Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

10 cosas que hacer cerca de Stonehenge

Stonehenge podría ser considerado como el centro de una serie de lugares que realmente merecen la pena ser visitados si se dispone de unas horas libres o, mejor, de algún día completo para hacerlo.

Joaquín Montaño

Joaquín Montaño

Lectura de 12 minutos

10 cosas que hacer cerca de Stonehenge

Imagen del Stonehenge | © Kyle Stehling

Nadie duda de que Stonehenge debe estar en la lista de lugares qué ver cuando se viaja a Londres. Sin embargo, existen otros muchos atractivos cercanos que también merecen una visita, desde otros restos prehistóricos a pueblos y ciudades de gran interés.

Si tienes tiempo de sobra te recomiendo conseguir un plano de la zona donde se encuentra Stonehenge y que ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad. Con esa información, trata de acercarte a lugares como Salisbury, los restos neolíticos de Avebury, Lacock u Old Sarum, entre otros.

1. No te pierdas Salisbury y su impresionante catedral

Visitando la catedral de Salisbury | ©Antony McCallum
Visitando la catedral de Salisbury | ©Antony McCallum

Como habrás comprobado en mi artículo Cómo llegar a Stonehenge desde Londres, casi todo el transporte público obliga a hacer transbordo en Salisbury y, además, también está incluida en algunas de las excursiones organizadas que parten desde la capital.

Sin importar cómo se llegue, esta ciudad ofrece grandes alicientes para pasar algunas horas deambulando por sus calles y descubrir algunos de sus rincones más emblemáticos.

Aunque este paseo por las calles de esta ciudad medieval ya hacen que la visita valga la pena, el gran atractivo de Salisbury es su magnífica Catedral de la Santísima Virgen María. Este edificio comenzó a ser construido a principios del siglo XIII y en su interior se conserva la Carta Magna inglesa.

Además de la catedral también vale la pena detenerse en el Museo de Salisbury. Parte de su exhibición está relacionada con Stonehenge, por lo que es un lugar perfecto para profundizar en la historia del monumento.

Por último, si eres aficionado a los pubs del país no debes irte de Salisbury sin entrar en el Haunch of Venison. Este local, abierto nada menos que en el año 1320, no tiene nada que envidiar a los que puedes encontrar en la noche londinense, hasta el punto de que su visita está recomendada por la prestigiosa National Inventory of Historic Pub Interiors.

Joaquín’s Traveller Tip

Desde Salisbury es bastante sencillo alcanzar el monumento megalítico de Stonehenge. Solo hay que buscar el autobús denominado The Stonehenge Tour Bus.

Cómo llegar a Salisbury

La estación de trenes de Salisbury está perfectamente conectada con Londres. Los trenes salen con gran frecuencia desde la estación de Waterloo de la capital y se tarda alrededor de una hora y media en recorrer el trayecto.

Otra opción para ir desde Londres a Salisbury es el autobús y, de hecho, existe uno directo desde el propio aeropuerto de Heathrow. Si te has decidido por ir en coche, el trayecto se cubre en alrededor de 2 horas.

Por último, la opción más cómoda es contratar una excursión organizada desde Londres a Stonehenge, como la que permite visitar Stonehenge, Bath y Salisbury en el mismo día.

Reserva tu excursión a Stonehenge desde Londres

2. Sumérgete en el pasado en Old Sarum

Cimientos de la Catedral de Old Sarum | ©tpholland
Cimientos de la Catedral de Old Sarum | ©tpholland

A escasos 14 kilómetros de Stonehenge, los amantes de la historia pueden visitar la colina de Old Sarum, considerada como el lugar de nacimiento de la vecina Salisbury.

Old Sarum fue primero ocupada por grupos de cazadores y, después, habitada por algunos de los primeros agricultores. En esa localización fue construida durante la Edad del hierro una fortaleza y, con el tiempo, fue testigo del paso de romanos, normandos y sajones. En total, 5000 años de historia de la humanidad.

El yacimiento, situado en la propia colina, es actualmente parte de la asociación English Heritage y está abierto al público que quiera visitarlo. Requiere comprar una entrada.

Cómo llegar a Old Sarum

Al estar situado solo a unos 3 kilómetros de Salisbury se puede alcanzar andando desde la ciudad. Solo hay que dirigirse hacia el norte y aprovechar para contemplar las orillas del río Avon y parte del Parque Victoria y Hudson's Field.

