Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Basílicas Mayores de Roma

En Roma podrás ver infinidad de iglesias pero las más importantes de todas ellas son las Basílicas Mayores o Basílicas Papales. ¡Sólo hay cuatro en el mundo!

Isabel Catalán

Isabel Catalán

Lectura de 8 minutos

Basílicas Mayores de Roma

Plaza de San Pedro, Ciudad del Vaticano | ©Sonse

Roma es la sede de la Iglesia Católica y como tal en sus calles abundan las iglesias. En cada rincón de la Ciudad Eterna es fácil toparse con una iglesia o una pequeña capilla. Templos espirituales y artísticos que bien merecen una visita como parte imprescindible de los lugares que visitar en Roma.

Pero entre todas las iglesias de Roma destacan particularmente cuatro que tienen un rango superior a todas las demás: las Basílicas Mayores.

1. La Basílica de San Pedro

Fachada de la Basílica de San Pedro | ©Mike McBey
Fachada de la Basílica de San Pedro | ©Mike McBey

Visitar la Ciudad del Vaticano y todas las maravillas que alberga es el sueño de muchos de los viajeros que aterrizan en Roma. Una de ellas es la Basílica de San Pedro, el templo más grande de la cristiandad.

Además de ser un símbolo espiritual para los católicos de todo el mundo, también es una obra maestra de las artes. Tanto de la pintura y la escultura como de la arquitectura. De hecho, las dimensiones de la Basílica de San Pedro eran tan colosales que construirla se pensó un proyecto irrealizable.

Los trabajos se prolongaron durante casi dos siglos y en ellos participaron artistas de la talla de Miguel Ángel, Bernini, Bramante, Giacomo Della Porta o Carlo Maderno para cumplir con el encargo del Papa Julio II, quien deseaba levantar un gran templo sobre la necrópolis donde se enterró al apóstol San Pedro y en la que el emperador Constantino también erigió una basílica que permaneció en pie durante más de un milenio hasta que se derruyó para construir la actual.

La Basílica de San Pedro es un lugar repleto de historia, arte y espiritualidad. Para conocerlo en profundidad, nada mejor que hacerle una visita. En el post Visita la Basílica de San Pedro descubrirás cómo sacar el mayor partido a la experiencia, por lo que te aconsejo leerlo antes de comprar tus entradas.

¿Qué verás en la visita?

Por fuera la Plaza de San Pedro y su famosa columnata, una de las plazas más grandes y bonitas de Europa. En el interior de la Basílica de San Pedro tendrás la ocasión de ver maravillosas obras de arte como el Baldaquino de Bernini, la Piedad de Miguel Ángel, la Nave de la Basílica o la estatua de San Pedro en su trono de Arnolfo di Cambio, entre muchas otras.

¡Ah! Y por nada del mundo te puedes perder subir a la Cúpula de la Basílica de San Pedro. ¡Las vistas de Roma son impresionantes desde aquí!

  • Dirección: Piazza San Pietro, 00120. Ciudad del Vaticano.
  • Cómo llegar: Metro, línea A, estación Ottaviano
  • Horario: Desde el 1 octubre hasta el 31 marzo, de 7 AM a 6 PM y del 1 de abril hasta el 30 de septiembre de 7 AM a 7 PM.

Compra entradas para subir a la cúpula de San Pedro

2. La Basílica de San Juan de Letrán

Basilica de San Juan  de Letran en Roma | ©Cristian Martinez
Basilica de San Juan de Letran en Roma | ©Cristian Martinez

La Basílica de San Juan de Letrán es la más importante de las cuatro Basílicas Mayores de la Ciudad Eterna (por encima de San Pedro) pues fue la primera iglesia que se construyó en Roma allá por el siglo IV d.C. cuando el emperador Constantino puso fin a la persecución de los cristianos mediante el Edicto de Milán.

Es por ello que este templo es tan importante en la historia de Roma. Además, se trata de la catedral de la ciudad y el lugar hasta donde no hace mucho tiempo se proclamaba a todos los Papas.

