Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

14 cosas que hacer en Nueva York con niños

¿Sabes ya qué planes harás con los peques cuando visitéis Nueva York? Aquí van algunas ideas divertidísimas para todos los gustos.

Isabel Catalán

Isabel Catalán

Lectura de 19 minutos

14 cosas que hacer en Nueva York con niños

Disfrutando de Nueva york | © Leo Rivas

Si tienes pensado viajar a Nueva York en familia, lo más probable es que quieras reservar una parte del tiempo para hacer planes con los niños. Así ellos también se podrán divertir y sacarle el máximo partido a sus vacaciones en esta ciudad.

Con estos 14 planes que hacer con niños en Nueva York, seguro que os lo pasaréis en grande y tendréis un montón de recuerdos y anécdotas que llevar a casa a vuestro regreso.

1. Vivid la magia de Broadway en familia

Pase a la función de Aladdin en el New Ámsterdam | ©Julian Paredes
Pase a la función de Aladdin en el New Ámsterdam | ©Julian Paredes

Llevar a los niños a ver un musical de Broadway (la meca del teatro en Nueva York) es uno de los planes más divertidos para hacer en familia en la ciudad.

Aunque no te apasionen este tipo de shows o no habléis inglés, a los peques les encantará sumergirse en ese mundo de fantasía al que les transportan los fabulosos números musicales, los personajes y las espectaculares puestas en escena llenas de color, música y efectos especiales.

Los mejores musicales para niños

Además, hay muchas y muy variadas opciones de musicales especialmente pensados para el público infantil. ¡Será una experiencia que los peques no olvidarán!:

  • Reserva entradas para Radio City Christmas Spectacular: estrenado en el año 1933, este musical apto para todos los públicos constituye toda una tradición navideña en la ciudad de Nueva York. Si viajas en familia a la Gran Manzana en Navidad, ¡no te lo puedes perder!
  • Reserva entradas para Circo del Sol: Twas The Night Before: si prefieres un espectáculo más moderno, pero también de temática navideña y para toda la familia, puedes verlo en Broadway de la mano del mayor y más alucinante circo del mundo. ¡Os dejará fascinados!
  • Reserva entradas para El Rey León Broadway: esta famosa peli Disney también está presente en Broadway. Se trata de todo un clásico que ya ha sido visto por 60 millones de personas procedentes de todo el mundo. Eso sí, este show es recomendado para mayores de 8 años.
  • Reserva entradas para Aladdín Broadway: otro clásico de Disney que también triunfa en Broadway y que podrás disfrutar en compañía de tus hijos, siempre que sean mayores de 6 años. ¡Alucinarán!
  • Reserva entradas para Harry Potter and the Cursed Child: si en tu familia hay algún fan del universo Harry Potter, sin duda este es el plan por excelencia si viajas a Nueva York con niños mayores de 10 años.
  • Reserva entradas para Back To The Future: ¿quién no recuerda a Doc Brown, a Marty McFly y a su inseperable DeLorean? Sí, lo sé, tus hijos son demasiados jóvenes para conocer la trilogía Regreso al futuro, pero este espectáculo de Broadway es apto para mayores de 6 años, por lo que sin duda podréis disfrutar todos juntos.
  • Reserva entradas para Wicked: que mejor manera que redescubrir junto a tus hijos el mágico mundo de Oz en Broadway, ¿dónde mejor? Este musical está recomendado a partir de 8 años.

Quiero ver un musical de Broadway

2. Vibrad con el ambientazo de la NBA, la mejor liga del mundo

Dentro del Madison Square Garden en los juegos de la NBA | ©Emmanuel Milou
Dentro del Madison Square Garden en los juegos de la NBA | ©Emmanuel Milou

Si en casa siempre veis en familia los partidos de la NBA en la televisión, ¿cómo no aprovechar que estáis en Nueva York para cumplir un sueño y asistir a un partido de los New York Knicks o ver en persona a los Brooklyn Nets?

