Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Roma en junio: itinerarios, consejos, cosas que hacer...

Roma en junio se llena de actividad y de festivales. Con la llegada del verano, la Ciudad Eterna presenta sus mejores galas para que todos sus visitantes disfruten de sus fiestas, gastronomía, cultura y monumentos.

Ana Caballero

Ana Caballero

Lectura de 10 minutos

Roma en junio: itinerarios, consejos, cosas que hacer...

Apertura del Coliseo Romano por todo lo alto | © Giorgio

Un viejo dicho romano afirma que Roma, non basta una vita per scoprirla, esto es, “Una vida no es suficiente para descubrir Roma. Eso sí; los visitantes deben seleccionar muy bien lo que quieren ver para aprovechar bien su tiempo en la ciudad.

Los afortunados que viajen en el mes de junio van a gozar de un clima aún no demasiado caluroso, perfecto para pasear por todos los rincones de la capital italiana. Además, los días se alargan y los romanos salen a la calle para disfrutar de las actividades que jalonan estas fechas. Entre las más conocidas se encuentran la celebración del Día de la República, la festividad de San Pedro y San Pablo y el gran festival del Estate Romana.

1. Festa de la Repubblica

Militares del Desfile en la Festa della Repubblica | ©Rich Bartell
Militares del Desfile en la Festa della Repubblica | ©Rich Bartell

Si estás en Roma el día 2 de junio podrás ser testigo de una de las celebraciones más importantes de todo el país: la Festa della Repubblica (Fiesta de la República). Durante todo ese día se celebran múltiples actividades por toda la ciudad.

La más concurrida es, sin duda, el gran desfile militar que recorre algunas de sus calles, pero si no eres aficionado a este tipo de desfiles también podrás aprovechar para disfrutar de las actividades culturales y gastronómicas que tienen lugar en esa fecha.

En la tarde del 2 de junio podrás acceder gratis a los jardines del Palacio del Quirinal, una de las residencias oficiales del presidente de la República. Además de la belleza de los propios jardines, durante la visita podrás escuchar la música interpretada por varias bandas militares.

Eso sí, ten en cuenta que, como día festivo, ese día cierran los bancos y muchos museos. Además, la gran afluencia de público por las calles romanas puede llegar a hacer difícil encontrar donde comer. Si necesitas ayuda, aquí puedes ver el artículo con los mejores restaurantes de Roma.

Reserva un tour gastronómico por Roma

2. Día de San Pedro y San Pablo

Vista de la Basílica de San Pedro | ©Michał Kostrzyński
Vista de la Basílica de San Pedro | ©Michał Kostrzyński

En el ámbito religioso, ese día se celebran misas especiales en la impresionante Basílica de San Pedro en el Vaticano y en la no menos interesante San Paolo Fuori Le Mura. La primera de estas misas es abierta al público aunque es recomendable reservar con antelación. En caso de no poder encontrar entrada, siempre puedes ver la ceremonia en la pantalla que se coloca en la Plaza de San Pedro.

Estas misas no son los únicos eventos que tienen lugar durante ese día. Posiblemente lo más espectacular es el espectáculo de fuegos artificiales que tiene lugar durante la noche. La propia historia de estos fuegos merece una mención aparte: fueron creados por Miguel Ángel y, en sus primeros años, tenían lugar en el Castillo de Sant'Angelo.

Su fama fue creciendo hasta el punto de que visitantes de toda Europa acudían a Roma para contemplarlos. El mejor lugar para contemplar los fuegos artificiales es la Piazza del Popolo. Asegurate de llegar a tiempo para poder encontrar un sitio.

Por otra parte, es bastante habitual que los romanos aprovechen este día para realizar alguna excursión corta. Aquí te dejo algunas de las más interesantes excursiones por Roma por si te animas a imitar a los locales.

Reserva entradas para la Basílica de San Pedro

3. Corpus Domini

Basilica de San Juan en Roma | ©Cristian Martinez
Basilica de San Juan en Roma | ©Cristian Martinez

Esta festividad no tiene una fecha fija, ya que se celebra 60 días después de la Pascua. Los católicos dedican ese día a honrar la Sagrada Eucaristía y las misas principales tienen lugar en el propio Vaticano.

Ese mismo día se desarrolla una procesión que transcurre desde la Basílica de San Juan hasta Santa María Maggiori y que está encabezada por el propio Papa.

Muchas ciudades de Italia celebran este día creando la denominada infiorata, una preciosa alfombra de flores. Si quieres contemplarla, solo hay que dirigirse al sur de la ciudad, a la localidad de Genzano.

Una de las consecuencias de esta festividad es la enorme afluencia de público en el Vaticano. Por ese motivo, posiblemente no sea el mejor día para visitar los monumentos que allí se encuentran.

Para el resto de los días, recuerda que es interesante estudiar las opciones que ofrecen la Omnia Card y el Roma Pass, dos tarjetas turísticas de Roma que permiten acceder a precios reducidos tanto al Vaticano como a otros monumentos.

