Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

París en primavera

Por clima, eventos, y por como luce París, la primavera es una época maravillosa para visitar la capital de Francia. Los mejores planes que hacer en estos meses los puedes descubrir aquí.

Carlos Bleda

Carlos Bleda

Lectura de 9 minutos

París en primavera

Primavera en París | © Florencia Potter

La primavera en París es indudablemente una de las mejores épocas del año para visitar la ciudad francesa. Esto es gracias a un clima muy agradable con temperaturas suaves y una gran variedad de eventos y actividades propias de estos meses.

Los festivos como la Semana Santa se unen a la preciosa postal primaveral de la ciudad para ofrecernos muchas actividades y eventos al margen de lo más típico que ver y hacer en París. Si quieres o vas a viajar a la histórica ciudad en primavera, en este post te comparto una lista de los mejores planes que hacer en esta época y toda la información útil al respecto.

1. Pasear por sus parques y jardines florecidos.

Jardin des Tuileries | ©Guilhem Vellut
Jardin des Tuileries | ©Guilhem Vellut

París es una ciudad repleta de parques y jardines de mucha belleza y cuyo cuidado efectúan con especial cuidado y mimo. Es en primavera cuando más bonitos lucen estos lugares principalmente por la floración que regala a los paseantes una postal muy colorida y bella.

Hay decenas de parques y jardines perfectos para un agradable paseo primaveral. El jardín de las Tullerías, entre el Louvre y la plaza Concorde, el Parque Montsouris en el sur de la ciudad, el Parque de Belleville en la colina con el mismo nombre y con una de las mejores vistas de la capital o el Parque de Buttes Chaumont situado en una antigua cantera al este de París son algunas de las opciones a considerar.

2. Aprovechar para ir a las terrazas de los cafés del barrio de Montmartre

Barrio de Montmartre | ©Ed Webster
Barrio de Montmartre | ©Ed Webster

Conforme el buen tiempo aterriza en París los parisinos aprovechan para echarse a las calles y disfrutar de aquellos placeres que no pueden experimentar en gran parte del año. Hablo de algo tan simple como tomar un café en una bonita terraza. Un lujo solo reservado a la primavera y el verano, ya que el resto del año las temperaturas no acompañan.

Para disfrutar de ello uno de los mejores lugares es el barrio de Montmartre. En sus empinadas calles se encuentran decenas de las típicas cafeterías parisinas con sus pequeñas terrazas y bonitas fachadas. Un ejemplo es el café des Deux Moulins, cerca del Moulin Rouge, que fue escenario de la famosa película Amelie. Pero hay muchas más que te invito a conocer por las calles del barrio de Montmartre.

Reserva un tour guiado por Montmartre

3. Hacer un picnic primaveral en los jardines de Luxemburgo

Picnic en Luxembourg Gardens | ©Mustang Joe
Picnic en Luxembourg Gardens | ©Mustang Joe

Si preguntas a un parisino de pura cepa cuál es su actividad favorita en primavera existe una probabilidad muy alta de que su respuesta sea hacer un picnic. Es una postal muy típica de París en esta época del año en lugares como en los campos de marte bajo la Torre Eiffel.

Pero de entre todas las opciones en este sentido que podemos visitar en la ciudad francesa, la favorita por los parisinos, y mi recomendación personal, son los jardines de Luxemburgo. Estos céntricos jardines cuentan con una decoración floral muy cuidada y grandes espacios de césped donde hacer los típicos picnics primaverales cuando el tiempo acompaña. Es una actividad imprescindible en la primavera parisina.

4. Celebrar la Semana santa y pascua en París

Basilica Sacre-Coeur | ©Superchilum
Basilica Sacre-Coeur | ©Superchilum

Si escoges las vacaciones de semana santa para viajar a París podrás aprovechar para vivir estas fiestas a la parisina. En este sentido hay dos formas de disfrutarlo. Desde un punto de vista más religioso es una época idónea para visitar las iglesias de la ciudad, que son muchas y muy bellas. La basílica del Sagrado Corazón, La Sainte Chapelle, La iglesia de la Madeleine y por supuesto Notre Dame son las más conocidas y bonitas de la ciudad. Eso sí, el interior de la catedral de Notre Dame no se puede visitar tras el gran incendio que sufrió en el año 2019.

