Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Los 10 mejores parques de Roma

Pasear por los parques de Roma es uno de esos pequeños placeres de los que podrás disfrutar en tus vacaciones. Especialmente durante la primavera y el otoño, cuando la naturaleza luce en su mayor esplendor. ¡No te los pierdas!

Isabel Catalán

Isabel Catalán

Lectura de 8 minutos

Los 10 mejores parques de Roma

Imagen dentro del Parque Villa Borghese | ©Wvllvam

Los parques de Roma son pequeñas obras de arte en sí mismas. Lugares donde la naturaleza y el arte se mezclan para convertirse en pequeños remansos de paz donde descansar durante una intensa jornada de turismo por el centro de la ciudad. ¿Quieres conocer algunos de los parques más bonitos? ¡Sigue leyendo!

1. Villa Borghese

Jardines de Villa Borghese | ©Stefano Consolo
Jardines de Villa Borghese | ©Stefano Consolo

De todos los parques de Roma, el más importante es Villa Borghese. Uno de los más grandes de Europa y una parada obligatoria en tu ruta por la capital italiana cuando te apetezca relajarte un rato. Se encuentra muy cerca del centro histórico, de modo que no te costará nada llegar.

Villa Borghese es un parque precioso en el que la naturaleza y el arte de Roma combinan a la perfección. Dentro verás magníficos monumentos, esculturas y fuentes rodeados de árboles centenarios y jardines que te dejarán asombrado. En concreto, tanto los jardines de Villa Borghese como las esculturas de Villa Borghese te dejarán fascinado.

Puedes aprovechar para conocerlo si tienes entradas para la Galería Borghese (que está en su interior) o si viajas a Roma con niños y vais a visitar el Zoo de Roma o simplemente queréis jugar un poco al aire libre.

Información de interés

Dirección: Piazzale Napoleone I, 00197 Roma
Cómo llegar: En metro, línea A estación Spagna o Flaminio.

Compra entradas para la Galería Borghese

2. El Jardín de los Naranjos

Una de las vistas desde el Jardín de los Naranjos | ©Eden, Janine and Jim
Una de las vistas desde el Jardín de los Naranjos | ©Eden, Janine and Jim

El Jardín de los Naranjos es uno de los parques de Roma más emblemáticos. Lo encontrarás apartado del bullicio de Roma, en un pequeño rincón escondido en la colina del Aventino. Es el sitio perfecto al que ir cuando quieres desconectar un rato del jaleo del centro y a la vez disfrutar de la naturaleza.

Te recomiendo que lleves tu cámara contigo porque el Jardín de los Naranjos tiene unas preciosas vistas panorámicas de la ciudad desde su mirador.

Es un parque muy bonito y frecuentado tanto por los romanos como por los turistas. Al entrar verás un sendero custodiado por unos enormes pinos que te llevará hasta la terraza desde podrás contemplar la cúpula de la Basílica de San Pedro , la Piazza Venezia, el barrio de Trastevere y el resto de Roma a tus pies.

¿Un consejo? Ve al atardecer al Jardín de los Naranjos. ¡Es un lugar de lo más romántico para disfrutarlo!

Información de interés

Dirección: Piazza Pietro D'Illiria, 00153 Roma RM, Italia
Cómo llegar: En metro, línea B estación Circo Massimo.

3. Villa Ada

Villa Ada  | ©Majid Abder
Villa Ada | ©Majid Abder

El antiguo coto de caza de la Casa Saboya es en la actualidad uno de los parques de Roma más grandes y uno de sus principales pulmones verdes. Cuando hace buen tiempo, los romanos suelen ir a Villa Ada para respirar aire puro y desconectar un rato de la rutina.

El parque está repleto de pinares, bosques de encinas y alcornoques así que en los días de calor pasear bajo su sombra o hacer un picnic es una delicia. También es un buen sitio al que ir a tomar el sol junto al lago durante los días en los que el verano en Roma de una tregua, a practicar deporte o a escuchar música en directo ya que en ocasiones se organizan allí conciertos al aire libre.

