Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Los 5 mejores atardeceres de Menorca

Hay muchos lugares en la isla desde donde ver el atardecer, pero sólo unos cuantos desde donde convertir este momento en el más mágico de tus vacaciones. ¡Descúbrelos aquí!

Alex Grande

Alex Grande

16 de abr. de 2021 • Lectura de 5 minutos

Los 5 mejores atardeceres de Menorca

Viendo el atardecer desde un barco en Menorca | ©Loreta Pavoliene

Cuando la luz del sol comienza a cambiar de color sobre el mar en calma y se oyen los últimos cantos de pájaro, ha llegado el momento más especial del día: el atardecer.

Ver una puesta de sol en Menorca es algo espectacular y único, y recuerdo pocos lugares donde haya tenido esta misma sensación. Toda una paleta de colores anaranjados reflejándose sobre el mar en un momento tan sencillo como precioso, y para disfrutar de ello como un local, aquí tienes los 5 mejores sitios desde donde ver el atardecer en Menorca.

1. Desde el Pont d’en Gil

Pont d’en Gil | ©Miguel Escobar Gómez
Pont d’en Gil | ©Miguel Escobar Gómez

No hay un mejor lugar en Menorca para disfrutar del atardecer. Pont d’en Gil es un puente natural de roca que se mete en el mar y deja una apertura desde la que, con la posición correcta, es posible ver el sol esconderse en el agua.

Puedes cruzar el puente para hacer unas fotos preciosas y admirar la inmensidad del mar y después abrir una botella de vino o unas cervezas para brindar con la última luz del día.

Si te apetece alargar un poco la excursión a Pont d’en Gil, puedes ir un par de horas antes y seguir el Camí de Cavalls hasta el faro de Punta Nati, una bonita construcción de principios de siglo XX, y por el camino recorrer un paraje desierto que por momentos te dará la sensación de haberte transportado a un lugar recóndito del mundo.

Alternativamente, desde el faro de Punta Nati también puedes disfrutar de un espectacular atardecer.

Otra opción que sin duda te recomiendo es ir en barco a Pont d’en Gil, en una excursión en la que también aprovecharás para hacer un recorrido alrededor de Ciutadella, disfrutar de las impresionantes vistas de la catedral y admirando a lo lejos el faro de Cap d'Artrux.

Cómo llegar

A pie o en bicicleta desde Cala en Blanes (Ciutadella). También se puede llegar en coche o en moto, e ir en barco a Pont d’en Gil es una experiencia preciosa.

2. Desde un catamarán en medio del mar

Catamaranes en la orilla | ©Brett Jordan
Catamaranes en la orilla | ©Brett Jordan

Hacer una excursión en barco por Menorca es un plan que debería incluirse en cada viaje a esta maravillosa isla balear. Hay muchas posibilidades y opciones para disfrutar de esta experiencia, pero de todas ellas te recomiendo este especial paseo alrededor de Menorca en catamarán.

Tanto por el número reducido de personas que caben en el catamarán frente a los paseos en barco masificados que puedes encontrar en la isla, como por lo especial y único que es navegar en el catamarán siguiendo la dirección del viento, lo que añade un cierto elemento de sorpresa al paseo, esta excursión se convertirá en uno de tus momentos favoritos de tu visita a Menorca.

Esta excursión se puede hacer a primera hora de la mañana o al atardecer, y lógicamente yo te recomiendo la opción para ver la mágica puesta de sol desde el mar, pero al ser una opción flexible tú decides cómo combinarlo con el resto de tus planes en Menorca. Para que lo tengas en cuenta, el paseo dura 3 horas 30 minutos y el precio de la experiencia es de 67 €.

En caso de que quieras explorar otras posibilidades para dar un paseo en barco al atardecer por Menorca, puedes leer el siguiente artículo donde te cuento todo lo que debes saber: Paseos en barco en Menorca.

Cómo llegar

Esta experiencia en Catamarán, como varias otras, sale desde Fornells, al norte de Menorca. La única forma de llegar desde Ciutadella o Mahón es en coche.

