Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Qué ver y qué hacer en Pompeya

La Ciudad del Vesubio tiene mucho que ofrecer a sus visitantes, siendo sus restos arqueológicos los protagonistas de la visita. Te cuento lo que no te puedes perder en tu excursión a esta ciudad milenaria.

Carmen Navarro

Carmen Navarro

Lectura de 9 minutos

Qué ver y qué hacer en Pompeya

Panorámica de la Zona Arqueológica de Pompeya | Andy Holmes

Pompeya no deja a nadie indiferente: cuesta creer que esta ciudad petrificada por la lava del Vesubio fue hace casi dos mil años un lugar lleno de vida en pleno Imperio Romano. La erupción del volcán paralizó la cotidianidad de sus calles y sus gentes, dejando el panorama que hoy en día vemos.

Gracias a lo bien que se han conservado sus restos y al duro trabajo de historiadores y arqueólogos a lo largo de la historia, hoy podemos reconstruir cómo eran la vida social y las costumbres de los ciudadanos de Pompeya. Toma nota de los imprescindibles si estás planeando hacer una excursión a Pompeya:

1. Recorre sus calles empedradas para descubrir la ciudad que quedó sepultada bajo la lava

Recorre las calles de Pompeya | ©Dave & Margie Hill / Kleerup
Recorre las calles de Pompeya | ©Dave & Margie Hill / Kleerup

Nada más llegues verás la inmensidad de la zona arqueológica, que fue aquella quedó totalmente petrificada. Antes de comenzar la visita exhaustiva y dedicarte a conocer todos y cada uno de sus recovecos, aprovecha para familiarizarte con la zona, disfrutar del panorama de sus calles con el Vesubio de fondo...

Si has llegado hasta aquí a primera hora de la mañana, todavía no habrá demasiada gente y el silencio de las primeras horas del día te hará viajar al pasado con solo pasear por las milenarias calles de la ciudad.

Si tienes pensado hacer la visita por tu cuenta, sin guía o audioguía, es un buen momento para familiarizarte con un mapa e intentar ubicar las principales atracciones clave de la ciudad y marcar el itinerario que seguirás durante el resto del día.

Seguramente también es un buen momento para hacer las mejores fotos sin que la ciudad esté (todavía) más ajetreada. Disfruta con tu cámara y luego guárdala para pasar el resto de la jornada centrado en las maravillas de la ciudad.

Reserva un tour en Pompeya

2. Maravíllate con su anfiteatro

Anfiteatro de Pompeya | ©Nigel Swales
Anfiteatro de Pompeya | ©Nigel Swales

¿Sabías que el anfiteatro romano de Pompeya es el anfiteatro romano más antiguo que se conserva en todo el mundo? ¡El famosísimo Coliseo de Roma se construyó casi un siglo después que este! Ya solo por ello merece una visita en exclusiva.

Aquí tenía lugar una parte importante de la vida social y de ocio de la ciudad, ya que se celebraban espectáculos, juegos y cómo no, batallas. Este anfiteatro podía albergar hasta 20.000 personas entre el público. A simple vista, no es tan grande ni tan llamativo como el Coliseo de Roma, las gradas son más pequeñas y en su base quedan solo césped y arena.

Aun así, podrás acceder a su interior sin problema y te aseguro que merece la pena. Apúntalo en la lista de cosas que ver en tu recorrido por Pompeya.

Reserva un tour en Pompeya

3. No olvides ninguno de sus highlights

Teatro Grande de Pompeya | ©Andy / Andrew Fogg
Teatro Grande de Pompeya | ©Andy / Andrew Fogg

El foro

Paseando por el foro verás restos de columnas y otras construcciones que se levantaron en la parte más social de la ciudad. Quedan restos de columnas, estatuas y templos que nos ayudan a hacernos una idea del majestuoso tamaño de algunos de los monumentos y edificios de la época.

Los Templos

La religión era fundamental para los ciudadanos de la época y dedicaban gran parte de su tiempo libre a orar en los templos. A lo largo del recorrido por la ciudad de Pompeya irás viendo restos de algunos de ellos, siendo el Templo de Apolo el más antiguo y relevante: se construyó entre el siglo VIII y el VII aC y hoy en día poco se conserva de su estructura, pero merece la pena acercarse para contemplarlo.

Las termas

A lo largo de la ciudad de Pompeya había varias termas (o baños públicos) en los que también tenía lugar gran parte de la vida social de la ciudad. Se conservan restos de varias de ellas, pero sin duda las que mejor estado mantienen son las "Terme Sabiane" así que si tienes tiempo para detenerte en alguna, no lo dudes y hazlo en estas.

