cuenta que el recorrido tiene lugar al aire libre, no hay muchos sitios para resguardarse del sol o la lluvia, así que la primavera es el momento perfecto para ir.

Consultar la previsión meteorológica o las temperaturas medias de Pompeya en Primavera te ayudará a organizar bien la ropa que necesitas, aunque probablemente una buena idea será llevar varias capas por si hace fresco a primera hora de la mañana y el calor aprieta más en las horas centrales del día.

Sea como sea, no te confíes y lleva algo de protección solar y una gorra, ya que aunque no haga excesivo calor, el sol puede llegar a molestar después de varias horas paseando.

La afluencia turística en primavera

Muchos visitantes tienen la misma opinión y por eso deciden ir a Pompeya en primavera, así que después del frío invierno la afluencia empieza a aumentar en abril (sobre todo en Semana Santa) y mayo, aunque no te preocupes: no alcanzan los niveles de visitantes que llegan hasta aquí en verano.

Reserva una visita a Pompeya

Pompeya en otoño: un ambiente cálido y con poca afluencia turística

Disfruta de Pompeya con menos turistas | ©Nick Hubbard
Disfruta de Pompeya con menos turistas | ©Nick Hubbard

El clima el Pompeya en otoño es parecido al de la primavera, sobre todo si vamos en octubre. El termómetro todavía no ha caído del todo, las temperaturas siguen siendo suaves y aunque las horas de luz empiecen a acortarse, encontrarás en Pompeya la temperatura perfecta para pasar una jornada al aire libre.

Mi recomendación es que lleves alguna chaqueta o cortavientos por si sale un día más fresco, pero en principio no deberías tener problemas de frío. En el caso de que llueva, no te preocupes porque podrás hacer la visita igualmente, aunque un paraguas y un chubasquero serán buenos aliados.

Consulta la previsión unos días antes de viajar, pero aquí tienes unas estadísticas de lluvia y temperatura media en Pompeya en otoño que te ayudarán a la hora de hacer la maleta.

La afluencia turística en otoño

A partir de octubre (y sobre todo en noviembre) el número de visitantes en Pompeya empieza a disminuir drásticamente. Atrás quedan los meses del año con más turistas y grupos grandes organizados que llegan hasta la zona arqueológica de la ciudad del Vesubio.

Es muy probable que puedas pasar una jornada relajante paseando por las milenarias calles de la ciudad sin tener que esquivar a nadie para disfrutar de las ruinas.

Reserva una visita a Pompeya

Pompeya en verano: calor y aglomeraciones

Pompeya con gran afluencia de turistas en verano | ©Jenny
Pompeya con gran afluencia de turistas en verano | ©Jenny

En verano Italia luce en su máximo esplendor: largas jornadas de luz, gente en las terrazas, turistas aprovechando de la gastronomía italiana... Y Pompeya no podía ser menos. Miles de visitantes aprovechan para llegar hasta aquí como parte de una ruta por Nápoles o la Costa Amalfitana o como una excursión de un día desde Roma.

Si eliges visitar Pompeya en verano, ten por seguro que es muy poco probable que llueva, pero es muy posible que el calor sea bastante sofocante, así que ve bien preparado: agua fresca, sombrero, crema solar y zapato cómodo.

Evita la ropa negra o muy oscura, opta por tejidos frescos y poco pegados al cuerpo para disfrutar al máximo de tu dia en Pompeya. Si te apetece saber más, he elaborado un artículo con los mejores consejos para visitar Pompeya.

La afluencia turística en verano

Los picos de afluencia en Pompeya tienen lugar en la estación estiva, sobre todo en julio y agosto. Durante esta época es frecuente ver grandes grupos de turistas organizados, así que encontrarás también mucha disponibilidad de horarios para las visitas guiadas en español.

Reserva una visita a Pompeya

Pompeya en invierno: abrígate bien, el frío aprieta a los pies del Vesubio

Abrígate en invierno | ©Andrea Schaffer
Abrígate en invierno | ©Andrea Schaffer

El frío y la humedad por en las calles de Pompeya se empiezan a hacer notar desde finales de noviembre. También los días son más cortos, anochece más temprano y todo esto hace que muchos visitantes no elijan esta épica del año para visitar Pompeya.

Así que si eres un viajero de los que huyen del turismo de masas, este es un gran momento para visitar la ciudad del Vesubio. Te recomiendo llegar a primera hora de la mañana para aprovechar al máximo las horas de luz.

Abrígate bien, recuerda que gran parte de la jornada transcurre al aire libre, así que un buen abrigo, un calzado cómodo y calentito y una bufanda serán tus aliados. Eso sí, es muy probable que encuentres un día soleado en el que dará gusto pasear pese a que las temperaturas no sean muy altas.

Reserva una visita a Pompeya

Pompeya entre semana: un lujo para los visitantes

Visita Pompeya entre semana | ©Wolfgang Manousek
Visita Pompeya entre semana | ©Wolfgang Manousek

De lunes a viernes la afluencia es bastante menor que los fines de semana o festivos. Es probable que encuentres algún grupo de estudiantes paseando con su profesor por las calle de Pompeya y por supuesto, existen grupos organizados que hacen el recorrido junto a un guía (cosa que te recomiendo totalmente hacer).

Sea como sea, de lunes a viernes encontrarás más disponibilidad de horarios, así que aunque sigue siendo recomendable reservar con antelación el tour o las entradas, tendrás más donde elegir.

Evita (si puedes) fines de semana y festivos

Pompeya con afluencia de público | ©Nick Hubbard
Pompeya con afluencia de público | ©Nick Hubbard

Como sucede con grandes atracciones turísticas en todo el mundo, los fines de semana suelen estar muy concurridos. Si además hablamos de fines de semana largos, puentes o días festivos, es muy probable que nos encontremos también grandes grupos de turistas nacionales.

Pompeya no es una excepción: los sábados y los domingos muchos italianos y extranjeros se acercan hasta aquí para disfrutar de las históricas calles de Pompeya, así que la visita no será tan relajante como en otros momentos de la semana.

Si piensas hacer la visita a Pompeya por tu cuenta, recuerda que el transporte público puede tener un horario diferente (o reducido) durante los festivos o fines de semana, así que tenlo en cuenta a la hora de organizar tu llegada. Si no, siempre puedes unirte a una excursión organizada con guía para disfrutar de Pompeya sin preocuparte por nada.