Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

París en invierno

Viajar a París en invierno, a pesar del frío, sigue siendo una estupenda idea. La capital francesa ofrece grandes atractivos en estas fechas, en las que se engalana para celebrar la Navidad y tienen lugar actividades con las que seguro que vas a disfrutar.

Joaquín Montaño

Joaquín Montaño

Lectura de 11 minutos

París en invierno

Posta de Paris desde el Aire | ©Celvin Purnama

Aunque existe el pensamiento de que el clima parisino en invierno puede hacer que las vacaciones no sean tan agradables como en otras épocas, lo cierto es que los atractivos de París en estas fechas son más de los que se cree.

De hecho, para muchos se trata de una de las mejores épocas para viajar a la capital francesa , sobre todo en las fechas cercanas a la Navidad. Además, en el invierno se desarrollan actividades imposibles de encontrar en otras estaciones y que van a hacer que no quieras dejar la ciudad para seguir disfrutándola.

1. Patinaje sobre hielo

Pista de Patinaje del Grand Palais, | ©Eric Demarcq
Pista de Patinaje del Grand Palais, | ©Eric Demarcq

Conforme se acerca la Navidad, en realidad desde unas semanas antes, París se llena de pistas de patinajes sobre hielo para que todos puedan disfrutar de ellas. Algunas, además, están situadas en lugares realmente fantásticos.

La mayoría de estas pistas son gratis, aunque deberás pagar por el alquiler del material si no llevas el tuyo propio.

Entre las más recomendables se encuentran las de Le Grand Palais, abierta también para la fiesta de fin de año. Esta pista, a partir de cierta hora de la noche, se convierte prácticamente en una discoteca en la que puedes bailar con tus patines.

La pista situada en el Jardín de las Tullerías no se queda atrás en cuanto a la espectacularidad del entorno, mientras que la situada en la terraza de las Galerías Lafayette te van a permitir gozar de unas estupendas Torre Eiffel y de la Opera.

Normalmente, también se suele instalar una pista en el Trocadero, aunque dependiendo de las circunstancias puede trasladarse a los Campos de Marte. En cualquier caso, sigue siendo un estupenda plan para pasar unas horas y visitar los mercados navideños cercanos.

Patina en la Torre Eiffel

Si hay una pista de patinaje situada en un lugar inolvidable, esa es la de la Torre Eiffel. Si viajas a París sabrás que es una subida que no te puedes perder, pero si la estancia es en invierno puedes también patinar en el primer nivel del monumento, a unos 57 metros del suelo.

Reserva tu entrada para la Torre Eiffel

2. Mercados navideños

Mercado Navideño de Notre Dam | ©Claudia
Mercado Navideño de Notre Dam | ©Claudia

París en invierno tiene como uno de sus principales atractivos el pasear, comprar y tomar algo en sus mercados navideños parisinos. Hay que tener en cuenta que, a pesar de estar relacionados con esas fechas, algunos abren en una época tan temprana como mediados de noviembre.

Estos mercados están compuestos por varias cabañas y puestos que venden todo tipo de especialidades locales. Allí puedes probar pan de jengibre, castañas asadas y, como no, un buen vaso de vino caliente para ahuyentar el frío.

Aunque existe un gran número de mercados, te recomiendo que no te pierdas el de la plaza Saint Germain des Prés, el de la plaza Abbesses de Montmartre y el de los Campos Elíseos.

Reserva un tour por el barrio de Montmartre

3. Vive la magia de Le Festival de Merveilleux

Festival du Merveilleux | ©Eyesevent
Festival du Merveilleux | ©Eyesevent

Los que quieran salirse de los recorridos más típicos de París y busquen algo realmente original no deberían perderse la visita al Musée des Arts Forains, situado en los Pabellones de Bercy.

Normalmente, el museo solo puede visitarse mediante reserva previa y con un guía, pero en Navidad abre sus puertas a todos los visitantes durante la celebración del Festival du Merveilleux. Durante unos días a finales de diciembre y principios de enero, cualquiera puede acudir a sus instalaciones y pasear a su ritmo.

