Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Qué ver y hacer en Londres en un día

¿Sólo tienes un día para ver Londres y es tu primera vez en la ciudad? ¡Necesitas leer esta ruta!

Isabel Catalán

Isabel Catalán

Lectura de 8 minutos

Qué ver y hacer en Londres en un día

Big Ben, Londres | ©Lucas Davies

La capital británica es una ciudad enorme donde hay mucho que ver. Pero si planeas visitar Londres en un día durante una escapada tendrás que explorar los sitios más importantes, ya que abarcarlo todo es muy complicado. Especialmente si es la primera vez que viajas allí.

Para que puedas conocer varias de las atracciones turísticas más importantes de Londres en un día he realizado esta pequeña ruta que te servirá de guía. Todos los sitios están relativamente próximos entre sí por lo que podrás conocerlos dando un largo paseo. ¡Ponte unos zapatos cómodos porque empezamos!

1. Londres en un día, por la mañana

El famoso Tower Bridge | ©Ericson Fernandes
El famoso Tower Bridge | ©Ericson Fernandes

Comenzamos la jornada en Tower Bridge, a la que puedes llegar en metro bajando en la estación de Tower Hill o en la parada del bus turístico de Londres 362 Tower Hill, ambas muy cerquita de la Torre de Londres.

Tower Bridge

Tower Bridge, otro de los símbolos más destacados de la ciudad que acapara todas las miradas. Se trata de un puente levadizo decimonónico construido con un precioso estilo victoriano cuya foto no puede faltar en tu álbum de recuerdo.

Aunque Tower Bridge se puede visitar por dentro para aprender cómo se erigió y cómo funcionaba su sistema de elevación, realmente no es algo tan importante en lo que te aconseje invertir tiempo si sólo puedes ver Londres en un día.

En este lado del río, antes de proseguir con el recorrido por el centro de Londres, te aconsejo que realices una pausa y repongas energías. En el post Dónde comer cerca de la Torre de Londres encontrarás varias propuestas y restaurantes a los que ir.

Reserva el autobús turístico Big Bus

La Torre de Londres

La próxima parada de la ruta: la Torre de Londres. Te sorprenderá ver un lugar tan bien conservado como éste, una fortaleza antiquísima que lleva casi un milenio en pie y que a lo largo del tiempo ha sido testigo de muchísimos capítulos importantes de la historia de Inglaterra.

En torno a la Torre de Londres existe un halo de misterio y espanto a causa de varios acontecimientos siniestros que ocurrieron entre sus muros.

Quizá por eso sea una de las atracciones turísticas más populares de la ciudad aunque hay en su interior otros motivos por los que explorar el monumento como por ejemplo la colección de las Joyas de la Corona, la exposición “Line of Kings” o el Palacio Medieval, por mencionar algunos.

En el post Qué ver en la Torre de Londres podrás leer un resumen de los sitios más destacados que ver dentro.

Reserva una visita guiada a la Torre de Londres

La Catedral de San Pablo

La Catedral de San Pablo | ©Olga Lioncat
La Catedral de San Pablo | ©Olga Lioncat

Continúa esta ruta de Londres en un día visitando la fabulosa Catedral de San Pablo, una de las más grandes del mundo y la segunda en tamaño tras la Basílica de San Pedro del Vaticano.

¿Sabías que en el emplazamiento que ocupa siempre hubo construcciones de carácter religioso? Se tiene constancia de que aquí se levantó un dolmen, un templo griego y hacia el siglo VI d.C. ya había una iglesia en este terreno.

Antes de la Catedral de San Pablo actual existió otra hecha en madera que fue arrasada por el fuego durante el Gran Incendio de Londres en 1666. Unos años más tarde se encargó al arquitecto Christopher Wren que la reconstruyera y las obras se terminaron en 1710. Afortunadamente, no volvió a sucederle nada y sobrevivió a los bombardeos de la II Guerra Mundial.

Si tienes tiempo te aconsejo pasar dentro pues la decoración es una maravilla, especialmente los bellos techos adornados con pinturas al fresco.

