Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Qué ver y hacer en Londres en cuatro días

Aunque cuatro días no serán suficientes para ver todos los atractivos de una ciudad como Londres, sí pueden bastar para ver los principales. Para ello, es importante planificar bien los recorridos y aprovechar el tiempo al máximo.

Joaquín Montaño

Joaquín Montaño

Lectura de 12 minutos

Qué ver y hacer en Londres en cuatro días

Millennium Bridge, Londres | ©Anthony Delanoix

En este itinerario de cuatro días he incluido los lugares más destacados que se pueden ver en Londres, aún sabiendo que habrá que dejar de lado otros que también son muy interesantes. Como puntos básicos en cualquier visita destacan Trafalgar Square, Piccadilly Circus, el Big Ben, la Torre de Londres y la catedral de San Pablo.

Tampoco hay que dejar de lado que la capital británica alberga alguno de los museos más interesantes del mundo, mercadillos y calles repletas de historia. Por supuesto, cualquier recorrido debe tener en cuenta los gustos personales del visitante, por lo que siempre hay que ser flexible para poder cambiar un lugar por otro en caso que se desee.

Día 1: Conociendo el centro de Londres visitando Trafalgar Square, Buckingham Palace y la Abadía de Westminster

Guardia de Londres | ©R Spegel
Guardia de Londres | ©R Spegel

Para el primer recorrido por Londres he elegido los lugares más emblemáticos del centro de la ciudad. A pesar de que parezca que las distancias son cortas, te recomiendo que te prepares para andar durante mucho tiempo, especialmente si te decides a visitar algún museo. Otra posibilidad es contratar algún tour turístico por Londres primero para hacerte una idea de las localizaciones y realizar las primeras visitas.

Cambio de Guardia en Buckingham Palace

Nada más típico para comenzar el viaje a Londres que contemplar el famoso Cambio de Guardia Buckingham Palace. Obviamente, este palacio también es una visita obligada en sí mismo, pero si estás por la zona a las 11 de la mañana no deberías perderte la ceremonia con la que se produce el relevo de la guardia.

Después de esta primera parada puedes cruzar el estupendo parque de St. James hasta alcanzar Whitehall y continuar hasta llegar a la Catedral de Westminster.

Catedral de Westminster

Aunque menos famosa que la cercana abadía del mismo nombre, la Catedral de Westminster merece una breve parada. Se trata del más importante templo católico de Inglaterra y Gales y fue construida con la condición de que su interior no se pareciera a la mencionada abadía.

En ella, podrás contemplar la conocida Torre de San Eduardo, además de la Capilla del Santo Sacramento. Si eres aficionado, quizás te interese saber que es la única catedral del mundo con misas diarias cantadas.

Abadía de Westminster

Abadía de Westminster | ©Zaymuel
Abadía de Westminster | ©Zaymuel

Uno de los lugares imprescindibles de Londres es la Abadía de Westminster. Debes calcular que una visita completa te va a llevar unas dos horas y que puedes entrar con la tarjeta turística London Pass o adquiriendo las entradas para la Abadía de Westminster con antelación.

Esta abadía es el templo más antiguo de la capital británica. Se trata de una iglesia gótica anglicana, aunque su tamaño es el mismo que el de una catedral. Es aquí donde producen las coronaciones y funerales de los reyes del país.

Además, en su interior vas a encontrar tumbas de algunos importantes protagonistas de la historia británica, como Isaac Newton, Charles Dickens, Charles Darwin o Geoffrey Chaucer. Igualmente, también reposan allí los restos de los reyes de Inglaterra

Reserva tu visita a la Abadía de Westminster

Big Ben

El siguiente destino, cercano a la Abadía de Westminster, es uno de los íconos de la ciudad: el Big Ben. Aunque realmente se denomina así a la campana de 14 toneladas colocada en la torre del reloj de las casas del Parlamento, el nombre se utiliza para nombrar a la torre completa.

Esta torre es de estilo neo-gótico y su construcción finalizó en 1858. Con 106 metros de altura logró sobrevivir a los bombardeos alemanes de la Segunda Guerra Mundial y hoy en día es uno de los principales símbolos del país.

