Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Las 5 mejores fuentes de Roma

A lo largo de la ciudad te encontrarás majestuosas fuentes presidiendo las plazas de Roma. Te dejo una lista de las mejores para que no te pierdas ninguna

Alex Grande

Alex Grande

16 de abr. de 2021 • Lectura de 6 minutos

Las 5 mejores fuentes de Roma

Una de las fuentes de Piazza Navona | ©Shutterstock

El agua ha sido tradicionalmente un elemento de gran importancia en la arquitectura de Roma: sus acueductos hacían llegar el agua a todos y cada uno de los rincones del antiguo imperio, lo cual era un símbolo de grandeza.

Pero el agua también está considerado el elemento que mejor representa la pureza en el arte, y eso explica que la Ciudad Eterna tenga una cantidad sin fin de fuentes, en las que se exhibe de miles de formas distintas un tesoro tan preciado. De las más de 2.000 fuentes de la ciudad, aquí tienes una lista de mis favoritas y las que considero que no puedes perderte. Aquí van las 5 fuentes más bonitas de Roma.

1. Fontana di Trevi

Fontana di Trevi | ©Michele Bittetto
Fontana di Trevi | ©Michele Bittetto

La Fontana di Trevi es la fuente más famosa de Roma y seguramente de todo el mundo. Se trata de un imponente conjunto de esculturas de estilo barroco que se alza sobre una piscina de agua clara en todo un espectáculo para los ojos.

Después de que Anita Ekberg se bañara en la Fontana di Trevi en la película de Fellini ‘La Dolce Vita’, la fuente se convirtió en un lugar de peregrinaje y en torno a ella perduran toda una serie de tradiciones, como la de tirar monedas a la fuente para llamar a la buena suerte, asegurarte de que volverás a Roma, o encontrar el amor.

La fuente es una alegoría de la doma del mar, con la estatua central de Océano (el dios Neptuno) en el nicho principal montado en un carro de concha, tirado por caballos marinos y tritones, entre dos estatuas que representan la salud y la abundancia. Los dos caballos, uno manso y otro salvaje, son la representación de los dos estados del mar.

Bernini fue el creador de la idea original de la Fontana di Trevi, pero a la muerte del Papa Urbano VIII el escultor y arquitecto cayó en desgracia sin su mecenas. Empleando sus planos originales, Nicola Salvi continuó el proyecto bajo el papado de Clemente XII y lo terminó casi un siglo después de que Bernini tuviese la primera visión de esta icónica fuente.

Dónde está y cómo llegar

La Fontana di Trevi está ubicada en la Via delle Muratte, en el distrito de Trevi. Para llegar a ella directamente, la parada de metro más cercana es Barberini, pero lo que suele hacer la mayoría de la gente es ir andando desde la Plaza de España en un único recorrido.

Como cabe esperar, la Fontana di Trevi recibe millones de visitantes todos los años y suele estar abarrotada de gente a diario, lo cual puede llegar a ser un poco agobiante ya que la Piazza di Trevi es casi más una calle algo estrecha. Si quieres disfrutar de la fuente en todo su esplendor y descubrir su magia, te recomiendo visitarla al amanecer o de madrugada.

2. Fontana dell’Acqua Paola

Fontana dell'Acqua Paola | ©Wikimedia
Fontana dell'Acqua Paola | ©Wikimedia

Esta fuente puede considerarse la hermana de la Fontana di Trevi: diseñada por Giovanni Fontana, originalmente se pensó como un conjunto de cinco pequeñas piscinas, pero en el momento de su construcción el arquitecto decidió unificarlas en un solo estanque, basándose en un diseño realizado por Bernini para la Fontana di Trevi que nunca llegó a realizarse.

La Fontana dell'Acqua Paola, también conocida como Il Fontanone, es una monumental fuente situada en la colina del Gianicolo. Se construyó en 1612 en el extremo del acueducto Acqua Paola, que toma su nombre del Papa Pablo V el cual ordenó su restauración.

Al estar en lo alto de la colina, el lugar de la fuente tiene un cierto aura, especialmente a la hora del atardecer cuando puedes disfrutar de unas bonitas vistas de Roma mientras escuchas el agua de la fuente fluir. La simplicidad y elegancia de la fuente transmiten mucha paz, y un detalle al que no pude dejar de prestar atención fue el pequeño patio interior tras la fachada iluminado con los últimos rayos del sol.

Antes de volver al centro, me di un paseo por la zona que está detrás de la fuente y encontré unas calles muy agradables por las que pasar el último rato del día, con restos de murallas sobre los que crecía la hiedra y un par de edificios bastante bonitos que no esperaba encontrarme. Aprovechando la subida al Gianicolo, te recomiendo no perderte el Templete de San Pietro in Montorio, una joya arquitectónica del Renacimiento.

