Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Excursiones a los Castillos del Loira desde París

Aprovecha tu estancia en la ciudad de la Torre Eiffel para explorar el Valle del Loira. Es la opción ideal para ver castillos históricos rodeados por bosques y viñedos

Matteo Gramegna

Matteo Gramegna

Lectura de 8 minutos

Excursiones a los Castillos del Loira desde París

Irene de Miguel

Escápate al Valle del Loira, una región catalogada como Patrimonio Mundial de la Unesco. Está lo suficientemente cerca de París para pasar un día entre los castillos antes de volver a la capital justo en tiempo para la cena.

Lo que hay que ver y hacer en París no se limita a su perímetro. Basta alejarse un poco para encontrar lugares de ensueño como Versalles, la Casa de Monet en Giverny y, claramente, el Valle del Loira con sus románticos castillos. A continuación encuentras las mejores visitas guiadas a este último destino desde la Ciudad de la Luz.

1. Un día en el Valle del Loira

No faltan razones para visitar el Valle del Loira. Aquí se libraron batallas importantes, vivieron los reyes y se cosechan algunas de las mejores uvas del país. Los monarcas embellecieron el territorio con unas magníficas residencias que siguen sorprendiendo a locales y turistas.

Las visitas guiadas parten temprano por la mañana (habitualmente sobre las 7:00) desde un lugar céntrico París e incluyen las entradas a los monumentos.

Las fortalezas y palacios del Valle del Loira son innumerables aunque las excursiones suelen tener como destino los siguientes castillos:

  • Château de Chambord, un imponente edificio de planta cuadrada y dotado de cuatro torres. Fue construido en el siglo XVI por voluntad del rey Francisco I. El monarca era un apasionado de la caza y eligió este lugar por la abundancia de presas silvestres. Chambord recuerda a los edificios renacentistas italianos y oculta en su interior una escalera de doble hélice diseñada por Leonardo da Vinci
  • Chenonceau, la segunda residencia real más visitada de Francia tras el Palacio de Versailles. Es una fantasía romántica construida sobre el río Le Cher. Chenonceau está ligado a la figura de Catalina de Medici que lo arrebató a Diane de Poitiers, la amante de su marido, el rey Enrique II
  • Château Royal d'Amboise, el castillo que hospedó a los monarcas galos durante el Renacimiento. Desde sus torres y puntos elevados se disfruta de una magnífica vista sobre el río y el pueblo que lo rodea

En la mayoría de los casos, estas rutas de un día incluyen una degustación de tres copas de vino y un paseo por Amboise, el encantador pueblo histórico que hospeda el castillo homónimo.

En 1516, Leonardo da Vinci se mudó aquí llevando consigo su cuadro más famoso: La Gioconda. Su habitación y taller se encuentran en el Castillo de Clos-Lucé (Rue du Clos Lucé 2).

  • Duración: más o menos 12 horas
  • Precio: alrededor de 200 €

Reserva tu excursión a los Castillos de Loira

2. Salida de dos días a Mont Saint-Michel y a los Castillos del Loira

Normalmente, estas rutas salen de la capital francesa sobre las 7:00. La primera parada es Mont Saint-Michel, el pintoresco pueblo encaramado en las laderas de una colina rocosa. Llegarás aquí poco antes del mediodía, el horario ideal para buscar un sitio para comer.

Día 1

Mont Saint-Michel es diminuta pero hay algunos restaurantes que merecen la pena. Un icono del pueblo es La Mère Poulard famoso por el cordero, los platos de pescado y la famosa omelette cocinada a fuego de leña. Otros destinos recomendables son la creperia La Sirene y el Auberge Saint-Pierre.

Con la barriga llena, un paseo se disfruta mejor y el célebre pueblo de Normandia merece ser explorado en todos sus rincones. El guía te llevará a la abadía que oculta un espléndido claustro. Al principio, el templo tenía una arquitectura románica mientras que hoy en día tiene un exterior gótico.

Tras la visita, y un poco de tiempo libre para realizar un paseo por Mont Saint-Michel, el autobús te llevará a la cercana Angers donde pasarás la noche en un hotel.

Día 2

El segundo día empieza con un buen desayuno en el albergue. Una vez acabado, el autobús te llevará a los castillos de la Loira. Generalmente, las rutas paran en las fortalezas de Chenonceau y Chambord y en el Castillo de Langeais.