¡Os lo pasaréis bomba! No sólo porque os apasione el baloncesto, sino porque los partidos de la NBA son un verdadero espectáculo de música, baile y fiesta. ¡Un show con mayúsculas! La locura y el ambientazo que despierta este deporte en la ciudad es una experiencia alucinante que no te puedes perder con los niños en Nueva York. ¡Será un recuerdo inolvidable de vuestras vacaciones!

Así que ya sabes, ¡saca las entradas para la NBA en Nueva York y hazte con las camisetas de vuestro equipo para animarlos a conseguir el título!

Quiero ver un partido de la NBA

3. Id al Zoo del Bronx

Alimentando a las Ovejas en el Zoo de Bronx | ©Jim Naureckas
Alimentando a las Ovejas en el Zoo de Bronx | ©Jim Naureckas

Visitar el Zoo del Bronx es una de las actividades más divertidas que hacer con niños en Nueva York. Aquí viven alrededor de 6.000 animales de cientos de especies distintas. Asombroso ¿verdad? Muchas de estas criaturas están en peligro de extinción, por lo que acercarse al Zoo del Bronx es una buena forma de enseñar a los niños la importancia del cuidado del medio ambiente mientras se divierten viéndolos de cerca.

De hecho, el Zoo del Bronx tiene una zona dentro del parque especialmente dedicada a los peques llamada The Children’s Zoo donde podrán acariciar y alimentar a los animalitos del corral. ¡Se lo pasarán estupendamente y será uno de los recuerdos más bonitos de sus vacaciones en Nueva York!

Eso sí, recuerda comprar tus entradas al Zoo del Bronx online porque necesitarás reservar con antelación tu visita al parque. ¡En el post Entradas al Zoo del Bronx te lo cuento todo!

Reserva tus entradas al zoo del Bronx

4. Disfrutad de las luces navideñas de Dyker Heights

Casa navideña de Dyker Heights | ©Hellotickets
Casa navideña de Dyker Heights | ©Hellotickets

Si vuestro viaje a Nueva York coincide con el periodo navideño y os encantan las decoraciones y las luces de esta temática, ¡tienes que llevar a los niños a Brooklyn para conocer el barrio de Dyker Heights! Un sitio que se ha hecho famoso porque cada año los vecinos, imbuidos del espíritu navideño, realizan un enorme despliegue decorativo y lumínico para engalanar con mucho esmero sus casas “a la americana” durante las Navidades.

A los niños les encantará porque hay todo tipo de muñecos de nieve, duendes, renos y Santa Claus por todas partes. Caminando por sus calles creerán estar en el set de la típica película americana sobre Navidad como “Solo en casa” y similares. ¡Hay incluso tours guiados por Dyker Heights que os llevarán a conocer los sitios más pintorescos del vecindario!

¡Preparaos porque nunca habréis visto nada parecido! Si te gusta la idea de ver las luces navideñas en este barrio de Brooklyn, antes de ir con los peques te recomiendo leer mi artículo Cómo visitar las luces de Navidad de Dyker Heights en Nueva York donde te cuento cómo sacarle el mayor partido a esta experiencia.

Reserva un tour navideño por Brooklyn

5. Patinad sobre hielo en Nueva York

Patinando en el Wollman Rink | ©Charley Lhasa
Patinando en el Wollman Rink | ©Charley Lhasa

En caso de que visitéis Nueva York durante el invierno tendréis la oportunidad de ir a patinar sobre hielo a alguna de las pistas que se instalan por diferentes rincones de la ciudad. Es uno de los planes que hacer con niños por Nueva York más chulos y el escenario perfecto para que jueguen un rato y se diviertan haciendo piruetas.

Además, conseguirás unas fotografías fantásticas con una estética muy invernal. ¿A qué pistas de hielo puedes ir en Nueva York?

