Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Que ver en y qué hacer en el Top of the Rock

El Top of the Rock, en el Rockefeller Center, es una de las visitas obligadas si vas a Nueva York. Es uno de los miradores más populares de la ciudad, con vistas privilegiadas al Empire State Building y el Central Park, entre otros. Te cuento todo lo que puedes ver en el recorrido ¡prepara tu cámara!

Cecilia Gaitán

Cecilia Gaitán

Lectura de 7 minutos

Que ver en y qué hacer en el Top of the Rock

Disfrutando de las vistas desde el Top of the Rock | ©Lisha Riabinina

El mirador Top of the Rock es para muchos, el favorito de Manhattan. Por su ubicación en el centro de la ciudad, sus maravillosas vistas y su historia.

Se encuentra en el edificio Comcast en el número 30 del Rockefeller Center y cuenta con tres observatorios, ubicados en las plantas 67, 69 y 70, que ofrecen distintas experiencias. Recorrerlo es muy entretenido, ya que antes de llegar a la cima encontrarás otras exposiciones, tiendas y cafeterías.

Te cuento todo lo que ofrece esta gran obra de la familia Rockefeller que desde 1939, deja boquiabiertos a todos sus visitantes.

Las primeras impresiones al llegar al Top of the Rock: el gran Lobby y la subida

La entrada al Top of the Rock | ©Hellotickets
La entrada al Top of the Rock | ©Hellotickets

Después de recorrer el Rockefeller Center con sus tiendas (y si visitas el Rockefeller Center en Navidad, su famosa pista de patinaje sobre hielo “The Rink”), llegarás al 30 Rockefeller Plaza o Comcast Building.

Allí, en la calle 50 entre la 5ta y 6ta avenida, encontrarás el acceso al Top of the Rock. Imposible no reconocerlo, una gran alfombra roja y un cartel de “Observation Deck” te indicarán dónde comenzar esta merecida experiencia.

Es probable que también reconozcas la entrada por las largas colas de visitantes esperando acceder. Te recomiendo que para evitar contratiempos y agilizar el recorrido, compres tus entradas con anticipación, ahorrándote así una espera incalculable.

El Grand Atrium Lobby

Ni bien entres, ya comenzarás a disfrutar de la experiencia Top of the Rock en el Grand Atrium Lobby. Ingresarás a un vestíbulo en tres alturas, estilo Art Déco, con una enorme escalera dorada. Y en el centro, verás una fabulosa lámpara de cristales Swarovski llamada “Joie Chandelier”, obra de Michael Hammers para la reapertura del mirador en 2005.

Desde allí te tocará bajar hasta el piso inferior donde están las taquillas, los ascensores y desde donde iniciarás oficialmente la visita.

Taquillas y ascensor

En el nivel más bajo del vestíbulo encontrarás las taquillas y los ascensores. Si ya tienes entradas con horario prefijado, porque las compraste anticipadas a través de internet, sólo deberás escanear el código QR o presentarlas impresas y podrás comenzar el recorrido.
Si en cambio tienes entradas sin hora o tienes que comprarlas, deberás pasar por taquillas sí o sí, para adquirir tu ingreso.

Una vez que tengas tu entrada en mano, podrás dirigirte a través de la escalera principal o los ascensores, a la primera planta.

Reserva tu entrada al Top of the Rock

El Mezzanine Exhibit, primera parada de Top of the Rock

El interior del Top of the Rock | ©Hellotickets
El interior del Top of the Rock | ©Hellotickets

El recorrido por el observatorio comienza en la primera planta, “Mezzanine Exhibit”. Allí vas a poder disfrutar de una moderna exposición multimedia sobre el edificio y el complejo Rockefeller Center, su historia, curiosidades, así como información sobre la prestigiosa familia fundadora.

En la misma exhibición, también encontrarás el “Beam Walk”. Este es un espacio dedicado a la mítica foto de los obreros almorzando, sentados sobre una viga colgada en las alturas, ¿te suena?. Esa foto fue tomada realmente durante la construcción del Rockefeller Center, en 1932 y tendrás la posibilidad de recrearla. Podrás sacarte una foto simulando estar suspendido el un andamio colgando en el vacío. Ojo, esta foto no está incluida en el precio de la entrada.

Por último y antes de subir al cielo de Top of the Rock, podrás hacer una última parada en el “Theatre”, para ver un breve documental sobre la NBC, la famosa cadena televisiva que aloja sus oficinas en el mismo edificio.

Los Sky Shuttle, las 4 lanzaderas hacia la cima del Top of the Rock

Los ascensores del Top of the Rock | ©Hellotickets
Los ascensores del Top of the Rock | ©Hellotickets

Por fin, vas a llegar al momento de subir a la cima, a lo más alto de Top of the Rock. Los ascensores son otra experiencia en sí misma. ¿Por qué? Pues porque en sólo 42 segundos te transportarán..¡más de 200 metros! Tal como lo lees, prepárate para sentir cosquillas en el estómago.

Los ascensores simulan ser cápsulas del tiempo. A través de su techo transparente y pantallas, verás la aceleración desde el fondo hasta lo alto, mientras se proyectan imágenes de la historia del Rockefeller Center y su evolución a lo largo del tiempo dividido por décadas.

