Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

10 cosas que hacer en Londres con niños

¿Has pensado qué planes vas a hacer en Londres con los niños durante vuestras vacaciones? ¡No te pierdas todas estas ideas y consejos para que el viaje vaya sobre ruedas!

Isabel Catalán

Isabel Catalán

Lectura de 14 minutos

10 cosas que hacer en Londres con niños

Niños Divirtiéndose en Londres | ©Robert Tudor

Si tienes previsto viajar a Londres en familia próximamente, seguro que durante vuestra estancia quieres programar algunas actividades para que los niños también se diviertan y le saquen el mayor partido a esta experiencia.

La oferta de ocio en la capital británica es amplísima y hay muchas cosas que ver y hacer allí. Para ayudarte a elegir, en este post encontrarás varias propuestas y consejos para disfrutar de Londres con los niños a tope. ¡Seguro que cuando regreséis a casa tendréis mogollón de anécdotas y recuerdos fantásticos que contar!

1. Monta en el autobús turístico con los niños para explorar Londres

Bus Turistico de Londres | ©Hellotickets
Bus Turistico de Londres | ©Hellotickets

Londres es una de las ciudades más grandes de Europa y entre sus diferentes atracciones turísticas suele haber una gran distancia.

Patearse la ciudad de arriba a abajo haciendo turismo para llegar a cada una de ellas puede ser un plan muy apetecible para los adultos con alma exploradora pero para los niños puede resultar tremendamente agotador. Sobre todo para los más pequeños.

Para que ellos también puedan disfrutar del lado más turístico de Londres sin cansarse rápidamente y puedan reservar sus energías para hacer las visitas en los diferentes museos y monumentos de la ciudad, te recomiendo sacar los billetes del autobús turístico de Londres.

Os permitirá descubrir los principales sitios de interés de la capital británica mientras viajáis sentados cómodamente durante la ruta, pudiendo subir y bajar en la parada que queráis para recorrer una determinada zona.

¡Además a los peques les encantará montar en un autobús enorme de dos pisos de color rojo! Para ellos será como vivir una pequeña aventura. Si te gustaría utilizar este transporte durante vuestra escapada a Londres, te aconsejo que leas el post Los mejores buses turísticos donde encontrarás todos los detalles sobre esta actividad.

Reserva tu plaza en el bus turístico de Londres

2. Reserva con antelación tus entradas a los musicales del West End

Parte del Musical del Rey Leon en London | ©tuveuxmaphoto
Parte del Musical del Rey Leon en London | ©tuveuxmaphoto

Asistir a uno de los musicales del West End es un plan indispensable que hacer en Londres con niños una tarde durante unas vacaciones en la ciudad. Después de pasar todo el día entre museos, monumentos y tiendas, los peques también necesitan un poco de tiempo para divertirse durante el viaje.

El mejor final a una jornada de turismo con los padres es sumergirse por unas horas en los mundos de fantasía al que los musicales los transportan con sus fabulosos historias sus puestas en escena y números musicales repletos de luces, magia y color.

Los musicales de West End son unos de los mejores del mundo (¡con permiso de Broadway!) por lo que muchas personas quieren asistir a alguna función durante su estancia en Londres. Si tienes pensado hacer lo mismo para darles una sorpresa a los niños, mi consejo es que saques las entradas con antelación para asegurar tus asientos en una obra concreta la fecha que quieras.

¿Y cómo lo puedes hacer? La mejor manera es que compres las entradas online pues te permitirá reservarlas desde casa antes de viajar. Así evitarás hacer una cola eterna con los niños en las taquillas de teatro y dedicar tiempo a hacer otros planes con ellos por Londres.

Que no os de reparo si no domináis el inglés. Muchos de los musicales en cartelera cuentan con su versión cinematográfica (Mary Poppins, El Rey León, Cenicienta, el Príncipe de Egipto, etc.) de modo que aunque no habléis el idioma podréis seguir el argumento fácilmente. ¡Será una experiencia que los peques no olvidarán!

