Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Castel Gandolfo desde Roma: cómo visitarlo, qué hacer, tours...

Roma es un destino increíble para descubrir la historia de la civilización antigua de occidente , degustar la exquisita gastronomía italiana, recorrer las plazas y fuentes, tan característicos de la arquitectura itálica, y disfrutar la cultura Romana en todo su esplendor

Ivana Nazareno

Ivana Nazareno

Lectura de 12 minutos

Castel Gandolfo desde Roma: cómo visitarlo, qué hacer, tours...

Irene de Miguel

Roma es sin lugar a dudas un destino fascinante, pero en algunas ocasiones el bullicio de sus calles y el caos del tránsito hacen que muchos turistas busquen una tarde o día más tranquilo y relajante en poblaciones cercanas. Es en este preciso escenario cuando entra en escena Castel Gandolfo, una pequeña localidad situada a solo 18 kilómetros al sureste de Roma y a orillas del lago Albano.

El pueblo es conocido mundialmente por ser el lugar escogido por el Vaticano como residencia de vacaciones. ¡Si el Papa lo eligió como su casa de verano, entonces Castel Gandolfo tiene que ser bastante bonito! ¿verdad? De hecho, la excursión principal para hacer en el pueblo es realizar una visita a la residencia papal y a sus amplios jardines con todo tipo de flores y árboles.

A continuación te voy a contar las mejores actividades para hacer en Castel Gandolfo desde Roma. Además, te invito a leer el siguiente post acerca de qué hacer y ver en Roma, para una experiencia completa en tu viaje.

1. Visita el Palacio Pontificio y los Jardines de la residencia.

Castel Gandolfo ha sido un retiro papal de verano desde que el Papa Urbano VIII construyó una hermosa residencia en el siglo XVII. En la actualidad , no importa la religión que profesen los turistas, el sitio se ha convertido en un lugar de culto e historia pura.

El Papa Francisco ha abierto el Palacio Papal y los llamativos jardines a los visitantes de todo el mundo. Por otro lado, te recomiendo el siguiente artículo si lo que te interesa es saber más de visitas guiadas al Vaticano.

Puedes obtener las entradas en el sitio oficial de los Museos Vaticanos, inclusive con varios meses de anticipación.

Qué puedes hacer dentro de la residencia papal

  • Admirar la fuente de Bernini:. Fue diseñada por el maestro renacentista Gian Lorenzo Bernini.
  • Conoce el museo que se encuentra ubicado en la planta inferior de la residencia con toda la información de los papas de los últimos 5 siglos.
  • En la última planta se encuentra el alojamiento exclusivo de los Papas y podrás recorrerlo entero para sentir cómo viven los pontífices sus retiros de vacaciones.
  • Camina por los bellos jardines Barberini y detente a respirar el aire puro que emana de la naturaleza libre de smog y ruido.
  • Almuerza productos locales producidos en la granja del Papa.

Horarios y recomendaciones

La Residencia papal tiene horarios específicos y cambiantes día a día, con cierres a las 14:00, a las 17:30 o 18:30. Mientras que la apertura es en general a las 8:30, aunque en algunas fechas se abre a las 10:00.

También es importante que tengas en cuenta que existen días de cierre, siendo diciembre y enero los meses con más días sin apertura. Lo positivo es que todo se encuentra debidamente planificado, y puedes verificar aquí los horarios de apertura y cierre de cada día del año .

Requisitos de entrada a la villa papal y consejos para disfrutar la experiencia

  • Evita usar pantalones cortos y camisetas sin mangas.
  • Trae tus propios auriculares o AirPods para que puedas conectarlos al dispositivo de audioguía y tener las manos libres para poder tomar fotos.
  • Como casi en todos los sitios históricos de Italia está permitido tomar fotos, pero no se permite el uso de flash. Los palos para selfies y los trípodes no están permitidos dentro del Palacio Papal.
  • No se permiten bolsos y maletas grandes.
  • No se permiten sombrillas grandes.
  • Está prohibido fumar en cualquier lugar del Palacio Papal y los Jardines.
  • No puedes llevar comida dentro del lugar.

Reserva una visita guiada a la residencia de verano del Papa

2. Pasea en Kayak por las aguas del lago Albano

La pequeña localidad de Castel Gandolfo se encuentra emplazada en la orilla de un hermoso lago de aguas tranquilas e ideales para disfrutar de actividades acuáticas.

