Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Marrakech en enero: guía con itinrerarios, consejos y lo mejor de la ciudad

¿Vas a empezar el año visitando Marrakech? No se me ocurre plan mejor, esta ciudad marroquí se disfruta durante todo el año, pero enero es un mes en el que podrás correr una maratón, hacer esquí o incluso surf.

Ana Caballero

Ana Caballero

Lectura de 11 minutos

Marrakech en enero: guía con itinrerarios, consejos y lo mejor de la ciudad

Edificio de Hormigon en Marrakech | ©Nicolas Postiglioni

Enero es uno de los mejores momentos para viajar a Marrakech por varias razones. Por un lado, el clima te permite huir del frío invierno de Europa para disfrutar de unas temperaturas suaves y visitar la ciudad sin el calor del verano. Por otro lado, al ser temporada baja, en enero Marrakech se visita con más calma, sin tantas aglomeraciones y, sí, también a un precio más bajo.

Aunque en Marrakech, como en el resto de Marruecos, no siguen el calendario occidental, por lo que no celebran festividades como Año Nuevo, es una ciudad cosmopolita con una gran oferta cultural y en enero además muy deportista. ¿Quieres saber por qué? Te cuento qué cosas no puedes perderte si vas a ir a Marrakech en enero.

1. Corre la Maratón de Marrakech en enero

Participando en una Maraton | ©RUN 4 FFWPU
Participando en una Maraton | ©RUN 4 FFWPU

Si eres un gran corredor y nada te apetece más que conocer las ciudades que visitas en una buena carrera, tienes que apuntarte a la Maratón de Marrakech a través de la página oficial. Cada año se celebra a finales de enero y reúne a corredores de todo el mundo que, como tú, aprovechan su viaje a la ciudad marroquí para calzarse las zapatillas y, quizá, mejorar su marca personal.

Enero además es un gran mes para realizar esta maratón y correr por Marrakech, ya que las temperaturas son suaves. Además, el recorrido es bastante rápido y llano.

No solo conocerás la ciudad, sino que formarás parte de una de las maratones más prestigiosas del mundo. ¿Suena bien, verdad? Imagina volver de tu viaje a Marrakech con una carrera más a tus espaldas y la emoción de haber recorrido los lugares más bellos de la ciudad mientras lo hacías.

El recorrido pasa por campos de olivos y palmeras, pero también por la zona más cosmopolita de Marrakech. Seguro que tienes ganas de parar a hacer fotos y contemplar los paisajes, pero por el momento céntrate en cruzar la línea de meta, ¡ya habrá tiempo para descubrir con más calma la ciudad en una excursión!

2. Descubre la historia de Marruecos en el Día del Manifiesto de su Independencia

Recorriendo el Museo de Marrakech | ©Donar Reiskoffer
Recorriendo el Museo de Marrakech | ©Donar Reiskoffer

El 11 de enero se conmemora un día muy importante en la historia de Marruecos: la firma de su Manifiesto de Independencia. Aunque ese día los actos son más bien políticos y no hay desfiles ni grandes celebraciones públicas, creo que es un buen momento para que visites el Museo de Marrakech.

En 1944, 66 personalidades marroquíes firmaron su declaración de independencia y la presentaron al rey Mohammed V y a las autoridades francesas. En un acto de valentía, estas personas manifestaban que el Rey era el único representante del país, solicitaban una constitución y reivindicaban ser libres.

Recorriendo las salas del museo, un antiguo palacio situado en el corazón de la Medina, podrás ser testigo de la historia y la cultura marroquí y comprender la importancia de este día.

Alfombras, armas, elementos decorativos… Son muchos los objetos que encontrarás en tu visita, que además es gratuita, pero sobre todo saldrás entendiendo mejor la historia de miles de años sobre la que se construye una ciudad como Marrakech y un país como Marruecos.

Además, también tendrás oportunidad de pisar su famoso patio que, como cualquiera de un gran palacio marroquí, destaca por su belleza, su decoración y, este en concreto, por una espectacular lámpara que preside la estancia.