Compra entradas para los musicales de Londres

3. Llévalos a que vean el Cambio de Guardia en Buckingham para que aprendan sobre cultura local

Asistiendo al Cambio de Guardia | ©Chin Hsu
Asistiendo al Cambio de Guardia | ©Chin Hsu

Seguro que en alguna ocasión, los niños han visto alguna fotografía en un libro o folleto sobre los “Foot Guards” y te han preguntado quiénes son esas personas que lucen casaca roja y un enorme sombrero negro de pelo.

Si estos soldados les llaman la atención, llévalos a conocerlos al Palacio de Buckingham durante el famoso Cambio de Guardia. ¡Se quedarán boquiabiertos!

¿Cómo es la experiencia?

Se trata de un desfile muy vistoso de corte militar de unos 45 minutos de duración que tiene lugar en la entrada principal de Buckingham Palace para relevar a los a los Guardias de la Reina que se ocupan de la seguridad de la residencia de la reina Isabel II.

Durante la ceremonia veréis regimientos de guardias a caballo y a pie que están acompañados por una orquesta militar que toca música de lo más curiosa para amenizar la exhibición (El Rey León, Los Beatles, Star Wars, etc). ¡Es super divertido! Y gratis, ya que no se necesita entrada para el Cambio de Guardia.

Para los niños, ésta será una forma muy original y amena de acercarse a la cultura británica. Seguro que les encantará la experiencia.

Reserva tu visita al Buckingham con cambio de guardia

4. Visita Hamleys, la juguetería más antigua de Londres

Hamleys, jugueteria famosa de London | ©Sheep purple
Hamleys, jugueteria famosa de London | ©Sheep purple

Seguro que a los peques les hará mucha ilusión que les compres un recuerdo de vuestro viaje a Londres pero, ¿dónde encontrar el souvenir ideal para los niños? Si quieres acertar con el regalo, te aconsejo que vayáis a Hamleys, una de las jugueterías más antiguas de Londres con más de 250 años de antigüedad. ¡Ahí es nada!

Si has estado alguna vez en Nueva York, seguramente Hamleys te recuerde a la famosa FAO Schwarz pero a la británica. Se trata de una tienda de varias plantas divididas por áreas: juguetes para exteriores, ositos de peluche, videojuegos, juegos de mesa, golosinas y mucho más.

Lo curioso de Hamleys es que además de poder admirar miles de juguetes en sus estanterías, los empleados de la tienda también realizan demostraciones en directo e incluso organizan juegos con los niños. Esto es algo que no se ve muy a menudo y con toda seguridad a los chavales les chiflará la idea de poder divertirse con tantos juguetes. ¡No querrán marcharse de allí!

Si queréis dar una vuelta por la juguetería, la encontrarás en 188-196 Regent Street, una de las calles más comerciales del centro de Londres.

5. Evita los cruceros nocturnos con los niños

Recorriendo el Támesis | ©Gina Hall
Recorriendo el Támesis | ©Gina Hall

Los cruceros nocturnos por el Támesis son ideales para disfrutar de los monumentos de Londres iluminados y contemplar la ciudad desde otra perspectiva. Incluso hay cruceros con cena y música en directo pero están pensados para vivir una velada romántica e íntima (un aniversario, un San Valentín o un cumpleaños) en lugar de una actividad familiar.

De hecho, suelen tener lugar a última hora del día cuando los niños están ya más cansados después de una jornada exhaustiva de turismo y además algunos de estos cruceros nocturnos no permiten el acceso a menores de 12 años por lo que no son la mejor opción cuando vas con niños.

¿Qué cruceros se adaptan mejor a los niños?

Para eso están los cruceros diurnos por el Támesis, donde hay precios o tarifas especiales en las entradas infantiles y cuya duración es menor que la de los cruceros nocturnos.

De esta forma, los niños podrán sentir la emoción de montar en barco y navegar las aguas del río mientras se divierten viendo los monumentos apostados en las orillas e imaginando que son intrépidos exploradores.

Si te interesa hacer un crucero en Londres con los niños, te recomiendo que eches un vistazo al post Los mejores cruceros por el Támesis donde encontrarás algunas propuestas muy chulas para hacer en familia.

