Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

10 cosas que hacer en Menorca en abril

Si bien esta encantadora isla de las Baleares es un punto de atracción para miles de turistas en los meses de verano, visitarla durante la primavera ofrece actividades únicas para disfrutar.

Ana Caballero

Ana Caballero

Lectura de 10 minutos

10 cosas que hacer en Menorca en abril

Ciutadella de Menorca | ©Pablo Fernández

Abril marca el inicio de la primavera para la isla más oriental de este archipiélago del Mediterráneo. Durante esta época las terrazas de restaurantes y cafés comienzan a renacer en todo su esplendor, favorecidas por aumento de la temperatura y de un clima, aunque algo inestable, bastante más benévolo que las bajas temperaturas de invierno o el sofocante calor de la época estival.

Este agradable clima y la ventaja de contar durante esta época con menos turistas que en la temporada veraniega brinda un atractivo único a este mes del año. A todo lo que habitualmente hay que ver y hacer en Menorca, se une en este mes algunas actividades especialmente recomendable, desde festivales a excursiones aprovechando el buen tiempo.

1. Para los amantes de la naturaleza y las actividades al aire libre: recorre la isla por el Camí de Cavalls

Por Camí de Cavalls | ©Damià Vinent Olives
Por Camí de Cavalls | ©Damià Vinent Olives

Aunque esta actividad puede hacerse durante todo el año, mi recomendación es que aproveches si viajas a Menorca en abril para recorrer el Camí de Cavalls.

Se trata de un antiguo sendero de 185 km que circunda toda la isla de Menorca convertido en la actualidad en una ruta con 20 tramos de entre 5 y 13 kilómetros de largo con diferentes grados de dificultad y que pueden ser recorridos a caballo, en bicicleta de montaña o simplemente a pie.

Su origen no está del todo claro, pero se dice que fue construido durante el siglo XIV como un sistema de defensa en el que soldados a caballo podían proteger todo el perímetro de la isla.

¿Qué lo hace especial en abril? Principalmente su agradable clima. Durante este mes puedes encontrar estupendas temperaturas que te permitirán hacer todo el recorrido en cinco o siete días.

Otra particularidad de abril es que podrás contemplar el florecimiento de bosques y praderas a lo largo del recorrido.

Por último, mencionarte que este sendero es un atractivo no sólo para turistas sino también para competiciones de alto rendimiento, eventos que atraen un flujo importante de visitantes. Afortunadamente ninguna de estas convocatorias masivas se da durante el mes de abril, por lo que tendrás la oportunidad de tener un contacto más directo con la naturaleza.

A lo largo de su recorrido podrás admirar la belleza natural de más de 50 calas, los brotes verdes de los bosques de la Albufera des Compte, las antiguas fortalezas como la torre de Alcalfar, faros como el de Punta Nati o una entrada a pie a las encantadoras ciudades de Maó y Ciutadella.

Si lo tuyo es el senderismo simplemente puedes tomar un coche de alquiler o el transporte público y seleccionar alguno de los tramos de acuerdo con tu interés y capacidades físicas por supuesto, o contactar con alguno de los operadores turísticos locales para una excursión dirigida ya sea en caballo, bicicleta o a pie.

Reserva un tour guiado por Menorca

2. Date un baño de cultura y música en el festival de jazz de Menorca

Persona tocando Jazz | ©Chevanon Photography
Persona tocando Jazz | ©Chevanon Photography

Cada primavera y ya con una tradición de más de dos décadas, distintos foros de Ciutadella, Maó y otros pueblos de la isla reciben a variados artistas del jazz local e internacional.

Si las aguas aún están muy frías para nadar, un baño de esta música nacida en el sur de Estados Unidos y todo el ambiente cultural que la rodea es el plan perfecto para un abril en Menorca.

Conciertos, bailes, clases magistrales, charlas, talleres y exhibición de películas y documentales son algunas de las variadas actividades que ofrece este festival en diversas sedes cerradas y al aire libre a lo largo de la isla.

Información práctica

  • Dónde: Varios teatros y localizaciones de toda la isla
  • Precio: Depende de la actuación, pero suelen ser muy económicas

3. Apúntate para alguna de las funciones de la temporada de primavera del teatro de Maó

Teatro Principal de Maó | ©Félix Casals
Teatro Principal de Maó | ©Félix Casals

Solo la visita a este hermoso teatro, una joya arquitectónica del siglo XIX en el centro de ciudad costera más al este de la isla es por sí misma un espectáculo.

El Teatro Principal de Maó es conocido por ser el teatro de ópera más antiguo de España, de diseño clásico italiano y con su característica forma de herradura, alberga entre los meses de marzo y mayo la temporada teatral de primavera.

Además de ser una de las sedes principales del festival de jazz, la temporada de primavera del teatro presenta cada año una variada oferta de ópera, danza, drama, música y para los más pequeños el ya tradicional festival de teatro infantil.

