Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Excursión a Versailles desde París

Entrar al Palacio de Versalles es entrar en otro mundo. Todas esas películas de época que hemos visto sobre Luis XIV, María Antonieta o Luís XVI están condensadas en la riqueza de sus estancias y en la belleza de sus jardines.

Cómo visitar el Palacio de Versalles

Hay varios tipos de entradas, para visitar el Palacio y sus jardines, algunas incluyen visita guiada o transporte desde París... te las resumo todas para que te resulte más fácil elegir:

El Palacio de Versalles visto desde los jardines
El Palacio de Versalles visto desde los jardines

Entrada al Palacio y transporte desde París

El palacio y los jardines (¡porque no hay que olvidar la majestuosidad de esos jardines!) de Versalles se encuentran a unos 50 minutos largos de París, pero es un punto de interés tan visitado, que está muy bien comunicado.

Con esta excursión a Versalles con entrada al Palacio y los jardines, un guía local te recogerá en el centro de París, te llevará en tren (RER) hasta el palacio, te enseñará los jardines al completo, te contará todas las historias de este enclave histórico y luego te dejará la opción de ver el palacio a tu aire. Tiene salida también por la tarde, aunque te recomiendo la de la mañana si vas a ver Versalles en profundidad.

Qué verás

  • El interior del Palacio
  • Los jardines
  • Los trianones o palacios residenciales que también forman parte del conjunto

Los jardines del Palacio de Versalles

¿Por qué doy tanta importancia a los jardines? Porque la primera vez que fui me pasé horas recorriéndolos y la segunda vez que estuve me di cuenta de que había visto apenas la mitad. Los jardines son impresionantes, sus fuentes, sus estatuas, sus flores, sus colores… una auténtica maravilla.

Audioguía incluida

Todas las entradas incluyen una audioguía gratuita del palacio y de los alrededores; te recomiendo que la uses sobre todo en el interior del palacio que es donde te dará la información más interesante. La de los jardines puede llegar a ser repetitiva y son más para disfrutar y jugar a hacer fotos con los cambios de luz (sobre todo en verano cambian mucho según la hora del día).

Reserva con antelación

Lo más importante que debes saber sobre las entradas a Versalles es que debes reservarlas con antelación: las colas que se forman a la entrada son más grandes que las de cualquier otra atracción de París y en verano hay largos tramos al sol. En temporada larga son unas dos horas mínimo de espera y comprando las entradas con antelación saltarás la fila y pasarás directamente a hacer tu visita.

Entrada gratuita

Por último, quizás te interese saber que hay opciones de ver gratis el Palacio de Versalles: podrás hacerlo el primer domingo de mes, si eres estudiante o si eres residente de la Unión Europea menor de 26 años. Eso sí; en cualquiera de estos casos te van a pedir la identificación al comprar o reservar tu entrada para acreditar que puedes beneficiarte de estas ventajas.

Ana’s Traveller Tip

El primer domingo de mes la entrada a Versalles es gratuita, pero descártalo en temporada alta porque la afluencia masiva de turistas puede hacer que no disfrutes de tu visita.

Visita guiada del Palacio y/o los jardines con transporte desde París

Por un poco más (unos 10 euros más), además de la entrada sin colas y el transporte de ida y vuelta a París en autobús, puedes cambiar la audioguía por una visita guiada por Versalles a cargo de un guía local. Si te interesan las historias del Absolutismo y de la Revolución Francesa, le sacarás bastante partido a esta opción porque además está pensada para grupos pequeños lo que implica una experiencia más personalizada.

Sobre las visitas guiadas del palacio y los jardines

Toda la historia del Absolutismo francés y de su caída durante la Revolución Francesa está enmarcada en esta visita. Por mucho que el Palacio y los jardines impresionen por sí solos, sin las historias que ciertas zonas o estancias tienen detrás la visita al Palacio de Versalles estaría incompleta. Con la visita guiada aprenderás aún más de la vida y los acontecimientos que rodearon a Luis XIV, Luis XVI o María Antonieta.

La visita guiada de Versailles puede ser de los jardines, del interior del palacio o de ambos sitios. Te recomiendo esta opción que te deja tiempo para ver el palacio a tu aire y que hace la visita guiada por los jardines por dos razones: es una opción bastante económica y las historias que te contarán durante la visita a los jardines complementan perfectamente los detalles que luego te dará la audioguía en el interior del palacio.

Fachada del Palacio de Versalles
Fachada del Palacio de Versalles

Visitar Versalles con el París Pass

Si vas a contratar el París Pass durante tu visita a la capital francesa, la entrada a Versalles será gratuita como parte de la tarjeta de París Museum Pass que está incluida en este pack. Lo que no estará incluido será el viaje de ida y vuelta hasta Versalles ya que, aunque esta tarjeta turística incluye el metro, Versalles se sale de la zona centro.