Tour guiado por Londres

Después de todas las visitas anteriores quizás sea el mejor momento para contratar uno de los muchos tours guiados que hay en Londres. No solo vas a poder descubrir algunos atractivos que puedes haber pasado por alto, sino que te va a ayudar a comprender lo que has visto hasta ese momento y a tener información sobre lo que vas a visitar en los días siguientes.

La oferta de estos tours es realmente impresionante. Puedes elegir entre hacerlo andando, en bici, en autobús o en barco, de día o de noche y con la temática que desees.

Contrata tu tour guiado por Londres

Trafalgar Square y Piccadilly Circus

El ambiente de Trafalgar Square y Piccadilly Circus es siempre impresionante, pero es posiblemente por la noche cuando ambos lugares muestran su mejor cara.

Empieza en Trafalgar Square y contempla sus cuatro leones y la estatua del almirante Nelson. El resto del recorrido es un agradable paseo durante el que se cruza Piccadilly Circus, Piccadilly Street (donde se encuentra la mayor librería del mundo y el Hotel Ritz) y Burlinton Arcade, una bonita galería de tiendas tradicionales

Día 2: Pasea por los parques y calles comerciales de Oxford Street, Carnaby Street, Soho y Covent Garden

Vista aerea de Hyde Park | ©Bald Boris
Vista aerea de Hyde Park | ©Bald Boris

Tras una primera jornada bastante completa, el recorrido que te propongo para el segundo día es algo más relajado. Además, parte del mismo tiene lugar en algunos de los más impresionantes parques de Londres, como Hyde Park.

Hyde Park

Empezar el día realizando un pequeña ruta por Hyde Park hasta llegar a su espléndido lago va a conseguir que el resto de la jornada sea más relajada.

Este parque es el más antiguo de la ciudad y ha sido escenario de múltiples conciertos, manifestaciones, sin olvidar que era uno de los lugares que los antiguos duelistas escogían para dirimir sus diferencias.

Además de pasear por sus senderos, también se puede alquilar una barca de remos para recorrer el Serpentine, el lago central del parque. Este se encuentra habitado por un fauna acuática muy variada.

Si estás visitando Londres en verano es buena idea que compruebes los eventos que se desarrollan en el parque por si te interesa asistir a uno de ellos.

Speaker´s Corner y Oxford Street

Aún dentro de Hyde Park, en el camino que lleva a Marble Arch, se pasa por el conocido Speaker's Corner. En este lugar cualquiera puede dar un discurso, sin que existan límites en lo que defiende. De hecho, durante la Segunda Guerra Mundial era el único punto de la ciudad en el que algunos defendían a los alemanes.

Una vez que se llegue a Marble Arch se pueden recorrer algunas de las calles comerciales más famosas de Londres, en concreto Oxford Street y Regent Street.

En la primera de estas calles se pueden ver algunas tiendas que se han convertido en auténticos símbolos de la ciudad, como los históricos grandes almacenes Selfridge, Marks & Spencer o House of Fraser.

Uno de los rincones más interesantes de esta calle es el St Christopher´s Place, una pequeña plaza algo escondida y, por lo tanto, poco conocida. En esta zona podéis hacer un alto para comer o tomar café, ya que existen muchas cafeterías y restaurantes entre las que elegir.

Regent Street, Carnaby Street y Soho

Caminando por Regent Street en London | ©aurélien
Caminando por Regent Street en London | ©aurélien

El paseo continúa hasta llegar a Oxford Circus, donde hay que girar a la derecha para entrar en Regent Street, una de las calles más famosas de la ciudad. En ella, por ejemplo, se encuentra la tienda de juguetes más grande del mundo, Hamleys.

Desde Regent Street se alcanza Carnaby Street, donde comienza al Soho londinense. Esta zona es, sin duda, uno de los barrios de moda de la capital y alberga los teatros más importantes, algunas de las mejores tiendas y cientos de bares y restaurantes.

Otro punto de interés del barrio es Soho Square, una plaza construida en 1681. Durante mucho tiempo, esta plaza acogió a algunos de los más distinguidos ciudadanos de Londres, ya que era considerada como uno de los lugares más elegantes en los que se podía vivir. Aún hoy se pueden ver varias casas históricas en ella.

