Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Los 12 mejores cuadros de la National Gallery de Londres

La National Gallery de Londres alberga más de 2000 obras, entre ellas algunos de los cuadros más famosos del mundo. ¡Descubre los mejores cuadros de esta impresionante galería!

Carla Yaquer

Carla Yaquer

Lectura de 9 minutos

Los 12 mejores cuadros de la National Gallery de Londres

Galería nacional de Londres | ©George Ciobra

¿Estás buscando qué ver y hacer en Londres y eres un amante del arte? Baco y Ariadna de Tiziano, la Venus Rokeby de Velázquez, los Girasoles de Van Gogh, el Autorretrato de Rembrandt, el Temerario combatiente de Turner, así como otras 2300 pinturas y frescos se exhiben actualmente en la National Gallery de Londres.

Fundada en 1824 con tan solo 38 cuadros, se convirtió en la verdadera joya de la corona con su notable representación de lo mejor del siglo XIII hasta el siglo XX en tierra inglesa. Pero ¿cuáles son sus mejores obras? En esta publicación te comparto el top de cuadros que no te puedes perder de acuerdo con los especialistas, todos organizados por su año de creación. ¡Vamos a ello!

1. Matrimonio Arnolfini - Jan van Eyck - 1434

Matrimonio Arnolfini | ©Fran Suárez
Matrimonio Arnolfini | ©Fran Suárez

Esta obra maestra de Jan van Eyck es una de las piezas más enigmáticas de la historia del arte.

No se trata de un retrato cualquiera, ¡es una obra maestra! Y con una ajetreada historia de viajes, robos y saqueos, fue Fernando VII quien la recuperó y se la entregó a Inglaterra. Este cuadro tiene cientos de interpretaciones sobre su simbolismo y es una de las representaciones más convincentes de personas de la época, en el seno de su hogar.

Esta pintura forma parte de las joyas de los 30 museos más famosos del mundo.

  • Localización: sala 28
  • Por qué destaca: por su luz, su sombra y su meticulosa atención al detalle.
  • Curiosidad: en contadas ocasiones se pintaban los retratos de cuerpo entero en el siglo XV.

Reserva tu visita guiada al National Gallery de Londres

2. La batalla de San Romano - Paolo Uccello - 1440

La batalla de San Romano | ©Lilla67
La batalla de San Romano | ©Lilla67

Paolo Uccello fue un pintor renacentista conocido por su uso de la perspectiva y el escorzo, así como por su habilidad para captar detalles intrincados en sus cuadros. Así lo evidencia esta obra, uno de los 100 mejores cuadros de Londres según el TimeOut.

Los tres paneles que representan la batalla supuestamente fueron encargados por la familia Médici, quiénes los tuvieron en su poder hasta los últimos días de Lorenzo de Médici en 1492.

  • Localización: sala 54
  • Por qué destaca: el caballo de Tolentino fue pintado con tanto detalle que parece estar cargando hacia el espectador
  • Curiosidad: representa una batalla entre soldados florentinos y sieneses.

Reserva tu visita guiada al National Gallery de Londres

3. El Dux Leonardo Loredan - Giovanni Bellini - 1501

El Dux Leonardo Loredan | ©Noel Treacy
El Dux Leonardo Loredan | ©Noel Treacy

Es una de las obras más importantes del Renacimiento italiano. Fue pintada en 1501, cuando Venecia estaba en la cima de las capitales europeas y los Bellini conquistaban la escena artística.

El cuadro retrata al dogo o "magistrado supremo" de la oligarquía que gobernaba Venecia. Los rasgos del hombre están inmóviles y reflejan rasgos romanos todopoderosos. La luz anima toda la superficie, especialmente los ostentosos adamascados de hilo de oro y plata provenientes de la ahora tierra turca.

Tras un acercamiento a la pintura se aprecian las diferentes capas de óleo que componen su relieve.

  • Localización: sala 62
  • Por qué destaca: juego de luz y sombra.
  • Curiosidad: es un ejemplo perfecto de la unión entre arte y poder de aquel período.

