Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Visita el Coliseo y el Foro Romano con niños

Ir a Roma en familia es una idea fantástica, pero como todos los viajes con niños, tienen su truco. Te dejo unos consejos para que la visita al Coliseo vaya sobre ruedas.

Carmen Navarro

Carmen Navarro

Lectura de 5 minutos

Visita el Coliseo y el Foro Romano con niños

El interior del Coliseo con un grupo visitando su arena | Ahmed Almakhzanji

Si estás planeando un viaje a Roma con la familia y hay algún pequeño en el grupo, no te preocupes: el Coliseo les va a alucinar. Es cierto que puede ser una visita larga, así que requiere un poco de organización para que sea un éxito. ¡Te cuento!

Hazte con las entradas online y con antelación para evitarles colas

Entrada al Coliseo | ©Justine Camacho
Entrada al Coliseo | ©Justine Camacho

Este será siempre el primer consejo que daré a todos los que se dispongan a visitar el Coliseo y el Foro Romano, pero si además hay niños en el grupo, evitarles las colas es fundamental.

Si compras las entradas al Coliseo por adelantado, te ahorrarás largas filas bajo el sol, donde obviamente los más pequeños perderán la paciencia (y la energía). Además, los precios no sólo no varían, sino que online tendrás más libertad para elegir fecha, horario y comparar tipos de entradas y tarifas.

Suele haber bastantes aglomeraciones en los alrededores del anfiteatro, así que te sentirás un privilegiado cuando llegues allí con tus entradas en la mano y evites cualquier espera.

Ten en cuenta que los menores de 18 años tienen condiciones especiales en los precios de las entradas y las visitas guiadas, así que cuando vayas a reservar las entradas tendrás que indicar cuáles son sus edades para poder acceder a los descuentos.

Reserva una visita al Coliseo, al Foro y al Monte Palatino

Sumérgeles en la historia

Vive la historia | ©Matthew Waring
Vive la historia | ©Matthew Waring

Una de las cosas que nunca falla es introducirles en la fascinante historia de la Roma Antigua y el Coliseo. Contándoles un poco cómo era la vida en el Imperio Romano, cómo vestían los gladiadores, etc, seguro que dejan volar su imaginación y se sienten protagonistas de una película.

Hay cuentos, cómics e incluso algunos capítulos de dibujos animados que te ayudarán a resumirles la historia o a ir preparándoles para lo que les espera en Roma.

Además, en los alrededores del Coliseo suele haber personas vestidas con la indumentaria típica de gladiador dispuestas a hacerse fotos con niños (y mayores), saludarles y dejarles impresionados con sus armaduras y sus casos. Si complementas la experiencia con la exposición interactiva Welcome to Rome, saldrán aún más contentos.

Reserva una visita al Coliseo con gafas de realidad virtual

Ve preparado con snacks y refrescos

Refréscate y combate el calor | ©barnimages.com
Refréscate y combate el calor | ©barnimages.com

Es posible que incluso si no viajas a Roma en verano, os pille un día de mucho calor (o al menos, bastante sol) en la zona del Coliseo y el Foro Romano. Piensa que hay muy poca sombra, así que es necesario protegerles del sol.

Ponles crema solar, sombrero y no dudes en llevar en la mochila algún refresco o snack por si tienen hambre o sed durante la visita. Allí mismo veréis puestecitos de venta ambulante de helados y refrescos, lo que también puede ser una buena idea para reponer fuerzas.

Visitad primero el Coliseo, después el Foro Romano

Foro Romano | ©Antônia Felipe
Foro Romano | ©Antônia Felipe

La visita al interior del Coliseo es sin duda la más interesante: las dimensiones y la cantidad de detalles, túneles y galerías que se conservan es increíble. Es también la parte más intensa de la visita, así que lo más recomendable es hacerla cuanto antes, cuando el nivel de energía está todavía muy alto.

