Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Visitar los cementerios más famosos de París

Déjate seducir por el encanto tétrico de los camposantos. Los cementerios de París son elegantes a la vez que tranquilos, ideales para tomar un descanso después de unas visitas

Matteo Gramegna

Matteo Gramegna

Lectura de 8 minutos

Visitar los cementerios más famosos de París

Irene de Miguel

El turismo de cementerios mueve millones de viajeros en todo el mundo. La capital francesa es famosa también por sus sepulcros, tanto que National Geographic ha incluido dos camposantos en la lista de los 12 mejores del mundo.

Los elegidos son los famosos cementerios de Père Lachaise y Montmartre pero hay mucho más para descubrir. Si estás buscando qué ver y hacer en París, este artículo te ayudará a planear las vacaciones.

1. Cimetière du Père Lachaise

Probablemente el cementerio más famoso del mundo. Su construcción es una consecuencia del Edicto de Saint Cloud, una ordenanza que preveía el entierro de los cadáveres fuera de las murallas de la ciudad. En efecto, a principios del siglo XIX, este apacible camposanto se encontraba a unos cuantos kilómetros del centro.

Año tras año - y no sin unas cuantas dificultades - el cementerio ha ido acogiendo tanto difuntos célebres como personas comunes. La tumba más famosa es la de Jim Morrison que murió en París en 1971. Sin embargo, no es la única que merece ver:

  • Fryderyk Chopin, el músico polaco (a excepción del corazón que se encuentra en Varsovia) descansa en Père Lachaise. La escultura de una musa que llora vigila el lugar
  • Georges Rodenbach, poeta y novelista belga afincado en la capital francesa. Su tumba representa al mismo Rodenbach saliendo de un gran bloque de granito
  • Oscar Wilde, el mausoleo fue diseñado por Jacob Epstein y representa una figura alada, probablemente inspirada en el poema "La esfinge sin secreto".

Para descubrir los demás sepulcros merece la pena reservar una visita guiada con un experto que te lleve durante algo más de 2 horas y te explique cada uno de los secretos del lugar.

Tras un buen paseo por el camposanto, es normal tener un poco de hambre. En este caso, te recomiendo reservar una mesa en Bistrot Père (Avenue du Père Lachaise 10).

  • Precio: entre 40 € y 80 €
  • Cómo llegar: las estaciones de metro más cercanas son las de Gambetta (líneas 3 y 3B), Père Lachaise (líneas 2 y 3) y Philippe Auguste (línea 2)

Reserva un tour privado por el cementerio Père-Lachaise

2. Cimetière du Montparnasse

Montparnasse es uno de los mejores barrios de París. Fue el epicentro de la vida artística y en la actualidad es recomendado tanto para alojarse como para salir.

Hay decenas de bares y restaurantes con encanto como Le Barbylone (famoso por sus cervezas artesanales) y Hardware Société (la Meca para los amantes del brunch).

Sin embargo, la mayoría de los turistas acuden aquí para visitar el cementerio homónimo. Inaugurado en 1824, es un auténtico museo al aire libre ya que muchas tumbas han sido catalogadas como Monumentos Históricos.

Se extiende desde la estación de tren de Montparnasse hasta la plaza Denfert-Rochereau y se divide en dos partes: Petit-Cimetière y Grand-Cimetière. Las tumbas más famosas son las de Charles Baudelaire, André Citroën, Jean-Paul Sartre y Samuel Beckett aunque la lista podría ser más larga.

  • Precio: la entrada es gratuita
  • Cómo llegar: el camposanto está rodeado por las estaciones de metro de Raspail (línea 4 y 6), Edgar Quinet (línea 6), Denfert-Rochereau (línea 4 y 6) y Gaîté (línea 13)

Si te va lo tétrico y quieres pasar una noche de miedo en París, no puedes perderte el tour nocturno de fantasmas donde te contarán todas las leyendas y las historias más truculentas que esconden sus calles.

Reserva un tour privado por el cementerio Père-Lachaise

3. Cimetière de Passy

Este diminuto cementerio alberga las tumbas de aristócratas, industriales y artistas del siglo XIX. Un paseo por el camposanto te dará la oportunidad de disfrutar de la silueta de la Torre Eiffel y de los sepulcros de Marcel Renault (piloto y fundador de la empresa homónima), el musicista Claude Debussy, el pintor impresionista Édouard Manet y Bảo Đại, el último emperador de Vietnam.