Si vas solo de pasada puedes agendar alguna de las visitas guiadas que ofrece el recinto, donde podrás conocer más de su historia y arquitectura. En el sitio oficial podrás encontrar más información acerca del teatro y su programación durante el mes de abril.

Información práctica

  • Dónde: Costa Deià, 40
  • Precio: Depende de la actuación

Reserva una excursión en barco desde Mahón

4. Vive con los menorquines las tradiciones de la Semana Santa

Semana Santa en Menorca | ©Stuart Moss
Semana Santa en Menorca | ©Stuart Moss

Si te apuntaste a viajar durante esta época del año es probable es que puedas ser testigo de cómo se vive la Semana Santa en Menorca (aunque algunos años se celebra en marzo).

En esas fechas, vas a poder contemplar procesiones en las calles de las principales ciudades de la isla acompañadas de un sinfín de tradiciones locales dan vida a esta importante conmemoración del mundo cristiano.

Entre las procesiones más populares se encuentra la procesión del Santo Entierro en Mahón, que tiene lugar cada viernes santo en esta ciudad de la isla. En ella podrás ver a los distintos grupos religiosos denominados cofradías y recorrer los puntos más emblemáticos de la ciudad acompañados de música y cantos religiosos.

Otra tradición de esta conmemoración es la Matances des Bujots (matanza de los monigotes), tradición pagana que se celebra en Ciutadella para dar fin a la Semana Santa.

Esta consiste en colgar en las calles muñecos de personajes públicos, generalmente de la clase política, para que sean blanco de simbólicos disparos como castigo a sus malas prácticas. Una llamativa tradición que marca el fin del recogimiento y espiritualidad de la semana mayor.

Además, acudir a conocer esta fiesta es la excusa perfecta para recorrer recorrer todos los atractivos de Ciutadella, una localidad que bien vale una visita.

5. Súbete a un kayak y descubre hermosos parajes desde el mar

Naturaleza y buena compañía | ©Thomas Lardeau
Naturaleza y buena compañía | ©Thomas Lardeau

Con temperaturas tal vez no tan cálidas para darte un chapuzón, pero lo suficientemente tolerable para navegar en kayak, realizar esta actividad durante estas fechas también cuenta con la ventaja de que no habrá tanta gente en el mar.

Navegar en kayak en Menorca es, sin duda, una experiencia inolvidable, de ahí que existan tantas actividades con kayak y snorkel en la isla.

Sus aguas cristalinas, poco profundas y el diverso paisaje que ofrece el borde costero con cuevas, pequeñas bahías, acantilados y lugares apenas intervenidos por el hombre hacen del kayak una actividad ideal para admirar la naturaleza respetando al medio ambiente.

Existe una variedad de operadores turísticos locales que ofrecen excursiones en kayak a diversos puntos de la isla. Algunas de las excursiones más recomendadas son las cuevas de la cala en Porter ubicada en Alaior, la cala de Sa Torreta en el parque natural de S’albufera des Grau, la bahía de Fornells y el arenal de Mongofre.

Reserva tu actividad en kayak en Menorca

6. Recorrido en coche por los pueblos de Menorca

Conduciendo | ©Tobi
Conduciendo | ©Tobi

En esta época del año, cuando la isla está más tranquila por la menor cantidad de visitantes, es el momento ideal para vivir el ritmo traquilo de vida o slow life que se respira en los distintos pueblos de Menorca.

Un recorrido en coche por esta pequeña isla, cuya distancia entre los puntos más extremos no supera los 60 kilómetros, te da la oportunidad para tomarte un día y recorrer gran parte de sus pintorescos municipios.

Sumérgete en los encantos que cada pueblo tiene para ofrecer, interactúa con la gente local, recorre los centros históricos, museos, tiendas, cafecitos y los típicos mercadillos que cada semana suelen instalarse en los centros de cada localidad donde podrás adquirir artesanías y productos gastronómicos característicos de la isla.

7. Planes para los amantes del running y el duatlón

Media Maratón de Fornells | ©forteen
Media Maratón de Fornells | ©forteen

Con su orografía, buen clima y estupendo ambiente, el deporte en Menorca se ha convertido en una atracción más. No solo atletas, sino también aficionados locales y foraneos participan en alguna de las pruebas que se celebran en el mes de abril.

Si te gusta correr 5 o 10 kilómetros, media maratón o combinar la carrera con el ciclismo, podrás encontrar tres interesantes carreras durante el mes de abril. Si lo deseas, puedes participar en alguna o, si no, al menos acudir a vivir el ambiente especial que las rodean.

La primera es la carrera Corre Mô, popular carrera de cinco y diez kilómetros organizada por el ayuntamiento de Maó.