Por último, te indico que otra forma de saber más sobre la historia de la ciudad y el país es haciendo un tour guiado por Marrakech. Los guías no solo te llevarán de un lugar a otro sino que te contarán curiosidades y costumbres para que tu viaje sea lo más auténtico posible.

Reserva un tour guiado por Marrakech

3. Vive el Año Nuevo Amazigh en Marrakech

Celebracion del Yennayer | ©Mohamed Baouch
Celebracion del Yennayer | ©Mohamed Baouch

¿Sabías que los países musulmanes siguen un calendario diferente al nuestro? Así es. De hecho, su comienzo de año no coincide con el occidental, que sigue el calendario gregoriano. La buena noticia es que si vas a Marrakech en enero podrás celebrar el Yennayer, es decir, el año nuevo amazigh (término árabe y tradicional para referirse a la cultura bereber), que tiene lugar a mediados de enero.

La fecha exacta varía de un año a otro, ya que el calendario amazigh se rige por los ciclos lunares. Aún así, te recomiendo que mires bien la fecha en la que vas a ir a Marrakech e intentes estar en la ciudad imperial durante el día en el que dan la bienvenida a su nuevo año que, por cierto, tampoco coincide en número con el nuestro (los amaziges comenzaron la cuenta de sus años en nuestro 950 a.C.).

¿Qué celebraciones puedes esperar? Muchos bailes, música y también poesía. Lo que tampoco falta es comida tradicional, que te animo a probar en el zoco, donde encontrarás muchos puestos de comida, o en algún restaurante típico de Marrakech que te recomiendo.

Sin duda, en esta ocasión tan especial no puedes no probar el cuscús, un plato hecho a base de granos de sémola acompañado de verduras y pollo, o el tajine, un estofado que lleva un poco de todo (legumbres, carne, verduras, cereales…) y que se cocina en una olla tradicional.

¡Darás comienzo al Yennayer con el estómago lleno de la mejor comida típica de Marruecos!

Reserva un tour gastronómico por Marrakech

4. Celebra la apertura de la estación de esquí Oukaimeden en enero

Visitando el Oukaimeden | ©simon_music
Visitando el Oukaimeden | ©simon_music

¿Sabías que Marrakech tiene algunas de las mejores pistas del mundo para practicar esquí? Pues sí, así es, y seguro que ahora tienes ganas de descubrirlo este enero, uno de los mejores meses para hacerlo.

Aunque aún no hay demasiadas, a aproximadamente una hora y media de Marrakech se encuentra Oukaimeden, una estación de esquí en plena montaña del Gran Atlas. Sus cumbres nevadas son el destino preferido de los esquiadores, que pasan largas jornadas allí cuando la estación abre en enero.

La única pega es que, aunque dispone de telesillas, puntos de alquiler de material y pistas a diferentes niveles, no es una estación occidental como a las que quizá estás acostumbrado. Mi consejo es que no vayas con expectativas de encontrarte ningún lujo, aunque seguro que disfrutas igual.

Ojo, ten en cuenta que por la zona no hay apenas alojamientos, pero como está cerca de Marrakech, puedes aprovechar para hacer una excursión de un día desde Marrakech y volver cuando cierren las pistas. Te merecerá la pena si vas a estar un mínimo de tres días en Marrakech.

5. Contempla la recolección de la oliva en el Jardín de la Menara

Atardecer en el Jardín de la Menara | ©محمد بوعلام عصامي
Atardecer en el Jardín de la Menara | ©محمد بوعلام عصامي

La belleza de este jardín no puede describirse, y si no me crees espera a verlo con tus propios ojos. A los pies del Atlas, el Jardín de la Menara actúa como un remanso de paz para romper con el ajetreo y el movimiento que supone moverse por Marrakech. Si hay algo que llamará la atención, te puedo asegurar que será su estanque artificial, de más de 150 metros cuadrados.

No solo llamará tu atención por lo bonito que es, sino por el sistema que, después de nueve siglos desde que se implantó, sigue aprovechando el agua del deshielo del Atlas para regar los olivos que crecen a su alrededor.

En enero concretamente podrás comprobar el fruto de este sistema, y nunca mejor dicho, porque este mes termina la recolección de las olivas verdes, rosas y negras. Lo más mágico del Jardín de la Menara es cómo cambia de mes a mes, de estación a estación, y ser testigo de ello. ¿Te lo vas a perder?

