Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Entradas para subir a la Torre Eiffel en París

Se puede disfrutar de la Torre Eiffel de muchas formas, pero hay que visitarla. Hay que subir para ver toda la ciudad desde arriba. Una de las opciones para hacerlo es con una visita guiada con la que no solo se disfruta de la historia del monumento, sino también de muchos detalles de la ciudad de París.

Las mejores opciones para subir a la Torre Eiffel

Puedes subir a la Torre Eiffel por la mañana, por la tarde, o al anochecer. Tienes varias opciones y combinaciones posibles entre las que elegir, al final, ¡lo importante es que no te la pierdas! Independientemente de cómo decidas subir, las principales maneras de acceder a la Torre Eiffel son cuatro:

Vistas desde abajo de la Torre Eiffel
Vistas desde abajo de la Torre Eiffel

Entrada para visitar la Torre

La puedes adquirir haciendo cola en taquilla o en la página oficial con antelación. Recuerda que en función de los tramos de ascensor que elijas tendrá un precio u otro y cuenta que en los ascensores puede haber cola ya que no puede subir todo el mundo a la vez.

Los niños menores de cuatro años no pagan y hay descuentos para niños y jóvenes de hasta 25 años en el precio de las entradas. Las personas con movilidad reducida también pueden acceder a la torre. Los propietarios del París Pass, sin embargo, tendrán que comprar sus entradas de manera ordinaria ya que este es de los poquísimos monumentos que no están incluidos en las travel cards de París.

Ana’s Traveller Tip

Para visitar la Torre Eiffel por tu cuenta, combina la subida a pie hasta la segunda planta y el ascensor hasta la cumbre para que la entrada sea más económica y puedas disfrutar de todas las vistas.

Entrada con visita guiada a la Torre Eiffel

Independientemente de si subes en escaleras o en ascensor y de si llegas o no hasta la cumbre, el valor añadido de la entrada a la Torre Eiffel con guía especializado es que te contarán la historia del monumento (porque la tiene) y que al llegar arriba te mostrarán las diferentes zonas y monumentos de París hablándote de la historia de la ciudad y de todo lo que necesitas saber para disfrutarla al máximo.

Esta subida guiada incluye ascensor hasta la segunda planta y la opción de contratar aparte la subida a la cumbre. Si estás en forma, yo recomiendo utilizar las escaleras, aunque sea para bajar, como parte de la experiencia; te darán tiempo de sobra para hacerlo a tu ritmo.

Durante todo el recorrido te acompaña un guía especializado que, al llegar arriba, te orienta en la vista de la ciudad y te describe interesantes detalles acerca de todos los monumentos que la componen. En pocas palabras, en el tour guiado te describen París y todos sus emblemas y no hay mejor lugar para hacer eso que desde las alturas de lo que es el lugar más representativo de la ciudad.

Atardecer desde la Torre Eiffel
Atardecer desde la Torre Eiffel

Entrada nocturna a la Torre Eiffel con audioguía

Puedes visitar la Torre Eiffel de día o de noche, pero este tour de la Torre Eiffel con audioguía en varios idiomas está pensado para que lo hagas al atardecer. Podrás comprar las entradas por adelantado, ahorrarte colas y visitarás el monumento a tu ritmo, pero sin perderte las explicaciones de un experto sobre todo lo que puedes divisar desde lo alto.

Entrada combinada para subir la Torre Eiffel y hacer un crucero por el Sena

Como monumento emblemático de París, es fácil encontrar ofertas turísticas que combinen la visita guiada a la Torre Eiffel con cualquier otra actividad característica de la ciudad. Una de las opciones más relevantes es la que incluye la entrada a la Torre Eiffel sin colas y un crucero por las riberas del Sena desde el que disfrutarás de las vistas del Museo del Louvre o de la catedral de Notre Dame.

Durante esta excursión de medio día por París de unas tres horas y media de duración te acompañará en todo momento un guía especializado que no sólo te mostrará detalles de la ciudad de París, sino que también estará a tu disposición para darte los consejos y las recomendaciones que desees para amortizar al máximo tu viaje a la ciudad de la luz. Una opción recomendable para visitar sin estrés ni esperas dos de los principales puntos turísticos de la ciudad ahorrando dinero.

Anocher con vistas de la Torre Eiffel
Anocher con vistas de la Torre Eiffel

Información sobre la visita a la Torre Eiffel

Los accesos

Los accesos a la Torre Eiffel son las cuatro patas que la componen y en cada una de ellas se forman colas de turistas para comprar las entradas. Es por eso que la mejor opción es reservar las entradas con antelación; de esta manera sólo tendrás que esperar la cola de acceso (imprescindible para que la torre no se sature de visitantes y se pueda disfrutar bien de las vistas) y no también la de las taquillas que son las más largas.