Para acceder deberás cruzar la puerta de entrada monumental y el pabellón de recepción (pavillon d'accueil) diseñado por el arquitecto René Berger a principios de los años 30. Si quieres programar tu ruta con antelación, puedes descargar el mapa de la web oficial.

  • Precio: la entrada es gratuita
  • Cómo llegar: el camposanto se encuentra cerca de los Jardines del Trocadero, justo enfrente de la Torre Eiffel de París. La parada de metro más cercana es la de Trocadéro (línea 6 y 9)

Reserva un tour nocturno de fantasmas por París

4. Cimetière de Montmartre

Ninguna estancia en París puede considerarse completa sin un paseo por el Montmartre. Cuando la capital francesa era la capital del arte mundial, aquí paseaban artistas del calibre de Degas, Van Gogh y Picasso. Su monumento más visitado es la Basílica del Sagrado Corazón (Sacré Coeur) seguida de cerca por el cementerio del barrio.

Al igual de su primo, el camposanto de Père-Lachaise, es conocido por ser un oasis romántico dentro de la ciudad. Sus tumbas más famosas son las del director de cine François Truffaut, el escritor Alexandre Dumas y el pintor impresionista Edgar Degas.

Gracias a sus calles empedradas y los cafés con historia, Montmartre es el destino romántico por excelencia. Para conocer todos los planes, te recomiendo leer el artículo que explica qué ver y hacer en Montmartre.

  • Precio: gratis
  • Cómo llegar: las parada de metro más cercanas son las de La Fourche (línea 13), Blanche (línea 2) y Place de Clichy (línea 2 y 13)

Reserva un tour guiado por Montmartre

5. Cimetière de Picpus

Aunque no figura entre los cementerios más famosos, merece sin duda una visita. Su origen está ligada a la Revolución Francesa y al siguiente período de terror. Se estima que fueron ejecutadas entre 16 mil y 40 mil personas cuyos restos acabaron en el camposanto de Picpus.

En la actualidad es un cementerio privado y solo los descendientes de las víctimas del Terror pueden ser enterrados aquí. La tumba más visitada es la del Marqués de La Fayette, militar, político y firme defensor de los principios democráticos.

Jugó un papel crucial en la creación de los Estados Unidos y su sepultura es la meta de muchos turistas norteamericanos.

Si decides alejarte del centro para visitar esta zona de París, puedes aprovechar la ocasión para ver la monumental Place de la Nation, admirar el trampantojo “Fresque La Serre” (Rue de Reuilly) o echar una partida a billar en la famosa sala Billard Nation Shoot Again (Cité Debergue 9).

  • Precio: la entrada al cementerio cuesta unos 2 €
  • Cómo llegar: el cementerio se encuentra cerca de las estaciones de metro Bel-Air y Picpus, ambas en la línea 6

6. Cimetière des Batignolles

Aunque hospeda los restos mortales de André Breton y Paul Verlaine, no es muy famoso y pocos turistas llegan hasta aquí. El camposanto bordea una de las circunvalaciones más ruidosas y traficadas de la ciudad, el Boulevard Périphérique, pero ni siquiera esta arteria consigue arrebatarle su encanto.

Hasta los años setenta era el lugar de entierro de la comunidad rusa en la capital francesa. Por esta razón, en un rincón del cementerio se encuentra la tumba de Léon Bakst, pintor y escenógrafo que diseñó espléndidos vestuarios para la Ópera Garnier de París.

  • Precio: gratis
  • Cómo llegar: la entrada se encuentra a poca distancia de Porte de Clichy, una estación en las líneas 13 y 14 del metro y en la línea de ferrocarril RER C

Reserva tu entrada a la Ópera Garnier de París

7. Panthéon

Un edificio neoclásico diseñado por el arquitecto Jacques-Germain Soufflot. Cuando recibió el encargo del “Rey Sol”, el monarca le pidió diseñar una gran iglesia dedicada a la patrona de París: Santa Genoveva. Su alta cúpula y el pórtico de columnas corintias delatan su uso original.