3. Amesbury

En Amesbury | ©Trish Steel
En Amesbury | ©Trish Steel

La localidad más cercana geográficamente a Stonehenge es Amesbury, hasta el punto de que muchos la incluyen entre las cosas qué ver cuando se acercan al monumento. Este pequeño pueblo fue fundado en el año 976, aunque hay pruebas de que la zona estuvo habitada desde hace unos 10 000 años.

Además de por su cercanía a Stonehenge, Amesbury también es conocida por su relación con el mito del Rey Arturo. Allí, en un convento, fue donde la reina Ginebra se refugió tras la muerte del rey en Camlann. Si te gusta la leyenda artúrica, puedes comprobar si se está representando algún musical en Londres sobre este tema, algo bastante frecuente.

Cerca de esta localidad se encontró uno de los cementerios más lujosos de la Edad del bronce. En concreto, se hallaron los restos de dos hombres (posiblemente nobles de la época) con más de 100 objetos a su alrededor, como pendientes de oro o cuchillos de cobre. Uno de ellos es conocido por el sobrenombre de “Rey de Stonehenge”.

Paseando por las cercanías del municipio puedes disfrutar de una vista única del rio Avon hasta llegar a la joya de la corona de Amesbury: su antigua abadía, hoy convertida en la Iglesia de Santa María y San Melor. El edificio data del siglo X fue el lugar de enterramiento de Leonor de Provenza, esposa de Enrique III.

Cómo llegar a Amesbury

Aunque lo más cómodo es unirse a alguna de las excursiones que van desde Londres a Stonehenge, también tienes la opción de ir en uno de los autobuses de la compañía National Express.

También se puede llegar fácilmente desde Salisbury, ya que solo hay que coger uno de los autobuses que unen esta localidad con Stonehenge.

4. Durrington y Woodhenge

Visitando Woodhenge | ©GothamNurse
Visitando Woodhenge | ©GothamNurse

A apenas 3 kilómetros de Stonehenge se encuentra Woodhenge, un monumento de madera del Neolítico datado alrededor del 2500 a. C., esto es, prácticamente contemporáneo al monumento.

Woodhenge estaba formado por seis óvalos de postes verticales, que estaban rodeados por una zanja y un banco. La estructura fue construida de tal forma que se alineaba con el amanecer durante el solsticio de verano en Stonehenge, uno de los mejores momentos para visitar el monumento.

Este monumento de madera es hoy parte del Patrimonio de la Humanidad de Stonehenge y Avebury, al igual que el cercano Círculo Sur de Durrington Walls.

Esta último está alineado con la salida del Sol en el solsticio de invierno (otro de los mejores momentos para visitar Stonehenge), por lo que se piensa que era complementario con el de Woodhenge. Se sabe que mucha gente acudía a Durrington para realizar celebraciones de invierno incluso antes de que se levantara la estructura de madera.

Cómo llegar a Durrington y Woodhenge

Ambos monumentos se pueden visitar muy fácilmente desde Amesbury o desde Stonehenge, sin necesidad de buscar ningún tipo de transporte.

5. Descubre el círculo de piedra más grande del mundo en Avebury

Piedras de Avebury | ©Mark Kent
Piedras de Avebury | ©Mark Kent

Solo media hora separa el monumento de Stonehenge de otro pueblo también declarado Patrimonio de la Humanidad. La bella localidad de Avebury es conocida por albergar el círculo de piedra más grande el mundo, por sus tumbas antiguas y por otros restos procedentes del neolítico y de la Edad del bronce.

Los restos se encuentran dentro del pueblo y se pueden visitar durante todos los días del año. Además del círculo de piedra también son muy interesantes la tumba neolítica más grande de Gran Bretaña, la avenida cercana y Silbury Hill, la colina artificial más grande de Europa. Todo ello hace que no desmerezca en absoluto respecto a los mejores tours que se pueden hacer en Londres.

Si ya estás algo cansado de restos arqueológicos, Avebury sigue mereciendo la pena. Allí puedes visitar la Iglesia de St. James, levantada en el 1000 d. C., y a la que puedes entrar gratuitamente.

Otros atractivos son sus casas típicas, como la Avebury Manor, cuyos jardines son imprescindibles para los que ya hayan disfrutado de los parques londinenses.