El precio y las entradas

El precio de las entradas para la Torre Eiffel depende de si eliges o no una visita guiada y de si eliges subir a pie por las escaleras o en ascensor. El acceso a la primera planta está incluido en todas las entradas, pero desde allí las vistas no se aprecian en todo su esplendor; para verlas tendrás que subir hasta la segunda planta (a pie o en ascensor según la entrada que compres) o hasta la cúpula (solo accesible en ascensor).

Mi consejo es que merece la pena pagar la diferencia de precio (unos 9 euros) para subir hasta arriba del todo. Una opción intermedia, que para mí es la mejor, es contratar la subida por escaleras hasta la segunda planta y el ascensor hasta la cumbre.

Organiza tu visita a la Torre Eiffel

Cuándo ir

La Torre Eiffel está abierta todos los días del año; de 9 de la mañana hasta la medianoche en verano y de 9 y media de la mañana a 11 de la noche en invierno. A diferencia de muchos museos de París, el monumento no cierra ningún día de la semana, pero sí es posible que se suspenda puntualmente el acceso por reparaciones, condiciones meteorológicas o afluencia de público.

En mi opinión merece la pena ver las vistas tanto de día como de noche y para eso subir antes del atardecer es el mejor momento si no lo quieres hacer en dos veces. Sin embargo, es también uno de los momentos del día en los que más gente hay. Si quieres disfrutar de las vistas con poco público lo mejor es el anochecer y la primera hora de la mañana en caso de que no haya niebla (algo que en París es común y puede “estropearte” las vistas).

Ana’s Traveller Tip

Antes de planificar tu vista, mira el tiempo y asegúrate de que no hay niebla; a primera hora de la mañana es frecuente que la haya en París y no podrás disfrutar igual de las vistas.

Iluminación nocturna

El horario de iluminación de la Torre Eiffel empieza cuando cae la noche. A las horas en punto la torre lanza destellos durante cinco minutos hasta la una de la madrugada; estos destellos se implementaron para celebrar la llegada del año 2000 y todavía siguen activos. Además, en fechas o días señalados la iluminación de la Torre Eiffel cambia, por lo que es bueno que consultes el calendario durante tu viaje por si tienes la oportunidad de ver un tipo de iluminación diferente.

Cómo llegar

La Torre Eiffel es el monumento más céntrico y conocido de París y además se divisa desde prácticamente toda la ciudad. No vas a tener problemas para llegar andando desde cualquier punto del centro mirando un mapa y en transporte público también está excelentemente comunicada. Si utilizas la línea 6 de metro la parada es Bir-Hakeim aunque, si tienes tiempo, yo te recomiendo que vayas caminando desde la parada de Trocadero, en la misma línea.

Duración de la visita

Puedes emplear tanto tiempo como quieras en tu visita a la Torre Eiffel en función de las fotos que quieras hacer y el tiempo que emplees subiendo escaleras o esperando los ascensores. La mayoría de gente suele emplear una hora de media en la visita, pero las visitas guiadas suelen tener una duración aproximada de dos horas ya que se detienen en muchos más detalles y dejan al viajero tiempo libre para disfrutar de la torre a su aire.

Dónde comer en los alrededores

En la Torre Eiffel hay dos bares en los que puedes comprar algo de comida para llevar, una tienda de “macarons” parisinos y dos restaurantes con vistas en los que puedes reservar y disfrutar de la cocina francesa de temporada. Si quieres disfrutar de la experiencia y concederte un lujoso capricho te recomiendo los restaurantes; la comida de los bares es cara y es solo a modo de tentempié.

Si quieres comer por la zona tendrás que alejarte un poco para encontrar restaurantes, pero yo te recomiendo que pidas una fabulosa crepe en el puesto ambulante que hay entre los Campos de Marte y Trocadero ya que allí te los hacen en el momento y sentarte en la zona a disfrutar de las vistas te proporciona una experiencia más auténtica que la de cualquier restaurante común.

La Torre Eiffel con niños

La Torre Eiffel cuenta con medidas de seguridad suficiente para que puedas visitarla con niños. Todas las zonas están protegidas por una reja de seguridad y, mientras tengan cuidado con las escaleras, los niños no corren peligro.

Ana’s Traveller Tip

No te pierdas la vista de la Torre Eiffel desde el Muro de la Paz de los campos de Marte, donde además podrás fotografiarla sin aglomeraciones de gente.

Consejos prácticos para visitar la Torre Eiffel y los alrededores

Tan importante como subir a la Torre Eiffel es observarla desde abajo. La torre está situada entre los Campos de Marte y los jardines del palacio de Trocadero y la zona es ideal para, sobre todo con las buenas temperaturas, recorrerla tranquilamente y con una crepe en la mano. En verano, además, está permitido tumbarse en el césped de los Campos de Marte y al anochecer son muchos los grupos que se reúnen allí para hacer picnic y ver la iluminación de la torre.

Tumbarse allí, sin prisas y simplemente mirar hacia arriba y ver la torre es una experiencia única en París. Si me permites un consejo, ten cuidado con bolsos, mochilas, carteras, etc. Esta zona suele estar bastante concurrida y sobre todo al caer la noche, es frecuente que haya carteristas intentando hacer el agosto a costa de los turistas despistados que descuidan sus pertenencias mientras hacen fotos a la Dama de Hierro.