  • Wollman Rink (Central Park): tiene unas preciosas vistas del paisaje del parque a un lado y de los míticos rascacielos de la ciudad al otro. Al acabar de patinar podréis ir a por un chocolate caliente a Wollman Café, la cafetería de la pista de hielo.
  • The Rink (Bryant Park): se sitúa en la zona del césped dentro del parque y en medio de los puestecillos del mercado de Navidad. Si llevas tus propios patines el acceso es gratuito pero si no, no te preocupes, los puedes alquilar.
  • Rockefeller Rink (Rockefeller Plaza): esta pista de hielo la reconocerás por aparecer en cientos de películas. Es una de las más típicas pero a veces se forman colas para entrar. Sin embargo, patinar junto al árbol de Navidad gigante del Rockefeller Center es una experiencia inolvidable.

6. Saltad y corred en los parques infantiles de Nueva York

Visitando el Domino Park en Verano | ©David Wilson
Visitando el Domino Park en Verano | ©David Wilson

Aunque Nueva York pueda parecer una jungla de asfalto, en realidad tiene muchos parques por los que podréis pasear en familia y dejar que los niños jueguen con total libertad. Tanto en los jardines como en los parques infantiles que suele haber instalados allí. Éstos son algunos de los parques de Nueva York que podréis visitar en vuestras vacaciones.

  • Bryant Park (Midtown Manhattan): uno de los parques más pequeños de la ciudad donde relajarse y disfrutar de la naturaleza. Tiene un pequeño tiovivo vintage en el que pueden montar los niños para divertirse un rato. El viaje cuesta $3.
  • Battery Park (Lower Manhattan): es uno de los parques más bonitos de Nueva York con unas vistas espectaculares al puerto. Cerca de Castle Clinton está The Battery Fountain, un curiosa fuente cuyos chorros salen del suelo en la que les encanta jugar a los peques en verano (¡llévales bañador por si acaso!). Y al este del parque está el tiovivo SeaGlass Carousel al que podrán subir por $5.
  • Domino Park (Brooklyn): este parque tiene un estilo industrial muy singular porque se construyó sobre el terreno de una antigua refinería de azúcar de la zona. A los niños les encantará jugar en sus toboganes y a los mayores contemplar las preciosas vistas de Nueva York al fondo.
  • Slide Hill (Governor’s Island): en esta isla de la bahía de Nueva York, los peques podrán jugar en los toboganes gigantes de Slide Hill y, si te animas, incluso tú también podrás lanzarte aunque ya no seas un niño.

...y no te puedes dejar el Central Park

Mención aparte merece Central Park, el parque más visitado de Estados Unidos y que hará las delicias de pequeños y mayores, ya sea simplemente paseando por sus 340 hectáreas o disfrutando de muchas de las opciones de ocio y diversión que este parque presenta:

  • Recorre Central Park con un tour guiado: durante dos horas podréis recorrer los rincones del parque y un guía os explicará sus secretos y curiosidades. Los más peques quedarán fascinados cuando lleguen al zoo, escenario de la película Madagascar, y si son un poquito más mayores fliparán con la fuente Bethesda, lugar de la escena final de Los Vengadores.
  • Reserva entradas para el zoo de Central Park: sorprende a tus peques llevándoles al escenario de la peli Madagascar. Y, quién sabe, quizás podáis encontraros con Álex, Melman o Gloria...
  • Alquila unas bicis para recorrer Central Park: ¿qué puede hacer más feliz a un niño que montar en bici? De este modo disfrutarán, harán deporte y agotarán sus energías mientras recorréis de forma rápida y amena todos los rincones del parque más famoso del mundo.