Así, vas a poder pasear en kayak mientras descubres la historia del lugar, los restos de una antigua civilización prehistórica y el viejo puerto romano de Villa de Domiciano.

Esta excursión es ideal para contemplar la belleza de la naturaleza sobre las cristalinas aguas del Lago Albano, pero en los meses de verano y primavera podrás bañarte en las aguas que han servido de respiro a muchos Papas en la antigüedad.

¡No olvides llevar tu mejor traje de baño!

Reserva una visita guiada a la residencia de verano del Papa

3. Pedalea en bicicleta por los campos hasta llegar a Castel Gandolfo

Recorrer la Vía Appia , una de las calles más atractivas de la antigua Roma con una bicicleta eléctrica o normal, mientras vas conociendo la historia de las ruinas y mausoleos romanas es una experiencia gratificante y muy interesante ya que combina actividad física y cultura.

Este camino tiene un recorrido de 12,8 km, y lo podrás realizar en aproximadamente una hora. Te sugiero que veas la mejor ruta en Google Maps en el momento de realizar el trayecto, ya que por ejemplo en el tramo inicial, desde Via Appia Antica hasta Via del Casale della Sergetta, puede tener algunos tramos cerrados en ciertos días u horarios.

Llegarás al pueblo de Castel Gandolfo en donde podrás recorrer las calles del casco antiguo , entrar a las pequeñas tiendas y degustar la gastronomía local acompañado de un vino tinto excepcional.

Si eres un apasionado de este medio de transporte, te recomiendo la lectura de este artículo, acerca de los mejores tours en bicicleta de Roma.

Reserva una visita guiada a la residencia de verano del Papa

4. Visita la Iglesia de San Tommaso da Villanova

La famosa edificación se encuentra ubicada en la plaza principal de Castel Gandolfo, justo afuera del Palacio Papal. Esta encantadora iglesia fue diseñada por Bernini y construida entre los años 1658 y 1661.

Podrás observar un intrincado trabajo de estuco, y deleitarte con las pinturas de Pietro da Cortona
en el que se encuentran en el interior. La entrada es gratuita, y por lo general los turistas permanecen allí desde unos minutos, hasta una hora.

Sin lugar a dudas, Italia respira historia por donde vayas, y Castel Gandolfo no te dejará con las ganas de datos interesantes, cultura y construcciones antiguas!

Reserva una visita guiada a la residencia de verano del Papa

5. Almuerza con vistas al lago Albano

Los romanos llegaban a Castel Gandolfo, escapando de la rutina de Roma, en búsqueda de un poco de aire fresco y las vistas del lago.

A lo largo de la línea de la orilla del lago podrás encontrar restaurantes que sirven auténticas pastas italianas con vistas panorámicas asombrosas.

Traveller Tip

Para poder retratar desde arriba todo el pueblo y el lago de fondo te recomiendo caminar colina arriba hasta los sitios gastronómicos que estén ubicados en lo alto.

Atrévete con la buena comida

Italia es un destino perfecto para los amantes de la comida, y Castel Gandolfo no defraudará en este sentido. Aquí podrás saborear platos de la tradición romana en agradables restaurantes con vistas al lago.

El Ristorante Pagnanelli es, sin lugar a duda, el restaurante más conocido de la ciudad, un espacio querido por los lugareños y con unas vistas alucinantes.

El restaurante lo lleva adelante la familia Pagnanelli desde el año 1882 y en él podrás degustar deliciosos platos de pescado fresco, platos clásicos de carne y verduras, y todos ellos acompañado de una increíble selección de vinos.

Luego de disfrutar un rico almuerzo y cargar energías puedes optar por recorrer alguna de las rutas de senderismo que tiene el pueblo.

Reserva una visita guiada a la residencia de verano del Papa con almuerzo

6. Explora el centro de la ciudad

Castel Gandolfo es pequeño. pero bonito, y no debes perder la oportunidad de pasear por las calles del centro de la ciudad.

Desde pequeñas plazas hasta amplias vistas sobre el lago, este es un lugar fantástico para alejarse del caos de Roma, pero también para conocer la esencia de los pobladores locales, sus costumbres y cultura.

Entre los principales lugares de interés se encuentra la Piazza della Libertà, donde encontrarás una gran variedad de pequeños cafés y tiendas de souvenirs, así como restaurantes donde podrás comer al aire libre con vistas al lago.