Por otro lado, además de ser uno de los monumentos más visitados de París, la Torre Eiffel es también uno de los más fotografiados, pero ¿desde dónde sacar las mejores fotos de la Torre Eiffel? Para gustos, colores; yo te propongo varios sitios.

Aprovechando que estás por la zona, quizá es un buen momento para embarcar en uno de los cruceros por el Sena (de hecho, existen paquetes que venden la entrada a la Torre y el crucero por el Sena, de manera que puedes ahorrar al comprarlo junto). Te explico todo en mi artículo de: Los mejores cruceros por el Sena.

Desde Trocadero

Vas a identificar fácilmente el punto porque es aquel en el que coinciden todos los turistas para sacar “la típica foto” con la Torre Eiffel al fondo. Antes estaba permitido subirse al bordillo de las escaleras, pero en los últimos años lo vallaron para proteger la zona y evitar caídas; aun así, es fácil que no aparezca la valla si se utiliza la perspectiva adecuada.

Desde el césped cercano

Lo primero de lo que te vas a dar cuenta cuando veas la Torre Eiffel por primera vez, es que, por más fotos que hayas visto, no te puedes hacer una idea de su tamaño. Fotografiarla entera desde cerca y sin un objetivo de gran angular es prácticamente imposible, pero personalmente me gusta mucho la imagen de la cumbre asomando entre árboles.

Desde el Muro por la Paz

Al final de los Campos de Marte, el “Muro a la Paz” ofrece una bonita perspectiva para fotografiar la Torre Eiffel. El monumento consta de dos paredes acristaladas sobre las que la palabra “Paz” puede leerse en 32 idiomas y 18 alfabetos diferentes.

Desde el Puente de Alejandro III

La baranda de este puente y la ornamentación del mismo, permiten también unas fotos preciosas de la Torre Eiffel con el río de fondo. No dejes de pasear por este puente de la Tercera República francesa que cruza el Sena y desemboca en Los Inválidos.

Desde el resto de París

No hace falta sacar la foto perfecta, encuadrada y cercana de la Torre Eiffel; desde diferentes sitios de París podrás fotografiarla con facilidad debido a su gran tamaño. Prueba a subir al Arco del Triunfo y sacar la foto desde allí o explora la parte trasera del Sacre Coeur para conseguir una perspectiva de la Torre Eiffel iluminando París. Si tienes capacidad de observación, tendrás todo un álbum a tu disposición cuando regreses de tu viaje.

Atracciones con vistas similares a la Torre Eiffel en París

Las vistas que podrás contemplar desde lo alto de la Torre Eiffel son impresionantes y las más altas de París. ¿Significa eso que son las mejores? No necesariamente; aunque subir a la Torre Eiffel es un imprescindible, existen muchos otros sitios de la ciudad desde los que podrás disfrutar de vistas aéreas de París y en muchos de ellos con más detalle que desde lo alto de la Torre Eiffel por el simple motivo de que una menor altura permite apreciar mejor los detalles. Personalmente te recomiendo tres.

Notre Dame

Las gárgolas de la catedral de París dan un aire especial a las vistas de la ciudad. Parece realmente que las gárgolas están vigilando la ciudad y el emplazamiento de la catedral en el centro de París permite apreciar varios de los monumentos de la ciudad.

Torre de Montparnasse

Personalmente, pienso que este es uno de los pocos elementos de París que rompe la estética de la ciudad. ¿Por qué subir entonces? Porque, precisamente, desde lo alto de la torre, situada en el sur de la ciudad, no se ve la propia torre y sí el resto de grandes monumentos de París.

Sacre-Coeur

Quizás sea por el ambiente del barrio de Montmartre, pero lo cierto es que la experiencia de contemplar todo París desde la cima de las escaleras del Sacre-Coeur es una experiencia impresionante que te une aún más con una ciudad que te atrapa incluso antes de pisarla por primera vez. El barrio de Montmartre, en general, es un punto de interés imprescindible que no te puedes perder en tu visita a la ciudad. Yo he escrito una guía sobre Los mejores tours y excursiones en París en la que te cuento cómo visitar este barrio y los lugares que no debes dejar de visitar.

Autobús turístico

Tanto si te decides por una o por varias de las atracciones que tiene París, debes saber que las distancias entre ellas no son cortas, así que no las subestimes. Una buena manera de moverte por la ciudad entre los principales puntos de interés mientras descansas de las inevitables caminatas de tu viaje, es el autobús turístico. Te dejo una guía práctica sobre todo lo que tienes que saber antes de sacar tu billete: Los mejores buses turísticos.

Consejos para tu viaje

Nuestros consejos y los de nuestros viajeros para que vivas tu experiencia al máximo.

Mejores Entradas para subir a la Torre Eiffel