Reserva tu tarjeta turística de Roma

4. Estate Romana

Castel Sant’Angelo parte del Festival Estate Roma | ©Diego Albero Román
Castel Sant’Angelo parte del Festival Estate Roma | ©Diego Albero Román

El Estate Romana es el gran festival estival de Roma. Las actividades se prolongan desde el mes de junio hasta septiembre y engloban desde conciertos hasta ferias del libro, espectáculos de danza o apertura nocturna de varios museos.

Todas estas actividades son un gran foco de atracción para locales y visitantes, sobre todo durante el mes de junio cuando las temperaturas aún no son tan elevadas. Algunas de las opciones más interesantes que se pueden encontrar en Roma durante estas fechas son las siguientes:

  • Los conciertos al aire libre organizados por el Teatro dell'Opera. Merecen especialmente la pena los que tienen lugar en las Termas de Caracalla.

  • Festival Invito alla Danza, celebrado en Villa Massimo

  • Las noches musicales en Castel Sant’Angelo

  • Música y obras dramáticas en el teatro romano de Ostia Antica

  • Los conciertos de Villa Adriana

5. Lungo il tevere

Festival Lungo il tevere | ©Stefano Costantini
Festival Lungo il tevere | ©Stefano Costantini

Lungo il Tevere (A lo largo del Tiber, en español) es otro de los festivales de verano celebrados en Roma. En este caso, como indica su nombre, las actividades se desarrollan en la orilla del río que atraviesa la ciudad.

Visitar este festival hará las delicias de los amantes de la gastronomía, artesanía y música en vivo. Los niños también tienen su lugar, ya que se realizan algunos juegos dedicados a ellos y otras actividades infantiles.

Las actividades tienen lugar en el lado oeste del Tiber. Para alcanzar la zona en la que se desarrollan las actividades hay que bajar por las escaleras que bajan a la orilla y existe un acceso especial para sillas de ruedas en Lungotevere Ripa.

La zona del río que va desde el Ponte Sublicio al Ponte Sisto está repleta de bares, restaurantes, exposiciones de arte y lugares de venta de artesanía. Por si esto fuera poco, desde allí se pueden disfrutar de las impresionantes vistas de las cúpulas iluminadas de la ciudad.

Joaquín's Traveller Tip

Imita a los romanos parando durante la noche en uno de los quioscos que venden un zumo de fruta granizado llamado pica grattacheccha.

6. Festa di San Giovanni

Actividades de la Festa di San Giovanni | ©vicariatusurbis
Actividades de la Festa di San Giovanni | ©vicariatusurbis

Aunque durante unos años perdió importancia, en la actualidad se está recuperando la celebración de la fiesta de San Juan, el 24 de junio, en las inmediaciones de la basílica de San Juan de Letrán. Durante ese día, el barrio recibe una gran multitud de visitantes que degustan especialidades como la porchetta o los caracoles.

Más tarde, cuando anochece, la plaza se ilumina con antorchas, se celebran conciertos y se lanzan fuegos artificiales.

En su inicio, esta fiesta era una de las principales de Roma y comenzaba durante la llamada “noche de las brujas”, la que iba del 23 al 24. Según la leyenda, al llegar la oscuridad las brujas salían a las calles para intentar capturar almas.

Todos los romanos salían también a la calle, con linternas y antorchas, y se dirigían a la basílica de San Juan de Letrán. Allí le rogaban al santo y comían caracoles en los mesones. Durante esas horas, toda Roma estallaba en ruido de tambores, petardos o campanas con la intención de asustar a las brujas.

7. Isola del Cinema

Preparando el Festival | ©Larry Koester
Preparando el Festival | ©Larry Koester

A partir de mediados de junio tiene lugar un festival de cine que se prolonga hasta el mes de septiembre, durante unas 80 noches. Las proyecciones se realizan en la isla Tiberina, lo que da nombre al evento.

Uno de los atractivos de este festival es que todas las películas (italianas y extranjeras) son proyectadas en cines al aire libre. Prueba del éxito de esta actividad son los 250 000 visitantes, entre turistas y locales, que acudieron en el año 2019.

Esta asistencia masiva hace que sea recomendable comprar las entradas, cuyo coste son unos 6 euros, con antelación.

8. Festival All’Ombra del Colosseo

Vista lateral del Coliseo | ©Den Harrson
Vista lateral del Coliseo | ©Den Harrson

La combinación de uno de los monumentos más conocidos y admirados del mundo con el entretenimiento nocturno es algo a lo que pocos pueden resistirse. Así, cada verano, Roma ofrece la posibilidad de disfrutar de sus noches en el el festival All’Ombra del Colosseo.

El festival tiene lugar entre los meses de junio y septiembre, en pleno verano romano. En esas noches estivales, visitantes y locales pueden encontrar todo tipo de actividades: restaurantes, espectáculos cómicos, accesos a las piscinas de las azoteas, bares, etc.

En total, All’Ombra del Colosseo ofrece alrededor de 950 actuaciones. Además, durante ellas se puede disfrutar de la gastronomía italiana, tanto la más tradicional como la más moderna.

