Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Las 10 mejores iglesias de Roma

Roma está llena de iglesias y elegir bien cuáles visitar por dentro puede ser abrumador, por eso te dejo una lista de mis favoritas

Alex Grande

Alex Grande

Lectura de 13 minutos

Las 10 mejores iglesias de Roma

La cúpula de la Basílica de San Pedro, desde el interior | ©Briana Tozour

De las cerca de 900 iglesias que podrías visitar en Roma, he hecho una selección de mis favoritas, en orden descendiente. No sé si puedes imaginar cuál está en mi top uno, pero quizás no hayas tenido en cuenta cuáles quieres visitar durante el resto en tu itinerario de viaje por Roma y aún estamos a tiempo de cambiar eso. Sin más preámbulos, aquí tienes una lista de las mejores iglesias de Roma.

1. El Panteón

Saliendo del Panteón | ©Christopher Czermak
Saliendo del Panteón | ©Christopher Czermak

Este edificio, construido en torno al año 118 d.C., era originalmente un templo dedicado al conjunto de los dioses romanos. La convivencia de costumbres paganas y la religión heredada de la cultura helenística con el creciente culto católico llevó a que en el siglo VII los primeros cristianos transformasen el Panteón de Roma en la basílica de Santa María y los Mártires, conocida también como Santa María Rotonda.

El Panteón es el edificio mejor conservado de la Antigua Roma, y es que arquitectónicamente es toda una maravilla. El edificio se construyó con la idea de unir al ser humano con la divinidad y con el emperador, y de ahí las proporciones y estructura del Panteón: una sala circular que forma una esfera perfecta con la cúpula, en cuyo cénit se abre un óculo que hace las veces de Sol.

En la actual basílica de Santa María y los Mártires se albergan las tumbas de monarcas destacados de Italia, así como la tumba del artista Rafael, sobre las que la luz del día va girando a lo largo del día, iluminando también una fastuosa decoración de esculturas, mosaicos y frescos.

Muchos tours de la ciudad de Roma pasan por el Panteón y luego continúan el itinerario por otros monumentos principales de la ciudad, una experiencia que te recomiendo si quieres conocer a fondo la Ciudad Eterna.

Información útil

  • Entrada: El acceso al Panteón es gratuito.
  • Horario: De lunes a sábado, de 8:30 a 19:30 horas. Los domingos, de 9:00 a 18:00 horas.
  • Cómo llegar: Lo mejor es ir andando desde la parada de metro Barberini (línea A) o desde Piazza Navona.

Reserva un tour por el centro de Roma y descubre el Panteón

2. Santa Maria in Aracoeli

Santa María in Aracoeli | ©Turismo Roma
Santa María in Aracoeli | ©Turismo Roma

Esta pequeña basílica, que descubrí casi por casualidad en mi último viaje a Roma, es toda una joya situada en la cima de la Colina Capitolina, en lo alto de una escalinata junto a la Plaza del Campidoglio donde se encuentran los museos Capitolinos.

El exterior de ladrillo de Santa Maria in Aracoeli hace que esta iglesia pase totalmente desapercibida y puede llevar al equívoco de que no merece la pena entrar, pero la sorpresa viene cuando atraviesas la puerta y te encuentras frente al opulento tesoro que allí se esconde.

La iglesia es una mezcla de arquitectura románica y gótica, con tres impresionantes naves iluminadas por una hilera infinita de candelabros que proyectan deslumbrantes reflejos de colores por todo el interior.

En el altar se encuentra la pieza artística más importante de la iglesia, una talla del Niño Jesús que según la leyenda está esculpida en madera de un olivo del jardín de Getsemaní, donde, según el Nuevo Testamento, Jesús rezó por última vez antes de ser crucificado.

Información útil

  • Entrada: La entrada es gratuita.
  • Horario: Abierta al público de 9:00 a 12:30 y de 15:00 a 18:30 horas, todos los días de la semana.
  • Cómo llegar: Lo más fácil es ir a pie desde la Piazza Venezia o desde el Campidoglio.