Y en menos de un minuto, sin darte tiempo a imaginar nada, llegarás a la planta 67, se abrirán las puertas y ¡voilà!, verás el Empire State Building.

Reserva tu entrada al Top of the Rock

Cómo son los tres miradores del Top of the Rock

Los miradores del Top of the Rock | ©Hellotickets
Los miradores del Top of the Rock | ©Hellotickets

Una de las particularidades que tiene el Top of the Rock, es que posee tres miradores y cada uno ofrece experiencias diferentes. En sus orígenes, fue diseñado para simular la forma de un transatlántico. Incluso, llegó a estar decorado evocando las características de las cubiertas de un barco. A lo largo del tiempo en su restauración y rejuvenecimiento, se combinaron formas y diseños contemporáneos con el estilo Art Déco de los años ‘30.

Primer mirador, piso 67

Cuando se abran las puertas de los meteóricos ascensores, llegarás a la planta 67, la “Gran Habitación Panorámica”. Esta planta, en la que también encontrarás la tienda de regalos, está casi cerrada por completo. Así todo, sus ventanales acristalados ya te permitirán explorar el skyline de norte a sur.

Si vas en invierno, es un espacio ideal para quedarte un buen tiempo sacando fotos y disfrutando de las panorámicas.

En esta misma planta además, podrás divertirte en la sala “Breezeway”, llena de luces LED en movimiento y disfrutar de otra obra de Michael Hammers con cristales Swarovski, “Radiance Wall”.

Una vez que hayas terminado tu entrada en calor para las alturas, encontrarás las escaleras mecánicas que te llevarán al siguiente nivel, ¡queda mucho vértigo por delante!

Segundo mirador, piso 69

Este mirador está al aire libre, así que prepara la cámara porque las vistas son cada vez mejores. Aunque por seguridad está rodeado de cristales de casi 3 metros de altura, vas a poder apreciar la ciudad en 360 grados. Allí te esperan dos enormes terrazas que ofrecen vistas de Manhattan de norte a sur de la ciudad. Desde el Central Park y Harlem, hasta el Midtown y el Distrito Financiero.

Desde esta planta 69, las panorámicas son impresionantes, tanto que en días despejados, la visibilidad desde el Top of the Rock puede llegar a ser de hasta 130 kilómetros a la redonda.

Tercer mirador y último mirador, piso 70

A este último mirador se accede tanto por ascensor como por escaleras y es la estrella del Top of the Rock, sin ninguna duda. Es una terraza que está completamente al aire libre, no tiene cristaleras ni elementos que dificulten la visibilidad (ni las fotos).

Y si bien es más pequeña que las otras plantas, permite que nos movamos en 360 grados perfectamente, teniendo acceso a unas vistas inigualables de Nueva York. Desde allí todos los rascacielos parecen pequeños y el tiempo se hace eterno a la hora de observar la belleza del skyline.

Por suerte no hay tiempo máximo de permanencia, por lo que cuando llegues a la cima del mirador, vas a poder quedarte lo que quieras y sea necesario, para llevarte el mejor recuerdo de esta experiencia.

Ceci’s Traveller Tip

Desde la planta 70, se ven las terrazas de la planta 69. Así que si vas acompañado, puedes pedirle a tu compañ[email protected] que te saque una foto desde el piso más alto ¡con el skyline de fondo!

Las vistas de Manhattan desde el Top of the Rock

Las vistas desde el Top of the Rock | ©Hellotickets
Las vistas desde el Top of the Rock | ©Hellotickets

Las panorámicas de la Gran Manzana que tiene este mirador, son únicas. Puedes pasarte horas descubriendo lugares desde lo alto y llevarte postales neoyorquinas para toda la familia.

Te doy un adelanto de lo que vas a poder ver, desde el cielo del Rockefeller Center, pero estos son sólo algunos de los atractivos que tienen las vistas desde el Top of the Rock. La lista es infinita como el mismo skyline.

Vistas hacia el norte

  • El Central ParkCentral Park casi al completo, perdiéndose en el horizonte
  • Los barrios de Upper East Side, Upper West Side y Harlem
  • El río Hudson a lo lejos y el puente George Washington
  • Times Square y su luminosos edificios
  • Junto al río también verás el nuevo barrio de Hudson Yards y el observatorio Edge.

Vistas hacia el sur:

Reserva tu entrada al Top of the Rock

Y si todavía no te decides entre el Top of the Rock y el Empire State....

Las vistas del Empire State desde el Top of the Rock | ©Hellotickets
Las vistas del Empire State desde el Top of the Rock | ©Hellotickets

Esta es una de las eternas dudas a las que el viajero se enfrenta cuando planifica un viaje a Nueva York. Si con todo lo que has leído sobre la increíble experiencia que te espera en el Top of the Rock, te invito a que consultes este artículo con la comparativa entre subir al Empire State o al Top of the Rock.

Nadie puede decidir por ti, pero este artículo quizá te aclare un poco las dudas. Si no, siempre puedes completar tu experiencia neoyorquina ¡subiendo a ambos miradores!