En Piazza della Libertà también encontrarás la hermosa Fuente de Bernini y el primer buzón de correos del mundo o al menos eso es lo que dicen los locales.

7. Aprovecha para realizar una exquisita cata de vinos

El área de Castelli Romani, donde se encuentra Castel Gandolfo, es famosa por sus célebres vinos, y mientras estés allí definitivamente deberías aprovechar la oportunidad de hacer una pequeña cata de vinos.

Existen numerosas bodegas y tiendas que ofrecen el servicio, como por ejemplo Casale Marchese, con una historia familiar que se remonta hasta el siglo XIV.

También es posible contratar una excursión para hacer un recorrido por los viñedos de la zona y aprender sobre la recolección de la vid , el tiempo de estacionamiento y todos los secretos de la enología italiana.

Si dispones de poco tiempo en el pueblo puedes ir directamente a “Art e Vino”, un pequeño y encantador bar de vinos donde también podrás degustar algunos platos locales.

8. Camina a lo largo de todo el lago Albano

El pueblo de Castel Gandolfo está ubicado en medio de colinas zigzagueantes, y para llegar al lago Albano es necesario atravesar un empinado recorrido desde la parte alta del pueblo donde se encuentra la plaza principal a las orillas del lago.

El camino que bordea el lago está repleto de restaurantes y bares por un lado y de clubes de playa por el otro.

La caminata entera no te llevará más de 2 horas, pero puedes ir parando en el camino para beber un café, refrescarte con un helado o bien llevarte un souvenir de recuerdo.

En los meses más cálidos, sobre la negra arena volcánica podrás encontrar tumbonas y sombrillas para disfrutar un día soleado y zambullirse en las vigorizantes aguas del lago.
¡Lo que se dice, la dolce vita italiana!

Traveller Tip

Si eres un espíritu inquieto y amas la aventura puedes alquilar botes, hidropedales y kayaks para recorrer todo el ancho y largo del lago. También hay bicicletas para explorar los bosques y alrededores con total libertad y diversión.

9. Disfruta de un increíble paseo autoguiado por los Jardines Barberini y las villas de verano de Castel Gandolfo

Si amaste visitar el Vaticano y adentrarte en su historia e impresionantes obras de arte seguramente querrás aumentar tu experiencia con este paseo que te llevará por los orígenes de los primeros poblados romanos y podrás conocer los viñedos, huertas y campos de olivos que cada pontífice disfrutará durante las calurosas tardes del verano.

Reserva una visita guiada por el Vaticano

10. Visita y descubre Ariccia y Nemi dos castillos romanos muy cerca de Castel Gandolfo

Emplazados en la antigua región de Lazio Vetus, está área que bordea Roma está repleta de hermosos pueblecitos delimitados con verdes colinas y lagos majestuosos en donde podrás caminar, tomar excelentes fotografías y empaparte de la historia del lugar .

Castel Gandolfo es el centro de todas las atenciones por ser la residencia de verano de los papás pero no te puedes perder los pueblos de Ariccia y Nemi cuyos castillos se remontan a la época de la antigua Roma feudal en el siglo XIV.

Cómo si las postales de la naturaleza de lagos y montaña y la rica historia romana no fueran motivo suficiente para conocer la zona también podrás degustar exquisitos vinos.

Un poco de historia de Castel Gandolfo y la zona de los alrededores

El pequeño y encantador pueblo de Castel Gandolfo forma parte de la denominada región de Castelli Romana y se erigió sobre las ruinas de Alba Longa. Se encuentra a una altitud de 436 metros sobre el nivel del mar.

El pueblo toma su nombre de la familia Gandolfo, que poseía la mayor parte de la tierra local en el siglo XII y construyó el castillo con las mejores vistas al lago.

Ya desde el 510 a. C., la zona vio la construcción de muchas residencias, incluida la magnífica Villa di Domiziano, que se utilizó entre el 81 y el 96.

Fue en julio de 1596 cuando Castel Gandolfo y Rocca Priora pasaron a ser propiedad del Vaticano, una vez que el Papa Clemens VIII se lo arrebató a la familia Savelli, que no quiso pagar sus deudas.

¿Qué es la región de Castelli Romana?

La antigua comarca donde se encuentra emplazado Castel Gandolfo es llamada Castelli Romani, que significa en su idioma original “Castillos de Roma”. Esta zona está caracterizada por ser un conjunto de poblados situados sobre las colinas Albanas.