Este museo aloja una gran colección de objetos relacionados con las ferias y espectáculos del siglo XIX, incluidos instrumentos musicales mecánicos, tiovivos y otras atracciones que asombraban a nuestros antepasados.

Durante estas jornadas también pueden verse diversas actuaciones de magos, bailarines, músicos, cuentacuentos o acróbatas. El lugar está dividido en cuatro espacios temáticos: el Théâtre du Merveilleux, el carnaval de Venecia, sus magníficos jardines (adornados para la ocasión) y una réplica de un recinto ferial de la Belle Époque.

Para comer en la zona puedes recurrir a los food trucks que se instalan en el jardín del propio museo mientras haces un descanso de la visita. Aunque no son como los mejores restaurantes de París, la comida que sirven es de bastante calidad.

Información práctica

  • Lugar: las actividades tienen lugar en el Musée des Arts Forains, en el Pavillons de Bercy
  • Horario: de 10:00 a 18:00
  • Precio: los adultos deben pagar alrededor de 20 €, mientras que los niños solo pagan unos 12 €. Los menores de 3 años pueden entrar gratis.

4. Mardi Gras y carnaval de París

Carnaval de Paris | ©Julien Ricard
Carnaval de Paris | ©Julien Ricard

Aunque menos conocido que el de otras ciudades, el Carnaval de París llena las calles de la ciudad de colorido, música y fiestas.

El carnaval parisino comenzó a celebrarse en el siglo XVI y coincide con la tradicional fiesta de la policía de la ciudad. Un aspecto curioso se produce durante el desfile principal: está encabezado por una vaca que representa a la Promenade du Boeuf-Gras (“el desfile de la vaca gorda”) , el antiguo nombre del Carnaval de París.

El resto del desfile está formado por acróbatas y todo tipo de artistas, sin olvidar a los recientemente añadidos grupos de samba brasileño.

Esta festividad, que se celebra en febrero en París, anuncia el final del invierno. En sus primeros momentos tenía lugar a principios de ese mes, pero hoy en día comienza justo el domingo anterior al Mardi Gras, 40 días antes de la cuaresma.

Aparte del desfile, París también ofrece durante estos días una gran cantidad de espectáculos de baile, música en vivo y circo.

Información práctica

  • Lugar del desfile: normalmente el desfile se inicia sobre las 13:00 en la Plaza Gambetta y recorre parte de las calles más céntricas hasta llegar a la plaza de la República.

5. Animaciones e iluminaciones

Decoracion de Avenida Campos Elíseos | ©Pierre Blaché
Decoracion de Avenida Campos Elíseos | ©Pierre Blaché

Con la llegada de la Navidad, París hace más honor que nunca a su apelativo de Ciudad de las Luces. Más de 150 calles son decoradas e iluminadas cada año para disfrute de adultos y niños.

Aunque vas a encontrar muchos puntos llamativos, hay algunos lugares que nadie que esté en París en diciembre y principios de enero debería perderse. Entre ellos, los Campos Elíseos, la avenida Montaigne o la calle du Faubourg Saint-Honoré.

Como no podía ser menos, también los principales monumentos de París lucen una espectacular iluminación. Si ya vale la pena contemplar la Torre Eiffel durante la noche, en estas fechas su visión es aún más impactante. Lo mismo ocurre con otros edificios como el Arco del Triunfo o la Ópera Garnier.

Por otra parte, los escaparates de los grandes almacenes de la ciudad se convierten en esta época en una atracción por derecho propio. Además de la iluminación, muchos de ellos son decorados con autómatas que representan algún tema concreto.

Los más célebres son, sin duda, los escaparates de las Galerías Lafayette y su tema La fábrica de los sueños. Tampoco desmerecen en absoluto los de Printemps Haussmann y los del BHV Marais.

6. Participa en las noches del Panteón

Panteón de Paris | ©Mark Bonica
Panteón de Paris | ©Mark Bonica

Una de las actividades invernales más especiales son las Noches del Panteón. Si participas no solo vas a divertirte, sino que también vas a conocer parte de la historia de este prestigioso monumento parisino
.