3. Santa Maria dell’Anima

En el interior de Santa Maria dell’Anima | ©Rome Sightseeing
En el interior de Santa Maria dell’Anima | ©Rome Sightseeing

Santa Maria dell'Anima es una iglesia parroquial alemana, fundada como lugar de acogida de los peregrinos del país germano y cuyo interior va a dejarte con la boca abierta.

La iglesia toma su inspiración de los templos del norte de Europa, con un estilo gótico que se extiende por sus ocho capillas y su impresionante altar que, cuando está iluminado, no puedes dejar de mirar y preguntarte si realmente es obra de una mano humana.

Durante la ocupación napoleónica de Roma en el siglo XVIII, Santa Maria dell’Anima fue saqueada y usada como establo, pero el templo aún mantiene algunas importantes obras de arte como el monumento funerario del Papa Adriano VI, un retablo obra de Giulio Romano que representa a la Sagrada Familia y un sarcófago romano en el claustro interior.

Una gran excusa para visitarla, además, es que se encuentra en una de las plazas más bonitas de Roma. Así que estoy seguro de que sí o sí pasarás por delante de ella. ¡Anímate a entrar!

Información útil

  • Entrada: Gratuita.
  • Horario: De 9:00 a 13:00 horas y de 14:00 a 17:00 horas todos los días de la semana excepto sábados, domingos y miércoles por la mañana.
  • Cómo llegar: La parada de autobús Zanardelli, a la que llegan las líneas 70, 81, 87, 492, 628, C3, N6, N7 y N25, está muy cerca de la iglesia. Igualmente, puedes ir andando desde Piazza Navona, que está a dos pasos de Santa Maria dell’Anima.

4. Santa Maria in Trastevere

La plaza del Trastevere con Santa Maria in Trastevere | ©Unsplash
La plaza del Trastevere con Santa Maria in Trastevere | ©Unsplash

Santa Maria in Trastevere es una de las iglesias más antiguas de Roma. La iglesia aparece en la mayoría de guías de Roma por los impresionantes mosaicos bizantinos de los siglos XII y XIII que decoran el ábside interior y la fachada exterior. Las imágenes del interior muestran seis momentos de la vida de la Virgen María, y en la fachada aparece una inusual escena de María en el trono con el niño Jesús y acompañada de diez mujeres.

Pero para mi, lo realmente impresionante es la historia de este lugar: según la leyenda, en el año 38 a.C., en el mismo sitio donde ahora se erige este templo, brotó de la tierra un chorro de aceite y esto se interpretó como un anuncio de la llegada de Cristo. A este manantial se le dió el nombre de Fons Olei, y ahora es el presbiterio de esta iglesia que fue el primer lugar oficial de culto cristiano en Roma.

La iglesia de Santa Maria in Trastevere contiene una de las capillas más interesantes de todas las iglesias de la Ciudad Eterna, la Capilla de Ávila, con una impresionante cúpula en la que hay cuatro ángeles esculpidos y cuya iluminación produce un efecto único de contraste sobre las esculturas.

La iglesia es un punto de encuentro muy popular para los tours por el barrio de Trastevere, una forma estupenda de conocer a fondo este barrio y sus encantadores rincones. Puesto que la iglesia cierra tarde, mi consejo es que después de acceder a ella visites Trastevere de noche o vayas a cenar a alguno de los restaurantes del barrio. Este lugar te enamorará a la caída del sol.

Información útil

  • Entrada: La entrada a Santa Maria in Trastevere es gratuita.
  • Horario: Todos los días de la semana, de 7:30 a 21:00 horas.
  • Cómo llegar: Para ir directamente, las líneas 23, 280 y 780 de autobús tienen una parada muy cercana. También puedes ir andando desde Campo de’ Fiori o el Palazzo Spada.

