Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Roma en febrero: todo lo que no debes perderte

¿Te imaginas ver el Coliseo amanecer sin apenas gente? En el mes más corto y romántico del año es posible. ¡Echa un ojo a esta guía para entrar en calor con gastronomía y planes!

Nuria Rozas

Nuria Rozas

Lectura de 10 minutos

Roma en febrero: todo lo que no debes perderte

Coliseo, Italia | ©Ruben Ramirez

¡No solo de los Carnavales vive febrero en Roma! Aunque sea el mes más corto del año, sus 28 días están repletos de planes para hacer en Roma. En esta guía para golosos te muestro los rincones más dulces y cafeteros de la Ciudad Eterna; cómo visitar los museos gratis, sin olvidarme de San Valentín y los enamorados. Como dice el refranero español «lo bueno, si breve, dos veces bueno».

1. ¡Diviértete en el Carnaval romano!

Mascaras de los Carnavales | ©Keith Jones
Mascaras de los Carnavales | ©Keith Jones

Si viajas a Roma en este mes podrás disfrutar de uno de los eventos más espectaculares de la Ciudad Eterna: el Carnaval romano, que normalmente suele coincidir con la segunda quincena de febrero. Comprobarás como las principales calles se llenan de algarabía y color y te encontrarás multitud de cabalgatas festivas con sus personajes romanos.

El programa, que concentra sus actividades en torno a la Plaza del Popolo y la calle del Corso, suele incluir un concierto de jazz, un gran desfile de caballos, máscaras, juegos para los niños, teatro y fuegos artificiales. Si no llevas disfraz, ¡no te preocupes! porque puedes comprar tu original máscara artesanal en alguna tienda. Yo me la llevé de recuerdo. ¡Te chiflará!

¿Sabes de dónde viene su origen?

El Carnaval romano fue durante siglos un gran evento para la población romana, en el cual todo estaba permitido: las orgías, las comidas lujosas, los sacrificios y los bailes con máscaras. Durante estos días, los esclavos eran liberados de sus obligaciones y se cambiaban su papel el de sus dueños.

¡Prueba los dulces típicos de Carnaval!

Si eres un goloso, te aconsejo que aproveches para probar los postres típicos de estos festejos, entre los que destaca las castagnole alla romana, una especie de buñuelo frito que se elabora siguiendo la receta tradicional y que tiene forma de castaña; los bocconotti di ricotta, rellenos de queso ricota, azúcar, canela y fruta confitada, y los frappe, unos dulces crujientes con sabor a limoncello u otro licor y recubiertos de abundante azúcar en polvo. ¡Te chuparás los dedos!

Reserva un tour privado por Roma

2. Explora los Castelli Romani y asiste a la quema de Pulcinella

Visitando los Castillos de Roma | ©glolucach
Visitando los Castillos de Roma | ©glolucach

Si tienes la fortuna de pasar, más o menos, una semana en Roma, te recomiendo que te guardes uno de ellos para acercarte al Carnaval que se celebra en Frascati, una localidad de los Castelli Romani («Castillos de Roma») famosa por su belleza natural, su patrimonio histórico y su envidiable cultura culinaria y del vino blanco. Puedes aprovechar la jornada, incluso, para hacer una exquisita cata de vinos.

¿En qué consiste el Carnaval de Frascati?

El programa arranca con el acto simbólico de la entrega de las llaves del pueblo por parte del alcalde al Rey Pupone e incluye un colorido desfile de carrozas y máscaras. Te sorprenderá porque verás a una marea humana vestida de blanco, ¡como si fuesen las fallas valencianas!

El evento termina el martes de Carnaval en la plaza principal de la localidad con el famoso rito de la quema de Pulcinella, uno de los personajes más queridos y típicos en estas fechas en Italia, que se caracteriza por una gran nariz ganchuda. Tras la cremación de la enorme marioneta, tiene lugar la procesión fúnebre, que marca la transición hasta el comienzo de la Semana Santa en Roma.

Reserva una excursión a los castillos de Frascati

3. Celebra un San Valentín de película en la Ciudad Eterna

Visitando la Fontana di Trevi | ©Radek Kucharski
Visitando la Fontana di Trevi | ©Radek Kucharski

Si viajas a Roma con tu media naranja durante esta época del año, ¿qué hay mejor que una cita por alguno de los famosos rincones de la ciudad? Podrás disfrutar de un paseo de la mano por los jardines de Villa Borghese y sus mágicas esculturas, sellar tu amor con un beso en la Fontana di Trevi o dar un paseo en barco por el Tíber. Eso sí, que no se te olvide tirar en la Fontana la tradicional moneda, ¿o acaso no quieres volver?

Pasea por los puentes más famosos con candados

Otro de los planes diferentes que puedes hacer en compañía de tu pareja es recorrer los mejores puentes de Roma en los que te encontrarás una sorpresa…¡Miles de candados bloqueados!