La actividad, realizada en horario nocturno, consiste en un juego a base de preguntas y con la ayuda de una simple linterna. Normalmente, se celebran durante los 8 miércoles que hay entre mediados de noviembre y los primeros días de febrero.

En el juego vas a tener la oportunidad de conocer partes del monumento, como su cripta y su nave. La primera es el lugar de descanso de prestigiosas figuras de la historia francesa, desde Voltaire a Victor Hugo, pasando por Zola, Rousseau o Marie Curie. La nave, por su parte, está bellamente decorada con frescos realizados por dos famosos artistas.

Como curiosidad (y por si tienes que responder a la pregunta), este monumento (construido entre 1764 y 1790) fue durante mucho tiempo el más alto de París. Se encuentra en el barrio Latino, muy cerca de los Jardines de Luxemburgo.

7. Prueba los platos invernales

Sopa de Cebolla | ©Dan McWeeney
Sopa de Cebolla | ©Dan McWeeney

No todo van a ser actividades, excursiones a Versalles desde París o visitar los mejores museos de la capital francesa cuando se viaja a París. Así, probar los platos típicos del invierno debe ser también parte de tu experiencia parisina.

Como ocurre en otros países, la gastronomía francesa cambia conforme el clima va siendo más frío. Ya sea contratando un tour gastronómico o entrando por tu cuenta en los mejores restaurantes cercanos al Louvre hay algunos platos que no deberías perderte.

Uno de los más tradicionales y que mejor sientan en invierno es la fantástica sopa de cebolla. En realidad, se trata de un receta muy sencilla realizada principalmente con cebolla, pan y queso, pero el resultado final es realmente inolvidable.

Por supuesto, los crepes son otra de las comidas que tienes que probar obligatoriamente. Si bien es cierto que los vas a encontrar durante todo el año, en invierno vale mucho la pena buscar alguna de las mejores creperías de París y sentarte con tranquilidad a degustarlos.

Nada mejor para acompañar la merienda o el desayuno que pedir un chocolate caliente, una bebida muy apreciada por los parisinos durante la época más fría del año.

Contrata un tour gastronómico por París

8. Rebajas de invierno

Aprovechando las Rebajas | ©Polina Tankilevitch
Aprovechando las Rebajas | ©Polina Tankilevitch

Si eres amante de las compras, no cabe duda de que París puede ser tu paraíso. El único problema es que los precios suelen ser bastante altos, sobre todo si estás buscando algunos productos de alta costura.

Una de las ventajas de viajar en invierno es que te vas a encontrar en plena temporada de rebajas. Estas comienzan a principios del mes de enero en París y se prolongan durante unas 5 semanas.

Los descuentos no se limitan a las tiendas con productos de calidad media, sino que también los grandes almacenes del llamado Triángulo de Oro (en la zona de la Ópera/Haussman) bajan sus precios de manera considerable. Así, es el mejor momento para entrar en las Galerías Lafayette o en Le Printemps a buscar alguna ganga.

Para los que busquen las mejores oportunidades no hay nada mejor que los centros outlets. En estas tiendas de liquidación vas a encontrar productos de gran calidad con unos descuentos que pueden alcanzar hasta un 80% de su precio normal.

9. Año Nuevo Chino

Año nuevo chino en Paris | ©Sébastien Bertrand
Año nuevo chino en Paris | ©Sébastien Bertrand

Estamos acostumbrados a ver las celebraciones del Año Nuevo Chino en las películas estadounidenses, pero lo cierto es que cada vez más ciudades europeas festejan ese cambio de año.

París no es una excepción y su comunidad china se encarga de adornar los barrios en los que viven con vistosas y coloridas decoraciones. Este evento no tiene una fecha fija, pero siempre se celebra entre el 21 de enero y el 19 de febrero de cada año.

Las celebraciones incluyen desfiles, cantos y diversos tipos de espectáculos callejeros, entre los que destacan por su estética las danzas del león y el dragón.

Aunque cada vez hay más lugares de París en los que se celebra este día, las fiestas más tradicionales tienen lugar en el distrito XIII, aunque las del barrio de Marais estás adquiriendo cada vez más notoriedad.

