Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Visita a la Opera Garnier en París

Pese a su interminable lista de espectaculares monumentos, puede que el mayor emblema de París sea el edificio de la Ópera. Hoy en día es posible visitarla sin pagar por un espectáculo, así que no hay excusa para perdérsela.

Cómo visitar la Ópera de París

Hay varios tours que te permiten visitar la Ópera de París; yo te las resumo todos para que elijas la que más se adapta a tu viaje:

Vistas de la Opera Garnier en París
Vistas de la Opera Garnier en París

Visita guiada a la Ópera Garnier

Como se recomienda en la mayoría de lugares turísticos de París, en la Ópera Garnier es mejor comprar las entradas con antelación suficiente para evitar esperas y asegurarte el acceso para el día y la hora elegidos. Si te decides por la visita guiada de la Ópera, tendrás la posibilidad de seleccionar un pase fuera del horario habitual de visita (de 10 a 17 horas) y así ver el interior de la Ópera sin multitudes.

En qué consiste la visita

Esta visita guiada dura una hora y media, está a cargo de un guía especializado en la Ópera de París y dispondrás de auriculares para poder escuchar todas las explicaciones. El punto de encuentro será el mismo edificio de la Ópera y sólo deberás presentar allí el resguardo que te enviarán por mail al realizar tu reserva y canjearlo por tu entrada.

La diferencia de precio con lo que puede costarte la entrada al edificio sin visita guiada está alrededor de los cinco euros. Por último, ten en cuenta que los niños menores de cinco años no están permitidos en esta visita.

Ana’s Traveller Tip

Si quieres visitar la Ópera de París sin multitudes, existe la opción de elegir una visita privada fuera de horario.

Visita guiada de la Ópera, el Palais Royal y sus alrededores

La Ópera de París es símbolo del estilo de vida del París más acomodado, que se refleja en los alrededores del edificio y las galerías comerciales cubiertas que lo rodean. Una de las opciones más prácticas para conocer la zona es la de elegir un tour que combine la visita guiada a la ópera con un recorrido a pie por los alrededores y con otra visita al Palais Royal, situado entre el barrio de la Ópera y el de Tulleries.

En qué consiste la visita

Esta excursión dura unas tres horas y durante la misma descubrirás no sólo la historia del edificio de la Ópera, sino también lo que encierra uno de los barrios de moda de París símbolo de la opulencia histórica de esta ciudad.

Desde los tejados de las Galerías Lafayette tendrás unas vistas panorámicas de toda la ciudad y podrás disfrutarlas mientras te cuentan historias relacionadas con la alta sociedad parisina y con los escándalos de la nobleza. El itinerario de esta excursión es el siguiente:

Place des Pyramides

Una de las muchas plazas icónicas que tiene la capital de Francia situada en el Distrito 1 de la ciudad presidida por la estatua ecuestre de Juana de Arco. Sin duda el guía aprovechará la primera parada de este tour para contarte la mítica historia de la doncella de Lorena.

Theatre du Palais Royal

El Palacio Real de París fue la casa del cardenal Richelieu a principios del S.XVII. Actualmente alberga el Consejo de Estado y el Ministerio de Cultura entre otros lugares símbolos de la organización política del país, pero su verdadero reclamo son las galerías cubiertas llenas de tiendas y de galerías de arte. Las visitarás durante el recorrido, pero te recomiendo que te reserves otro día para ir de compras por la zona.

Galerie Vivienne

Es una de las galerías cubiertas más icónicas de París. Sus techos de cristal y la decoración de los establecimientos que la componen le valieron ser declarada monumento histórico de la ciudad.

Ópera Garnier

La visita guiada incluirá la entrada a la Ópera de París y la visita guiada en el interior de la misma de la mano de un guía especializado que, muy seguramente, te hablará de cómo se gestaron y representaron en su interior óperas como La Traviatta o El fantasma de la ópera.

Galeries Lafayette

Si eres un amante de las compras, este será uno de tus paraísos. Toma nota de la ubicación para volver después a recorrer sin prisas esta especie de centro comercial y pregunta a tu guía cuál es el mejor sitio para comprar regalos originales. Durante la visita lo que vas a hacer es subir al tejado para contemplar las vistas de la zona; prepara la cámara de fotos.

