Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Qué ver y hacer en Mallorca en 5 días

Mallorca en 5 días es un viaje bastante factible. Sin embargo, tendrás que repartir bien tu tiempo para aprovechar al máximo tu visita a la isla.

Ana Caballero

Ana Caballero

Lectura de 11 minutos

Qué ver y hacer en Mallorca en 5 días

Mallorca | ©JamesPDeans

Mallorca es sinónimo de playas, descanso y verano. No obstante, son muchos los turistas que se disponen a conocer Mallorca en 5 días y que le ceden todo su tiempo a la capital,Palma de Mallorca, una ciudad con un inmenso patrimonio cultural. Sin embargo, hay muchas otras cosas cosas que ver y hacer en la isla.

Por ello, en esta guía de cosas que ver y hacer en Mallorca en 5 días, te propongo un recorrido por los mejores lugares de la isla. Podrás ver desde monumentos a playas paradisíacas, pasando por preciosos y encantadores pueblecitos.

Día 1: Palma de Mallorca y tour gastronómico

Catedral de Mallorca | ©Secret Pilgrim
Catedral de Mallorca | ©Secret Pilgrim

La primera parada en Mallorca que te propongo es en la capital de la misma, Palma de Mallorca.

A pesar de la cantidad ingente de turistas, tanto nacionales como extranjeros, que acoge Palma cada año; la ciudad sigue conservando su espíritu balear. Esto se puede comprobar en su arquitectura local, con casitas encaladas y calles empedradas.

Para realizar la visita, puedes optar por contratar alguno de los tours guiados por Mallorca o hacerlo por tu cuenta.

Conoce la catedral de Palma de Mallorca

Uno de los monumentos más notables de la ciudad es la Catedral de Palma de Mallorca. Esta ha sido declarada Monumento Histórico-Artístico y su origen se remonta a hace, prácticamente, un milenio.

Fue en 1.229 cuando se empezó a construir, tras la promesa del rey Jaime I de homenajear a Santa María con un templo. Pese a que en ese año comenzase la construcción, lo cierto es que no terminó hasta 1.601.

Desde entonces, la catedral de Palma ha sufrido muchas remodelaciones, algunas a manos de grandes artistas, entre ellos Gaudí. Entre mis cosas favoritas de este monumento cristiano destaca el mural que viste la Capilla del Santísimo, elaborado por el pintor Miquel Barceló.

Además, si viajas a Mallorca en verano, tendrás la suerte de visitar las terrazas de la catedral, las cuales ofrecen unas vistas mágicas de la ciudad.

Visita el Palacio Real de la Almudaina

El Palacio Real de la Almudaina se encuentra justo al lado de la Catedral, a menos de un minuto a pie. Una forma diferente de hacer este recorrido es con uno de los tours en segway que hay en Mallorca.

Llama la atención, por su situación geográfica junto al mar. Es un símbolo de todas las civilizaciones que han pasado y se han asentado en la isla. Resquicios del periodo talayótico, del romano y, predominantemente, del musulmán se unen para dar forma a sus muros.

En su interior, podrás ver los aposentos reales, la gran chimenea del Salón Mayor y los baños privados de los reyes. Además, todos los sábados se produce el famoso cambio de guardia de honor.

Sin duda, otro de los grandes atractivos de este Patrimonio Nacional son las vistas que ofrece. Las diferentes terrazas del palacio regalan panorámicas de ensueño de la bahía de Palma. También merecen la pena los jardines de la Almudaina.

Entre todos ellos, quiero destacar el jardín medieval de S’Hort del Rei. Paseando por sus senderos, sentirás como si una máquina del tiempo te hubiese llevado a otro momento histórico y podrás imaginarte perfectamente al rey caminando por ese mismo lugar.

Descubre el Castillo Bellver

Una vez vistos los dos principales monumentos de Palma, vas a alejarte un poco de la ciudad para ver otro de mis lugares favoritos: el Castillo de Bellver, a unos 10 minutos en coche del centro de Palma. También puedes coger la línea 4 de autobús, en cuyo caso tardarás una media hora. Otra opción es utilizar uno de los buses turísticos de Mallorca.