Por otra parte, esta fecha puede ser también perfecta para acercarte a algunos museos diferentes de los tradicionales. En París, junto con el museo del Louvre y el Orsay, también conviven otros como la galería París Beijing, dedicado al arte tradicional y contemporáneo asiático.

Compra tu entrada al museo del Louvre

10. Gran noria de la Place de la Concorde

Gran noria de la Place de la Concorde | ©Quim Esteban Osta
Gran noria de la Place de la Concorde | ©Quim Esteban Osta

Contemplar París desde la Torre Eiffel, la Torre de Montparnasse (incluida en la tarjeta turística París Pass) o cualquiera de los otros miradores de París es siempre una experiencia gratificante. Sin embargo, la atmósfera creada por el invierno da a la capital un aspecto totalmente diferente.

Los que estén disfrutando de la capital francesa durante esos meses tienen, además de los miradores mencionados, otro lugar impresionante para observar París desde las alturas: la rueda de la fortuna de la Plaza de la Concordia.

Curiosamente, esta gran noria no es del agrado de todos los parisinos, ya que un sector afirma que oculta parte de las vistas y que no es representativa de la esencia de la ciudad. Sin embargo, con el tiempo se ha convertido en un auténtico símbolo de las fiestas de invierno.

La noria cuenta con 42 cabinas y se instala en los Campos Elíseos. Cada año es utilizada por más de 300 000 personas deseosas de alcanzar la cima que se encuentra a 65 metros altura. Desde ella se pueden ver perfectamente el Louvre, el jardín de las Tullerías y otros muchos atractivos de la ciudad.

Aunque es cuestión de suerte, el mejor momento para subir a la noria es tras una buena nevada. La visión de París teñida de blanco es algo absolutamente inolvidable. No olvidéis, por lo tanto, consultar el tiempo antes de ir.

Compra la París Pass

Tiempo de París en invierno

Paris en Invierno | ©xiaoshu.paris
Paris en Invierno | ©xiaoshu.paris

El invierno en París suele ser bastante frío, aunque realmente lo que más puede molestar a los viajeros es la posibilidad de lluvia. Para estar más seguro, lo mejor es consultar la previsión del tiempo pocos días antes de viajar.

Las temperaturas máximas se quedan en unos 5º de media, pero algunos días pueden bajar hasta rozar los 0º. Las mínimas, por su parte, marcan unos 3º de media, llegando a los -3º en los momentos más fríos.

Aunque no ocurre todos los años, tampoco es extraño que nieve durante el invierno parisino. Si ocurre mientras estás allí, mi consejo es que disfrutes de las vistas blancas de la ciudad.

Qué llevar en la maleta para visitar París en invierno

Preparando que llevar | ©Ketut Subiyanto
Preparando que llevar | ©Ketut Subiyanto

El frío invernal de París es algo a tener muy en cuenta a la hora de preparar el equipaje. Si vas a viajar entre noviembre en París y marzo en París no puedes olvidar llenar la maleta con ropa de abrigo: jerséis gruesos, calcetines calentitos, gorro, guantes, bufandas e, incluso, alguna prenda térmica. Por supuesto, tampoco puede faltar un buen chaquetón.

En cuanto a los zapatos, estos deben combinar la comodidad con ser abrigados. Igualmente, te aconsejo que tengan un buen agarre por si nieva durante tu estancia.

Madruga, ya que el sol se pone temprano

Amanecer en la Torre Eiffel | ©julia larrigue
Amanecer en la Torre Eiffel | ©julia larrigue

Uno de los aspectos que se suelen olvidar a la hora de planificar un viaje es la cantidad de horas de luz de la que se va a disponer. Esto puede marcar totalmente la planificación de la estancia.

En París en invierno el sol sale sobre las 8:30 y se pone sobre las 16:50 de la tarde. Esto significa que, a partir de esa hora, todo lo que hagas será durante la noche.

Por fortuna, los monumentos y plazas de París tienen una muy buena iluminación, algo que se acentúa si viajas en Navidad a París.