Todo cambió después de la Revolución Francesa. Con el cambio de régimen, este gran templo pasó a ser el lugar de sepultura de los franceses más célebres. Aquí se encuentran los restos de Èmile Zola, Voltaire, Marie Curie y otras figuras importantes.

Por cierto, si quieres saber más sobre este periodo histórico, puedes visitar el Musée Carnavalet que reúne una colección de objetos utilizados en la época revolucionaria (Rue de Sévigné 23).

  • Precio: una entrada estándar cuesta más o menos 11 €. Si quieres incluir la subida al punto panorámico deberás desembolsar unos 15 €
  • Cómo llegar: la parada de metro más cómoda es la de Cardinal Lemoine (línea 10)

8. Catacumbas

En el siglo XVIII, en París no quedaba ningún lugar para enterrar a los muertos. Para hacer frente a la emergencia, las autoridades decidieron trasladar los huesos de las fosas comunes en las canteras subterráneas que se esconden entre las orillas del Sena y el centro de la ciudad.

Las primeras visitas se realizaron a finales del siglo XIX y más de 100 años después siguen despertando el interés de los turistas. Antes de bajar en las vísceras de la capital, un cartel advierte “Arrête! C'est ici l'empire de la mort” (¡Párate! Este es el imperio de la muerte). Las visitas son muy sugestivas y duran entre una y dos horas.

Normalmente, el punto de encuentro de las excursiones es la Avenue du Colonel Henri Rol-Tanguy. Para más información, te recomiendo leer el artículo sobre las visitas a las catacumbas de París.

  • Precio: entre 30 € y 80 €
  • Cómo llegar: la parada de metro más cercana es Denfert-Rochereau (líneas 4 y 6)

Reserva tu tour de las Catacumbas de París

9. Tumba de Napoleón

Tras haber mandado levantar el monumental Palacio de Versalles, Luis XIV de Francia apodado el “Rey Sol” mandó construir el Hôtel des Invalides. En principio, esta estructura proporcionaba alojamiento y atención hospitalaria a los soldados heridos en batalla.

No es un verdadero cementerio y sin embargo custodia los restos del francés más conocido en el mundo: Napoleón Bonaparte. Veintiún años después de su muerte, el emperador regresó por última vez a París y desde entonces descansa en un gran sarcófago de cuarcita roja.

Además del sepulcro, la estructura hospeda el Museo del Ejército y el Museo de los Mapas en Relieve. Para profundizar tus conocimientos, te recomiendo leer el post sobre las visitas al Museo de los Inválidos y la tumba de Napoleón.

  • Precio: un billete para adultos ronda los 15 €. Los menores de 25 años ciudadanos de la Unión Europea entran gratis
  • Cómo llegar: la parada de metro más cercana es la de Invalides (líneas 8 y 13)

Reserva un tour por Les Invalides y la Tumba de Napoleón

10. Tumba del soldado desconocido

Durante la Primera Guerra Mundial, Francia perdió un millón y medio de hombres. Estos soldados murieron en la agotadora guerra de trincheras que interesó mayoritariamente el frente oriental con Alemania. Tras el conflicto, las autoridades decidieron levantar un monumento debajo del Arco de Triunfo.

La Tumba del soldado desconocido es un homenaje a un anónimo soldado galo fallecido en la terrible Batalla de Verdún. Una llama eterna rinde homenaje a las víctimas sin nombre de todas las guerras.

  • Precio: gratis
  • Cómo llegar: las paradas de metro más cercanas son las de Kléber (línea 6) y Argentine (línea 1)

Reserva tu tarjeta turística Paris Pass

¿Se pueden visitar durante la noche?

Lo siento, los cementerios no suelen abrir tras el ocaso. Si quieres realizar una actividad de este tipo, puedes optar por un cruceros nocturno por el Sena, una ruta a pie por el casco viejo o una excursión por Montmartre en un Citroën 2 CV.

Otras opciones muy solicitadas son los tour privados en segway, bicicleta o autobús hop-on/hop-off. Para más información, te recomiendo leer el artículo que explica todo lo que debes saber para visitar París de noche.