Si tienes tiempo también es buena idea adentrarse un rato por la vecina Chinatown antes de dirigirse a Leicester Square, lugar en el que se suelen producir los estrenos de cine en la ciudad.

Covent Garden

Continuando el paseo se llega hasta una plaza que rebosa magia gracias a su antiguo mercado de manzanas y sus artistas callejeros: Covent Garden.

Si vas con niños, esta plaza acoge un museo que suele gustarles: el Museo del Transporte de Londres.

Por último, si eres amantes de los musicales, esta es la zona perfecta para asistir a alguno de los mejores musicales de Londres.

Compra tu entrada para los musicales de Londres

Día 3: el recorrido más completo, con la Torre de Londres, la Catedral de San Pablo y dos de los más reconocidos museos de la ciudad

Torre de London | ©BigStock
Torre de London | ©BigStock

Cuando se viaja a una ciudad nueva se suelen necesitar un par de días para familiarizarse con ella y conocer aspecto como la mejor forma de tomar el metro de Londres o qué actividades se pueden hacer por la noche en Londres.

Con este conocimiento previo, el recorrido del tercer día es, posiblemente, el más completo de los realizados e incluye visitas como la de la Torre de Londres y la de la Catedral de San Pablo.

Torre de Londres

Se empieza el día cruzando el puente de la Torre de Londres, uno de los lugares más fotografiados de la ciudad. Si tenéis tiempo de sobra se puede visitar la exposición instalada en su interior, aunque realmente no es algo imprescindible.

Al otro lado del puente se encuentra la :Torre de Londres, una fortaleza que guarda horribles historias en su interior. Para empezar, esta torre fue durante más de 900 años una prisión en la que eran encerrados todos aquellos acusados de ofender a la Corona. Algunos murieron allí por la tortura o las malas condiciones de la prisión, mientras que otros eran ejecutados no sin antes ser también torturados.

La Torre de Londres fue donde muchos personajes famosos terminaron sus días tras haber caído en desgracia. Los más destacados fueron Ana Bolena, Tomás Moro o la reina Jane Grey.

Hoy en día se pueden comprar entradas para la Torre de Londres y admirar la exposición con las Joyas de la Corona. Igualmente, también alberga una capilla, algunas estancias utilizadas por la familia real o la Torre Blanca, la más conocida del complejo.

Por último, no puedes visitar esta torre sin conocer la leyenda sobre los cuervos, los habitantes más famosos de la misma. De acuerdo a esa leyenda, si los cuervos desaparecieran, tanto la Torre como el propio reino se desplomarían. Por ese motivo, un trabajador llamado Ravenmaster (Maestro de los Cuervos) se dedica en exclusiva a cuidar a estas aves y evitar que escapen.

Compra tu entrada a la Torre de Londres

Catedral de San Pablo

Los 110 metros de altura de la Catedral de San Pablo y sus dimensiones hacen de ella la segunda catedral más grande del mundo, solo superada por la Basílica de San Pedro, en Roma. Este templo ha sido testigo de numerosos hechos históricos, como el funeral de Winston Churchill o la boda de Lady Di y el príncipe Carlos.

La catedral tiene una planta en forma de cruz que destaca por su maravillosa decoración. Esta es especialmente llamativa en los techos, cubiertos por pinturas al fresco. En su interior merece la pena ascender a su cúpula y visitar su cripta.

Para sacarle el máximo partido a esta visita es fundamental contar con la audioguía gratuita que se recoge en la entrada.

Cuando se haya terminado de admirar el templo hay que buscar Peter's Hill para llegar desde allí hasta el Millennium Bridge, el más moderno puente de la ciudad.

Compra tu entrada a la Catedral de San Pablo

Tate Modern

Museo Tate Modern en London | ©Eric Titcombe
Museo Tate Modern en London | ©Eric Titcombe

En uno de los extremos de este puente se encuentra situada el Tate Modern, una visita totalmente imprescindible para los amantes del arte contemporáneo. Ya solo el edificio que alberga el museo vale la pena, ya que era la antigua Central de Energía de Bankside.

En el museo, de entrada gratuita, vais a poder disfrutar de obras de reconocidos artistas como Picasso, Warhol, Salvador Dalí o Monet, entre otros

Continuando el recorrido camino del Museo de Historia Natural, podéis desviaros ligeramente para ver las vistas desde The Shard , un espléndido rascacielos que cuenta con un impresionante mirador en su interior. Igualmente, también el restaurante de The Shard merece una visita.