La alternativa típica para disfrutar la pascua tiene más que ver con el sentido del gusto que con el de la vista. Hablo de los famosos huevos y conejos de chocolate típicos de estas fiestas. París es una ciudad pastelera y en sus calles se encuentran cientos de pastelerías que ofrecen estas delicias de chocolate.

5. Aprovechar la conocida Noche de los museos

Fachada del Museo Louvre de Noche | ©Lonni Besançon
Fachada del Museo Louvre de Noche | ©Lonni Besançon

A mediados de mayo, casi para despedir la primavera y dar la bienvenida al verano, tiene lugar una de las noches más mágicas del año en París. La noche de los museos se celebra en todo el país pero es en la capital donde más se disfruta. En dicha noche tenemos la oportunidad de visitar gratuitamente muchos museos y exposiciones por toda París.

En este evento participan también los grandes museos como el museo del Louvre o el museo d’Orsay que también abren sus puerta por la noche. Todo esto se complementa con conciertos y eventos artísticos y culturales por toda la ciudad en itinerario perfecto para disfrutar de la cultura en una noche mágica de la primavera parisina.

Reserva entradas para el Museo del Louvre

6. Vivir dos de los mejores eventos deportivos de París. Roland Garros y el maratón de París.

Maraton de Paris | ©Caravanum
Maraton de Paris | ©Caravanum

La primavera es también tiempo de grandes eventos deportivos. Dos de los más grandes tienen lugar en esta época. El primero de ellos se celebra a comienzos de abril y es el maratón de París. Esta carrera reúne a más de 60.000 corredores y muchos más espectadores en torno al recorrido de la carrera que pasa por lugares tan emblemáticos como Notre Dame, el Louvre o la Torre Eiffel.

El otro gran evento es Roland Garros. El Abierto de Francia de Tenis es uno de los torneos más importantes en el mundo del tenis, el más importante sobre la superficie de tierra batida, y reúne siempre a los mejores tenistas del planeta. Se celebra a finales de mayo y comienzos de junio en las instalaciones del complejo Stade Roland Garros de París.

7. Recorrer las calles de París en bici

Paris en Bicicleta | ©TRAVELBLOG
Paris en Bicicleta | ©TRAVELBLOG

Cuando los árboles florecen, las temperaturas suben y los días son más soleados pasear por París es una auténtica gozada. Hacerlo a pie siempre es recomendable pero restringe mucho la distancia que podemos cubrir. Por ello en primavera una de las opciones recomendadas es alquilar una bici y recorrer París aprovechando el buen tiempo.

Con la tarjeta turística de París Pass puedes coger bicicletas públicas y aprovechar para recorrer el centro o zonas como el complejo del Palacio Real, el barrio de Belleville o incluso coger la bici en la Bastilla y descubrir las afueras de la capital con lugares tan interesantes como el bosque de Vincennes.

Reserva un tour guiado en bicicleta por París

8. Hacer un crucero por el río Sena en el mejor momento del año

Crucero cerca de la Torre Eiffel | ©Heather (Gruber) Williams
Crucero cerca de la Torre Eiffel | ©Heather (Gruber) Williams

Siempre es recomendable conocer París desde diferentes perspectivas. Y una de las más bellas es hacerlo con un crucero por el río Sena. Las temperaturas primaverales son perfectas para ello incluso para hacer un crucero por el Sena de noche.

En el recorrido verás monumentos como los Inválidos, el Museo de Orsay, la Catedral de Notre Dame, el Museo del Louvre, el Gran Palais o la Torre Eiffel. Puedes elegir acompañar tu crucero con una cena a bordo o elegir entre varias opciones y combinaciones. Aquí tienes las mejores opciones de cruceros por el Sena.

Reserva un crucero por el Sena

9. Aprovechar los cielos despejados para ver París desde las alturas

Vista desde la Basílica del Sagrado Corazón | ©Carlos Pinto
Vista desde la Basílica del Sagrado Corazón | ©Carlos Pinto

Ya que conforme avanza la primavera es cada vez más habitual tener días y cielos despejados una de las mejores opciones para aprovechar este hecho es ver París desde las alturas desde los mejores miradores de París.

