Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Cómo visitar la Catedral de Notre-Dame de París

Una de las postales más impresionantes y características de París es la catedral de Notre Dame. Descubre todo lo que necesitas saber antes de programar tu visita a este icónico lugar.

Ana Caballero

Ana Caballero

Lectura de 9 minutos

Cómo visitar la Catedral de Notre-Dame de París

Notre Dame, París | ©Vlada Karpovich

Notre Dame lleva siendo durante siglos uno de los puntos álgidos y no solo de la religión, sino de la arquitectura en Europa. Desde que se construyó en 1163 ha sufrido grandes modificaciones hasta llegar al reciente incendio que aconteció hace solo unos años atrás.

Sin embargo, esta catedral dedicada a la Virgen María ha logrado sobrevivir a todo tipo de catástrofes y, si estás pensando en visitarla como una de las actividades imprescindibles para hacer en París, a continuación te voy a dejar una guía detallada de todo lo que necesitas saber para visitar Notre Dame y conocer sus curiosidades.

Cómo obtener tu entrada a la catedral de Notre Dame

Vista externa de Notre Dame | ©Fred PO
Vista externa de Notre Dame | ©Fred PO

Notre Dame es uno de los lugares más visitados por todos los turistas que vienen a conocer la capital de Francia. Sin embargo, debes saber que desde 2019, la catedral se encuentra cerrada y en restauración debido a los daños que sufrió buena parte de la estructura en el incendio.

Anteriormente a eso, la entrada se podía comprar tanto en taquilla como anticipadamente por internet y tenía un coste gratuito. Adicionalmente, podías obtener dos tipos de entradas para poder acceder a lo alto de las torres y a su espectacular cripta por un precio entre 4€ a 9€. Pero, desafortunadamente, durante su reconstrucción todas estas actividades han quedado cerradas temporalmente.

La reapertura está anunciada para mediados del año 2024, cuando se estima que habrán terminado todas las labores de reconstrucción y restauración y se podrá volver a visitar. Además, debes saber que el Paris Pass cubre todos los accesos por lo que, si al momento de venir te haces con uno de estos bonos turísticos en tu viaje por París, la entrada completa a Notre Dame será gratuita.

Reserva tu París Pass

Horarios de Notre Dame

En la entrada de Notre Dame | ©Ștefan Jurcă
En la entrada de Notre Dame | ©Ștefan Jurcă

Actualmente Notre Dame permanece cerrada desde 2019 y el los próximos años será imposible poder visitarla por dentro o tan solo acercarse, ya que tiene un perímetro de seguridad que rodea toda la catedral y hace imposible el acceso.

Antes de la desgracia, Notre Dame tenía unos horarios que permitían a los turistas tener muchas oportunidades de verlas y, por si te sirve como orientación para el futuro, debes saber que sus horarios cambiaban en función de la temporada.

Además, durante los meses más cálidos, esto es julio y agosto, también se llevaban a cabo visitas nocturnas en donde podías ver la espectacular iluminación de todas las vidrieras y rosetones y también disfrutar de las vistas de París de noche y el amor de noche. Sin embargo, para volver a recuperar todos estos panoramas, aún habrá que esperar un poco.

Reserva un tour por la Isla de la Cité, Notre Dame y otros

Cómo llegar a Notre Dame

Dentro del Metro de Paris | ©Davyn Ben
Dentro del Metro de Paris | ©Davyn Ben

Notre Dame está situado en una de las zonas más céntricas de toda la ciudad por lo que llegar no te supondrá mayor complicación. Sin embargo, es cierto que París es una ciudad enorme y puede que al principio te cueste trabajo poder orientarte y saber moverte. La catedral se encuentra exactamente en el número 6 de Parvis Notre-Dame, junto a la plaza Jean-Paul II.

Para llegar hay tres medios de transporte principales; el metro, el autobús y el ferrocarril parisino, también llamado RER.

En metro

Moverse en metro por París es bastante sencillo y rápido y, además, la estación de Notre Dame está literalmente al lado de la catedral, por lo que es una de las formas de moverte más útiles de eficaces. Solo deberás tomar la linea 4, de color morada, y bajarte en la estación Cité.

En bus

El bus es otra de las alternativas si quieres moverte por París y, además, disfrutar de las vistas del exterior. Hay varios autobuses que llegan a Notre Dame y las cercanías. Deberás comprobar cuál queda más cerca de dónde estás para tomarlo en la parada que corresponde pero los principales son el 21, 38, 47, 85 y el 96.