Reserva un tour por Central Park

7. Visitad los museos más especiales de Nueva York

Entrada del Museo Madame Tussauds | ©Ajay Suresh
Entrada del Museo Madame Tussauds | ©Ajay Suresh

¿Quién ha dicho que visitar museos es aburrido? Esto podría ser un tópico en cualquier ciudad, pero es que además en Nueva York hay una variadísima oferta de museos para todos los gustos y edades, incluyendo, como no, a los más peques de la casa:

  • Alucinad con las figuras de cera del Madame Tussauds: los niños se lo van a pasar bomba y es una experiencia que recordarán siempre. Podrán recorrer el Museo Madame Tussauds de abajo a arriba haciendo todas las fotos que quieran a las figuras de cera y posando en los decorados junto a personajes como E.T, King Kong o los Cazafantasmas.
  • Convertíos en espías en el Museo Spyscape: ¿tus hijos sueñan con ser espías? En esta aventura interactiva diseñada por un exjefe del Servicio de Inteligencia pequeños y mayores descubriréis qué tipo de espía seríais y os pondréis a prueba superando distintos desafíos.
  • Descubrid el Museo Americano de Historia Natural: visita la que es sin duda la mejor atracción familiar de todo Nueva York. El Museo Americano de Historia Natural cuenta con nada menos que 35 millones de objetos entre fósiles de animales, reproducciones a tamaño real y minerales. ¡Pequeños y mayores alucinaréis!
  • Reservad entradas sin colas para el Museo del Mar, el Aire y el Espacio: si a tus pequeños les chiflan los barcos, los submarinos, los aviones o las naves espaciales no podéis dejar de visitar este museo, que además está ubicado en el portaaviones Intrepid, en el muelle 86. ¡Toda una aventura!
  • Disfrutad con los cinco sentidos en el Museo del Helado: ¿a qué niño no le gustan los helados? En este original museo interactivo podréis degustar helados con exóticos sabores de todo el mundo, bajar por un tobogán de tres pisos o daros un chapuzón en una bañera llena de virutas de colores. ¡Toda una experiencia sensorial!

Reserva una entrada para el Museo del Mar, el Aire y el Espacio

8. Montad en el Teleférico de Roosvelt

Carrito del Teleférico Roosevelt | ©Joisey Showaa
Carrito del Teleférico Roosevelt | ©Joisey Showaa

En caso de que los niños no hayan montado nunca en un teleférico, en Nueva York podréis ir al barrio del Upper East Side para subir al Teleférico Roosevelt, que conecta Manhattan con Roosevelt Island. Es un plan muy divertido para hacer en familia y bastante económico ya que para viajar sólo se necesita la Metrocard, la misma tarjeta para moverse en bus o en metro.

Aunque no sea una de las atracciones turísticas más populares, el Teleférico de Roosevelt tiene mucho encanto y unas vistas preciosas de Nueva York. ¡Alucinarán cuando vean que están flotando en el aire sobre el East River! Al bajar podréis hacer una breve ruta turística por Roosevelt Island porque hay varias cositas chulas que ver.

Los niños podrán aprovechar para correr y saltar al aire libre en los parques infantiles de la isla que encontraréis en la zona de Main Street y en The Octagon. Incluso visitar un santuario de gatos y conocer a estos simpáticos animalillos. ¡Se lo pasarán pipa!

9. Recorred los parques temáticos de la ciudad

peces en el agua|©Andreas  L
peces en el agua|©Andreas L

Acuarios, jardines botánicos, experiencias sensoriales… Nueva York es la ciudad perfecta para hacer todo aquello que tus peques siempre han soñado ¡y más!

No dejéis de visitar una o varias de estas atracciones en vuestra visita a la ciudad que nunca duerme, ¡será absolutamente inolvidable!:

  • Reserva entradas para el Aquarium de Nueva York: este es el acuario más antiguo de todo Estados Unidos, y en él viven 350 especies marinas. No solo podréis observar a los pingüinos, a los tiburones o los leones marinos, también podréis ver cómo sus cuidadores les dan de comer e interactúan con ellos.
  • Reserva entradas para el Jardín Botánico de Nueva York: rodearse de naturaleza en medio del asfalto es un descanso para los sentidos que tus peques agradecerán. Además, podréis recorrer los 50 jardines distintos que alberga este botánico a bordo de un tranvía, algo que tus peques adorarán.
  • Reserva entradas para la experiencia Sloomo en Nueva York: ¿recuerdas el blandiblú? Pues ahora visualiza cómo se lo pasarían tus peques jugando, aprendiendo y experimentando con esta sustancia en diferentes modalidades: perfumada, con purpurina, reactivo a los rayos UVA… ¡Alucinante!

