Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Cómo visitar el Monte Vesubio, el volcán de Pompeya

Es sin duda el responsable de que 4 millones de personas visiten Pompeya cada año y el protagonista del horizonte de la ciudad. El Monte Vesubio es una joya de la naturaleza y merece la pena visitarlo. Te cuento cómo.

Carmen Navarro

Carmen Navarro

Lectura de 6 minutos

Cómo visitar el Monte Vesubio, el volcán de Pompeya

Vista del Monte Vesubio desde el mar | ©Vincenzo De Simone

El Monte Vesubio es en realidad un volcán activo de 1280 metros de altura que custodia la ciudad de Pompeya en plena bahía de Nápoles, en la región de Campania. Hace casi 2000 años se puso en erupción y su lava sepultó, entre otras, las ciudades de Pompeya y Herculano.

Pese a que la zona arqueológica es la Meca de la peregrinación de millones de visitantes cada año, el Vesubio bien merece una visita. Es bastante fácil y accesible llegar hasta su cima, para poder contemplar el cráter del volcán y obtener las mejores vistas de la región. ¿Estás convencido ya? ¡Sigue leyendo!

Sube al Vesubio durante tu excursión a Pompeya

Camino de subida al Vesubio | ©Peter Visser
Camino de subida al Vesubio | ©Peter Visser

Una de las razones que te traerán a esta zona es, sin duda, visitar la zona arqueológica de Pompeya, la ciudad romana donde la vida se paró aquella mañana de agosto del 79 en la que el Vesubio entró en erupción.

Hoy en día es posible pasear por sus calles empedradas, ver sus templos, teatros, termas, anfiteatros e incluso alguna taberna de la época que se conservan petrificadas desde entones.

Lo más cómodo es llegar hasta allí en una excursión organizada a Pompeya desde Roma o en una excursión a Pompeya desde Nápoles y lo mejor de todo es que algunas de ellas incluyen en su itinerario una parada en el Vesubio.

En esos casos, no tendrás que preocuparte por nada: un guía te acompañará en todo momento durante la visita y el autobús privado que se encarga de llevarte y traerte desde la ciudad te acercará a la cima del volcán.

Por qué recomiendo reservar una excursión organizada

Seguramente Pompeya y el Vesubio no serán el único destino de tu viaje, sino más bien una escapada de un día que hagas durante tu viaje a Roma o a Nápoles. En ese caso, tener que lidiar con la logística del transporte, las colas para sacar las entradas en taquilla y el hecho de no poder contar con un guía hacen que la excursión no se disfrute tanto.

Hay tanta demanda para visitar la zona que muchas excursiones incluyen servicios distintos y uno de ellos es la subida al volcán. Infórmate bien antes del itinerario y opta por una de las opciones completas que te llevan hasta el cráter del volcán después de la visita a la zona arqueológica.

Reserva tu visita a Pompeya

Cómo llegar al Vesubio por tu cuenta

Vista del Monte Vesubio | ©_M_V_
Vista del Monte Vesubio | ©_M_V_

Si decides llegar hasta Pompeya por libre y hacer la visita por tu cuenta, no te preocupes porque la cima del volcán es accesible igualmente para aquellos que viajan a su aire. Entre la zona arqueológica y el volcán hay apenas unos 20 kilómetros y no tardarás más de media hora en recorrerlos. Tienes principalmente tres opciones, cada una de ellas tiene sus ventajas particulares y por supuesto, un precio distinto.

De Pompeya al Vesubio en coche

Si has llegado hasta Pompeya en tu propio coche o en coche de alquiler, lo más práctico es que lo utilices para llegar también hasta el volcán. La carretera está muy bien señalizada y el camino es prácticamente recto, conducirás en paralelo al mar siguiendo la dirección de Herculano.

Llegarás al parque nacional y a la falda del volcán, donde empiezan algunas curvas para que puedas subir en coche una parte y limitar el tiempo de subida a pie. Te dejo este enlace a Google Maps para que compruebes el itinerario sugerido y el estado del tráfico en el momento de tu salida.

El aparcamiento está a unos mil metros de altitud, por lo que solo tendrás que hacer a pie el último tramo de subida (no te confíes, es corto pero la subida está bastante empinada) y llegarás por fin a la cima del cráter. Aparcar allí tiene un coste de 6 €.

De Pompeya al Vesubio en taxi

Una manera rápida y muy cómoda de moverte entre la zona arqueológica de Pompeya y el Vesubio, es cogiendo un taxi. Si viajas en un grupo de 3 ó 4 personas, valora seriamente esta opción porque puede que os compense económicamente ir en taxi.