Ferrocarril RER

El RER o ferrocarril es una tercera forma bastante eficaz de moverse por la ciudad y, además, cuenta con la ventaja de tener una parada dedicada a Notre Dame. Solo deberás tomar la línea B o la C y bajarte en la parada de Saint-Michel - Notre-Dame.

Reserva un tour por la Isla de la Cité, Notre Dame y otros

¿Hay visitas guiadas en Notre Dame? ¿merece la pena?

Detalles de Notre Dame | ©Gary Campbell-Hall
Detalles de Notre Dame | ©Gary Campbell-Hall

Debido a su situación de cierre temporal, no hay forma de entrar a conocer la catedral por dentro, y ni tan siquiera acercarse a ver detalladamente su fachada, ya que la catedral está rodeada por un perímetro de seguridad durante su reconstrucción.

Por suerte, durante ese tiempo se han creado unos tours virtuales gracias a las tecnologías de realidad virtual con los cuales puedes hacerte una idea muy cercana a la realidad de cómo era la catedral antes de la tragedia y conocer todos sus rincones.

Estos tours suelen ser bastante económicos y cuentan con pases diarios para que puedas incluirlo fácilmente en uno de los días de turismo que tengas por París.

Reserva un tour guiado por París

Las partes que se pueden ver de Notre Dame

Gargola de Notre Dame | ©Jean Pierre
Gargola de Notre Dame | ©Jean Pierre

Notre Dame tiene el acceso prohibido a su interior desde el incendio de 2019 pero, sin embargo, sigue en pie uno de sus mayores atractivos, el cual puedes disfrutar sin ni tan siquiera acercarse; su fachada exterior.

Puede que nunca hayas estado en su interior, o que ni incluso haya estado en París, pero la fachada de Notre Dame es algo que todos hemos visto alguna vez en la vida ya sea en libros, películas o documentales, y no es para menos. El exterior de Notre Dame deja constancia del enorme prodigio arquitectónico que se comenzó a construir en 1163 pero que tuvo su mayor apogeo en el siglo XIX.

Con una fachada oeste que sirve como base de la plata de cruz latina, unos impresionantes arbotantes que han logrado que se mantenga en pie todos estos años y sus peculiares gárgolas, Notre Dame y su impecable barroco ya son un placer para la vista con solo echar un vistazo a su exterior.

Qué hacer en los alrededores de Notre Dame

Shakespeare and Company | ©flo21
Shakespeare and Company | ©flo21

Puede que si vas próximamente a París te quedes con ganas de conocer Notre Dame por dentro. Sin embargo, déjame decirte que aún así hay varias cosas que puedes hacer desde fuera y que van más allá de mirar el monumento desde la lejanía. Recuerda que estás en uno de los barrios más céntricos y bonitos de París, por lo que estas son solo algunas de las cosas en las que puedes invertir el día:

Mejores lugares para sacar fotografías

A pesar de que no te puedes acercar mucho a la catedral debido al perímetro de seguridad para sacar fotos en detalle de la impresionante fachada, sí puedes ir a puntos estratégicos para sacar la mejor perspectiva de Notre Dame.

Mi recomendación es que vayas al otro lado del Sena, desde donde tendrás dos lugares estratégicos. Uno de ellos a la derecha en el jardín Jean XXIII, a pocos pasos de la fachada principal, donde podrás fotografíar los impresionantes contrafuertes que aún siguen en pie. El otro, en Île St Louis, el cual te ofrece una panorámica trasera bastante alternativa, mezclando vegetación con el más puro estilo barroco.

Visita la famosa librería Shakespeare and Company

Una de las paradas obligatorias en las cercanías de Notre Dame es una librería que se ha hecho muy famosa con los años debido a su estética, que parece tenerla enclavada en el tiempo. Se trata de la librería Shakespeare and Company, un lugar especializado en literatura británica con una antigua fachada que atrae cada día a miles de turistas.

Conoce la fuente de Saint Michel

Paseando cerca de Notre Dame, podrás conocer de cerca y a solo unos pocos pasos de la catedral, la fuente de Saint Michel, una impresionante escultura de piedra diseñada por Haussmann y que representa la lucha del bien contra el mal a través del arcángel Michael y el diablo. Además, está fuente es la puerta de entrada al Barrio Latino.

Dónde comer cerca de Notre Dame

Entrada del Restaurante Le Quasimodo de Notre Dame | ©Yuliya Z
Entrada del Restaurante Le Quasimodo de Notre Dame | ©Yuliya Z

Si estás de paso para conocer Notre Dame y no sabes por dónde quedarte a comer en París, debes saber que en esta zona de París hay dos lugares bastante famosos, uno de ellos por ser uno de los restaurantes más antiguos y otro por tener una estrecha relación con la catedral de Notre Dame y su historia.