Cómo llegar a Avebury

Además de poder llegar en coche (unas 2 horas de camino), Avebury está bien conectada por tren desde Londres. Así, tendrás que coger un tren desde la estación de Paddington (hay una parada de metro con el mismo nombre y aquí puedes ver cómo moverte por el metro de Londres ) hasta Swindon y allí buscar el autobús número 49.

Reserva una excursión desde Londres

6. Pasea por los alrededores de Avebury

Colina de Silbury Hill | ©Greg O'Beirne
Colina de Silbury Hill | ©Greg O'Beirne

Si has tenido la buena idea de visitar Avebury deberías intentar exprimir al máximo sus encantos. Se trata, en resumen, de los mismo que se hace en Londres cuando se pueden visitar algunos de sus lugares secretos más allá de los atractivos más conocidos.

De esta forma, puede calcular que la visita al círculo de piedra y al museo puede llevarte más o menos una hora y media. El resto del tiempo, además de ir a ver las mansiones que antes mencionaba, lo puedes dedicar a descubrir algunos lugares algo menos conocidos pero igual de interesantes.

Uno de estos lugares es Windmill Hill, uno de los sitios más antiguos de la zona. Se piensa que su construcción se realizó sobre el 3675 a. C. y que era un centro de reunión para celebrar festivales y hacer intercambios. Con el tiempo, en ese mismo recinto elevado se construyeron varios túmulos que merecen la pena ser visitados.

La antes mencionada Silbury Hill es, sin duda, otro de los lugares que no debes perderte. Esta colina artificial está considerada como uno de los restos prehistóricos más misteriosos del país y sus 30 metros de altura la convierten en el montículo más grande hecho en Europa.

Cómo llegar a los alrededores de Avebury

En realidad, la mejor manera de visitar los alrededores de Avebury es paseando. Aunque hay un aparcamiento junto a Silbury Hill, mi recomendación es que intentes llegar a pie, al igual que al resto de los atractivos del municipio.

7. Lacock

Paseando por Lacock | ©Ettlz
Paseando por Lacock | ©Ettlz

Lacock es uno de los pueblos más pintorescos de toda la zona y, de hecho, está protegido por la National Trust, una institución dedicada a que los lugares de interés histórico y natural de Inglaterra no resulten dañados.

Aunque es bastante probable que el nombre del pueblo no te resulte familiar, es también muy posible que ya hayas visto algunas imágenes del mismo. El motivo es que fue una de las localizaciones de las películas de Harry Potter. Se trata, por lo tanto, de un buen complemento a la visita a lugares relacionados con Harry Potter en Londres.

El pueblo está situado al norte del condado de Wiltshire, relativamente cerca de Bath. Su origen se remonta al siglo XI, aunque su importancia creció dos siglos después cuando se fundó la abadía cercana.

Pasear por sus calles es la mejor manera de sumergirse en la arquitectura rural típica del sur del país, que mezcla las fachadas de piedra con otras blancas y con entramados de madera.

Aunque solo esos paseos ya compensen la visita al pueblo, siempre puedes completar la excursión con la entrada al alguna de sus iglesias, como la de San Ciriaco.

Cómo llegar a Lacock

Si te encuentras en Bath o llegas allí desde Londres será bastante sencillo alcanzar Lacock, ya que solo está a una media hora en coche. En ese caso, te recomiendo dejar en coche en el parking que se encuentra a la entrada del pueblo y visitar sus atractivos a pie.

En el caso de que queráis llegar en transporte público vais a encontrar varias posibilidades:

  • Tren Londres-Chippenham y autobús a Lacock
  • Tren a Bath y autobús hasta Lacock

8. Castle Combe, el pueblo más bonito de Inglaterra

En Castle Combe | ©Saffron Blaze
En Castle Combe | ©Saffron Blaze

Castle Combe es reconocido por muchos como el pueblo más bonito de Inglaterra. Se trata de un municipio muy pequeño, con solo unos 350 habitantes en el que reina una tranquilidad solo rota por los visitantes que se acercan conocerlo.

El pueblo está compuesto apenas por una calle principal, pero la belleza de sus construcciones va a hacer que tengas ganas de fotografiarlas una a una. Su ubicación, en medio de colinas boscosas, también contribuye enormemente a dotarlo de un ambiente mágico.