Si quieres saber más sobre esta "tourist card" puedes leer esta guía que he escrito sobre Paris Pass: cómo funciona y qué incluye en la que también te hablo de otras tarjetas similares con las que entrarás gratis a las atracciones turísticas y museos más importantes de París.

Cómo llegar a Versalles desde París

El Palacio de Versalles debe su nombre al municipio en el que se encuentra; ubicado a las afueras de París (al sur) a unos 45 minutos en coche. El complejo del palacio y los jardines son, evidentemente, la atracción principal de Versalles por lo que llegar a ellos por cualquier medio de transporte es fácil y está bien señalizado.

Ir a Versalles con transporte privado

Las excursiones organizadas a Versalles o las visitas guiadas al Palacio y los jardines suelen incluir el transporte desde el centro de París. Normalmente el desplazamiento se realiza en un autobús privado que sale desde un punto céntrico de la ciudad, pero también puedes encontrar opciones más exclusivas que te lleven en coche o en una furgoneta perfectamente acondicionada.

Ir a Versalles en tren

Es la opción más sencilla. En París el metro y los trenes RER están perfectamente integrados y desde cualquier punto de la ciudad puedes acceder a la RER C que es la línea que te lleva a Versalles con parada en el palacio. Eso sí, ten en cuenta que esta línea se bifurca al final del todo por lo que antes de subirte al tren comprueba en las pantallas que la parada final es Versailles-Rive Gauche y no Saint-Quentin-en-Yvelines.

Ir a Versalles en autobús

Hay un autobús, 'Versailles Express' que sale desde la Torre Eiffel de martes a domingo y te lleva directamente al Palacio. El precio del trayecto es de 25 euros y la frecuencia de paso es de tan solo una o dos veces al día dependiendo de la temporada; por estos motivos la gente suele descartarlo en favor de la línea urbana 171 que te dejará cerca del complejo de Versalles por un precio mucho más bajo.

Detalle de una fuente en el exterior del Palacio de Versalles
Detalle de una fuente en el exterior del Palacio de Versalles

Qué ver en Versalles

El interior del Palacio

El Palacio de Versalles es la atracción principal del complejo. El recorrido está perfectamente delimitado, así que, una vez accedas por la entrada principal (la Verja de Honor), te será fácil recorrer el palacio entero sin dejarte nada. Lo primero que te va a impresionar es el lujo y la ostentosidad que respira cada uno de los rincones de este palacio, pero lo verdaderamente interesante es conocer las historias que hay detrás de cada estancia.

Si no has contratado una visita guiada, no dudes en hacer uso de la audioguía a la que tienes derecho con tu entrada; te contará increíbles historias de los personajes que vivieron entre esas paredes como Luís XVI o María Antonieta. Te aseguro que las excentricidades de la que fue la monarquía más poderosa de Europa te dejarán tan impresionado como la belleza del palacio y su decoración.

Una de las salas más impresionantes del interior del Palacio de Versalles
Una de las salas más impresionantes del interior del Palacio de Versalles

Los jardines

Una distribución clásica de corte francés, una vegetación cuidada al milímetro, fuentes y estatuas como elementos decorativos y una superficie de 800 hectáreas; así son los jardines de Versalles. Mucha gente no sabe que los jardines de Versalles son en realidad gratuitos (salvo en las ocasiones en las que se celebra algún espectáculo) y no hace falta comprar la entrada al palacio para acceder a ellos.

Si vas a acceder al palacio, te recomiendo que veas los jardines después porque así podrás utilizar la audioguía; las historias de las fuentes que adornan los jardines te van a encantar si eres fan de la mitología. Al igual que el palacio, los jardines de Versalles no son sólo una belleza estética, sino el símbolo de una época y del culmen de un régimen político que era de los más poderosos de Europa.

Ana’s Traveller Tip

Reserva tiempo de sobra para visitar los jardines. La mayoría de la gente se concentra en la zona principal frente al palacio, pero si exploras un poco más, vas a descubrir rincones únicos y sorprendentes.

El Gran Trianón y el Petit Trianón

Con la entrada completa (que es la que te recomiendo que compres ya que solo tiene una diferencia de unos dos o tres euros con respecto a la que solo te sirve para el Palacio y los jardines) tendrás acceso a estos dos palacetes independientes llamados trianones. El estilo tanto de estos palacetes como de los jardines que los rodean es distinto al del Palacio y los jardines principales, por lo que si estás pensando que visitarlos es “más de lo mismo” estás en un error.

El Gran Trianón es un palacete barroco que mandó a construir Luis XIV como lugar de recreo y que luego ocuparon muchos monarcas franceses y también Napoleón. La decoración de este palacio es de un gusto exquisito, pero, entre los dos trianones, mi favorito es el Petit Trianón.