A continuación, podéis hacer una pausa para descansar en los alrededores del Coliseo antes de emprender un agradable paseo para visitar el Foro Romano, donde tenéis más tranquilidad para decidir cuánto tiempo queréis dedicarle, con cuánto nivel de detalle queréis deteneros, etc.

En alguna modalidad de entrada te permiten visitar el Coliseo un día y el Foro Romano el día siguiente, lo que puede ser una buena opción si viajas con niños muy pequeños o si notas que están demasiado cansados después de la visita al anfiteatro. Por cierto, recuerda que las entradas para el Foro Romano están incluidas en todos los tours y entradas al Coliseo, lo que te permite visitarlo sin tener que pagar extra. ¡Un puntazo!

Reserva una visita al Coliseo, al Foro y al Monte Palatino

A primera hora de la mañana, mejor

Coliseo iluminado por la luz de la mañana | ©Rudoni Productions
Coliseo iluminado por la luz de la mañana | ©Rudoni Productions

Además de que los niños a esa hora todavía no estarán tan cansados, hacer la visita al Coliseo a la fresca es fundamental para disfrutarla al máximo.

Además, a primera hora de la mañana no suele haber tantos visitantes ni grandes grupos, lo que os resultará más agradable a la hora de prestar atención a los detalles, tomar fotos o incluso ir haciendo algún descanso durante la visita para reponer fuerzas. Tienes este y otros tips en mi lista de consejos para visitar el Coliseo y el Foro Romano en este artículo.

Una vez acabéis de pasear por la zona, el resto de Roma os espera para que vayáis a vuestro aire descubriendo el centro histórico de la ciudad.

Explora la idea de hacer la visita guiada con realidad virtual

Niño disfrutando con la VR | ©Jessica Lewis
Niño disfrutando con la VR | ©Jessica Lewis

Si tus hijos son amantes de las nuevas tecnologías, sin duda disfrutarán esta visita guiada especializada preparada pensando en ellos. Entre las múltiples opciones que existen para hacer una visita guiada al Coliseo, existe una opción que incluye la recreación en realidad virtual de la Antigua Roma y el Coliseo.

A lo largo de la visita al Coliseo iréis acompañados de un guía que os facilitará unas gafas especiales para que podáis ir comparando el estado actual del Foro y el Coliseo con escenas de la época que os parecerá que estáis viviendo en primera persona.

Además, el hecho de ir acompañados por un guía especializado hará la visita mucho más amena y les mantendrá entretenidos y curiosos, así que no tendrás que preocuparte por ocupar su tiempo constantemente.

Reserva una visita al Coliseo con gafas de realidad virtual

Si llevas carrito de bebé, mejor dejarlo en el hotel

Interior del Coliseo | ©rjzaar
Interior del Coliseo | ©rjzaar

El Coliseo y el Foro Romano cuentan con escaleras, suelo empedrado o de arena e incluso en el Coliseo te encontrarás galerías y gradas a las que acceder con carrito es casi misión imposible.

Si quieres que la visita vaya bien y sin interrupciones, lo mejor es que no lleves el carrito a esta zona (hay otros lugares de Roma donde es más sencillo manejar el cochecito, como el Vaticano o las calles del centro histórico).

Para la visita al Coliseo o al Foro Romano te recomiendo que si el pequeño o la pequeña todavía no están en edad de caminar, valores la posibilidad de llevarlo en una mochila o pañuelo de porteo para poder moveros con mayor libertad.

Planifica las comidas

Degusta la rica comida romana | ©Pinar Kucuk
Degusta la rica comida romana | ©Pinar Kucuk

Otro punto importante durante tu visita al Coliseo y el Foro Romano será dónde comer antes o después de la visita. Como verás, la zona no cuenta con demasiada oferta gastronómica, así que antes de sentarte en el primer sitio que os crucéis, te recomiendo que consultes mi artículo con los mejores lugares donde comer cerca del Coliseo. Así acertarás seguro.