Reserva tu visita guiada al National Gallery de Londres

4. Virgen de los claveles - Raphael - 1507

Virgen de los claveles | ©Ramón Muñoz
Virgen de los claveles | ©Ramón Muñoz

La composición se inspira en una obra de Da Vinci titulada "Madonna Benois", y el resultado entra dentro de las 10 obras imprescindibles en la National Gallery de Londres conforme a los especialistas de Arte & Subastas.

En este cuadro, Rafael Sanzio representa a la Virgen María joven y bella, con una expresión relajada como símbolo de su cercanía con la humanidad. Lleva un elegante vestido de amplias mangas y un manto de piel sobre los hombros. La mano derecha de la Virgen descansa sobre su regazo y sostiene un clavel o un capullo de rosa frente a su pecho.

  • Localización: sala 8
  • Por qué destaca: una de las obras más importantes que se conservan de este pasaje.
  • Curiosidad: algunos conocen esta pintura como “La Virgen de las rosas".

Reserva tu visita guiada al National Gallery de Londres

5. La Virgen de las Rocas - Leonardo da Vinci - 1508

La Virgen de las Rocas | ©Gigi Black
La Virgen de las Rocas | ©Gigi Black

Es un cuadro místico y existen dos cuadros con el mismo nombre. El primero de ellos data de 1486 y se exhibe en el Museo del Louvre. El segundo (este) fue pintado una década más tarde.

De acuerdo con los curadores, la narrativa central del cuadro gira en torno a una Virgen de piel pálida que recién acaba de salir de una cueva, pero hay dos teorías:

  • La primera señala a la Virgen bendiciendo a la humanidad a su salida de esos muros.
  • La segunda se inclina por una mirada más humanista siguiendo el mito de la caverna de Platón.

¿Cuál es la teoría correcta? Pues es uno de los tantos enigmas por descifrar dentro del Código Da Vinci.

6. Baco y Ariadna - Tiziano Vecellio - 1523

Baco y Ariadna | ©Guifré
Baco y Ariadna | ©Guifré

Es un impresionante óleo que representa a Baco, el dios romano del vino, y su locura en busca de su amante perdida, Ariadna. El cuadro forma parte de una serie de frescos y pinturas mitológicas para el Camerino d'Alabastro.

Al lado izquierdo el hábil pintor recrea el origen mitológico de la Constelación Boreal, visto que el obsequio de bodas de Zeus fue convertir la corona de la novia en esta agrupación de estrellas.

  • Localización: sala número 10
  • Por qué destaca: armonía del color
  • Curiosidad: fue creado en 1523 para Alfonso I de Este, duque de Ferrara.

7. Autorretrato - Van Rijn Rembrandt -1640

Autorretrato - Van Rijn Rembrandt | ©Fotero
Autorretrato - Van Rijn Rembrandt | ©Fotero

Van Rjin Rembrandt se encontraba en la cúspide de su carrera cuando pintó el Autorretrato a sus 34 años. Era el pintor más célebre de Holanda y se codeaba entre círculos sociales exclusivos.

El artista refleja un noble de estatus alto, carácter imponente, con vasta riqueza y con el poder que le otorgaban sus dones artísticos y humanistas, aunque no podemos pasar por alto que la fortuna le sonrió luego de su matrimonio con su prima Saskia.

Rembrandt fue un especialista en retratar las tradiciones de la alta sociedad, particularmente entre retratos grupales.

  • Localización: sala 23
  • Por qué destaca: su aporte al arte barroco es aclamado en la escena internacional, tal como lo confirmó por ejemplo el célebre escultor Auguste Rodin.
  • Curiosidad: 29 años después, tras la muerte de Saskia, en su "Autorretrato a los 63 años", la impronta dista del original.

Reserva tu visita guiada al National Gallery de Londres

8. Venus en el espejo – Diego Velázquez - 1651

Venus en el espejo – Diego Velázquez | ©Maria Fajardo Gil
Venus en el espejo – Diego Velázquez | ©Maria Fajardo Gil

¿Quién es la mujer del cuadro? Los expertos no han descifrado el enigma con exactitud, pero lo cierto es que la obra pertenece al maestro español de la pintura barroca, Diego Velázquez.

La Venus en el espejo es uno de los cuadros más interesantes dedicados a la feminidad que fue pintado, quizá, durante el segundo viaje del artista a Italia.