Templo La Madeleine

Esta iglesia de estilo griego es una de las más visitadas de la capital. Destacan sus 52 columnas corintias y los bajorrelieves de las puertas de bronce que muestran los diez mandamientos. Una parada idónea para conocer un poco más del papel que la religión ha jugado en París a lo largo de los siglos y de cómo de relacionados podían llegar a estar los asuntos de la iglesia con los de la alta sociedad parisina.

Place de la Concorde

Esta es la segunda plaza más grande de Francia y está situada al comienzo de la avenida de los Campos Elíseos. Ahora mismo verás en el centro de esta plaza el obelisco de Luxor donado por Egipto a la ciudad de París, sin embargo, hace unos siglos, lo que había en su centro era una estatua de Luis XV erigida para celebrar su mejora tras una larga enfermedad.

Si te gustan las historias de la Revolución francesa, es el momento en el que tu guía te las contará todas ya que la plaza fue uno de los escenarios más sangrientos de la época; en ella se situaba la famosa guillotina que decapitó a personalidades como María Antonieta, Luis XVI o Robespierre.

Champs-Elysees

La visita guiada por el París señorial termina en el inicio de los Campos Elíseos. Te recomiendo que aproveches para recorrerlos a pie mientras disfrutas de sus despampanantes escaparates y que llegues hasta el Arco del Triunfo al que puedes subir para contemplar una de las vistas más solicitadas de la ciudad.

Si después de este recorrido te quedas con ganas de más, el barrio de la Ópera aún tienes cosas que ofrecerte. Es el caso del museo Grévin, el museo de cera de París que alberga en su interior los famosos espejos distorsionados, del Palacio de la Bolsa, el edificio de estilo neoclásico en el que se concentra la actividad económica de la ciudad, o las tiendas especializadas de trufas, champán y caviar situadas en la plaza de la Madeleine.

Vistas desde la azotea de la Opera de París
Vistas desde la azotea de la Opera de París

Visitar la Ópera Garnier con el París Pass

Si la Ópera de París es uno de los edificios que tienes claro que vas a visitar durante tu viaje, quizás te convenga sacarte la tarjeta Paris Pass. Este es un pase turístico de la ciudad con el que entrarás de forma gratuita a diferentes monumentos y museos de París (entre los que está incluido el edificio de la Ópera) y con el que obtendrás descuentos en muchos otros.

Con el París Pass podrás visitar la Ópera de París sin coste y también realizar las visitas guiadas en el interior de la misma. Por mi experiencia, el París Pass es uno de los pases de la ciudad más completos que existen; teniendo en cuenta todos los sitios que tiene la ciudad para visitar, utilizarlo (independientemente de los días que elijas) te sale a cuenta, pero también requiere una planificación mayor de tu visita a París para poder así sacarle el máximo partido.

He escrito una guía sobre Paris Pass: cómo funciona y qué incluye llena de consejos acerca de cuándo conviene utilizarlo, sus ventajas e inconvenientes y todo lo que necesitas saber antes de contratarlo.

Qué ver en la Ópera Garnier de París

La Ópera de París es un edificio que ya merece la pena ver por fuera; tanto durante el día para apreciar todos los detalles arquitectónicos de este edificio neobarroco, como por la noche cuando es uno de los reclamos más poderosos del París iluminado. Si la fachada ya tiene signos de lujo y de ostentación, pasar al interior de la Ópera es como entrar en un pequeño Versalles.

El techo

Las entradas de la Ópera de París te darán acceso al lugar que inspiró la conocidísima obra de Leroux “El fantasma de la ópera”. El techo de la sala de espectáculos, donde en la actualidad se siguen representando obras operísticas y de ballet, es uno de los principales detalles a observar durante la visita.

La decoración

La decoración de los pasillos y vestíbulos en los que se movían las principales figuras de la élite parisina del S.XIX está hecha a base de pan de oro, lámparas de cristal y mosaicos; un símbolo de la opulencia de la época y de cómo la ciudad de París era uno de los centros neurálgicos europeos en cuanto a sociedad y cultura se refiere.

La escalinata

La escalera de mármol blanco que une los dos niveles del edificio también supone una pieza clave de la visita al interior del edificio diseñado por el arquitecto Charles Garnier durante el reinado de Napoleón III.

Organiza tu visita a la Ópera de París

Cómo llegar

La Ópera de París se encuentra en el Quartier de L’Opera, un barrio céntrico al norte de los jardines de las Tullerías y del Museo del Louvre. Este es un barrio señorial ideal para ir de compras y pasear tranquilamente sin gran afluencia de turistas y se puede llegar o bien dando un paseo desde los barrios cercanos de la orilla norte de París (el Louvre o los Campos Elíseos) o en metro (línea 7, línea 8 y línea 3).