Reserva las entradas para la Catedral de San Pablo

London Eye

Atraviesa el puente de Westminster para ir al otro lado del río y llegar hasta el London Eye, la espectacular noria a orillas del río Támesis que cambió el skyline de la ciudad hasta la llegada del imponente rascacielos The Shard.

Desde este lado del río tendrás unas vistas completamente nuevas y muy bonitas del Palacio de Westminster, el Big Ben y el propio Támesis pero como verdaderamente las disfrutarás es montando en el London Eye para contemplar el hermoso paisaje urbano a vista de pájaro.

Ésta es una de las experiencias indispensables que debes vivir durante tu estancia en la capital británica. Echa una ojeada a sus horarios de apertura del London Eye y a los precios de las entradas del London Eye para planificar tu visita y en cuanto tengas un rato libre desafía a tu vértigo para subir a lo más alto.

Reserva las entradas para el London Eye

2. Londres en un día, por la tarde

Big Ben de Noche | ©Daniel Coyle
Big Ben de Noche | ©Daniel Coyle

Después de hacer una pausa para comer, el comienzo de la tarde es un buen momento para hacer un tour guiado en Londres a pie por la zona de Westminster y el Palacio de Buckingham. Es una opción genial para conocer de la mano de un guía, todos los secretos del centro de Londres y anécdotas muy curiosas que le añadirán valor a tu viaje.

Big Ben y Palacio de Westminster

La siguiente parada en esta ruta de Londres en un día es el Big Ben y el Palacio de Westminster.

También conocidas como las Casas del Parlamento, este fabuloso edificio de estilo gótico victoriano siempre fue un símbolo del poder político tanto cuando desempeñaba el papel de residencia real como en la actualidad que acoge las dos cámaras que conforman el parlamento británico.

Las estancias del Palacio de Westminster están decoradas con un exquisito estilo inglés clásico. Si tienes tiempo durante tu viaje, te aconsejo hacer una visita guiada para disfrutar de la magnífica arquitectura del edificio aunque si no es así, no te preocupes porque siempre puedes dar un paseo por sus alrededores para tomar algunas fotografías.

Hay algunas áreas que están abiertas al público como sus bonitos jardines, desde donde podrás contemplar las Casas del Parlamento más de cerca.

No te olvides tampoco de tomarte la pertinente foto con el Big Ben al fondo, el mítico reloj del Palacio de Westminster que es todo un icono de la ciudad en sí mismo.

Reserva un tour guiado por Londres

La Abadía de Westminster

Tras visitar el Big Ben y el Palacio de Westminster sigue caminando y llegarás a la Abadía de Westminster, el templo cristiano más antiguo de Inglaterra y uno de sus monumentos más importantes. Tanto es así que se le considera un pedacito viviente de la historia del país. Por eso no te lo debes perder mientras haces la ruta de Londres en un día.

Por fuera es una preciosidad pero como más disfrutarás esta joya del gótico es haciendo una visita guiada al interior de la Abadía de Westminster, pues alberga un montón de obras artísticas maravillosas y sitios asombrosos como el Panteón Real, el Rincón de los Poetas o la Sala Capitular, entre muchos otros. ¿Sabías que es la iglesia donde se celebran las coronaciones reales?

Si te pica la curiosidad, te recomiendo leer el post Qué ver en la Abadía de Westminster donde podrás descubrir todo lo que este santuario nacional tiene por ofrecer.

Reserva las entradas para la Abadía de Westminster

Palacio de Buckingham

Exterior del Palacio de Buckingham | ©Craige McGonigle
Exterior del Palacio de Buckingham | ©Craige McGonigle

La siguiente parada en esta ruta de Londres en un día es el celebérrimo Palacio de Buckingham, la residencia de la familia real británica desde tiempos de la reina Victoria y donde actualmente vive la reina Isabel II de Inglaterra.

Y precisamente aquí es donde radica su encanto: es uno de los pocos palacios en activo del mundo. Muchos visitantes llegan a este lugar para ver la espectacular ceremonia del cambio de guardia en Londres.

