Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Las mejores cosas que ver y hacer en Menorca

Una guía de todo lo que debes ver y hacer para disfrutar de Menorca en unas vacaciones inolvidables.

Alex Grande

Alex Grande

15 de jun. de 2021 • Lectura de 8 minutos

Las mejores cosas que ver y hacer en Menorca

Cala Mitjana, en Menorca | ©Joao Branco

Las Islas Baleares son un lugar del mundo que impresionan hasta al viajero más experimentado, y ya sea la primera vez que viajas a Menorca o un destino al que vayas regularmente, la belleza de sus calas y atardeceres siempre te pilla desprevenido.

El encanto de Menorca reside en la tranquilidad y belleza natural de su costa y la magia que esconde su interior. Si estás planeando un viaje a esta preciosa isla, echa un vistazo a esta lista de qué ver y qué hacer en Menorca, en la que encontrarás cosas que hacer repartidas por varios de sus rincones.

1. Disfruta de un paseo en barco por la costa de Menorca

Veleros y catamaranes navegando las costas de Menorca | ©Franco Vannini
Veleros y catamaranes navegando las costas de Menorca | ©Franco Vannini

Si quieres vivir en directo el máximo esplendor de sus aguas cristalinas y turquesas, te recomiendo que también des un paseo en barco durante el día o te unas a una excursión que te lleve a conocer las mejores calas escondidas de la isla. Te dejo aquí un listado de las mejores excursiones en barco en Menorca.

Para ver el atardecer

Nunca es suficiente cuando se trata de admirar la belleza de Menorca, especialmente al atardecer. Cuando el cielo se tiñe de naranja y el mar se convierte en un crisol de reflejos de la última luz del día, merece la pena estar en el lugar adecuado para disfrutar del espectáculo.

Y no hay un lugar mejor que en medio del mar, por lo que un paseo en barco al atardecer por la costa suroeste de Menorca te dará las mejores vistas del atardecer y de las calas y acantilados de la isla con un filtro natural que no se podría llamar de otra manera que ‘Verano en el Mar Mediterráneo’.

Para disfrutar de una jornada de relax en catamarán

Otro de los planazos que te ofrece la isla es recorrer sus aguas y sus maravillosas calas a bordo de un catamarán, donde te aseguro que se para el tiempo y llevarás tus vacaciones a otro nivel. Si te apetece hacer un paseo en catamarán en Menorca, tienes varias opciones, dependiendo del recorrido, la duración, etc. Te lo cuento todo en mi artículo sobre cómo dar un paseo en catamarán en Menorca.

Alquila un barco solo para ti y los tuyos

Si no te seduce tanto la idea de tener que unirte a un paseo en barco organizado, siempre existe la opción de alquilar un barco (con o sin patrón) para ti y tus acompañantes. Esta es sin duda una experiencia mucho más privada y personalizada y te permitirá organizar tu jornada como desees.
Si esta es tu opción, mi recomendación es que confíes en una empresa local que cuente con las mejores embarcaciones y que te ofrezca total confianza. Para ello, te recomiendo que cuentes con los expertos de Menorca en Llaut. Entre todas las opciones que ofrecen seguro que encuentras la que mejor se adapta a ti.

2. Haz un safari en Jeep por la isla

Visita la isla en Jeep | ©Nan Palmero
Visita la isla en Jeep | ©Nan Palmero

La experiencia Sunset Jeep Safari Menorca tiene todo lo que debería incluir un viaje a la joya de las Islas Baleares: un paseo por el interior, descubriendo bosques, praderas, barrancos donde habitan las aves de caza, e incluso algún acantilado, y un primer plano del atardecer mientras disfrutas de productos ecológicos de una granja cercana.

En esta actividad tendrás acceso a lugares privados de la isla y por lo tanto verás cosas que el típico turista no alcanzará a imaginar, terminando el día en un bosque al borde de un acantilado para disfrutar del atardecer en todo su esplendor. Si te animas y te apetece hacer la actividad, puedes consultar en este artículo con todo lo que necesitas saber sobre el safari en Jeep en Menorca.