En cuanto a los lugares que deberías visitar durante su visita destaca la pequeña Iglesia de St. Andrew, con una historia que se remonta, al menos, al siglo XIII. Igualmente, te recomiendo que entres en The White Hart, un pub que lleva más de cinco siglos abierto.

Uno de los principales símbolos de la ciudad es el Market Cross, en la plaza del mercado. El pueblo cuenta además con un hotel de cinco estrellas (Manor House Hotel) con un restaurante galardonado con una estrella michelín. Este hotel está ubicado en un edificio del siglo XIV y sus jardines abarcan más de 140 hectáreas.

Cómo llegar a Castle Combe

Uno de los atractivos del pueblo es estar apartado de las grandes vías de transporte. Esto, que ha permitido que sus calles se conserven sin apenas cambios, hace que no sea sencillo llegar para visitarlo.

La mejor manera de llegar si no dispones de coche es tomar el tren de Londres a Chippenham, que está a unos 5 kilómetros de distancia, o a Bath, a unos 10 kilómetros. Desde ambas ciudades puedes coger un taxi o, en el caso de estar en Chippenham, un autobús.

9. Prehistoria, medievo y época industrial en Devizes

Visitando Devizes | ©Mike Faherty
Visitando Devizes | ©Mike Faherty

Parece mentira que una ciudad tan pequeña cuenta con más de 500 edificios catalogados por su interés histórico o artístico. Esta localidad, Devizes, alberga desde restos neolíticos hasta construcciones de la era industrial, pasando por una capa medieval que se puede contemplar en todas sus calles.

Para empezar, Devizes es uno de los centros más importantes para conocer la historia de Stonehenge y del resto de los yacimientos de la zona, ya que es la sede del Museo de Wiltshire. Este museo es tan importante en este ámbito como los mejores museos de Londres y solo su visita ya merece acercarse a la localidad.

El museo expone todo tipo de objetos encontrados en las diferentes excavaciones realizadas en Stonehenge y en Avebury. Igualmente, también los hay procedentes de Bush Barrow.

Ya fuera del museo, es imprescindible pasear por el Market Place, un espacio con forma de medialuna en el que se celebra un gran mercado al aire libre cada jueves.

Desde esa misma plaza se puede contemplar la cervecería del pueblo, coronada por una torre victoriana. De igual forma, vale la pena acercarse a ver el ayuntamiento de estilo neoclásico, además de las diferentes casas georgianas.

Por último, en los alrededores se encuentra una de las obras más impresionantes de los inicios de la era industrial: el canal de Kennet y Avon.

Cómo llegar a Devizes

Desde Londres existen bastantes autobuses para llegar a Devizes. Aquí puedes encontrar los horarios. En la actualidad, no hay parada de tren en el pueblo.

10. Disfruta de la belleza de Bath

Recorriendo Bath | ©Pedro Szekely
Recorriendo Bath | ©Pedro Szekely

Como otras de las localidades de las que he hablado, Bath fue también declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La ciudad es conocida principalmente por sus baños romanos, construidos hace más de 2000 años. Para ello, aprovecharon las aguas termales presentes en la zona.

Aunque fueron los romanos los que comenzaron a usar esos baños, en el siglo XVIII la ciudad se convirtió en el punto de encuentro entre la élite londinense que buscaba aprovechar las propiedades de las aguas termales.

Otros atractivos que puedes visitar en la ciudad son el puente Pulteney, el Prior Park, la Abadía de Bath y varios interesantes museos. Por estos motivos, hay excursiones a Stonehenge y Bath desde Londres que combinan ambas ciudades.

Cómo llegar a Bath

Desde la estación Paddington de Londres parte un tren rápido que recorre el trayecto en apenas 1 hora y 30 minutos. Si prefieres otra opción, hay un tren normal que sale ** desde Waterloo** y tarda una hora más en llegar a Bath.

La compañía National Express de autobuses tiene una línea regular que une la Estación Victoria de Londres con la ciudad de Bath, pero el trayecto se alarga a las 3 horas. Eso sí, el precio es bastante más bajo.

Por último, Bath forma parte de muchas excursiones organizadas desde Londres. Esta es la mejor opción si quieres combinar la visita con la de Stonehenge.

Reserva tu excursión a Stonehenge y Bath desde Londres