Reserva un crucero por el Támesis

6. Id a jugar a los parques infantiles de Londres

Niño jugando en el Parque | ©Maria Lindsey
Niño jugando en el Parque | ©Maria Lindsey

Londres es una ciudad que tiene un ritmo vertiginoso y en donde siempre hay mil planes por hacer, también si decides visitar la capital británica en familia. Pero en medio de tantas actividades, siempre apetece tomarse un respiro y buscar un momento para desconectar de todo el trajín turístico.

Un lugar que me encanta para disfrutar de un ambiente tranquilo son los parques de Londres. Si hace un día soleado y las temperaturas acompañan, un plan muy divertido para hacer en familia es ir de picnic a alguno de los muchos jardines y parques que existen en la ciudad.

Además de tomar un tentempié sobre la hierba o de tomar el sol, también podrás disfrutar de las vistas del paisaje y de la vegetación mientras escuchas el trino de los pájaros. Y, por supuesto, podrás pasar un rato muy agradable jugando con los peques. A ellos les encantará tener un poco de tiempo libre entre tanta visita turística para poder saltar, correr y jugar a su aire.

Éstos son algunos de los parques infantiles más chulos a los que podrás llevar a los niños:

7. Alucinad con las figuras de cera del Madame Tussauds

El rey del Pop, Michael Jackson. | ©Abi Skipp
El rey del Pop, Michael Jackson. | ©Abi Skipp

Si después de recorrer algunos de los museos de Londres haciendo visitas culturales os apetece pasar un rato diferente en un museo, no os podéis perder el Museo de Cera Madame Tussauds una de las atracciones turísticas más populares de la ciudad desde que se inaugurase allá por el siglo XIX.

Ésta es una experiencia donde los niños se lo pasarán bomba y que recordarán siempre porque, a diferencia de otros museos, en el Madame Tussauds todos los visitantes pueden interactuar con las figuras de cera que forman parte de las exhibiciones. Allí encontrarán a sus artistas y personajes de ficción favoritos como Taylor Swift, Little Mix, One Direction, Spiderman, Capitán América o Hulk, entre muchos otros, con los que podrán tomarse todas las fotos que quieran en los decorados del museo.

¡Y no sólo eso! Dentro del Madame Tussauds también hay varias “experiencias interactivas” que convertirán la visita en algo mucho más divertido. Por un lado, en Alien Escape podrás subir a bordo de la nave Covenant para enfrentarte al temible Alien y en ‘Kong: The Skull Island’ verás cara a cara al gigantesco King Kong.

Por el otro, si les gustan los superhéroes, los niños van a alucinar con la ’Marvel 4-D Cinema Experience’, una película con efectos especiales asombrosos que os harán sentir como si estuvierais luchando codo con codo con estos personajes en una batalla.

Quiero visitar el Madame Tussauds

8. Adentraos en el HMS Belfast

Buque HMS Belfast | ©Alvesgaspar
Buque HMS Belfast | ©Alvesgaspar

Si te decides a hacer un crucero por el Támesis con los niños, en una parte del recorrido por el río verás anclado en una de las orillas el HMS Belfast, un enorme buque destructor que durante la II Guerra Mundial y la Guerra de Corea participó en numerosas operaciones navales. Si a los niños les gustan los barcos, ésta será una visita que van a disfrutar mucho así que no dudes en añadirla a vuestra agenda

¡Por fuera el barco es imponente y por dentro mola un montón! El viaje a Londres es una oportunidad estupenda para conocer una atracción tan diferente como ésta.

El HMS Belfast en la actualidad es un barco-museo de la Marina Real Británica que abre sus puertas para dar a conocer cómo era la vida en altamar en una embarcación de estas características en el pasado.

El recorrido resulta más entretenido de lo que parece en un principio pues además de aprender la historia del buque también puedes entrar en las salas donde soldados y marineros pasaban buena parte del tiempo durante las misiones como la sala de mandos, los camarotes, la enfermería, la cocina o la bodega, entre otros. ¡No habrán visto nada igual!

9. Pasead entre los tiburones del Sea Life Aquarium

Niños Visitando el Sea Life Aquarium | ©Gary Bembridge
Niños Visitando el Sea Life Aquarium | ©Gary Bembridge

A todos los peques les encantan los animales y pasar un rato con ellos seguro que será un plan que les apetecerá muchísimo. Por eso una atracción que no os podéis perder durante vuestro viaje a Londres es el Sea Life Aquarium, el acuario más grande de Inglaterra.