Au Vieux Paris

Ya solo pasar por fuera es bastante impresionante, ya que tiene una fachada llena de vegetación y anticuarios que llamarán tu atención. Dentro tampoco se queda corto ya que se trata de uno de los restaurantes más antiguos de toda la ciudad.

Ubicado en una de las esquinas que hace chaflán de las cercanías de la catedral, concretamente en Rue Chanoinnesse, el Au Vieux París es un establecimiento que lleva abierto desde 1594 y ofrece un menú lleno de platos típicos de la gastronomía francesa. Sin duda un lugar lleno de encanto para comer algo delicioso en tu visita a Notre Dame.

Le Quasimodo de Notre Dame

Si quieres que tu visita a Notre Dame esté llena de guiños al monumento, te recomiendo que vayas a comer o cenar al restaurante llamado Le Quasimodo de Notre Dame, en honor al famoso personaje de Victor Hugo.

Este lugar tiene una gran fama en todo París no solo por tener una increíble decoración temática en su interior, sino por ofrecer platos típicos franceses a un precio bastante asequible.

¿Es recomendable ir a Notre Dame con niños?

Nilos jugando en la entrada de Notre Dame | ©Martina Barbieri
Nilos jugando en la entrada de Notre Dame | ©Martina Barbieri

Puede que pienses que, en ocasiones, viajar con niños a París puede ser un tanto complicado debido al gran repertorio de museos y monumentos que tiene por ver. Los niños suelen ser impacientes y no les llaman mucho la atención las grandes salas oscuras y silenciosas.

Sin embargo, en el caso de Notre Dame tienes parte del terreno ganado ya que hace años que Disney se dedicó en colocar esta increíble catedral en el imaginario infantil de los más pequeños. Durante su visita, podrán ver en primera persona el que fue el hogar del entrañable Quasimodo y podrán ver de cerca las famosas gárgolas que salían en la película de dibujos.

Sin duda una visión diferente de la que puedes tener tú como adulto pero que no hace otra cosa más que incentivar que adultos y niños disfruten de la visita de este hermoso lugar.

Consejos para visitar la catedral de Notre Dame

Notre Dame en Primavera | ©Paul Deetman
Notre Dame en Primavera | ©Paul Deetman

Visitar la catedral de Notre Dame es uno de los panoramas imprescindibles para conocer París en cualquier época del año. Puede que vaya a estar un tiempo con sus puertas cerradas, pero nunca está demás que tengas una serie de consejos básicos para hacer tu visita más cómoda cuando reabra sus puertas al público y acabar teniendo un recuerdo imborrable de este Monumento Patrimonio de la Humanidad.

Mejor en temporada baja

No debes olvidar que te encuentras en una de las ciudades más turísticas de todo el mundo y visitando uno de sus mayores atractivos, por lo que, si quieres evitar las grandes colas y aglomeraciones, lo mejor que puedes hacer es elegir las fechas de tu viaje a París en una temporada baja para que tu visita a Notre Dame y al resto de la ciudad sea más tranquila e “íntima”. Estas fechas suelen rondar los meses de octubre a marzo.

Oriéntate mejor con una visita guiada

Si quieres estar bien informado durante tu visita a Notre Dame sobre todo lo que estás viendo y la importancia del suelo que pisas, te recomiendo que optes o por pedir una audioguía con la que conocer la historia de los puntos más importante de la catedral, o bien contratar una visita guiada por un profesional.

Viste de forma moderada

No olvides que estás entrando a una iglesia y, aunque en los países occidentales cada vez se es más flexible, es posible que no te dejen entrar si llevas pantalones o faldas muy cortas, escotes y hombros descubiertos. Si viajas a París en verano, simplemente puedes optar por pasarte un pañuelo por encima durante tu visita.

Intenta llegar temprano

Notre Dame tiene durante los meses de verano dos días por semana el horario extendido hasta las 23h para disfrutar de un hermoso atardecer. Sin embargo, el resto del año te recomiendo que llegues a visitarlo lo más temprano posible. De esta forma serás de los primeros en entrar, evitando las filas para obtener la entrada y, sobre todo, sin dar tiempo a que se generen grandes multitudes en su interior.

No dejes pasar la oportunidad de conocer en primera persona el esplendor de Notre Dame, un lugar que ha sobrevivido a guerras, revoluciones, monarquías e incluso recientes incendios. Una maravilla arquitectónica que ha sido testigo del paso de los siglos y que está en París esperándote con los brazos abiertos.