Esta tradición se puso de moda hace unos años tras el lanzamiento del best seller, Ho voglia di te (en español, ‘Tengo ganas de ti’), del autor italiano Federico Moccia, a la que siguió la película. En la historia, los jóvenes amantes atan una cadena y un candado en el Puente Milvio en Roma, tiran la llave al río Tíber y se juran amor eterno. ¡Así que ya sabes!

Aquí te dejo otros lugares románticos en la Roma para que sorprendas a tu compañero de vida y viaje.

Conquista a tu pareja por el estómago

Si quieres completar tu cita con una velada romántica, te sugiero que invites a tu pareja a cenar a uno de los increíbles restaurantes del Trastévere. En este post te dejo una lista de dónde puedes cenar en Trastevere. Después de estos manjares y con el encanto que tiene Trastevere de noche, ¿quién no se enamoraría de nuevo?

Reserva un tour gastronómico por Trastevere

4. Descubre el Campo dei Fiori y sus productos de temporada

Productos del Mercado en el Campo dei Fiori | ©joanne clifford
Productos del Mercado en el Campo dei Fiori | ©joanne clifford

Si quieres hacer tu particular «Come, reza, ama» (2010) como Julia Robert en la película, en la que decide recorrer el mundo, ve al mercado del Campo dei Fiori, el más pintoresco y folclórico de la ciudad. En él, al igual que le pasó a nuestra protagonista en Roma, descubrirás lo que significa comer con mayúsculas y todo el ritual que lo rodea, como pasear y comprar los productos frescos en los cientos de tenderetes. Los más atrevidos se podrán tomar uno de los famosos helados romanos en la Plaza Navona, que está muy cerquita de allí. Si te quedas con ganas de más después de esta experiencia te recomiendo este post sobre sitios donde comer en Roma.

En este festival de olores y sabores podrás disfrutar de los productos de temporada como las almendras, castañas y nueces, que tanto se utilizan en la gastronomía romana. Pasearás por los puestos de frutas llenas de color y te toparás con la especialidad de la casa: las imperdibles alcachofas romanas.

Mercadillo por el día, centro de ocio por la noche

Desde 1869, cada mañana, excepto los domingos, la plaza se llena de tiendas de fruta, verdura, carne, pollo y pescado fresco. Por último, date una vuelta por los tenderetes de las flores y escucha a alguno de los músicos callejeros que animan el mercadillo. Si vas por la noche, te darás cuenta que la explanada se ha transformado en uno de los lugares de encuentro para la vida nocturna con sus restaurantes, bares de cócteles, cines y teatros.

5. Deslízate por última vez sobre las pistas de hielo… ¡Con cuidado!

Patinaje en Roma | ©Jacqueline Poggi
Patinaje en Roma | ©Jacqueline Poggi

Para bajar las comilonas italianas (compuestas de pasta y pizza, principalmente), un buen plan deportivo es patinar en las pistas de hielo de la Ciudad Eterna en pareja, amigos o familia. En el mes de febrero tendrás una de las últimas oportunidades del año para deslizarte sobre la nieve artificial. ¡Y te lo pasarás de miedo!

Normalmente, estas instalaciones suelen abrir sus puertas entre diciembre y febrero. El escenario más majestuoso que te encontrarás en Roma dedicado a esta actividad es el de la pista de hielo ubicada junto al Castillo de Sant’ Angelo en la Piazza Adriana. Aquí suelen colocar uno de los mercadillos navideños de Roma en el que podrás tomar un chocolate o un vino caliente, recuperar energías y admirar el imponente edificio. ¡Te chiflará este enclave!

6. Aprovecha los domingos para visitar los museos ¡gratis!

Facha da Museos Capitolinos | ©Erik Drost
Facha da Museos Capitolinos | ©Erik Drost

Un plan genial para los domingos, mejor incluso que la película y la manta, para protegerse del frío es estar calentito en los museos romanos rodeado de las grandes obras de Rubens, Rafael y Caravaggio. No suena mal, ¿verdad?

Además, si te digo que durante el primer domingo de los meses invernales la entrada es completamente gratis, el plan no puede ser más redondo. ¡Y económico! No obstante, debes de saber que en los más populares se forman colas bastante largas, como para comprar entradas para el Coliseo o para comprar entradas para Castel Sant’Angelo...Por su parte, las entradas a los Museos Vaticanos son gratuitas durante el último domingo del mes. ¡Ármate de paciencia antes de ir!

Aquí te dejo una lista de los que, a mi juicio, son los mejores museos de la Ciudad Eterna:

7. Afina el oído y ponte a cubierto del frío en la ópera

Exterior del Teatro Costanzi | ©California Will
Exterior del Teatro Costanzi | ©California Will

Si el día se levanta lluvioso, una buena idea es comprar entradas para el Teatro de la Ópera de Roma, que en otoño e invierno presenta su agenda repleta de obras y conciertos y se convierte en un plan magnífico para combatir la climatología. Los espectáculos de ballet y óperas se celebran en dos espacios distintos: en el Teatro Constanzi y el Teatro Nacional.