El Lupanar

A estas alturas ya te habrás dado cuenta que el ocio y la vida social ocupaba una gran parte del tiempo* de los ciudadanos de la Antigua Roma y por supuesto, sucedía lo mismo en Pompeya. En su día a día, los ciudadanos participaban en espectáculos, reuniones, celebraciones religiosas, etc donde se reunían con otros ciudadanos (siempre divididos por clases sociales) y este lugar es una prueba de ello.

El Lupanar es un antiguo prostíbulo al que acudían los ciudadanos frecuentemente. Hoy en día se conserva bastante bien y podrás acceder a su interior. Fíjate en que todavía se conservan algunos mosaicos y las camas (por supuesto, ya petrificadas). ¡Increíble pero cierto!

Sus teatros (Teatro Grande y Teatro Piccolo)

Ambos siguen muy bien conservados. En su día ya se utilizaban para la representación de espectáculos teatrales y hoy en día, el Teatro Grande sigue acogiendo eventos en directo. ¿Te imaginas asistir a un pequeño concierto o a una obra de teatro en un teatro con dos siglos de historia?

No te dejes engañar por su nombre, pese a que se llama Teatro Grande, el aforo es de solo 5000 personas y cuando hay un evento, el ambiente es muy íntimo y especial. Consulta en la página web oficial del teatro la programación por si tuvieras suerte y coincidiera algún evento durante tu visita a Pompeya.

Los mosaicos y detalles de la Casa de Fauno

Siendo una de las más majestuosas casas que se conservan en la ciudad, entrar en la Casa de Fauno es imprescindible. Se calcula que fue construida en el siglo II a. C. Ya en su día fue una de las villas más ricas y lujosas de la ciudad y en su interior albergaba verdaderas obras de arte que todavía se conservan. Algunas de ellas han sido trasladadas al Museo Arqueológico de Nápoles, pero en su interior todavía se puede observar alguna estatua y mosaicos que merece la pena detenerse a contemplar.

Reserva un tour en Pompeya

4. Alucina con los restos humanos petrificados por la lava

Restos de habitante de Pompeya petrificado | ©Andy / Mario Sánchez Prada
Restos de habitante de Pompeya petrificado | ©Andy / Mario Sánchez Prada

Uno de los lugares que más llama la atención a los visitantes de Pompeya es el Orto dei Fuggiaschi (o el "jardín de los fugitivos" en español). Aquí podrás observar los cuerpos petrificados de 13 personas (adultos y niños) que intentaron huir de la lava del Vesubio durante su erupción.

Si te preocupa que estas figuras pueden herir tu sensibilidad, lo cierto es que pese a que se aprecia perfectamente el cuerpo de las figuras, el hecho de estar recubierto de piedra le resta detalle a la imagen, así que no debería suponer un problema.

5. Aprovecha la deliciosa gastronomía de la zona

Disfruta de la rica gastronomía de la zona | ©Danielle MacInnes
Disfruta de la rica gastronomía de la zona | ©Danielle MacInnes

Que en Italia se come muy bien es un hecho, pero si encima nos acercamos a la zona de Nápoles, se come todavía mejor. La gastronomía en la cuna de la pizza es una delicia, y no puedes irte de Pompeya sin disfrutar de una buena comida típica.

Pero como sucede en muchos lugares tan frecuentados por turistas, también proliferan puestos de comida rápida o restaurantes excesivamente caros que no ofrecen una calidad suficiente. Por eso he elaborado una lista con los mejores lugares donde comer en Pompeya que no puedes perderte.

Si visitas la ciudad por tu cuenta o con una excursión que no incluya la comida, echa un vistazo al listado y reserva con antelación para asegurarte una mesa en los mejores sitios e irte de Pompeya con un buen sabor de boca. Vas a encontrar mucha pasta y mucha pizza, pero también cocina mediterránea, platos combinados y una gran variedad de helados, dulces y postres si lo que prefieres es tomar un snack o una merienda para reponer fuerzas después de la visita.

Reserva un tour en Pompeya

6. Sácale el máximo partido a tu visita con niños

Niños visitando Pompeya | ©Mike Steele
Niños visitando Pompeya | ©Mike Steele

Visitar Pompeya con niños es una gran idea, pero como todo, tiene sus trucos. Prácticamente toda la jornada estaréis al aire libre, por lo que tendrás que proteger bien a los más pequeños tanto del frío como del calor. El calzado cómodo será vuestro mejor aliado y llevar unos snacks en la mochila, es un salvavidas muy recomendable.