Al artista poco le interesaba el rostro de esa diosa cuando avanzaba pincelada tras pincelada por el "Rokeby", en esencia es la belleza femenina lo que deseaba retratar.

  • Localización: sala 30
  • Por qué destaca: es el único desnudo conservado del pintor sevillano
  • Curiosidad: pareciera seguir entre sus curvas la personificación del amor.

9. Mujer joven sentada ante el virginal - Johannes Vermeer - 1672

Recorriendo la Galeria Nacional | ©Noel Treacy
Recorriendo la Galeria Nacional | ©Noel Treacy

La traducción de este cuadro es bastante controvertida, algunos la llaman Dama joven en pie ante una espineta, otros Joven señora de pie ante la espineta, también Mujer joven sentada ante el virginal o Dama sentada al virginal.

El maestro de la luz y el silencio es conocido por su uso del color, la serenidad de sus obras, así como el trabajo con luces y sombras, como en este caso, donde redujo conscientemente su paleta para contrastar las texturas.

Esta pintura entra en el top 20 de obras más visitadas en la National Gallery de Londres conforme al reporte de la galería.

  • Localización: sala 25
  • Por qué destaca: es un excelente ejemplo de la pintura holandesa del Siglo de Oro.
  • Curiosidad: el cuadro más famoso de Johannes Vermeer es "La joven de la perla", como bien retrataron Scarlett Johansson y Colin Firth en la película de mismo nombre en 2003.

Reserva tu visita guiada al National Gallery de Londres

10. La carreta de heno - John Constable - 1821

La carreta de heno | ©Candy Mar
La carreta de heno | ©Candy Mar

Con una representación exquisita de una escena entre Suffolk y Essex, Constable deja en evidencia por qué se le considera como uno de los precursores del impresionismo.

A pesar de su visión revolucionaria y de la medalla de oro que ganó en París por este cuadro, pasó un centenario antes de que se apreciara el detalle de la obra de Constable.

Reserva tu visita guiada al National Gallery de Londres

11. El temerario - William Turner - 1839

El temerario - William Turner | ©Cesar Ojeda
El temerario - William Turner | ©Cesar Ojeda

Este cuadro es un ejemplo impresionante de la maestría de Joseph Mallord William Turner con la luz y el color. La escena es una puesta de sol con el telón de fondo de un cielo tan difuminado que casi parece una ilusión.

Al mejor estilo romántico, este experto paisajista registra en su obra los días de gloria de los veleros, al tiempo que recuerda el fin de su época de oro.

El barco remolcado por el Támesis se llama "El Temerario", y llega a su destino para ser desguazado tras la batalla de Trafalgar en 1805. El remolcador que lo arrastra tiene una silueta oscura en primer plano, y su autor no pretende hacer una réplica exacta del original, pues la intención era reflejar la nostalgia y pérdida por el paso entre la época agrícola a la Revolución industrial.

  • Localización: sala número 34.
  • Por qué destaca: la luz y el color
  • Curiosidad: en víspera de la celebración del 200 aniversario de la National Gallery de Londres se realizó una encuesta para conocer la mejor obra de la galería entre críticos y visitantes, este fue el cuadro ganador.

Reserva tu visita guiada al National Gallery de Londres

12. Los Girasoles - Vincent Van Gogh - 1888

Los Girasoles - Vincent Van Gogh | ©Jesús
Los Girasoles - Vincent Van Gogh | ©Jesús

El bodegón de girasoles es un cuadro curioso, destacando su estructura y firma casi ilegible cerca de una delicada línea azul, más propia del artesano que elaboró el jarrón que del cofundador del postimpresionismo.

Vincent van Gogh, en su empeño por convertirse en discípulo de Paul Gauguin, creó esta serie de cuadros para impresionarlo, aunque la historia se ensombreció rápidamente dejando al padre del arte moderno sumergido en la tristeza y la locura hasta el final de sus días, con tan solo 37 años.

  • Localización: sala 46.
  • Por qué destaca: la presencia intensa del amarillo factor diferenciador del pintor.
  • Curiosidad: esta es una de sus tres obras originales con 15 girasoles en el mundo.

Reserva tu visita guiada al National Gallery de Londres