6. Alquila un Riad aprovechando la temporada baja en Marrakech

Un riads de Marruecos | ©Catherine Pioh
Un riads de Marruecos | ©Catherine Pioh

¿No sabes lo que es un Riad? En cuanto lo sepas querrás dormir al menos una noche en uno. Los Riads son antiguos palacetes o villas que actualmente se usan como alojamiento turístico y cuyos precios bajan a principios de año, durante el invierno de Marrakech.

Dispuestas alrededor de un patio central con una fuente, cada habitación del Riad es un tesoro. Llenas de azulejos, plantas, arcos… Te pasarás largos ratos contemplando cada detalle de la cuidada decoración.

Quizá habías pensando en quedarte en un hotel, pero la experiencia del Riad es mucho más auténtica. Tus anfitriones serán mucho más cercanos, ofreciéndote todo lo que necesites para estar a gusto, incluidos losmejores platos típicos de Marruecos, y así aprovechar al máximo tu estancia en Marrakech. Además en esta época los precios son más bajos, lo que hará más asequible tu estancia en un Riad.

7. Haz una excursión al desierto y no pases calor en enero

Visitando Merzouga | ©Jeff Jewiss
Visitando Merzouga | ©Jeff Jewiss

¿Quieres recorrer el desierto de Marrakech pero te frena el calor? Aprovecha que vas a visitar la ciudad en enero, cuando las temperaturas no son nada sofocantes. Además, es una época de menos afluencia turística, por lo que podrás disfrutar del desierto con más calma. Desde Marrakech, te quedarás impresionado cuando pases por Ouarzazate, la “puerta del desierto” que te conduce al Sáhara, donde recorrerás un paisaje de dunas de casi 200 metros de altura.

Aunque es cierto que las temperaturas son más bajas en enero, no pienses que por hacer más frío va a llover, lo que sin duda estropearía tu excursión al desierto de Marruecos, ya que en las zonas interiores el clima es mucho más seco y casi no hay lluvias en enero. Eso sí, recuerda que en el desierto por la noche las temperaturas bajan bruscamente, así que asegúrate de llevar ropa suficiente si decides dormir en el desierto de Marruecos o vas a realizar una excursión de más de un día.

Reserva tu excursión al desierto de Marrakech

8. Celebra el Año Nuevo con una comida festiva en Marrakech y el espectáculo de la plaza El Fna

Djemaa El Fna | ©F Mira
Djemaa El Fna | ©F Mira

Aunque en Marrakech, como en el resto de Marruecos, cambian de año según el calendario lunar, la llegada de turistas occidentales ha hecho que la ciudad también celebre el Año Nuevo del calendario gregoriano (el que rige nuestro calendario). ¿Qué mejor que cambiar de año en esta ciudad imperial?

No esperes grandes festividades ni decoraciones, pero el 1 de enero es un gran día para celebrar el nuevo año con una comida típica en Marrakech. ¿Cuál será el menú? Depende de a dónde vayas, pero te recomiendo ir a un restaurante totalmente tradicional en el que cocinen en un tajine. Estos utensilios de cocina son cazuelas de cerámica con una tapa cónica y en ellas se cocinan guisos de verduras, pollo y también la famosa sopa harirah, uno de los platos más importantes de la cultura marroquí que se elabora con cereales, legumbres, verduras, carne y, como no, una combinación de especias perfecta.

Para empezar el año y enero con buen pie, nada como celebrar en la Plaza El Fna, donde cada noche, y especialmente esta, se forma un fabuloso espectáculo con acróbatas, ilusionistas, luces y bailes.

¿Vas a dejar pasar un final de año tan mágico?

9. Practica surf y disfruta de las olas en pleno enero

Surfiando en Marrakech | ©Filipe WTA
Surfiando en Marrakech | ©Filipe WTA

Enero también es un buen mes para los surferos que viajan a Marrakech, y es que las temperaturas suaves (entre 8ºC y 20ºC) y la calidad de sus playas hacen de esta ciudad imperial un destino idílico para practicar surf.