No te debería resultar demasiado difícil encontrar un taxi a la salida del parque arqueológico de Pompeya, pero si te quedas más tranquilo, siempre puedes buscar un servicio de taxi online y pedirlo vía web o por teléfono. Algunas empresas de taxi recomendadas en la zona son RTLA Partenope Srl y Cooperativa taxi Vulcano A RL. Puedes probar a contactarles llamando a este número para reservarlo con antelación +39 081 542 3101.

El precio ronda los 25-30 € por trayecto y no te costará más de media hora llegar hasta allí. El taxista os dejará en el aparcamiento a 1000 metros de altitud donde empieza el tramo que deberéis recorrer andando.

De Pompeya al Vesubio en autobús

La opción más económica y más popular entre los visitantes de Pompeya es coger el autobús que te acerca desde la zona arqueológica al volcán. Se trata de un servicio público con salidas frecuentes que enlazan ambas atracciones y que a la llegada al volcán, como hacen los taxis y coches, te dejarán a 1000 metros de altura para que puedas hacer el último tramo a pie.

El trayecto dura poco más de media hora y el precio del billete es de 2,70 € por persona y tarda unos 50 minutos en hacer el recorrido. Puedes consultar las paradas, información general y horarios en la página de la EAV.

Cuánto cuesta subir al Vesubio

Cráter del Monte Vesubio | ©Piotr Rokita
Cráter del Monte Vesubio | ©Piotr Rokita

Dependiendo de cómo hayas decidido llegar hasta allí, tu visita requerirá un presupuesto u otro. En general, la entrada al parque nacional cuesta 10€ por persona y se puede adquirir online en la ticketera italiana Vivaticket.

El aparcamiento también tiene un coste y puedes reservar tu plaza por internet y con antelación: piensa que una vez llegues hasta allí arriba no habrá cobertura, así que todo lo que puedas llevar reservado con antelación te hará la visita más sencilla. Puedes hacerlo a través de la web oficial Parksuvio. Dependiendo del tipo de vehículo que lleves, el precio oscila entre los 3 y los 6 € (por ejemplo, un vehículo estándar con capacidad para 5 pasajeros cuesta 3 €, una mini van o furgoneta, 6).

Cómo es la subida al Vesubio

Camino del Vesubio | ©Kārlis Dambrāns
Camino del Vesubio | ©Kārlis Dambrāns

Como comentaba anteriormente, la subida hasta los 1000 metros de altura se puede realizar en bus, taxi o coche, de manera que sólo deberás andando el último tramo. Aun así, el nivel de dificultad de la subida es medio, ya que hay un desnivel de unos 140 metros que tus piernas notarán al ir avanzando en la ruta.

Qué verás desde la cima

En un día claro (que afortunadamente en esta zona de Italia es la gran mayoría de los días del año), tendrás unas vistas magníficas de la bahía de Nápoles. A tus pies quedarán algunas de las ciudades y pueblos que rodean el parque nacional del Vesubio, como Herculano, pero además tendrás una vista aérea del Mediterráneo y las islas que están frente a Nápoles, como Procida, Ischia o Capri.

Cuánto tiempo necesitas para subir al Vesubio

Calcula que entre llegar hasta allí, subir, hacer fotografías mientras disfrutas de las vistas desde lo más alto y realizas el descenso, necesitarás prácticamente medio día o media tarde. Calcula los horarios de apertura y cierre del parque nacional para asegurarte de que tienes tiempo suficiente de realizar la subida con tranquilidad.

Reserva tu visita a Pompeya

Consejos para subir al Vesubio

Ten en cuenta la meteorología | ©pushypenguin
Ten en cuenta la meteorología | ©pushypenguin

Subir al Vesubio es una experiencia única, pero te recomiendo que sigas estos consejos para que la experiencia vaya sobre ruedas:

  • Ten en cuenta la previsión meteorológica: en invierno, la temperatura en la cima del volcán es muy inferior a la que sentirás al comenzar la subida. Ve preparado con varias capas de abrigo y una chaqueta impermeable o cortavientos. En verano, si la temperatura es demasiado alta, puede que el propio parque cierre durante las horas centrales o no recomiende la subida para evitar problemas de salud.
  • Pese a que el tramo a pie sea relativamente corto y la dificultad del sendero es media, no se recomienda la subida a personas que tengan problemas cardiovascualres.
  • Lleva calzado cómodo para poder hacer frente a la caminata (si has visitado la zona arqueológica de Pompeya en sandalias, te recomiendo llevar calzado deportivo o de montaña en la mochila para recambio).
  • Reserva con antelación: el taxi, el aparcamiento y las entradas al parque nacional, cuanto antes las reserves, mejor.
  • Lleva agua y algún snack en la mochila para recuperar fuerzas en la cima.
  • Calcula el tiempo que necesitarás para subir y bajary evitar que anochezca cuando estés arriba. Los horarios de apertura se adaptan a la temporada de invierno y verano, así que consúltalos antes de viajar.