Compra tu entrada al mirador de The Shard

Museo Historia Natural

Para la última visita del día os recomiendo elegir uno de los museos que aún no has visitado. Entre los más interesantes se encuentran el de Historia Natural, el dedicado a la historia de la guerra o el Victoria and Albert Museum. Todo depende de tus gustos e intereses y si prefieres otros temas también encontrarás un museo dedicado a Sherlock Holmes y las fabulosas figuras de cera del museo de Madame Tussauds.

Reserva tu entrada para el museo de Madame Tussauds

Tour nocturno por Londres

Para terminar el día y aprovechar bien el tiempo, puede ser el mejor momento para realizar un tour nocturno por Londres y poder ver sus monumentos iluminados.

Reserva un tour nocturno por Londres

Día 4: Estudios Harry Potter

Visitando La casa de los Dursley en el Tour  | ©Bill Bartlett
Visitando La casa de los Dursley en el Tour | ©Bill Bartlett

El último día del viaje, ya con el cansancio acumulado, puede ser el mejor momento para hacer un par de visitas con calma y terminar echando una ojeada a los famosos almacenes Harrod’s.

Estudios de Harry Potter

Una de las actividades que más han crecido en los últimos años está relacionada con los libros y las películas protagonizadas por Harry Potter.

Además de los tours que recorren los lugares de Harry Potter que aparecen en estas obras, muchos no pueden resistir la tentación de pasar una mañana visitando los estudios de Warner Bros de Harry Potter.

En este artículo puedes ver cómo llegar a los Estudios de Harry Potter y en este cómo conseguir las entradas para los Estudios de HArry Potter. Con toda esa información, solo te queda acercarte para contemplar los escenarios y sets de rodajes de las películas, así, como los trajes utilizados por sus protagonistas y algunos de los objetos mágicos que aparecían. Igualmente, la visita te deparará algunas sorpresas.

Compra tu entrada para el Parque de Harry Potter

London Eye

Después de estar casi todo el día visitando los estudios de Harry Potter se regresa hasta el puente de Westminster para dirigirse al London Eye (el Millennium Wheel o Rueda del Milenio en español) una espectacular noria de 135 metros de altura. En el trayecto entre ambos lugares te recomiendo pararte en el puente para tomar una foto en la que aparezcan ambos íconos londinenses.

Si has conseguido las entradas para el London Eye, ya que las colas son interminables, puedes subir para ver las vistas de Londres desde el London Eye. El London Eye cuenta con 32 cabinas de cristal de 10 toneladas de peso cada una. Su capacidad es de 25 personas. El giro de la noria es bastante lento y dura aproximadamente unos 30 minutos.

Ten en cuenta que no importa si es de noche, ya que el London Eye también tiene horario nocturno. En esos momentos, además, las vistas de la ciudad son, si cabe, aún más espectaculares.

Para cenar podéis elegir entre algunos de los restaurantes que hay en los alrededores del London Eye o, mejor aún, regresar al centro para despedir la ciudad como se merece.

Compra tu entrada al London Eye

Utiliza el autobús turístico para mayor comodidad en los desplazamientos

Bus Turistico de Londres | ©Hellotickets
Bus Turistico de Londres | ©Hellotickets

Una de las opciones que tienes a la hora de visitar buena parte de los atractivos londinenses es utilizar un autobús turístico por Londres. La capital británica cuenta con varios tipos, pero mi consejo es que elijas uno que permita bajar y subir dónde desees y que tenga un billete con un plazo de validez lo suficientemente amplio.

Reserva una plaza en el autobús turístico de Londres

Estudia la conveniencia de sacar una tarjeta turística

London Pass | ©ba7raini
London Pass | ©ba7raini

Como es bien conocido, Londres no se caracteriza precisamente por ser una ciudad barata. Una de las mejores formas de ahorrar es comprar un pase turístico, que además te permiten ahorrar tiempo en las colas.

Antes de decidirte por una, puedes echar un vistazo a este artículo sobre las mejores tarjetas turísticas de Londres, sus características y lo que incluyen.

Compra tu tarjeta turística de Londres