Si tienes un poco de tiempo y tu visita coincide con el día que se programa este evento (consulta en su perfil de Twitter cuándo se produce), te recomiendo que te quedes porque es un espectáculo muy curioso de ver y podrás tomar muchísimas fotos de recuerdo.

Para disfrutar del cambio de guardia en el Palacio de Buckingham te aconsejo situarte en la zona del monumento a la Victoria en el centro de la rotonda frente a la puerta del palacio ya que desde allí tendrás las mejores vistas.

Y si quieres ver la residencia de la reina por dentro, también lo puedes hacer aunque sólo durante el verano en Londres cuando la monarca se marcha de vacaciones. Te cuento más sobre esta experiencia en el post Cómo ver el Cambio de Guardia y el Buckingham Palace.

James’s Park

Puedes pasear desde las puertas del Palacio de Buckingham hasta St. James’s Park, el más antiguo de los Parques Reales de la ciudad. En el siglo XVI el rey Enrique VIII adquirió el terreno para convertirlo en su coto de caza privado pero no fue hasta el siglo XVII cuando se levantó el parque como hoy se le conoce.

Aunque no es uno de los parques más famosos de la ciudad, St. James’s Park se ubica muy cerca del Palacio de Buckingham por lo que sus plantas y flores lucen muy cuidadas. Es el escenario perfecto para un bonito reportaje fotográfico en una mañana soleada con el palacio al fondo.

Te recomiendo visitar su lago artificial envuelto entre los árboles. Desde allí hay unas vistas preciosas del parque y reina una sensación de tranquilidad sólo interrumpida por el canto de las aves. ¡No sentirás estar en pleno corazón del bullicioso Londres!

3. Londres en un día, por la noche

Trafalgar Square | ©a.canvas.of.light
Trafalgar Square | ©a.canvas.of.light

Después de hacer un descanso en St. James’s Park y de hacer algunas fotos del paisaje al atardecer es un buen momento para continuar esta ruta de Londres en un día y realizar el tramo final.

Trafalgar Square

Al salir de St. James’s Park toma la calle The Mall y llegarás a Trafalgar Square, otra de las más animadas y famosas de Londres.

Esta plaza se levantó en el siglo XIX para conmemorar la victoria británica en la “batalla de Trafalgar” y actualmente en ella podemos ver varias atracciones turísticas a las que seguro que querrás echarles unas fotos.

Por un lado, la Columna de Nelson erigida en honor del almirante inglés Horatio Nelsón que murió durante la batalla. La rodean varios leones construidos con el bronce fundido de los cañones franceses. Por el otro, la National Gallery el museo de arte más importante de la ciudad que te aconsejo visitar por dentro cuando tengas tiempo.

En Trafalgar Square también podrás ver una estatua del presidente estadounidense George Washington que donó el Estado de Virginia. Este monumento tiene una curiosidad y es que se colocó sobre suelo importado desde América porque el personaje juró no volver a poner jamás un pie sobre suelo británico. Curioso, ¿verdad?

Piccadilly Circus

¡Y tomando la calle Regent Street llegarás a Piccadilly Circus, la última parada de esta ruta de Londres en un día!

Esta céntrica plaza te sonará por sus grandes letreros publicitarios luminosos y por tener en su centro la fuente de Eros, uno de los emblemas de la capital británica.

Situada en el West End, Piccadilly Circus siempre está abarrotada de gente a cualquier hora del día porque en sus alrededores hay un montón de restaurantes, tiendas, teatros y cines.

Verás que es un lugar muy animado donde confluyen tanto londinenses como turistas para pasar un rato divertido. Especialmente de noche, cuando brillan las luces de neón de los carteles sobre los edificios de la plaza que le dan un aspecto mágico y futurista muy chulo.

¿Qué hacer después de la ruta?

Para cerrar un día tan fabuloso como éste recorriendo las calles de Londres, ¿qué tal aprovechar que finaliza en Piccadilly Circus para relajarte viendo uno de los musicales del West End?

Sus espectáculos son una maravilla y rivalizan con los del archiconocido Broadway de Nueva York. ¡Seguro que los musicales de Londres conseguirán dejarte asombrado!

Compra entradas para los musicales de Londres