Te recomiendo ir a Villa Ada si visitas Roma en otoño con tu cámara de fotos pues con el cambio de hoja de los árboles, el parque se vuelve muy colorido y está precioso. Incluso puedes tomarles fotos a los conejos o ardillas que veas correteando por allí.

Otras actividades que puedes hacer en Villa Ada son visitar el Templo de Flora, Las Catacumbas de Priscila o el Búnker de Benito Mussolini.

Información de interés

Dirección: Via Salaria, 267, 273/275 Roma
Cómo llegar: En bus, línea 92 desde la estación de Termini. Baja en la parada de via Nemorense.

4. El Parque de los Acueductos

Parque de los Acueductos | ©Andy Montgomery
Parque de los Acueductos | ©Andy Montgomery

Pasear por Roma es como estar en un museo al aire libre. No sólo en el centro de la ciudad sino también en sus parques.

Es el caso del Parque de los Acueductos, llamado así por tener un montón de antiguos acueductos romanos y papales que abastecían de agua a la capital italiana. En la actualidad se pueden ver siete de los once que existían como el Anio Vetus, el Anio Novus o el Acqua Felice (aún en funcionamiento). ¡Será como hacer un viaje en el tiempo al pasado!

Te recomiendo visitarlo si vas a Roma en primavera, cuando los cerezos del parque están en flor. En sus alrededores hay campos de cultivo y ganado pastando, lo que le da al paisaje un aspecto idílico. Conseguirás unas fotografías preciosas de tu viaje a Roma.

Información de interés

Dirección: Via Lemonia, 221, 00174 Roma
Cómo llegar: En metro, línea A, estación Giulio Agricola y Subaugusta.

5. La Terraza del Pincio

Vista desde La Terraza del Pincio | ©Morebyless
Vista desde La Terraza del Pincio | ©Morebyless

Aprovecha la visita a la Plaza de España o la Plaza del Popolo para conocer la Terraza del Pincio, uno de los parques de Roma más bonitos que encontrarás en el centro.

Ya en el siglo XIX era uno de los jardines más visitados por la aristocracia y, aunque haya pasado el tiempo, sigue siendo un lugar muy querido por los romanos al que ir a pasear entre sus avenidas arboladas y pasar un buen rato.

Además, la Terraza del Pincio tiene un mirador con una de las mejores panorámicas de la ciudad y desde aquí podrás disfrutar de unas bonitas vistas del Castillo de Sant’Angelo (un lugar que merece la pena visitar, el Vittoriano, la Basílica de San Pedro y la Plaza del Popolo.

Este es otro de los miradores de Roma más bonitos al que ir a disfrutar del atardecer por su atmósfera romántica y especial.

Información de interés

Dirección: Salita del Pincio, 00187 Roma
Cómo llegar: Caminando desde la Plaza de España o la Plaza del Popolo.

6. La Rosaleda Municipal

El Jardin Municipal de las Rosas | ©Yannick Carer
El Jardin Municipal de las Rosas | ©Yannick Carer

Si te encanta fotografiar los jardines con flores, detrás del Circo Máximo y a pocos metros del Coliseo encontrarás la Rosaleda Municipal de Roma. Su localización no es fortuita ya que antaño aquí se situaba un templo en honor a la diosa Flora.

No es uno de los parques de Roma más populares pero sí uno de los más bonitos donde la rosa es la absoluta protagonista. ¡Tiene más de un millar de variedades de todos los rincones del planeta!

Te aconsejo ir durante la primavera, cuando las rosas lucen en su máximo apogeo y el aire está impregnado de su aroma. ¡La combinación perfecta para los amantes de la botánica y la fotografía!

Información de interés

Dirección: Via di Valle Murcia, 6, 00153 Roma
Cómo llegar: En metro, línea B, estación Circo Massimo.

7. Parco Regionale Dell´ Appia Antica

Recorriendo en Bicicleta la Via Appia Antica | ©Franco Bianco
Recorriendo en Bicicleta la Via Appia Antica | ©Franco Bianco

Si ya has estado varias ocasiones en la ciudad y los parques de Roma se te quedan pequeños siempre puedes ir a las afueras para explorar el Parco Regionale Dell´ Appia Antica, el parque urbano más grande de Europa.