3. Cómete Menorca (literalmente)

Disfrutando de una de las experiencias gastronómicas de Cómete Menorca | ©Cómete Menorca
Disfrutando de una de las experiencias gastronómicas de Cómete Menorca | ©Cómete Menorca

En los últimos años Menorca está avanzando hacia convertirse en referencia mundial por su gastronomía. Ya no sólo por sus exquisitos productos locales, sino también por la creatividad, la alta calidad y la profesionalidad de sus chefs.

Si estás pensando en ir a Menorca de vacaciones, organiza también las comidas y cenas para aprovechar al máximo sus delicias culinarias. Iniciativas como Cómete Menorca te lo ponen fácil: en su buscador podrás elegir el restaurante que mejor se adapte a tus gustos y necesidades: por localización, menú, tipo de carta, etc. Así, elegir bien nunca había sido tan sencillo.

Únete a sus experiencias gastronómicas

Además de su magnífico buscador para elegir restaurante, puedes unirte a alguna de sus exclusivas experiencias: vayas solo, en grupo o en pareja, hay una opción para ti. 
En el Menorca Gourmet Tour, por ejemplo, un guía especializado os hará un recorrido gastronómico prácticamente a medida por la isla en el que visitaréis los lugares donde se elaboran los productos típicos de Menorca, los podréis degustar y os llevaréis a casa un producto de cada sitio visitado de regalo.

Haz una clase de cocina tradicional con un chef local

Si lo que te apetece es ponerte manos a la obra, también existen varias opciones para realizar un curso de cocina local, en grupos reducidos, en el que os enseñarán a preparar los platos más deliciosos  y después, por supuesto, tendrás la oportunidad de degustarlos. Si quieres más información y precios de esta y todas las experiencias que ofrece Cómete Menorca, puedes escribirles a [email protected] o reservar desde su web. ¡Bon apetit!

4. Pasea por Binibèquer, un pueblito de casas blancas a orillas del mar

Los tejados de Binibèquer y su contraste con el cielo azul | ©Núria
Los tejados de Binibèquer y su contraste con el cielo azul | ©Núria

Bañado por las aguas de la costa sur de Menorca, Binibèquer es un pueblito pesquero de casas blancas en el que reina una paz casi mágica. El pueblo entero tiene un aura de inexplicable armonía, sumado al color blanco que cubre todos sus edificios y que van reflejando los colores del sol según pasa el día como si de un lienzo se tratara.

El pueblo está a sólo 10 kilómetros de Mahón, pero aunque te alojes en la otra punta de la isla merece la pena ir a pasar la tarde y disfrutar del atardecer en Bambú Menorca, uno de los restaurantes con más clase de toda la isla donde tomar una copa de vino y degustar la gastronomía local.

5. Recorre la costa menorquina en kayak

Recorre la costa de Menorca en kayak | ©Joan Mesquida
Recorre la costa de Menorca en kayak | ©Joan Mesquida

Otra experiencia que siempre recordarás de tu viaje a Menorca es un paseo en kayak por las calas y cuevas marinas de Menorca. Se trata de una actividad en la que puedes elegir recorrer la bahía de Fornells y admirar la Isla Sargantana y su torre de vigilancia construida por los británicos en el siglo XIX, o hacer una ruta por los acantilados y descubrir la Cueva de los Ingleses, una cueva marina en la que ver la vida marina de cerca haciendo snorkel.

Precisamente por su combinación de actividad física y una introducción al buceo de superficie, hacer una actividad en kayak por la costa de Menorca es una forma muy completa de pasar la mañana, especialmente en familia.

6. Descubre los rincones de Ciutadella

Ciutadella | ©JR Harris
Ciutadella | ©JR Harris

Ciutadella es la antigua capital de Mahón y tiene un encanto muy especial que descubrir en sus callejuelas y sus soportales entre el sol y la sombra, y sus miradores desde los que disfrutar de la paz de una tarde de verano.