También es uno de los más bonitos. El interior es una maravilla y todo está ricamente decorado, desde el suelo hasta el techo. Si te apasiona el arte sacro y la arquitectura, no cabe duda de que disfrutarás mucho con una visita a una joya como es San Juan de Letrán.

Y si te sobra algo de tiempo, te recomiendo entrar a su claustro medieval de estilo cosmatesco porque es uno de los lugares más románticos de Roma.

  • Dirección: Piazza di San Giovanni in Laterano, 4
  • Cómo llegar: Metro, línea A, estación San Giovanni
  • Horario: Abre todos los días de la semana de 7 AM a 6:30 PM.

3. La Basílica de San Pablo Extramuros

Basílica de San Pablo Extramuros | ©Warren LeMay
Basílica de San Pablo Extramuros | ©Warren LeMay

Así como el emperador Constantino ordenó levantar la Basílica de San Pedro sobre el lugar donde fue enterrado el primer papa cristiano, del mismo modo quiso obrar con el apóstol San Pablo quien también sufrió martirio en Roma y cuya tumba se encontraba a las afueras de la ciudad en aquella época.

La basílica primigenia de San Pablo Extramuros se convirtió en un importante lugar de peregrinación en Roma desde el siglo I y enseguida se quedó pequeña para acoger a tantos fieles. Por este motivo varios emperadores decidieron sustituirlo por uno más grande, que fue el que existió hasta el siglo XIX cuando un catastrófico incendio destruyó parte del templo.

Después se reconstruyó para darle a esta basílica el esplendor que tenía antaño y así ha llegado hasta nuestros días. Te recomiendo conocer San Pablo Extramuros porque es una belleza. El interior está decorado con preciosos mosaicos dorados y con grandes columnas de alabastro. Además tiene un claustro medieval que es una joya.

Durante la visita a San Pablo Extramuros podrás contemplar también el sepulcro del apóstol San Pablo que está bajo el altar de la basílica.

  • Dirección: Piazzale San Paolo, 1.
  • Cómo llegar: Metro, línea B, estación Basílica San Paolo
  • Horario: Todos los días de la semana de 7 AM a 6:30 PM.

4. La Basílica de Santa María la Mayor

Basílica de Santa María la Mayor | ©Pierre-Selim Huard
Basílica de Santa María la Mayor | ©Pierre-Selim Huard

Otra de las iglesias más importantes de Roma que tienes que conocer durante tu estancia es Santa María la Mayor, la primera dedicada a la Virgen María en el mundo y la más grande de todas las que hay en la ciudad.

Junto a las anteriormente mencionadas, Santa María la Mayor forma parte de las cuatro Basílicas Mayores de Roma y tiene un curioso origen. ¿Sabías que el Papa Liberio ordenó levantar esta iglesia en la cima del monte Esquilino a raíz del “milagro de la nieve” que cubrió esta colina la madrugada del 5 de agosto del año 358 d.C.?

Si viajas a Roma en verano te recomiendo que te acerques ese día hasta la basílica porque se hace una celebración especial para conmemorar este milagro lanzando pétalos blancos al aire desde lo alto del templo. ¡Es una experiencia muy bonita de ver!

Por dentro Santa María la Mayor es una maravilla. De todas las Basílicas Mayores de Roma es la única que mantiene intacta su planta paleocristiana original, la cual junto a los mosaicos paleocristianos del siglo V que posee la convierten en una reliquia histórica digna de ver.

Más allá de esto, del templo original se conserva poco pues a lo largo del tiempo sufrió numerosas modificaciones. Como resultado actualmente presenta diversos estilos arquitectónicos y decorativos aunque reflejados con una gran armonía y gusto.

  • Dirección: Piazza di Santa María Maggiore.
  • Cómo llegar: En metro, línea A, estación Termini.
  • Horario: Todos los días de la semana de 7 AM a 6:30 PM.

¿Qué son las Basílicas Mayores de Roma?

Realizando el recorrido en la Basilica de San Juan de Letran en Roma | ©Raffaele Pagani
Realizando el recorrido en la Basilica de San Juan de Letran en Roma | ©Raffaele Pagani

Las Basílicas Mayores son por designación papal los templos más importantes de la cristiandad.