Reserva una entrada para la experiencia Sloomo

10. Navegad a bordo de un crucero por el río Hudson

Sunset Cruise |©Daniel Wang
Sunset Cruise |©Daniel Wang

Realizar un crucero siempre es un buen plan si viajas con peques por varios motivos: por un lado, a casi todos los niños les gusta probar diferentes medios de transporte, y definitivamente navegar en barco les encanta. Por otro lado, es una manera de descansar después de un día caminando o visitando las diferentes atracciones que ofrece la ciudad de Nueva York.
En función de vuestros gustos, tenéis varias opciones:

Reserva un crucero diurno Circle Line por el Hudson

11. Alucinad con el skyline neoyorkino

chico irando edificio alto|©Maarten van den Heuvel
chico irando edificio alto|©Maarten van den Heuvel

Si algo tiene Nueva York, es un skyline apabullante. Y si algo le gusta a la mayoría de los niños es subir a las alturas y contemplar, como si de pajarillos se tratara, las vistas que quedan a sus pies.

Por eso, visitar uno o varios de los miradores que ofrece la ciudad que nunca duerme es un planazo tanto para niños, como para mayores:

  • Reserva entradas para el Empire State Building: sube al observatorio principal del Empire State Building, situado en planta 86, y admira las increíbles vistas de la Gran Manzana desde cualquiera perspectiva posible. ¡Tus peques alucinarán!
  • Reserva entradas para el mirador Top of the Rock: desde la cima del Rockefeller Center podrás otear otra panorámica de 360º; desde aquí, verás el Empire State Building y Central Park. Prepara la cámara, y disponte a sacar unas fotos impresionantes.
  • Reserva entradas para el SUMMIT One Vanderbilt: si subir a la altura de las nubes entusiasmará a tus peques, cuando les lleves a la sala de los espejos se quedarán con la boca abierta. ¡Imperdible!
  • Reserva entradas para el observatorio The Edge: este mirador se sitúa a 345 metros de altura, y desde él podrás disfrutar de una panorámica completa de la Gran Manzana. Los suelos de cristal pondrán a prueba el vértigo de los más peques… ¡o el tuyo!

Reserva entradas para el SUMMIT One Vanderbilt

12. Navegad las aguas de Nueva York a bordo del NYC Ferry

Ferry de la ciudad de Nueva York | ©Jana Markova
Ferry de la ciudad de Nueva York | ©Jana Markova

Seguro que a los niños les parece un plan super apetecible montar en barco y surcar las aguas que rodean Nueva York como si fueran intrépidos marineros en busca de aventuras. ¿Qué te parece llevarlos a navegar en el NYC Ferry un rato durante vuestras vacaciones? Si nunca antes han montado en un barco, ¡van a alucinar!

Además, esta opción os permitirá ver el precioso skyline de Manhattan desde otra perspectiva y de paso desplazaros a otros distritos de Nueva York para hacer una excursión por Brooklyn o Governors Island si os apetece explorar otras zonas de la ciudad. Y por muy poco dinero porque para montar en el NYC Ferry el billete sólo cuesta $2,75 y entran gratis los niños que midan menos de 1,10 metros.

Es una experiencia totalmente recomendable para hacer, especialmente en primavera y en verano, ya que cuando hace buen tiempo podréis disfrutar desde la cubierta superior del ferry del solecito, de la brisa marina y de las vistas.