El Petit Trianón fue un regalo de Luis XV a una de sus amantes, pero más adelante lo utilizó María Antonieta para su uso privado. El palacio por dentro parece una casa de muñecas, pero lo que más encanto tiene son sus alrededores conocidos como La Aldea de la Reina. Sin ningún otro fin que servir de elemento decorativo para su diversión, María Antonieta construyó esta aldea rural en miniatura con un molino, una granja, un lago y casitas con pequeños huertos.

Fuentes de los jardines de Versalles
Fuentes de los jardines de Versalles

Organiza tu visita a Versalles

Cuándo ir

Independientemente de cuándo vayas a Versalles, habrá gente. El Palacio es uno de los puntos turísticos más importantes de París y lo visitan cada año ocho millones de turistas. Sin embargo, es tan grande que no te dará la sensación de estar saturado, sobre todo si dejas el interior del palacio para la tarde o si te adentras en las zonas más escondidas de los jardines.

Espectáculos especiales

En el Palacio de Versalles los martes hay un espectáculo musical en los jardines y los fines de semana encienden las fuentes; aunque haya más gente, merece la pena visitar el complejo durante un fin de semana porque las fuentes encendidas dan mucha más vida a los jardines. En cuanto a época del año, mejor planificar tu visita a Versalles para un día soleado para poder disfrutar del largo paseo por los alrededores del Palacio.

Duración de la visita

El día que vayas hasta Versalles sobre todo reserva tu entrada con antelación para ahorrar tiempo; en caso contrario cuenta con un mínimo de dos horas de cola en temporada alta. Recorrer el interior del palacio te llevará unas dos horas largas, sobre todo si usas la audioguía, cosa que te recomiendo.

Después, visitar los jardines y los trianones puede llevarte todo el tiempo que quieras, pero verlo todo no serán menos de tres horas. En definitiva, entre el viaje de ida y vuelta, la visita al interior del palacio, a los jardines y a los trianones, ver el complejo de Versalles puede llevarte perfectamente un día completo.

Frescos del Interior del Palacio de Versalles
Frescos del Interior del Palacio de Versalles

Qué llevar

Al palacio no se puede acceder con mochilas o bolsos de gran volumen; todo esto has de dejarlo en la taquilla. El bolso que lleves, además, deberá pasar el control de seguridad. Si vas a Versalles en verano, incluye la crema solar en tu equipaje porque puedes quemarte durante tu visita a los jardines y, por supuesto, no olvides la cámara de fotos.

En algunas estancias del palacio no está permitido hacer fotos o hacerlas con flash, pero los colores y la vegetación que encontrarás en los jardines merecen más de un disparo. Por otro lado, usa calzado cómodo porque vas a andar bastante y no descartes llevar agua durante tu visita a los jardines.

Dónde comer

En todo el complejo del Palacio de Versalles encontrarás diferentes puestos de comida y también restaurantes. ¿Puedes salir para comer en los alrededores y volver a entrar? No te lo recomiendo, ya que perderás un tiempo innecesario puesto que tampoco en las inmediaciones hay ningún restaurante que destaque por su calidad o sus precios por encima de los que ya encontrarás en el interior del palacio.

Lo que sí puedes hacer y no todo el mundo sabe es picnic en ciertas zonas de los jardines habilitadas para ello, por lo que no lo dudes si visitas Versalles en un día con temperaturas agradables.

Ir con niños a Versalles

Los niños entran gratis a Versalles y tanto el palacio como los jardines están perfectamente acondicionados para las visitas en familia. En todo el exterior del complejo los niños encontrarán más de un sitio por el que correr a sus anchas, pero visitando el interior del palacio es posible que se cansen un poco más por la duración del recorrido.

Ana’s Traveller Tip

Si estás dudando sobre qué día ir a Versalles, los martes hay un espectáculo musical en los jardines y los fines de semana encienden las fuentes.

Si te interesa el Palacio de Versalles, también te gustará….

No hay nada en París comparable al Palacio de Versalles. De hecho, en toda Europa lo más cercano es el Palacio de Schönbrunn, en Viena. Versalles es único, pero si quieres aprender más sobre la monarquía absolutista y sobre la historia de la Revolución francesa (que es de lo que más vas a aprender en esta visita) te recomiendo hacer uno de los walking tours por el centro de París.

Es donde más historias te contarán sobre el pasado de la ciudad y tienes una gran variedad de opciones que puedes consultar en este artículo que he escrito sobre Los mejores tours y excursiones en París.

Si te apetece descubrir uno de los múltiples símbolos de la ciudad, te puedo recomendar (cómo no) la Torre Eiffel, la Ópera de Garnier o el Louvre. Te dejo enlazados aquí mis artículos al respecto por si te interesa explorar alguna de las opciones: Entradas para subir a la Torre Eiffel, Visita a la Opera Garnier y Entradas Museo del Louvre.

Consejos para tu viaje

Nuestros consejos y los de nuestros viajeros para que vivas tu experiencia al máximo.

Mejores Excursión a Versailles desde París