Esto se debe a que en el siglo XIV el Papa Bonifacio VIII estableció mediante la bula "Antiquorum fida relatio" un año santo e indulgencias para perdonar los pecados a aquellos que los confesaran y que visitaran las sepulturas de los apóstoles San Pedro y San Pablo en las basílicas de San Pedro y San Pablo Extramuros.

A estas condiciones el papa Clemente VI añadió posteriormente la visita a la basílica de San Juan de Letrán y más tarde se unió Santa María la Mayor.

De hecho, visitarlas todas todavía sigue siendo el requisito para lograr la indulgencia jubilar romana en la actualidad.

¿En qué se diferencian las Basílicas Mayores de las Basílicas Menores?

Cúpula de San Pedro | ©Aldo Loya
Cúpula de San Pedro | ©Aldo Loya

La palabra "basílica" significa "iglesia notable" y hace referencia a un templo cristiano que por su antigüedad, majestuosidad o por los cultos que se celebran en él goza de ciertos privilegios.

Mientras que las Basílicas Mayores se localizan en el Vaticano y Roma, son cuatro y se cuentan con los dedos de una mano, las Basílicas Menores son más de un millar y están repartidas por diferentes países del mundo.

¿Qué privilegios y atributos tienen las Basílicas Mayores de Roma?

Basílica de San Juan de Letrán | ©Ana Rey
Basílica de San Juan de Letrán | ©Ana Rey
  • Altar Mayor: Sólo el Papa y sus delegados especiales pueden celebrar misa en los altares de las Basílicas Mayores.

  • Puerta Santa: Cada una de las Basílicas Mayores de Roma posee una Puerta Santa que permanece siempre sellada salvo en los años del Jubileo, cuando se abre para que los peregrinos puedan atravesarla y obtener la indulgencia plenaria.

¿Merece la pena conocer todas las Basílicas Mayores de Roma?

Dentro de la Basílica de Santa María la Mayor | ©Michiel Jelijs
Dentro de la Basílica de Santa María la Mayor | ©Michiel Jelijs

¡Absolutamente! Seas o no una persona religiosa, conocer estos templos tan especiales es una fantástica oportunidad para descubrir el lado más espiritual de Roma, para aprender sobre las raíces del cristianismo y para admirar la arquitectura y el arte de épocas pasadas.

Además, por su historia y orígenes, la visita a las Basílicas Mayores es el complemento perfecto a otros tours como el de las las catacumbas de Roma.

¿Cuánto cuesta entrar a las Basílicas Mayores de Roma?

Calculando el Pago | ©Karolina Grabowska
Calculando el Pago | ©Karolina Grabowska

La entrada a las Basílicas Mayores de Roma es gratuita. No obstante, a la hora de visitar la Basílica de San Pedro te aconsejo que adquieras una entrada sin colas o que reserves un tour guiado para evitar las colas larguísimas que se forman en el acceso.

Compra entradas sin colas para la Basílica de San Pedro

Consejos para visitar las Basílicas Mayores de Roma

Visitando las Basilicas en Roma | ©Spencer Davis
Visitando las Basilicas en Roma | ©Spencer Davis
  • Vestimenta: Aparte de ser preciosas obras de arte, las Basílicas Mayores de Roma son también lugares sagrados donde se practica el cristianismo. Por esta razón, para acceder todos los visitantes deberán seguir un rigurosa etiqueta que consiste en vestir prendas que cubran tanto los hombros como las rodillas y quitarse la gorra o el sombrero al entrar en caso de llevar puesto uno.

  • Fotografías: Si deseas tomar fotografías dentro de las Basílicas Mayores, mi consejo es que primero te informes sobre si se puede usar el flash en interiores, ya que algunos templos no lo permiten con el objetivo de proteger las obras de arte.

  • Donativos: Aunque la entrada a las Basílicas Mayores es gratuita, los donativos siempre son bienvenidos para realizar obras de caridad y llevar a cabo las labores de conservación y de restauración de los templos. Si deseas colaborar con el tuyo puedes dejarlo en el cepillo de la iglesia o encendiendo una vela.