Sin embargo, lo que realmente diferencia All'Ombra del Colosseo es el lugar en el que se celebra: justo al lado del Coliseo. Este maravilloso entorno pone el broche de oro a todas las actividades que allí tienen lugar.

Si tras ver estos espectáculos te has convencido de que debes entrar en el Coliseo para ver su interior, te recuerdo que es mejor comprar las entradas con antelación.

Reserva una visita al Coliseo, al Foro y al Monte Palatino

9. Disfruta de los parques en su mejor época

Atardecer en el Giardino degli Aranci | ©Mark Radford
Atardecer en el Giardino degli Aranci | ©Mark Radford

Roma es sobradamente conocida por su herencia clásica y renacentista. Casi todos asociamos la ciudad a sus iglesias, fuentes, restos romanos o plazas, pero la ciudad también posee bellos jardines por los que pasear, como estos que podéis ver en este artículo sobre los mejores parques de Roma

El mes de junio es uno de los mejores para perderse en sus espectaculares jardines, como los de la Villa Borghese. En ellos encontraras un pequeño zoológico, un lago, una zona de juegos infantiles y, como no, la famosa Galería Borghese.

Otro lugar interesante para los que busquen un rato de tranquilidad lejos del bullicio propio de Roma en el Jardín Botánico de Roma, situado en el Trastevere. Si quieres aprovechar para ver el barrio, te puede venir bien este artículo sobre qué ver y qué hacer en el Trastevere.

Por otra parte, junio es también el mes en el que el fantástico Jardín de las Rosas, situado en la colina Aventino, se encuentra en su mejor momento. No solo disfrutarás de las rosas y de la tranquilidad, sino también de unas impresionantes vistas a los palacios de Roma.

Compra entradas para la Galería Borghese

10. Disfruta de la Roma nocturna

Recorriendo Roma de Noche | ©Anelale Najera
Recorriendo Roma de Noche | ©Anelale Najera

Los romanos, como muchos pueblos mediterráneos, tratan de evitar el calor del día y concentran buena parte de su ocio en la noche. Por ese motivo, junio es el mes ideal para disfrutar de la Roma nocturna.

Pasear por la famosas plazas de Roma durante las noches de junio es uno de los grandes placeres que los visitantes van a encontrar en la ciudad. Además, algunos de los monumentos más importantes, como el Castillo de San'Angelo o el Coliseo, abren algunos días para recibir visitas nocturnas.

Si no quieres perderte la Roma nocturna, pero prefieres hacerlo con un guía, existen tours nocturnos que permiten contemplar las maravillas de la Ciudad Eterna cuando se pone el Sol.

Reserva un tour nocturno en Segway por Roma

Las temperaturas en Junio en Roma

Noche lluviosa en Roma | ©Gabriella Clare Marino
Noche lluviosa en Roma | ©Gabriella Clare Marino

El tiempo en Roma en el mes de junio todavía no alcanza las altas temperaturas características de su verano. El promedio de las altas se sitúa entre los 27ºC y los 29ºC, mientras que las mínimas se quedan en un rango de entre 17ºC y 18ºC.

Por otra parte, las lluvias pueden hacer acto de presencia en la capital italiana durante el mes de junio, ya que el promedio histórico indica que suele haber unos 10 días de precipitaciones en la ciudad.

Lo mejor para estar seguro del tiempo que os espera en vuestra visita a Roma es visitar esta página de pronósticos meteorológicos unos días antes de vuestra partida.

Qué ropa llevar si se visita Roma en Junio

Organizando el equipaje | ©Vlada Karpovich
Organizando el equipaje | ©Vlada Karpovich

Como he apuntado, siempre es recomendable comprobar el tiempo que va a hacer antes de comenzar el viaje. En líneas generales, si se viaja a Roma en junio se debe llevar ropa ligera y fresca, aunque nunca está de más incluir algún jersey fino o prenda similar por si alguna noche refresca más de la cuenta para vuestro gusto.

Es también fundamental que los zapatos que llevéis sean muy cómodos, ya que Roma es una ciudad ideal para disfrutar de largos paseos a pie.

Afluencia de turistas en Roma en junio

La Plaza de Campi de Fiori | ©Wikimedia
La Plaza de Campi de Fiori | ©Wikimedia

Desde hace ya bastantes años, el concepto de temporada alta en Roma se ha diluido mucho. Ahora es habitual encontrar un gran número de visitantes durante todo el año, incluidos los meses más fríos del invierno.

Sin embargo, esto no impide que el verano siga siendo la época en la que más turistas recibe la ciudad. En este sentido, el mes de junio se considera como el comienzo de esa temporada, aunque sin llegar a las aglomeraciones más propias de julio y agosto.

Las fiestas de las que he hablado anteriormente hacen, no obstante, que las calles de la ciudad se llenen también de romanos y de italianos llegados de otras localidades, por lo que es normal encontrar grandes multitudes en las zonas más turísticas.

Tradicionalmente, los precios de hoteles y otros servicios turísticos comienzan a incrementarse en el mes de junio debido a la alta demanda. Por eso, si tenéis pensado visitar Roma en esas fechas es fundamental organizar vuestras actividades y reservar el alojamiento con cierta antelación.