Se localiza en pleno corazón de la ciudad y es el sitio perfecto donde pasar una tarde en familia disfrutando de la naturaleza submarina. Allí viven más de 500 especies de animales distintos, entre tiburones, caballitos de mar, pulpos, pingüinos o mantarrayas, por mencionar algunos ejemplos.

Están repartidos por áreas temáticas en donde podréis aprender un montón de curiosidades sobre su hábitat y forma de vida aunque, en mi opinión, la parte más impresionante de la visita es el túnel de cristal del Sea Life Aquarium, un corredor sumergido en el agua por el que podrás pasear mientras te acompañan feroces tiburones y otras criaturas acuáticas. ¡Es una experiencia asombrosa!

10. Vivid la magia de Harry Potter en los estudios de la Warner Bros

Recorriendo el Callejon Driagon con los niños | ©Bill Bartlett
Recorriendo el Callejon Driagon con los niños | ©Bill Bartlett

Durante las vacaciones en Londres seguro que a los niños les hará mucha ilusión visitar el Parque de Harry Potter Studios, el lugar donde se rodaron todas las películas de la saga. ¡Es un sitio mágico!

Se lo pasarán genial recorriendo los decorados originales de las películas (la Sala Común de Gryffindor, el Gran Comedor, los pasillos de Hogwarts, etc.), aprendiendo cómo se hicieron las películas y los efectos especiales que se utilizaron para recrear este mundo de fantasía. Por un momento se sentirán parte de la historia como si fuesen un alumno más del famoso colegio de hechicería.

De hecho, no tenéis por qué hacer la visita al Parque de Harry Potter Studios vestidos como muggles sino que os podéis disfrazar de brujas y magos para sumergiros en esta atmósfera tan especial todavía más. Seguro que a los chavales les parecerá una idea de lo más divertida y además conseguiréis unas fotos fantásticas.

Eso sí, planifica esta excursión con tiempo de antelación porque es una de las atracciones de Londres más populares y las entradas vuelan. Si quieres saber cómo y dónde puedes comprarlas, no te pierdas el post Entradas al Parque de los Estudios de Harry Potter Londres.

Reserva las entradas para el Parque de Harry Potter

Otras actividades divertidas para hacer con niños

Tus hijos no pueden perderse la increíble experiencia de la ciudad interactiva de Kidzania en Londres, donde les esperan un sinfín de actividades en las que disfrutar imaginando qué serán de mayores: podrán disfrazarse de sus profesiones favoritas.

Tampoco está reñida la cultura con la diversión. Por eso el National Gallery tiene una visita guiada exclusiva para niños, en la que mostrarán las impresionantes obras de la colección de un modo educativo pero muy entretenido.

Por último, ve a conocer en familia la increíble historia del oso Paddington con este tour por los lugares que recorrió este entrañable osito. Revive sus aventuras haciendo un recorrido por los barrios de Londres y conoce la estatua que le dedicaron en Paddington a este icono de la literatura infantil británica.


Aprovecha los precios reducidos para niños en tours y entradas

Niños en el London Eye | ©Martin Sillaots
Niños en el London Eye | ©Martin Sillaots

Londres no es una ciudad barata precisamente. Por eso, si vas a viajar allí en familia seguramente quieres saber cómo puedes ahorrar un poco de dinero durante vuestras vacaciones.

Una buena manera es aprovechando las tarifas reducidas en las entradas infantiles a las diferentes atracciones turísticas. Normalmente los bebés de hasta 3 años suelen acceder gratis pero depende de la actividad y del rango de edad. En cualquier caso puedes encontrarás precios muy interesantes para los niños. Éstos son algunos ejemplos:

  • London Eye: Desde 35 € en las entradas con tarifa reducida de niño (entre 3 y 15 años).
  • Sea Life Aquarium: Desde 28 € en las entradas con tarifa reducida de niño (entre 3 y 15 años).
  • Museo Madame Tussauds: Desde 32 € en las entradas con tarifa reducida de niño (entre 3 y 15 años).
  • Parque de Harry Potter Studios: Desde 46 € en las entradas con tarifa reducida de niño (entre 5 y 15 años).
  • HMS Belfast: Desde 14 € en las entradas con tarifa reducida de niño (entre 5 y 15 años).