El viaje en el NYC Ferry es muy agradable e incluso hay una cafetería a bordo donde comprar algo para picar por si a los peques les pica el gusanillo.

13. Dad una vuelta por las jugueterías de Nueva York

Entrada del FAO Schwarz en Nueva york | ©Ralph Daily
Entrada del FAO Schwarz en Nueva york | ©Ralph Daily

Si les queréis comprar a los chavales algún souvenir de su estancia en la ciudad, en la ciudad encontraréis muchas tiendas donde se les pondrán los ojos como platos y perderán la noción del tiempo. ¡Será por jugueterías en Nueva York! Éstas son algunas de las más curiosas para visitar con niños.

  • FAO Schwarz: es la juguetería más icónica de la ciudad y la encontrarás en el Rockefeller Center. A la entrada os recibirá un empleado vestido de soldadito de plomo que si se lo pedís, se tomará una foto de recuerdo con los niños. Dentro descubriréis el paraíso de los juguetes. ¡No exagero!
  • Disney Store: si os apasiona el universo Disney, Marvel o Star Wars, no os podéis perder la tienda de Times Square, en pleno centro de Nueva York. ¡Es una pasada!
  • Lego Store: también en el Rockefeller Center y frente a la Catedral de San Patricio encontraréis la famosa tienda de bloques de construcción, ¡con dos plantas! Si sois fans de Lego os va a encantar.
  • Build-A-Bear Workshop en esta juguetería, los peques podrán llevarse su propio souvenir personalizado de Nueva York. Sólo tienen que elegir un peluche y allí mismo lo rellenan y visten a su gusto. ¡Genial!, ¿verdad?

14. Y no olvidéis las tiendas de golosinas

M&M’s World en Nueva York | ©Cameo Bryan
M&M’s World en Nueva York | ©Cameo Bryan

Aunque estén de viaje a miles de kilómetros de distancia de casa, los niños siguen siendo muy golosos y no perdonan un dulce (¡tampoco los adultos!). Si os queréis dar el gusto de comer un montón de chuches durante vuestras vacaciones en Nueva York, tenéis que visitar algunas de las tiendas de golosinas más originales de Nueva York. ¡Hay de todo para todos!

  • Economy Candy: este paraíso de los dulces lo encontrarás en el Lower East Side. A pesar de su pequeño tamaño, la tienda está abarrotada de golosinas de todos los sabores, colores y formas hasta los topes. Además, los precios son bastante baratitos (hay artículos por $0,99), de ahí su nombre.
  • Dylan’s Candy Bar: es una parada obligatoria para los más golosos en el Upper East Side. ¡La tienda tiene tres plantas a rebosar de caramelos! ¡Más de 7.000 tipos! El sueño hecho realidad de millones de niños.
  • M&M’s World: otra parada obligatoria en Times Square para los golosos. Aquí podréis comprar un montón de chucherías y merchandising de la marca. Lo difícil será no salir con una bolsa de chocolatinas.

Consejos para disfrutar a tope de estas experiencias en familia en Nueva York

Atardecer en Nueva York desde un Roftop | ©Quintin Gellar
Atardecer en Nueva York desde un Roftop | ©Quintin Gellar

Compra las entradas con antelación

Nueva York es una de las ciudades que más visitantes recibe al año y no es de extrañar que muchas de las atracciones que ofrece a los turistas estén repletas de visitantes.

Programar de antemano las actividades que vais a hacer en vuestro viaje a Nueva York y reservar las entradas con antelación es imprescindible para que todo salga a pedir de boca. Ah, y recuerda que en Hellotickets encontrarás muchas entradas con opción de acceso directo, para evitarte largas colas que podrían aburrir e impacientar a tus peques.