Es una visita que toda persona que viaje a Menorca debe hacer, para pasear por sus calles, bares pintorescos y tiendas únicas. Su centro histórico tiene algunos puntos de interés realmente bonitos, como la Catedral de Santa María o la Iglesia de San Francisco de Asís.

Una forma estupenda de terminar el día es, si tienes coche, ir desde Ciutadella al Faro de Punta Nati para ver el atardecer. Y hablando de atardeceres, si vas a estar varios días en la isla, te conviene salir a ver la puesta de sol desde los mejores rincones de la isla. En este post te dejo una lista de cuáles son, para mí, los mejores atardeceres de Menorca.

7. Explora las calles de Mahón, la capital de Menorca

Mahón | ©Mario Sánchez Prada
Mahón | ©Mario Sánchez Prada

Mahón, la capital actual de Menorca, es una ciudad algo más grande que Ciutadella pero que aún retiene el encanto de los pueblos costeros de las Baleares. Calles atravesadas por arcos de piedra de edificios de época medieval, iglesias maravillosamente sencillas, casas blancas de tejado rojizo, y pequeños bares y restaurantes que te van ofreciendo un paseo muy agradable para un soleado mediodía.

Se trata de una ciudad que puedes explorar sin mapa ni guía ni un plan predefinido: simplemente paséate por sus catedrales, sus museos y sus mercados, donde tienes que probar los quesos, butifarras, panes artesanales y pescados en conserva elaborados en la propia Menorca.

Para esta visita, te recomiendo llevar una buena cámara de fotos o tener siempre a mano tu móvil, ya que Menorca es fotogénica como pocas otras ciudades de España.

8. Visita la Naveta des Tudons, el Stonehenge menorquín

Naveta des Tudons | ©Sole Perez
Naveta des Tudons | ©Sole Perez

El origen de estas tumbas megalíticas de Menorca es algo incierto, pero si se sabe que su construcción se remonta hasta hace cerca de 3.000 años. A lo largo de la isla es posible encontrar otras construcciones prehistóricas como esta, pero la Naveta des Tudons es una de las que más atraen tanto a turistas como locales.

La leyenda dice que fue construida por un príncipe enamorado de una princesa, quien le puso como condición para el matrimonio que construyese un hogar para ambos. Pero justo antes de terminar la naveta, el príncipe quedó sepultado por la última piedra que portaba encima de su cabeza. Quizás de aquí venga el origen funerario de estas construcciones.

Alrededor de la Naveta des Tudons puedes ver las taulas, monumentos de rocas superpuestas que recuerdan inevitablemente al misterioso Stonehenge.

9. Sube a Monte Toro, el punto más alto de la isla

Vistas de Fornells desde Monte Toro | ©Luca Sbardella
Vistas de Fornells desde Monte Toro | ©Luca Sbardella

El Monte Toro es el mejor mirador para observar la isla de Menorca y disfrutar de unas vistas inmejorables. Es un lugar imprescindible en tu viaje, especialmente para los últimos días.

Puedes subir en coche o preparar una pequeña caminata hasta la cima, presidida por el Santuario de la Virgen del Toro, consagrada a la patrona de la isla. Para llegar hasta Monte Toro, lo más fácil es ir a Fornells y desde allí tomar el corto camino de 8 kilómetros hasta allí.

10. Tómate un buen Cóctel mientras disfrutas del atardecer en Cova d’en Xoroi

Cova d’en Xoroi | ©Steve.
Cova d’en Xoroi | ©Steve.

Cova d’en Xoroi es uno de los mejores sitios desde donde disfrutar del atardecer con un cóctel en la mano en Menorca. Ubicado entre los acantilados de Cala en Porter, este chiringuito es perfecto para despedirse de la isla al final de tu viaje.

En verano, la Cova d’en Xoroi se convierte en un club con música en directo y discoteca donde bailar mecido por la brisa marina. Por su popularidad, es imprescindible reservar online una mesa en su mirador con bastante antelación.

Qué hacer en Menorca

Cosas que hacer en otras ciudades