Horario

El horario para visitar la Ópera de París es de 10 a 17 de lunes a domingo, pero hay festivos en los que la visita puede anularse. La visita guiada suele durar una hora y media, pero si visitas el edificio por cuenta propia con una hora será suficiente para verlo en profundidad. Esto te permitirá compaginar la visita a la Ópera de París con otras actividades o museos que quieras ver durante tu viaje.

Te recomiendo el último pase (a las 16:30) para poder aprovechar la tarde en las inmediaciones y para dejar la mañana libre para visitar otros lugares de interés como el Museo del Louvre que sí que exigen más horas de visita y de espera.

Visitas con niños

Puedes visitar la Ópera con niños, pero en muchas visitas guiadas no aceptan a los menores de cinco años. Aun así, en mi opinión la Ópera es uno de los lugares más apropiados de París para visitar en familia por la duración media de la visita y porque los más pequeños no se cansarán en largas horas de espera como sí pueden hacerlo en otros museos.

Dónde comer

Si quieres comer por el barrio antes o después de tu visita encontrarás tanto sencillos restaurantes como elegantes cafés en los que podrás disfrutar de la comida francesa sin las multitudes de otras zonas más concurridas de la capital. Eso sí, te recomiendo tener en cuenta los horarios franceses (el horario de comida suele estar entre las 12 y las 14 de la tarde y las cenas empiezan a partir de las 19) y reservar antes para evitar esperas.

Ana’s Traveller Tip

Aprovecha que estás por la zona de la Ópera Granier para hacer un recorrido por los lujosos 'passages' y galerías comerciales de la zona.

Otras maneras de visitar la Ópera

Visita por cuenta propia

Si, por el contrario, eliges comprar las entradas para la visita por cuenta propia, te recomiendo acudir a la taquilla con antelación suficiente y a poder ser unos 15 minutos antes de que abran a las 10 de la mañana. Los niños menores de 10 años y los titulares de la tarjeta París Pass tendrán su entrada gratuita.

Aunque la Ópera de París se mantiene abierta de lunes a domingo, puede haber días concretos de cierres excepcionales que puedes consultar en la web oficial.

Asistir a un espectáculo en la Ópera de París

Una cosa es visitar el edificio de la Ópera de París y otra asistir a alguna de sus representaciones. Elegir la segunda opción (u a la primera) te dará acceso a la sala principal en el horario de la representación que elijas, pero no a visitar el resto del edificio (de hecho, los espectáculos son fuera del horario de apertura al público).

Si quieres comprar entradas para cualquier espectáculo de la Ópera de París puedes hacerlo en taquilla (eso sí, con varios días de antelación) o en la web oficial.

Vista aérea parte trasera de la Opera
Vista aérea parte trasera de la Opera

Si te gusta la visita a la Ópera de París, también te gustará…

Para mí, recorrer los pasillos de la Ópera de París fue muy similar a la opulencia y a la grandiosidad que se puede ver en el Palacio de Versalles. Además del estilo de lujosa decoración presente en ambos puntos turísticos, creo que se debe a que los dos edificios están transmitiendo el mismo mensaje: la abundancia de una sociedad por un lado y la de una monarquía absolutista por otro.

París siempre ha sido el espejo en el que se miraba Europa y creo que, aunque cada uno a su manera, ambos edificios lo demuestran.

Si te ha gustado el estilo de la Ópera de París, sin duda vas a disfrutar mucho en el Palacio de Versalles. Ten en cuenta que la excursión es de un día entero y que está situado en las afueras de París. Puedes comprar tus entradas con antelación y elegir qué modalidad de visita quieres hacer y también puedes leer más sobre ello en este artículo que he escrito sobre Excursión a Versailles desde París.

Si además de esto, te apetece completar tu viaje a París con alguna visita cultural, te adelanto que París tiene una de las ofertas de museos más rica de Europa.

Como su variedad puede resultar abrumadora a la hora de elegir qué museos visitar, he recopilado mis preferidos en esta guía sobre Los mejores museos, aunque seguramente te acabes decantando por el Louvre, uno de los más populares del mundo. Te dejo aquí este artículo sobre Entradas Museo del Louvre por si quieres saber más.

Consejos para tu viaje

Nuestros consejos y los de nuestros viajeros para que vivas tu experiencia al máximo.