Para los corredores más avanzados esta la alternativa de la media Maratón de Fornells, tradicional carrera que une las localidades de Mercadal y Fornells a través del camino de Tramuntana. Esta competición, referente del calendario de carreras de Menorca, cuenta también con una prueba de diez kilómetros para atletas menos exigentes.

Por último y para deportistas más experimentados está el duatlón de la ciudad de Alaior. Esta competición cuenta con distintas categorías en función de las distancias, siendo la más exigente la que contempla un recorrido de siete kilómetros a pie y veinte kilómetros en bicicleta.

8. Feria Arrels: conociendo la cocina y productos locales de Menorca

Feria Arrels | ©Fira Arrels
Feria Arrels | ©Fira Arrels

A fines de cada mes de abril se celebra Maó Arrels, la feria de producto local y cocina de Menorca. En ella se reúnen los más reconocidos chefs locales e internacionales, así como exponentes de la producción artesana mostrando al mundo la riqueza de la cocina menorquina.

Durante dos días de feria podrás encontrar agricultores que cultivan variedades ancestrales de frutas y hortalizas, aceite de oliva de, los mejores quesos de la isla, vinos locales con carácter mediterráneo y otros tesoros gastronómicos de la isla.

Además de degustar los mejores productos locales y comprar directamente al productor, podrás aprender con sesiones de cocina en directo, de degustación e incluso de talleres de cocina para niños. Después de vivir esta feria, los mejores restaurantes de Menorca no tendrán secretos para tí.

Información práctica

  • Dónde: Recinto ferial de Maó-Menorca
  • Cuándo es: el último fin de semana de abril
  • Horario: Sábado de 10 a 21 h y domingo de 10 a 19 h

9. Playa y más playa para distintos gustos y colores

Playa de Menorca | ©Nicolas Vigier
Playa de Menorca | ©Nicolas Vigier

Aunque por esta época del año la temperatura del agua no es de lo más agradable para el baño, ronda los 15 grados, si te toca un día soleado de primavera o eres de aquellos valientes nadadores de agua fría, este será el momento ideal para sumergirte en alguna de las más de 100 playas de la isla.

Estas hermosas playas, consideradas en su mayoría entre las mejores preservadas del Mediterráneo, ofrecen una gran diversidad de paisajes. En el norte están las de arenas rojas, de acceso más difícil y por lo mismo mejor conservadas. En el sur las de arenas blancas y aguas cristalinas favoritas de los turistas durante los meses del verano.

Un plan en sí mismo es pasear por alguna de estas playas sin tener que darte un chapuzón. Simplemente caminar por la orilla, contemplar las
mejores calas de Menorca o quedarte hasta la puesta de sol en un ambiente tranquilo y libre del turismo masivo puede ser una actividad perfecta para tu día de playa en abril.

Reserva una excursión en barco por las calas de Menorca

10. Disfruta de la riqueza gastronómica de la isla

Comida de Molí des Comte Asador | ©Judith_travel87
Comida de Molí des Comte Asador | ©Judith_travel87

Imposible dejar por fuera la riqueza gastronómica que podrás encontrar en la isla. En esta época del año, los restaurantes más cercanos a la costa comienzan a prepararse para la temporada veraniega abriendo sus terrazas con vistas al mar.

La gastronomía en la isla es variada. De origen rural y con grandes influencias de varias culturas. Combina la cocina pastoril, agrícola y pesquera resultando en una variedad de platos de pescados, embutidos, carnes y mariscos.

Imperdible no probar la Caldereta de langosta, o el Oliagua, una sopa con hortalizas, aceite y hierbas aromáticas. O también el guiso de perdiz con col y el famoso queso Mahón, reconocido mundialmente por su denominación de origen.

Durante la Semana Santa, además, podrás degustar la gran variedad de dulces típicos de la repostería menorquina, así como también la tradicional Formatjada, una empanada típica local que se rellena con distintos ingredientes.

El clima en Menorca durante abril

Atardecer en Menorca | ©Chris Combe
Atardecer en Menorca | ©Chris Combe

En líneas generales, el clima en abril es bastante agradable, con temperaturas que rondan los 18 grados durante el día.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que el clima es bastante inestable durante esta época, por lo que hay que estar preparado para algunos días fríos o una que otra lluvia. Así que no esta de más meter un abrigo o un impermeable en tu maleta.

Los precios en Menorca durante abril

Dinero en Euros | ©Pixabay
Dinero en Euros | ©Pixabay

Abril aún es considerado como temporada baja, debido principalmente a que la afluencia de turistas es considerablemente menor que en el verano.

Esto tiene la ventaja de poder conseguir precios mucho más económicos en alojamiento, billetes de avión, alquiler de coche y tal vez en alguna excursión ofrecida por los operadores turísticos locales. Otro motivo más para considerar visitar esta encantadora isla en esta época del año.