Todo el territorio de Castelli Romana queda muy cerca del sureste de la ciudad eterna y es un hermoso recorrido para admirar la belleza natural, matizada por la historia de las antiguas villas de vacaciones de los pontífices , los emperadores romanos y las familias más adineradas de la época.

¿Qué verás en la zona de Castelli Romana?

A continuación te dejo un resumen de las mejores actividades en esta zona:

  • Impresionantes vistas de los lagos de origen volcánico y las colinas.
  • Piezas arqueológicas con gran historia.
  • Excelente gastronomía y vinos de la campiña italiana.

Tanto si vas en excursión guiada desde Roma como si decides emprender un recorrido por tu cuenta a Castel Gandolfo, atravesarás parte de la región de Castelli Romana y tendrás una oportunidad perfecta para hacer paradas de pocos minutos para completar el pasaje, y tomar las mejores fotos de la naturaleza del lugar.

Cómo llegar a Castel Gandolfo desde Roma

Existen varias opciones para arribar al pueblo desde la ciudad eterna.

Puedes ir en tren que es la alternativa más popular, en coche de alquiler o compartido, o bien en excursión guiada.

Llegar Castel Gandolfo desde Roma en tren

Un billete de tren de ida desde la estación de Roma Termini hasta Castel Gandolfo tiene un coste relativamente accesible y el trayecto dura unos 40 minutos.

Puedes consultar el horario de trenes para el día en el sitio web de Trenitalia
.
El tren te dejará en la estación, desde donde tendrás que cruzar a la calle principal y luego caminar por el sendero cuesta arriba para llegar al pueblo.

Traveller Tip

Trata de coger uno de los primeros trenes de la mañana para poder pasar el mayor tiempo posible en Castel Gandolfo. También te aconsejo comprar el ticket de regreso en la estación Termini de Roma ya que no hay máquinas expendedoras en el pueblo, y recuerda validar tu billete antes de subir al tren!

Llegar a Castel Gandolfo desde Roma en coche

Si tienes un coche de alquiler, puedes llegar a Castel Gandolfo siguiendo la autopista A90/E80 o Appia Nuova/SS7.

El viaje debería llevar unos 40 minutos, dependiendo del tráfico y del clima. Una vez allí podrás aparcar el coche cerca del Palacio Apostólico y dedicarte a pasear por el casco antiguo del pueblo o ir directo a la orilla del lago Albano.

Llegar a Castel Gandolfo desde Roma en una excursión organizada

Si estás en Roma alojado en tu hotel y quieres hacer una excursión de un día hasta Castel Gandolfo puedes contratar online en una agencia de viajes una excursión que se adapte a tus gustos.

Te recomiendo esta excursión que es muy completa y dinámica. Además, al tener guías locales podrás preguntarles recomendaciones de dónde comer o qué hacer en la ciudad en tu tiempo libre.

Cómo la distancia a recorrer es corta, podrás pasar todo el día conociendo el pueblo, la residencia papal y el lago Albano para luego regresar a tu hotel en Roma por la tarde.

Clima en Castel Gandolfo

El clima en Italia suele ser cálido y templado con temperaturas más frías en los meses de enero y febrero ( la media oscila entre 5 y 15 grados) .

El invierno en el sur de Italia no es tan duro como en el norte pero siempre es aconsejable llevar un buen abrigo y una sudadera que te puedas sacar y colocarla en la mochila cuando entres en calor.

Los veranos son calurosos, sobre todo durante los meses de julio y agosto.
¡El pronóstico puede llegar a marcar hasta 37 grados!

Si estás recorriendo Castel Gandolfo en pleno verano, nada mejor que bajar hasta la orilla del lago con tu traje de baño y tomar un poco de sol y refrescarte en sus aguas tranquilas.

Al ser aguas de lago podrás nadar y zambullirte cuantas veces quieras sin riesgos que el oleaje te aleje de la costa.

La primavera y el otoño suelen presentar temperaturas perfectas para caminar al aire libre, hacer deporte y recorrer a pie todo el pueblo desde la plaza Libertad en la cima de la colina hasta el lago Albano.

¡Con todo lo dicho imagino que estarás ansioso de descubrir los encantos y paisajes de esta zona no tan conocida pero igualmente hermosa de los alrededores romanos!