¡Los auditorios te dejarán boquiabiertos! Particularmente, a mí me recordaron a la majestuosa ópera de Viena. ¿Una obra? Te recomiendo que asistas al Teatro Constanzi a ver La Traviata, un clásico de de Giuseppe Verdi que data del año 1853. La historia cuenta el amor imposible entre una cortesana y un joven burgués en el siglo XIX. ¡Mete algo de ropa casual elegante para el evento!

8. Disfruta de la ciudad sin tráfico los domingos ecológicos

Plaza de la Republica cubierta en Nieve  | ©Stefano Avolio
Plaza de la Republica cubierta en Nieve | ©Stefano Avolio

El invierno en Roma tiene un encanto especial. Además de la posibilidad de contemplar la ciudad teñida de blanco por la nieve, como sucedió en 2018, en el que el Capitolio y los monumentos de Roma quedaron sepultados bajo un bello velo blanco, puedes pasear algunos domingos por la ciudad sin tráfico. ¡Una experiencia que te encantará!

¿Te imaginas descubrir la Ciudad Eterna nevada y sin coches? Durante los meses de invierno la capital italiana lucha por reducir la contaminación y prohíbe la entrada de vehículos al casco urbano, salvo los que utilicen energías poco contaminantes como los eléctricos.

9. Entra en calor en las mejores cafeterías de Roma

Cafeteria Sant’Eustachio Il Caffè  | ©Michiel Jelijs
Cafeteria Sant’Eustachio Il Caffè | ©Michiel Jelijs

En Roma las cafeterías tienen un aroma especial. En cualquier local de la capital italiana te servirán un delicioso café y a buenos precios para el común de los mortales. Esta bebida es uno de los símbolos de la dolce far niente. Te dejo una lista de mis cafeterías favoritas:

  • Sant‘Eustachio Il Caffè (Piazza Sant’Eustachio, 82): es un acogedor local de 1938 que conserva los mosaicos y la decoración original. Te sorprenderá porque huele a café antes de entrar. Allí se venden también una gran variedad de productos para llevarte de recuerdo a tu hogar con el café molido, granos de café bañados con chocolate, trufas de café, licor de café y hasta cafeteras. ¡Un templo para los adictos de cafeína!
  • Café Greco (Via Condotti, 86): si quieres viajar al pasado, siéntate en una de las mesas de este histórico café abierto desde 1760 en Roma. Está considerado el más antiguo de la Ciudad Eterna y el segundo más vetusto de Italia, solo superado por otro local en Venecia.

10. Escápate a Florencia a la Feria del Chocolate

Plaza Santa Croce en Florencia | ©Fred Romero
Plaza Santa Croce en Florencia | ©Fred Romero

La Ciudad Eterna es fascinante, pero si quieres completar tu viaje con una escapada diferente, te aconsejo que visites Florencia en una excursión desde Roma, la cuna del arte y el renacimiento italiano, que en febrero realiza una de sus festivales más dulces: la Feria del Chocolate. En este artículo te explico cómo ir de Roma a Florencia fácilmente.

Generalmente la feria artesanal del chocolate, en la que participan chefs y chocolateros de toda Italia, se celebra en la Plaza Santa Croce en febrero y suele durar unos 10 días. En ella podrás degustar el mejor chocolate, tomar un aperitivo por la tarde y disfrutar con las clases de cocina. ¡Un chocolatito caliente en invierno te sabrá a gloria!

Reserva una excursión a Florencia y Pisa

Las temperaturas en febrero en Roma

Paseando por Roma | ©Danila Giancipoli
Paseando por Roma | ©Danila Giancipoli

Antes de viajar, te sugiero que eches un ojo a la previsión del tiempo que hará esos días en Roma en aplicaciones como AccuWeather o eltiempo.es. ¡Son bastante fiables!

Si vas a viajar a la Ciudad Eterna en estas fechas, eres un afortunado porque la capital romana ofrece una de las mejores temperaturas de toda Europa en febrero. En general, los termómetros marcarán máximas de entre 12º C y 14º C y mínimas de 3º C y 4º C. Por otro lado, las lluvias disminuyen bastante, en concreto, suele llover unos 7 días al mes. Aún así, sé previsor y no te olvides el paraguas, por si acaso.

Qué llevar en la maleta para visitar Roma en febrero

Organizando el equipaje | ©Vlada Karpovich
Organizando el equipaje | ©Vlada Karpovich
  • Botas o calzado cerrado y cómodo
  • Gorro de lana
  • Bufanda (el complemento estrella para esta época)
  • Guantes térmicos o de lana
  • Jerseys o sudaderas que te abriguen
  • Pantalones gruesos
  • Abrigo o chaquetón
  • Calcetines térmicos ¡los pies lo primero!
  • Paraguas