Reserva un tour guiado por Trastevere

5. Basílica de San Pedro

El interior de la Basílica de San Pedro | ©Mathew Schwartz
El interior de la Basílica de San Pedro | ©Mathew Schwartz

La iglesia más importante del culto cristiano en todo el mundo, una de las maravillas arquitectónicas de Occidente, y en ocasiones la única razón que millones de turistas necesitan para viajar a Roma.

Lógicamente, no podía terminar esta lista sin nombrar la Basílica de San Pedro, una visita imprescindible en cualquier visita a Roma, aunque técnicamente está situada en la Ciudad del Vaticano y no en la Ciudad Eterna. La iglesia principal del cristianismo, diseñada por el célebre artista Miguel Ángel y construida sobre la tumba de San Pedro Apóstol, alberga tumbas de Papas, una sacristía y un Tesoro, convertido en un museo que puedes visitar.

En tu visita, ya sea por tu cuenta o haciendo un tour guiado de la Basílica de San Pedro, asegúrate de no perderte la Piedad de Miguel Ángel, ubicada en la primera capilla a la derecha al entrar a la basílica, admirar con detenimiento el impresionante Baldacchino sobre el altar mayor, elevar la vista y perderla en la cúpula y sus bellísimos frescos, y alucinar con el espectáculo de arte barroco de la tumba de Alejandro VII.

Y ya que está allí, no puedo dejar de recomendarte que visites la Capilla Sixtina, en los Museos Vaticanos. ¡No te arrepentirás!

Información útil

  • Entrada: La entrada a la Basílica de San Pedro es gratuita, pero puedes adquirir una entrada sin colas o reservar un tour para evitar las esperas, especialmente en los momentos de mayor aglomeración. Para subir a la cúpula necesitas una entrada, que cuesta 10 € si utilizas el ascensor y 8 € si optas por subir las escaleras. La entrada al museo del Tesoro cuesta 6 €.
  • Horario: El horario de la basílica es, desde el 1 octubre hasta el 31 marzo, de 7:00 a 18:00 horas y del 1 de abril hasta el 30 de septiembre de 7:00 a 19:00 horas. La cúpula está abierta al público desde el 1 octubre hasta el 30 marzo de 7:30 a 17:00 horas y desde el 1 abril hasta el 30 septiembre de 7:30 a 18:00 horas.
  • Cómo llegar: Para llegar a la Basílica de San Pedro directamente lo mejor es coger la línea de metro A hasta la estación de Ottaviano. El tranvía 19 tiene una parada cercana, en la Piazza del Risorgimento y los autobuses 40 y 64 (parada de Termini) y el autobús 23 (parada Transpontina/Conciliazione) te dejarán a un corto paseo de la basílica.

Compra entradas para la Basílica de San Pedro

6. Basílica de San Clemente

Fachada Basilica San Clemente | ©Primeros Cristianos
Fachada Basilica San Clemente | ©Primeros Cristianos

Además de ser una de las iglesias más bonitas de Roma, la Basílica de San Clemente es también un testigo de los inicios del cristianismo en Roma hasta el Medievo.

Adentrarse en este templo dedicado al Papa Clemente I no sólo es emocionante desde el punto de vista espiritual, sino también arqueológico ya que recorriendo los diferentes niveles sobre los que se asienta el edificio se puede hacer un fascinante viaje en el tiempo siglos atrás bajando las escaleras.

Las excavaciones que se realizaron en ella durante el siglo XIX revelaron la existencia de una iglesia mucho más antigua que le sirve de cimiento a la actual y debajo de ésta, un antiguo mitreo y algunas estructuras asombrosas del siglo I que fundamentan toda la estructura. ¡Al verlo te quedarás literalmente de piedra!

En cuanto al estilo de la iglesia, por dentro es muy bonita. Conserva ese aire de la Roma medieval y tiene una rica decoración donde destaca el pavimento cosmatesco, el precioso mosaico del ábside y los frescos de la capilla de Santa Catalina.