Dónde está y cómo llegar

Para llegar a la Fontana dell’Acqua Paola (situada en Via Garibaldi) desde el centro, lo mejor es coger el autobús 115 y bajarte en la parada de Garibaldi/Iacobucci. También puedes llegar andando fácilmente desde el Trastévere, por lo que visitar esta majestuosa fuente es una forma ideal de continuar el día después de un tour guiado por el barrio del Trastévere.

3. Fontana delle Rane

La Fontana delle Rane | ©TripAdvisor
La Fontana delle Rane | ©TripAdvisor

La Fontana delle Rane, o Fuente de las Ranas, está en el centro del bellísimo barrio de Coppedè, uno de los rincones secretos de la Ciudad Eterna que la mayoría de turistas desconoce. Si acabo de darte curiosidad, puedes leer más acerca de este barrio y de otros lugares desconocidos de Roma.

Personalmente, esta fuente me parece una de las más bonitas de Roma: la hierba crece entre las pequeñas esculturas de ranas y esto le da un aspecto de ruina olvidada por el tiempo en un cuento de hadas, una sensación que se intensifica al levantar la vista y observar los mágicos edificios de Coppedè.

Según la historia, en una noche de 1965 esta fuente sirvió a los Beatles de piscina en la que darse un chapuzón, después de tomarse algo en un famoso bar cercano, el Piper, que también era frecuentado por otras bandas legendarias como los Rolling Stones y Pink Floyd.

Dónde está y cómo llegar

No hay estaciones de metro cerca de Coppedè, por lo que para llegar en transporte público lo más fácil es coger el tranvía 3 o el 19 o el autobús 60, 66 o 69 hasta la parada de Buenos Aires y caminar hasta la esquina de Via Dora y Via Tagliamento.

4. Fontana dei Quattro Fiumi

La Fontana dei Quattro Fiumi en Piazza Navona | ©Gabriella Clare
La Fontana dei Quattro Fiumi en Piazza Navona | ©Gabriella Clare

Esta fuente ocupa el lugar central de la famosa Piazza Navona, por lo que hagas lo que hagas en Roma estoy seguro de que es imposible perdérsela. La traducción de su nombre sería la Fuente de los Cuatro Ríos, y las cuatro esculturas de la fuente representan a los dioses fluviales de los cuatro continentes: el Danubio (Europa), el Río de la Plata (América), el Nilo (África) y el Ganges (Asia).

Diseñada por Bernini, el gran arquitecto de la Roma barroca, la fuente es como una Rosa de los Vientos que marca norte, sur, este y oeste, con Roma como el centro del mundo. El obelisco que se eleva sobre las esculturas, procedente del Circo de Majencio, le aporta una imponente majestuosidad a este conjunto.

Algo que me pareció muy bonito al ver la fuente en detalle es que cada río está representado con un animal simbólico de cada continente. Así, el Nilo se convierte en un león bajo una palmera, el Río de la Plata es un cocodrilo y un cactus, el Danubio un caballo al galope sobre un campo de flores y el Ganges se representa con un dragón y un remo.

Dónde está y cómo llegar

De alguna manera u otra vas a pasar por la Piazza Navona de Roma, ya que todos los tours guiados de la ciudad de Roma hacen una parada aquí. La plaza no tiene una estación de metro per se, pero puedes llegar en los autobuses 40, 60 y 64 desde varias zonas de la ciudad.

5. Fontana del Tritone

La Fontana del Tritone | ©Eco Tour Roma
La Fontana del Tritone | ©Eco Tour Roma

La Fuente del Tritón está en la Plaza Barberini, y llegados a este punto seguro que puedes adivinar quién fue su creador. De nuevo, Bernini, pero esta vez hay un detalle que hace de esta fuente una obra única: fue íntegramente diseñada y esculpida por el artista.

Se trataba del primer encargo para una fuente pública que recibía el artista, en 1643, y logró crear tal obra maestra que su reputación como escultor de Roma se estableció para muchos más trabajos, como has podido leer, y podrás comprobar en tu viaje.

La fuente es una celebración simbólica del papado de Urbano VIII, quien se convertiría en el mecenas de Bernini. Por ello, el tema central de la obra muestra al dios Tritón proyectando un chorro de agua a través de una caracola, encima de una enorme concha marina sostenida por delfines, un símbolo de la bondad del papado. Pero además, se pueden apreciar algunos elementos como los grabados de las abejas, símbolo que aparece en el escudo de Barberini, la casa del Papa.

Dónde está y cómo llegar

Para llegar a la Plaza Barberini, lo más directo es ir en metro hasta la parada de mismo nombre, en la línea A. También hay un montón de autobuses que te llevan: 52, 53, 56, 58, 58, 60, 61, 95, 116, 175, 492 y 590.