A la hora de comprar las entradas, debes tener en cuenta los siguientes consejos:

  • La mayoría de los teatros de Broadway no admiten a niños menores de 4 años (son políticas que a nivel individual establecen las salas).
  • Ninguno de los teatros vende entradas infantiles para los musicales de Broadway, por lo que todos los espectadores deben pagar el mismo precio por las localidades.
  • En cuanto a si los niños pueden pasar gratis a los partidos de la NBA, lo cierto es que depende de cada equipo: la política del Madison Square Garden (estadio de los New York Knicks) dice que los niños que han cumplido los dos años deben tener su entrada. Por su parte, en el Barclays Center (estadio de los Brooklyn Nets), los niños que midan hasta 34" pulgadas pueden acceder gratis compartiendo un asiento con un adulto que tenga entrada y los acompañe.

Escoge el mejor horario para realizar las actividades

De manera general, los niños madrugan mucho y se acuestan temprano. Esto resulta ideal en una ciudad como Nueva York, en la que muchas de las atracciones reciben menos visitantes a primera hora de la mañana:

  • Un buen momento para ir a patinar con los niños a las pistas de hielo es temprano por la mañana y entre semana, ya que apenas hay gente. Además, las “ayudas” para patinar y sostenerse de pie son gratuitas antes de las 11 AM.
  • Si os apetece ir a ver las luces de Navidad a Dyker Heights, os aconsejo llegar un poco antes de que anochezca para poder asistir al encendido, lo que en Nueva York ocurre hacia las 4:30 PM en diciembre. ¡Es un momento mágico!
  • Te recomiendo montar en el teleférico hacia el mediodía cuando va menos abarrotado. No olvides que es un medio de transporte que comunica Roosevelt Island con Manhattan y que los neoyorkinos usan para desplazarse. Por eso es mejor evitar las horas punta entre las 7 y 9 AM y las 5 y 7 PM.
  • El mejor momento para visitar los museos suele ser temprano por la mañana los días entre semana. Además, los peques estarán más receptivos y menos cansados de la jornada. Después, aire libre y ¡a explorar!
  • Los días que hay partido de NBA se viven de una manera especial en Nueva York. Os recomiendo que vayáis al estadio con al menos una hora de antelación para que no os pille el toro. Así podréis pasar el control de seguridad con calma, curiosear las tiendas de souvenirs y snacks, localizar los asientos en las gradas y vivir el ambientazo previo al partido con los bailes de las animadoras, el himno y la entrada de los jugadores a la cancha

Planifica la forma de moveros

A nadie le gusta perder tiempo en los traslados, y menos aún a los niños impacientes por llegar a su destino. Por eso, en una ciudad tan inmensa como Nueva York resulta aún más importante si cabe tener en cuenta cómo llegar de la mejor manera posible a cada atracción.

Por ejemplo, la frecuencia del NYC Ferry es menor que la del metro, pero dependiendo de la ruta y del día de la semana hay distintas frecuencias. Mi consejo es que compruebes los horarios en la web antes para poder embarcar con puntualidad.

Sin embargo, una forma excelente de trasladaros aprovechando el tiempo para admirar los monumentos de la Gran Manzana es reservar una plaza en el autobús turístico de Nueva York, opción que tiene muchísimas ventajas:

  • Puedes elegir billetes para uno o dos días, en función del tiempo que vayas a estar en la ciudad.
  • Puedes subir y bajar las veces que quieras, por lo que podrás usarlo para echar un primer vistazo a la ciudad, como un medio de transporte entre atracciones o simplemente para descansar un rato las piernas.
  • Gracias a su aplicación móvil, sabrás exactamente cuánto falta para que pase el autobús, por lo que podrás planificar tus traslados a la perfección.
  • Hay dos rutas para escoger: Uptown, que pasa por Madison Square Garden, la Quinta Avenida, Times Square, el Museo Metropolitano, el MoMa y Central Park; y DownTown, que pasa por Broadway, Wall Street, Battery Park, Little Italy, Chinatown y Soho.

Reserva una plaza en el autobús turístico de Nueva York