Información útil

  • Entrada: La entrada a la Basílica es gratuita, pero visitar las excavaciones tiene un coste de 10 euros entrando gratis los menores de 16 años.
  • Horario: de lunes a viernes el horario es de 9:45 a 12:30 por las mañanas y de 15:00 a 17:30 por las tardes. Los sábados el horario de la mañana se mantiene (9:45 a 12:30) y el de la tarde pasa a ser de 15:00 a 17:45. Los domingos abre en horario ininterrumpido de 12:00 a 17:30.
  • Cómo llegar: Está ubicada en Via Labicana, 95. En metro se puede llegar en la línea B, estación Coliseo.

7. Iglesia de Santa María de la Concepción

Dentro de la Cripta de los Capuchinos. | ©-JvL-
Dentro de la Cripta de los Capuchinos. | ©-JvL-

A diferencia de otras iglesias de Roma, la decoración del interior de la Iglesia de Santa María de la Concepción no es tan impresionante y se caracteriza por sus dimensiones modestas. Sin embargo, se trata de un lugar muy visitado por los turistas debido a la peculiar cripta del templo, la llamada Cripta de los Capuchinos.

Un lugar sorprendente cuyas pequeñas capillas están decoradas con los huesos de miles de hermanos capuchinos fallecidos entre el siglo XVI y XIX para recordar lo efímero de la vida humana y la inmortalidad de las almas.

Esta iglesia se construyó por deseo del Papa Urbano VIII en honor a su hermano Antonio Barberini, quien pertenecía la Orden de los Capuchinos y cuyo sepulcro está frente al altar mayor de la iglesia.

La mayoría de los visitantes acude a la iglesia de Santa María de la Concepción para contemplar exclusivamente esta capilla, la cual recuerda en cierto modo a la iglesia gótica de Sedlec de la República Checa.

Alex’s Traveler Tip

La Cripta de los Capuchinos de la iglesia de Santa María de la Concepción es un lugar que causa mucha impresión. Es por ello que quizá no sea una visita apropiada para personas muy sensibles.

Información útil

  • Entrada: La entrada a la iglesia es libre. La visita al museo y a la cripta tiene un coste de 6 euros
  • Horario: Los martes cierra. El resto de días, incluido el fin de semana, abre en horario ininterrumpido de 9:00 de la mañana a a 19:00 de la tarde
  • Cómo llegar: Se encuentra en Calle Vittorio Véneto, 27 y se puede llegar en metro, línea A, estación Barberini.

8. Santa María in Cosmedin

Fachada de la Iglesia Santa María in Cosmedin | ©Stefano Costantini
Fachada de la Iglesia Santa María in Cosmedin | ©Stefano Costantini

Otra de las iglesias de Roma que deben figurar en tu ruta por los templos de la ciudad es Santa María in Cosmedin, famosa porque en su interior se encuentra la Boca de la Verdad y el relicario de cristal que conserva las reliquias de San Valentín, el patrón de los enamorados.

Dos poderosas razones para conocer este templo románico del siglo VI d.C. tanto si eres una persona religiosa como si no. Y es que en comparación con otras iglesias de la ciudad, este templo apenas posee decoración aunque aún conserva adornos muy interesantes como los mosaicos del suelo, el baldaquino y el coro o el trono del obispo.

Algo paradójico ya que el nombre de la iglesia procede de la palabra griega “kosmidion” que significa bello y alude a la abundante decoración que unos monjes griegos le dieron hacia el siglo VII d.C.

Información útil

  • Entrada: acceso gratuito
  • Horario: abierta de lunes a domingo de 9:30 de la mañana a 18:00 de la tarde
  • Cómo llegar: ubicada en Piazza della Bocca della Verità, 18. Se puede llegar en metro, línea B, estación Circo Massimo.