Este último es uno de los más antiguos del valle y destaca por su fachada renacentista. Fue levantado a lo largo del siglo X por Fulco III de Anjou, una de las figuras más importantes de la Edad Media francesa.

La estancia más impresionante es el salón de bodas que hospedó la unión del rey Carlos VIII y Ana de Bretaña en 1491. Unas figuras de cera recuerdan el evento.

Por la tarde, el autobús emprende el camino de vuelta a París. Habitualmente, los vehículos llegan a la capital francesa sobre las 20:00, la hora ideal para cenar. Para inspirarte, te recomiendo leer el post sobre los mejores restaurantes de París.

  • Duración: 2 días
  • Precio: alrededor de 450 €

Reserva tu excursión a los Castillos de Loira

3. Excursión de tres días a Normandía y a los Castillos del Loira

La segunda ruta se diferencia de la anterior. En este caso, verás los castillos tras haber visitado las principales localidades de Normandía.

El viaje se realiza a bordo de un autobús de lujo e incluye dos noches en hotel, un guía experto, las entradas a los monumentos principales y algunas comidas (normalmente desayuno y almuerzo).

Día 1

La primera etapa suele ser Rouen, antigua capital de Normandía y punto de partida perfecto para explorar la región. Su hito es la Catedral de Notre-Dame, una joya del gótico francés. Ha inspirado una serie de pinturas de Monet que la retratan en diferentes momentos del día. Algunas de estas se conservan en el :::link|text=
Museo d’Orsay de París|element=sc-125-3265:::.

Tras un paseo por el casco viejo, subirás de nuevo al autobús hasta llegar a las costas del Atlántico. Lo más usual es que las rutas hagan parada en las siguientes localidades:

  • Honfleur, un pueblo marinero que conoció su edad de oro en la época colonial. Su núcleo histórico (Vieux-Bassin) se desarrolla alrededor del puerto viejo y las casas que lo flanquean crean una imagen de postal. Normalmente, tendrás tiempo suficiente para recorrer Honfleur a tu aire. Si te pica el gusanillo, puedes disfrutar de un plato a base de pescado y mariscos frescos en los numerosos restaurantes especializados
  • Omaha Beach, el lugar del célebre desembarco en Normandía
  • Cementerio americano de Saint-Laurent, donde descansan eternamente 9.387 soldados estadounidenses muertos en batalla
  • Museo del Desembarco, la institución cultural que conserva la memoría del Día D. Se levanta encima del puerto artificial construido tras la conquista de la costa

Generalmente, el día termina en Caen, una ciudad con una rica historia a sus espaldas. Su admirador más célebre fue Guillermo el Conquistador que la embelleció mandando erigir un castillo y las abadías de los Hombres y de las Damas.

Día 2

Por la mañana dejarás Caen para dirigirte a la ciudad corsaria de Normandía: Saint-Malo. Es una auténtica fortaleza en el mar y está rodeada por unas murallas bien conservadas. Los edificios antiguos están hechos de granito gris que da un toque severo y a la vez elegante.

También merece la pena salir del casco viejo para ver el barrio junto a la playa de Sillon (Plage du Sillon). Aquí se encuentran unas espléndidas villas construidas durante la Belle Époque. A la hora del almuerzo, te recomiendo comer unas crepes con vistas al mar en La Caraque (quai de Solidor 3).

Por la tarde visitarás otra perla de Normandía: Mont Saint-Michel. Es una “isla mágica” que pierde y retoma el contacto con la tierra firme según las mareas. El guía te llevará dentro de la abadía que custodia el lugar desde el siglo VIII.

Después tendrás tiempo para pasear a tu aire por sus calles empedradas. La ruta termina en Angers donde pasarás la noche.