El más famoso de ellos es, por supuesto, el de la Torre Eiffel. También el de mayor altura pero hay más alternativas como el mirador de la basílica del Sagrado Corazón, el rascacielos de Montparnasse, el segundo edificio del estilo más alto de Francia, o incluso en la terraza superior del Arco del Triunfo. París es más bonita, aún si cabe, desde las alturas.

Reserva entradas para la Torre Eiffel

10. Hacer una excursión a Versalles y sus jardines

Flores y Arboles  | ©Gary Todd
Flores y Arboles | ©Gary Todd

El Palacio de Versalles es una de las excursiones imprescindibles que hacer si viajas a París. El encanto del lugar no solo reside en el palacio, también en los jardines del mismo. Considerados como uno de los más bellos de Europa y del mundo, los jardines reales de Versalles lucen especialmente bonitos en primavera.

La decoración floral es tremendamente bella en esta época y los jardineros ponen especial mimo en que luzcan espectaculares. En estos meses también puedes disfrutar del espectáculo que hacen con las fuentes del palacio jugando con las luces y la música. Una visita primaveral obligada.

Reserva una excursión a Versalles

Las temperaturas de París en primavera

Classique au Vert | ©OTC
Classique au Vert | ©OTC

El clima es uno de los factores fundamentales a la hora de decidir en qué fechas vas a visitar París u otra ciudad. En este sentido la primavera tiene argumentos de sobra para convencerte.

En los meses de marzo, abril y mayo las horas de sol aumentan progresivamente y con ellos la temperatura. De los poco más de 10º de máxima que hay en marzo pasamos a una media de 20º en Mayo pasando por unos 15 en abril. Las temperaturas mínimas suben de los 5 grados en los primeros meses de primavera a unos 10 grados de mínima en mayo. En general, es un clima muy agradable con temperaturas muy suaves.

El único pero que se le puede poner a la primavera, y es una cuestión habitual en casi todos los meses del año, son las precipitaciones. Mayo es uno de los meses más lluviosos del año y en general es casi imposible esquivar la lluvia en primavera.

La afluencia turística de París en primavera

Tomando Foto al Arco del Triunfo en Paris | ©Sebastien Gabriel
Tomando Foto al Arco del Triunfo en Paris | ©Sebastien Gabriel

Los meses de primavera son la antesala al comienzo de la temporada alta de turismo en París que va desde finales de mayo hasta septiembre. En general en los meses de primavera la afluencia turística no es masiva, teniendo en cuenta de que París es una de las ciudades más visitadas del mundo, y no encontrar demasiados problemas para conseguir alojamientos.

La excepción es la semana santa, ya que en este periodo vacacional muchos aprovechan para visitar París y en esas fechas sí que aumenta considerablemente la demanda y la afluencia de turistas.

Los precios de París en primavera

Dinero  | ©cottonbro
Dinero | ©cottonbro

Los precios de los alojamientos y lugares turísticos como París dependen especialmente de la demanda. Puesto que en primavera aún no es temporada alta la demanda no es tan elevada y por tanto los precios se mantienen dentro de lo razonable.

La excepción es en Semana Santa, ya que en muchos lugares son vacaciones y la demanda de alojamientos sube considerablemente. Y con la demanda suben también los precios.

Qué llevar en la maleta para visitar París en primavera

Preparando el Equipaje | ©Vlada Karpovich
Preparando el Equipaje | ©Vlada Karpovich

En primavera puedes experimentar de todo, desde días soleados y agradables hasta días de lluvia y viento. Por todo ello debes hacer tu equipaje a conciencia y estar preparado para varios escenarios. Lo que no debe faltar en tu maleta es:

  • Ropa ligera y cómoda para los días soleados y más primaverales.
  • Algo más de abrigo para los días nublados y para las noches.
  • Calzado cómodo para las largas caminatas que harás por las calles de París.
  • No puede faltar en tu maleta un paraguas o chubasquero por si te pilla la lluvia.