Por ejemplo, al reservar tus entradas online y con antelación en páginas como Hellotickets, tienes la posibilidad de seleccionar el tramo de edad de los chavales, de modo que se calcula al instante la tarifa reducida que tendrás que abonar por cada uno de ellos.

En cuanto a los bebés, aunque puedan acceder gratis a multitud de actividades, lo más aconsejable es que selecciones también su entrada gratuita pues de esta manera se evitarán confusiones en el acceso a los monumentos, los museos u otros sitios de interés.

Hazte con los pases turísticos de Londres para sacarle mayor partido al viaje

London Pass | ©ba7raini
London Pass | ©ba7raini

Si durante vuestras vacaciones a la capital británica tenéis pensado visitar un montón de lugares, las tarjetas turísticas de Londres pueden ayudaros a cumplir vuestros planes sin arruinaros en el intento.

Os darán acceso a multitud de atracciones a la vez que os permitirán ahorrar dinero al no tener que pagar cada entrada por separado y al contar con un precio reducido los pases infantiles.

  • London Pass: Desde 48 € el pase infantil.
  • London Explorer Pass: Desde 22 € el pase infantil.
  • Merlin's Magical London Pass: Desde 47 € el pase infantil.

También es una opción fantástica a tener en cuenta cuando se viaja con niños porque cuentan con ofertas especiales en muchos teatros, restaurantes, tiendas y otros espacios de ocio, algo que siempre viene muy bien. Además, con estas tarjetas turísticas podéis evitar las colas que se forman en las puertas de entrada. Como ves, ¡son todo ventajas!

Si visitas Londres con niños te recomiendo elegir el London Explorer Pass, el Merlin's Magical London Pass o el Magic London Pass, aunque si quieres saber en detalle acerca de estos pases turísticos no te pierdas el post La mejor tarjeta turística de Londres donde se analizan todas ellas en profundidad.

Reserva un pase turístico de Londres

Programa las visitas mejor por la mañana y dales tiempo para jugar

Preparandoce para Pasear | ©Katie E
Preparandoce para Pasear | ©Katie E

Cuando se trata de hacer turismo en familia, el mejor momento del día para programar la salida es temprano por la mañana pues los niños suelen madrugar bastante y se levantan con mucha energía. De esta manera estarán más despiertos y activos para ir de excursión o para hacer visitas culturales.

Además, a primera hora de la mañana no suele haber en las atracciones turísticas de Londres tantos visitantes ni grupos grandes por lo que evitareis las multitudes que se suelen formar en las horas pico y que pueden poner a prueba la paciencia de los peques cuando haya que hacer cola.

Por último, te sugiero que por las tardes, cuando se encuentren más cansados, planifiques alguna actividad donde los niños puedan divertirse antes de marcharos al hotel a descansar para recuperar fuerzas para el día siguiente. Por ejemplo, ir a dar una vuelta a las jugueterías de Londres, al Museo Madame Tussauds o al Sea Life Aquarium.

Organiza las comidas con tiempo suficiente

Comiendo un Postre | ©Patrick Fore
Comiendo un Postre | ©Patrick Fore

Si durante vuestras vacaciones en Londres tenéis pensado pasar todo el día fuera haciendo turismo, lo más aconsejable es que planees con antelación las comidas de los peques.

No es una cuestión baladí pues aunque la ciudad tiene una gran oferta gastronómica también es un sitio muy turístico y en las horas centrales del día (especialmente en festivos o en temporada alta) no es tarea sencilla encontrar una mesa libre en determinadas zonas si no se tiene una reserva.

Esto podría ser un problema si no conoces mucho Londres y al terminar una actividad tenéis que ir dando vueltas por el centro buscando un sitio disponible porque está todo lleno. ¡Los niños podrían terminar por perder la paciencia y tener una rabieta si tienen mucha hambre!

Por eso siempre es una buena idea llevar varios snacks en el bolso y, cómo no, conocer de antemano algunos buenos restaurantes donde ir a comer cerca de algunas atracciones turísticas como el London Eye, The Shard o la Torre de Londres. ¡Te será de mucha ayuda llegado el momento!