Dentro de este parque podrás conocer la Via Appia Antica, la primera calzada romana de la historia que unía Roma con el sur de Italia.

Te recomiendo alquilar unas bicicletas al inicio de la misma en el punto de información. Durante el paseo tendrás unas vistas fabulosas del paisaje repleto de cipreses y pinos a ambos lados de la Vía. También está bordeada de templetes, panteones y a medio camino se sitúan las catacumbas de Sebastiano.

Información de interés

Dirección: Via Appia Antica, 42, 00178 Roma
Cómo llegar: En bus, línea 118 bus desde el Coliseo o la Plaza Venecia.

8. Villa Doria Pamphilj

Cascada de la Villa Doria Pamphilj | ©Anthony Majanlahti
Cascada de la Villa Doria Pamphilj | ©Anthony Majanlahti

A las afueras de la ciudad, en el cerro Gianicolo del barrio de Monteverde, se sitúa Villa Doria Pamphilj, el parque de Roma más grande. Aunque no sólo es famoso por su tamaño y frondosa vegetación sino también por los palacetes y fuentes que lo decoran.

Es, por tanto, un lugar muy bonito donde perderse por un rato entre sus arboledas para relajarse y desconectar del día a día. De hecho, muchos romanos van allí para hacer deporte, meditar, ir de picnic o hacer un tour fotográfico, sobre todo en primavera o en otoño cuando la naturaleza de Villa Doria Pamphilj alcanza su máximo esplendor.

Algunos de los rincones más hermosos del parque son el lago de Belvedere, el jardín del Teatro, la fuente de Venus o el casino del Bel Respiro. No olvides tu cámara cuando visites este lugar porque será uno de los paisajes más bellos que admires en Roma.

Información de interés

Dirección: Via di S. Pancrazio, 00152 Roma
Cómo llegar: En bus, línea 870 parada Via Pancrazio

9. Villa Torlonia

Jardin de la Villa Torlonia | ©Jean-Pierre Dalbéra
Jardin de la Villa Torlonia | ©Jean-Pierre Dalbéra

Villa Torlonia es uno de los parques de Roma más pequeñitos aunque rebosa una gran belleza paisajística donde la naturaleza se funde con la arquitectura neoclásica de los edificios que lo decoran.

Tal es así que no pasó desapercibido para el dictador Benito Mussolini, que convirtió a Villa Torlonia en su residencia hasta el año 1943. Después de la II Guerra Mundial cayó en un periodo de abandono pero después de que el ayuntamiento de Roma adquiriese la villa, ésta se reconvirtió en parque público y los antiguos edificios que allí se encuentran recuperaron su lustre y se transformaron en museos.

Algunos de los que podrás ver rodeados de encinas, algarrobos o castaños centenarios son el Casino Nobile, el Casino dei Principi o la Casina delle Civette.

Información de interés

Dirección: Via Nomentana, 70, 00161 Roma
Cómo llegar: En metro, línea B, estación Bologna

10. Villa Celimontana

Vista de Villa Celimontana | ©Kristof Verslype
Vista de Villa Celimontana | ©Kristof Verslype

Otro de los parques de Roma más bellos que podrás ver en tus vacaciones es Villa Celimontana. Un lugar que sorprende por la gran variedad de plantas que crecen en sus jardines. Si te apasiona la botánica, no cabe duda de que éste es otro de los parques de la ciudad que más te gustará recorrer.

Pero en Villa Celimontana no sólo disfrutarás de la naturaleza sino que como muchos otros parques romanos, también posee alguna pequeña joya arquitectónica con la que asombrar a los turistas. En este caso una linda mansión del siglo XVI, que es la sede de la Sociedad Geográfica Italiana en la actualidad. Si tienes la oportunidad y te sobra tiempo en tu viaje, se puede visitar.

Información de interés

Dirección: Via della Navicella, 10, 00184 Roma
Cómo llegar: En metro, línea B, estación Colosseo