Día 3

Finalmente, el tercer día se concentra en el tópico de este artículo: ¡los castillo! Normalmente, los castillos de Chenonceau y Chambord están incluídos, mientras que el Château Royal d'Amboise queda fuera de la ruta. En cambio, tendrás la oportunidad de visitar otros fortines:

  • Château d'Angers, la fortaleza más singular de la región. Los constructores utilizaron exclusivamente toba, una piedra caliza con un típico color gris. Este detalle junto con las 17 torres que lo protegen le otorgan un aspecto de fortaleza inexpugnable
  • Château de Langeais, uno de los castillos más antiguos del valle. Tenía una doble función residencial/militar y por lo tanto está rodeado por unas gran murallas. En el Paseo del parapeto (Chemin de Ronde) no será difícil imaginar a unos soldados arrojando aceite hirviendo para repeler a los atacantes

De costumbre, tendrás tiempo para almorzar en Chenonceau. A tal fin, te recomiendo los restaurantes Au Gâteau Breton (Rue Bretonneau 16) y Auberge de la Treille (Rue d'Amboise 2). Volverás a la capital francesa por la noche.

  • Duración: 3 días
  • Precio: alrededor de 700 €

Reserva tu excursión a los Castillos de Loira

¿Por qué es recomendable hacer una excursión a los Castillos del Loira?

El Valle del Loira es considerado uno de los mejores lugares para visitar en Francia. Las elegantes fortalezas son su principal reclamo pero no el único: jardines, pueblos medievales y los grandes campos de girasoles han contribuido a que esta parte del país galo sea Patrimonio Mundial de la Unesco.

Otro atractivo es el vino: Sauvignon Blanc, Cabernet Franc, Melon de Bourgogne, Chenin Blanc y otras variedades se cosechan aquí. Si te quedas una semana en París (o más), te recomiendo dedicar a esta excursión por lo menos un día.

Reserva tu tarjeta turística Paris Pass

¿Cuál es la mejor época para visitar los Castillos del Loira?

La mayoría de los turistas visita el Valle de la Loira entre julio y agosto para disfrutar de unas temperaturas agradables - las máximas no suelen superar los 26º - y realizar actividades al aire libre.

Entre las más codiciadas se pueden mencionar los paseos en barco por el río, un vuelo en globo aerostáticos o unos días de relax a orillas de los lagos Hommes y Chemillé-sur-Indrois.

Si no puedes viajar en estas fechas, la primavera es otra opción recomendable. Disfrutarás del espectáculo de la floración en los maravillosos jardines de la zona. Los más notables son el Château de Villandry, el Château d'Azay-le-Rideau y el Château de Chenonceau aunque el listado podría ser más largo.

¿Es recomendable realizar una excursión a los castillos de la Loira con niños?

¡Claro qué si! Los más pequeños suelen estar encantados de visitar estas singulares construcciones que recuerdan a los protagonistas de cuentos, películas y videojuegos. Además, muchos castillos han desarrollado audioguías infantiles y actividades lúdico/culturales dedicadas.

Si viajas con tus peques, también puedes realizar otras rutas. A tal fin, te recomiendo leer el artículo que explica cómo ir de París a Disneyland y el post sobre las excursiones al Mont St Michel desde París.

Reserva tus entradas de un día para Disneyland París

¿Es posible visitar por tu cuenta la región?

Sí, vas a tener las opciones que te dejo en el listado de abajo:

  • Coche: si has decidido alquilar un vehículo, te bastará conducir por unas dos horas y media. El centro principal de la región es Tours que se puede alcanzar fácilmente recorriendo la autopista A10
  • Tren: si quieres llegar rápidamente a Tours, puedes coger un alta velocidad en Montparnasse. También puedes optar por un convoy desde la estación de Austerlitz hasta Blois-Chambord. Puedes consultar horarios y billetes en la web de los ferrocarriles franceses.
  • Bus: la compañía Flixbus garantiza las conexiones entre la capital y Blois

Reserva los mejores tours y excursiones de París

¿Cuáles son las ventajas de hacer un tour guiado vs visitar el Valle del Loira por mi cuenta?

Con más de 1000 kilómetros, el Loira es el río más largo de Francia y su valle se extiende por unos 280 kilómetros. Esta zona concentra un sinfín de castillos y otros atractivos.

Por este motivo, planear una visita requiere una buena organización previa. Si dispones de poco tiempo, una excursión organizada es lo ideal.

Desembolsando un precio razonable tendrás a disposición un guía experto, el transporte en autobús y las entradas a los castillos que vas a visitar. En el caso de que te quedes una noche, tampoco deberás preocuparte por el alojamiento.