3. Playa de Son Bou

Atardecer en Son Bou | ©Steve.
Atardecer en Son Bou | ©Steve.

El encanto de las Islas Baleares, y más aún, de Menorca, está en sus playas y preciosas calas de aguas cristalinas y arena pristina. Hay muchas de ellas desde las que presenciar una puesta de sol inolvidable, pero ninguna como la playa de Son Bou.

A lo largo de esta extensa playa puedes encontrar un lugar desde el que convertir un plan tan sencillo como sentarte en la toalla con un pequeño picnic, incluso encender unas velitas y abrir una botella de champán, en uno de los mejores momentos de tus vacaciones.

Por las vistas sin obstáculos que tendrás del atardecer y la grandeza del cielo abierto frente a tus ojos sobre el mar infinito, y por el color rojo fuego del que se tiñe la escena justo antes de la noche, ver el atardecer en la playa de Son Bou es algo que no sólo hay que hacer al menos una vez en un viaje a Menorca, si no al menos una vez en la vida.

Por cierto, si ya has visto el atardecer desde el sur de la isla, tienes la opción de hacer una excursión en Jeep a las playas del norte de Menorca con Safari, una experiencia muy completa en la que visitarás un rancho privado y disfrutarás del atardecer desde el Cabo de Cavallería.

Cómo llegar

La playa de Son Bou está al sur de la isla, más o menos entre Mahón y Ciutadella. Imprescindible usar el coche para llegar desde cualquiera de las dos ciudades, con media hora de camino en ambos casos.

Alex’s Traveller Tip

Intenta llegar a ver el atardecer dos horas antes de la puesta de sol, lo que te permitirá coger sitio antes de que lleguen las aglomeraciones.

4. Hola Ola

Tómate algo y disfruta del atardecer en el Hola Ola | ©Inko 6
Tómate algo y disfruta del atardecer en el Hola Ola | ©Inko 6

Aunque las vistas del atardecer no son tan espectaculares como las de otros puntos de Menorca, el ‘vibe’ del chiringuito Hola Ola lo convierte en uno de los sitios top para disfrutar del último rato del día con música relajante, bebidas tropicales, y banquitos y césped en los que sentarse con tu pareja o amigos.

El look hippie del sitio, que está junto a la playa, sumado a la variada carta de cócteles con algunos platos para compartir y picar, hacen de Hola Ola uno de los lugares favoritos tanto de locales como viajeros para disfrutar de la tarde.

Antes de que te decidas a ir, creo necesario puntualizar que no es un bar demasiado ‘friendly’ para ir con niños, ya que no hay nada para mantenerlos entretenidos y quizás el ambiente no sea el más adecuado para ellos.

Cómo llegar

Hola Ola está en Cala Blanca, a 7 minutos en coche desde Ciutadella poniendo rumbo al sur. Puedes llegar en bicicleta de forma relativamente fácil también, con una corta ruta de 15 minutos por carretera o camino.

5. Cala Morell

Cala Morell | ©Martin Robson
Cala Morell | ©Martin Robson

Cala Morell tiene, de alguna forma, un poco de la esencia de Santorini: calles de casitas blancas que discurren a lo largo de la ladera de la montaña, para llegar a una cala cerrada por dos acantilados gemelos en los que se enmarca uno de los atardeceres más bonitos de todo Menorca.

Lo que hace especial al atardecer en Cala Morell es que las siluetas de los acantilados se dibujan sobre el horizonte a contraluz cuando el sol comienza a esconderse, por lo que disfrutarás de una vista diferente a la típica postal de la última luz del día.

Otra ventaja es que es un punto desde el que observar el atardecer mucho menos conocido que otros más típicos, como el faro de Punta Nati, Cala Blanca o el Castell de Sant Nicolau, que aunque siguen siendo lugares desde donde presenciar una maravillosa puesta de sol, la gran cantidad de gente que acude allí puede hacer de la experiencia algo menos íntimo y especial.

Cómo llegar

Cala Morell está a 15 minutos en coche de Ciutadella (también puedes llegar andando si quieres vivir la experiencia hippie completa, pero son dos horas de camino por una carretera de coches, no demasiado recomendable).