Además, enero es un mes en el que en Europa el frío impide sacar la tabla, por lo que aprovecha tu viaje a Marrakech para coger algunas olas mientras contemplas la belleza de los paisajes costeros de la zona. Eso sí, por muy bueno que sea el clima y las espectaculares olas que podrás surfear, no olvides que estás en aguas atlánticas, que se conocen por lo frías que están, así que no olvides meter en la maleta uno de tus mejores neoprenos.

¿Qué playas te recomiendo? Sin duda, cualquiera de la ciudad de Essaouira, conocida como la Perla del Atlántico por su belleza y la tranquilidad que en ella se respira. Para reponer fuerzas tras una jornada surfera, mi consejo es que acudas a uno de los restaurantes de la zona y pidas un buen plato de pescado. Essaouira es una ciudad con un puerto pesquero espectacular por lo que la calidad del pescado es magnífica.

Aunque puedes ir por tu cuenta (Essaouira está a aproximadamente 2 horas y media de Marrakech), te recomiendo ir con una excursión organizada desde Marrakech para descubrir toda la ciudad, más allá de sus playas y olas.

10. Contempla la cordillera del Atlas nevado a lo lejos

Montañas de Atlas | ©Spixey
Montañas de Atlas | ©Spixey

Marrakech se encuentra a los pies del Atlas, una cordillera imponente que recorta el noroeste de África. Estés donde estés, seguro que notas o puedes ver su presencia a lo lejos, pero si hay un lugar en Marrakech donde el Atlas tiene mayor protagonismo es desde los Jardines de Menara.

La ventaja de hacer esta visita en enero y no en otro mes es que las posibilidades de que el Atlas esté cubierto por un telón de nieve son muy altas. Lo más increíble es que el blanco tan puro propio del invierno marrakechí se camufla entre el claro azul del cielo y las nubes, creando un lienzo perfecto. Te prometo que el romanticismo y la majestuosidad de ese paisaje es insólito. ¡No querrás dejar de hacerle fotos!

Reserva tu excursión en Marrakech

El clima de Marrakech en enero

En los Jardines Majorelle | ©Jean-Pierre Dalbéra
En los Jardines Majorelle | ©Jean-Pierre Dalbéra

Enero es uno de los meses predilectos por los turistas para ir a Marrakech precisamente por su clima. Durante el verano es una ciudad calurosa y algo sofocante, por lo que enero permite disfrutarla con una ligera brisa, cielos despejados y unas 10 horas de luz al día.

Además, Marrakech es una ciudad del interior de Marruecos, por lo que las lluvias son muy pocas. De hecho, las estadísticas apuntan a que solo llueve 3 días durante este mes, aproximadamente.

En definitiva, enero es un mes magnífico para conocer Marrakech. Durante el día podrás ir incluso en manga corta, ya que la temperatura media ronda los 12ºC, alcanzando máxima de aproximadamente 20ºC. Por la noche, eso sí, no olvides alguna prenda de abrigo, ya que los cambios de temperatura son algo súbitos y, aunque no te helarás, pueden llegar a los 6ºC.

Disfruta de la temporada baja de enero en Marrakech

Acampando en Zagora | ©ismail el youssefi
Acampando en Zagora | ©ismail el youssefi

La bajada del número de turistas que viajan a Marrakech en enero y el hecho de que no es temporada alta, hacen que este mes los precios sean más bajos. Te recomiendo que, sabiéndolo, consideres dormir en Riads, antiguos palacetes reconvertidos en alojamientos al más puro estilo tradicional. Quizá en otra época del año los Riads tienen un precio superior, pero en enero tendrás precios equiparables a los de cualquier hotel.

Más allá de los precios de alojamientos o transportes, enero es uno de los meses con menos turismo en Marrakech, lo que implica menos aglomeraciones en los lugares más visitados. Si quieres recorrer la ciudad, perderte en su Medina o visitar sus muchos museos sin tanta gente a tu alrededor, enero es el momento para hacerlo. Además, si reservas una excursión con guía no solo podrás contemplar la ciudad con tranquilidad, sino que tendrás una explicación de todo lo que vayas viendo, algo imprescindible para conocer de primera mano la cultura de Marrakech.