Además de tener en cuenta todo esto, te recomiendo que les vayas contando algo sobre la historia de Pompeya antes de la visita, para que sepan qué van a ver (la historia de los volcanes suele fascinar a los niños) y esto les mantendrá más entretenidos.

Aparte de estos consejos para visitar Pompeya con niños, también te recomiendo leer mi artículo con los mejores consejos para visitar Pompeya y sacarle el máximo partido a tu recorrido por las ruinas del Vesubio.

Reserva un tour en Pompeya

7. Sube al cráter del Vesubio

Cráter del Vesubio | ©Piotr Rokita
Cráter del Vesubio | ©Piotr Rokita

El culpable de que millones de personas a día de hoy sigan visitando Pompeya es sin duda, el Vesubio, que cuando entró en erupción hace casi dos mil años paralizó la vida de la ciudad, dejando sus edificios y habitantes sepultados bajo la lava.

A poco más de 20 kilómetros de Pompeya, el Parque Nacional del Vesubio está abierto a los visitantes, que pueden acercarse hasta allí para subir al Vesubio y tener las mejores vistas de la zona, además de una impactante vista del volcán.

Hay algunas excursiones desde Nápoles y Roma que, además de la visita a Pompeya, incluyen la subida al Vesubio y es algo recomendable al 100%. Los viajeros que visitan la zona por su cuenta también pueden acercarse hasta allí en autobús, coche particular o incluso en taxi para emprender la subida hasta la cima.

Reserva un tour en Pompeya

8. Sumérgete en la cultura de Pompeya con un tour guiado

Tour guiado a Pompeya | ©Nick Hubbard
Tour guiado a Pompeya | ©Nick Hubbard

Si tienes dudas entre visitar un monumento o atracción por tu cuenta o hacerlo junto a un guía experto, para mí no hay comparación: la experiencia es mucho mejor cuando te cuentan y te explican qué estás viendo, te dan detalles sobre el contexto y la historia del lugar y te sumergen en su cultura.

En Pompeya, una ciudad con una historia tan trágica detrás y una cultura tan relevante y distinta como la del Imperio Romano, hacer un tour guiado o coger una audioguía es prácticamente imprescindible.

Afortunadamente, la demanda turística para visitar Pompeya es tal que encontrarás numerosas posibilidades para unirte a una excursión organizada a Pompeya desde Roma o a una excursión a Pompeya desde Nápoles con todo incluido. Si tienes planeado llegar hasta allí por tu cuenta, al comprar las entradas para Pompeya infórmate bien de si hay alguna manera de pagar extra y contar con un guía especializado o coge la audioguía que te ofrecerán en la entrada.

Reserva un tour en Pompeya

9. Visita su vecina Nápoles

Vista de Nápoles con el Vesubio de fondo | ©Danilo D'Agostino
Vista de Nápoles con el Vesubio de fondo | ©Danilo D'Agostino

Nápoles es una de las ciudades más visitadas de Italia: sus espectaculares calles y plazas, sus barrios auténticos como el Quartiere Spagnolo, sus vistas al mar y su gastronomía excepcional la convierten en un enclave turístico que pocos viajeros quieren perderse.

Tanto si estás en Pompeya de paso como si planeas un roadtrip por la zona sur de Italia, Nápoles debería estar marcada en el mapa. Está a poco más de media hora de Pompeya y podrás llegar en avión, en tren o por carretera, así que no tienes excusa para dejarla fuera de tu itinerario.

Además, cerca de Nápoles tienes islas paradisíacas de cuento como Ischia, Procida o Capri y la pintoresca Costa Amalfitana, compuesta por infinitos acantilados de casas de colores que te robarán el corazón. Aprovecha la estratégica posición de Pompeya en el mapa para conocer sus alrededores.

Reserva un tour en Pompeya

10. Completa la excursión conociendo Herculano

Visita Herculano | ©Pablo Cabezos
Visita Herculano | ©Pablo Cabezos

Herculano es otra de las ciudades históricas víctimas de la erupción del Vesubio. Justo a los pies del volcán se encontraba esta urbe rica y próspera que contaba con mejores construcciones y edificios que la mismísima Pompeya. Todo aquello quedó arrasado y petrificado bajo la lava, pero hoy en día también es posible visitar sus restos arqueológicos, que están muy bien conservados.

Si tienes pensado subir al Vesubio, tendrás que seguir la carretera que pasa por Herculano, así que es la excusa perfecta para hacer un alto en el camino y disfrutar de un paseo por esta ciudad que también quedó paralizada en el tiempo en el año 79.

Reserva un tour en Pompeya