9. Iglesia del Gesù

Visitando la Iglesia del Gesù | ©Daniel Montes
Visitando la Iglesia del Gesù | ©Daniel Montes

La iglesia del Gesú se sitúa en una zona muy céntrica de Roma, cerca de la Plaza Venecia y del Monumento al rey Víctor Manuel II. Puedes aprovechar la visita al mirador del “Vittoriano” (una de las mejores vistas de Roma) para acercarte hasta este templo, el primero de la Compañía de Jesús que se construyó en Roma y que en un principio plasmaba a la perfección los valores del Concilio de Trento con los que fue construida.

Sin embargo, pronto se empezó a cambiar su decoración por una más suntuosa de estilo barroco cuyo modelo enseguida se extendió por otras partes del mundo.

Algunas de las partes de esta iglesia que llaman mucho la atención son su planta de nave única y su fachada (una revolución en aquel entonces) pero especialmente los hermosos frescos de la bóveda que te dejan boquiabierto nada más entrar.

Información útil

  • Entrada: La entrada a la iglesia del Gesù o iglesia de Jesús es gratuita
  • Horario: Todos los días de 7:00 a 12:00 de la mañana y por las tardes de 16:00 a 19:30.
  • Cómo llegar: Ubicada en Via degli Astalli, 16. Se puede llegar en metro, línea B, estación Colosseo.

10. Iglesia de Santa María del Popolo

Exterior de la Iglesia de Santa María del Popolo | ©Carlo Raso
Exterior de la Iglesia de Santa María del Popolo | ©Carlo Raso

Si tienes la oportunidad de pasear por la Plaza del Popolo, una de las más populares de Roma, te aconsejo acercarte hasta la iglesia de Santa María del Popolo, un templo muy especial desde el punto de vista decorativo ya que en las capillas intervinieron algunos de los artistas más famosos de la época como Caravaggio, Rafael, Pinturicchio o Bernini.

La iglesia de Santa María del Popolo presenta, por tanto, una gran riqueza ornamental digna de ver. No tanto en el techo, como ocurre con otros templos romanos, pero sí en las paredes del edificio.

Además, como anécdota, el origen de esta iglesia tiene una historia muy llamativa y es que los romanos pensaban que en el lugar donde fue enterrado Nerón había crecido un árbol que estaba embrujado porque atraía muchos cuervos.

Para poner fin a los rumores, el Papa Pascual II ordenó arrancar el árbol y edificar allí una capilla románica que con el tiempo derivó en el templo actual. Curioso, ¿verdad?

Información útil

  • Entrada: La entrada es gratuita
  • Horario: De lunes a jueves de 7:15 a 12:30 y de 16:00 a 19:00. Viernes y sábado abierta en horario ininterrumpido de 7:30 de la mañana a 19:00 de la tarde. Domingos cerrada.
  • Cómo llegar: Ubicada en Piazza del Popolo. Se puede acceder en metro, con la línea A, estación Famino.

Consejos para visitar una iglesia en Roma

Paseando por Roma | ©Javon Swaby
Paseando por Roma | ©Javon Swaby

Las iglesias de Roma son lugares sagrados donde se celebra el culto católico, por lo que aplican un estricto código de vestimenta que obliga a cubrir hombros y rodillas independientemente del género. Como los veranos en Roma son muy calurosos, mi consejo es que lleves un pañuelo o chal grande para cubrir los hombros y las rodillas o lleves pantalones largos muy ligeros. También te debes quitar cualquier tipo de sombrero y gorra al entrar.

La entrada a la gran mayoría de las iglesias de Roma es gratuita. Encontrarás muchas formas de dejar un donativo, aunque en ningún caso te pongan en la obligación de ello.

Especialmente en el caso de la Basílica de San Pedro, te aconsejo que compres una entrada combinada para la basílica y la cúpula de San Pedro o contrates un tour guiado, ya que te ahorrará las tremendisimas colas que se forman en el acceso.