Es una joya arquitectónica que parece sacada de un cuento. Se encuentra en lo alto de una colina en otros tiempos llamada Puig de la Mezquita. Con más de 100 metros de altura sobre el nivel de Palma y frondosos pinos dándole sombra, el Castillo de Bellver es un imprescindible en tu visita a Mallorca en 5 días.

De entre todas las zonas que lo componen, cabe destacar el patio de armas. Aquí encontrarás una lápida que rinde homenaje a Alexandre Jaume i Rosello, diputado que logró que el castillo pasase a ser propiedad municipal y gracias al cual todos podemos visitarlo.

Además del patio de armas, también es digna de ver la capilla de San Marcos, patrón del castillo. En este lugar, en el que a día de hoy se realizan celebraciones nupciales, podrás observar elementos de su arquitectura original, como las mayólicas del presbiterio, que datan del siglo XIV o el frontal de seda, plata y oro del XVI.

Haz un tour gastronómico por Mallorca

Quiero terminar el primer día por todo lo alto rindiéndole homenaje a la gastronomía de Mallorca. La isla no solo destaca por su patrimonio paisajístico y cultural, sino también por su riqueza culinaria. Son muchos los platos mallorquines que lograrán conquistar tu paladar.

Por ello, te recomiendo que hagas alguno de los mejores tours gastronómicos de Mallorca. Para que se te vaya haciendo la boca agua, te adelanto la sobrasada, la coca de Trampó o la lechona asada a la mallorquina.

Mi consejo es que huyas de la típica comida basura de la que se suele hacer uso en los viajes. Ve a bares y restaurantes típicos de Mallorca y prueba sus platos típicos: las ciudades y las culturas se conocen se entienden desde el estómago.

Reserva un tour gastronómico privado por Mallorca

Día 2: Cuevas del Drach y Manacor

Cuevas del Drach en Porto Cristo | ©Norman G
Cuevas del Drach en Porto Cristo | ©Norman G

Tras una visita a los principales lugares de interés turístico monumental, quiero enseñarte otro de los grandes tesoros de Mallorca.

Esta vez, el artista que hay detrás de este lugar es la propia naturaleza. Las Cuevas del Drach se encuentran en Manacor, un pueblo pesquero que destaca en la isla por su gran belleza.

Para llegar hasta Manacor, podrás hacerlo tanto en vehículo privado como en transporte público , aunque quizás lo más cómodo es contratar alguna excursión de un día en Mallorca que incluya las cuevas.

Sorpréndete con las Cuevas del Drach

Las Cuevas del Drach tienen un recorrido de, nada más y nada menos, 1000 metros. Al entrar en este lugar, podrás dejar volar tu imaginación, encontrándole sentido a las diferentes formaciones naturales que te vayas encontrando a tu paso.

Al mirar hacia arriba, verás cómo las estalactitas y las estalagmitas parecen caer sobre ti, como si de lluvia petrificada se tratase. Entre las diferentes cuevas y sus compartimentos, el agua se hace paso formando diversos lagos, los cuales le dan al lugar un toque más mágico.

Uno de ellos es el lago Martel, el cual se sitúa como uno de los lagos subterráneos más largos del mundo, con 100 metros de longitud y 27 de profundidad. En el lago Martel se celebran conciertos de música clásica en los que los músicos se desplazan por el agua en pequeñas barcas de madera.

Para poder disfrutar de la experiencia al completo, te recomiendo que contrates un tour guiado por las Cuevas del Drach en el que te expliquen cada uno de los detalles de interés de las cuevas.

Visita a las Cuevas del Drach con Porto Cristo y Pearl Shop Mallorca

Visita Manacor

Para ir desde Cuevas del Drach a Manacor, solo tardarás unos 20 minutos en coche. También hay diferentes rutas en autobús, las cuales combinan las líneas 424 y 401.

La importancia de Manacor se ve reflejada, o más motivada, en su tamaño: es la segunda ciudad más grande de Mallorca, únicamente superada por Palma. Manacor tiene un increíble atractivo turístico, dado su patrimonio cultural.

Por ello, te recomiendo que aproveches uno de los días de tu viaje para perderte por sus calles e ir tropezando a tu paso con sus diferentes tesoros. No obstante, existen algunos monumentos que quiero recalcar, ya que son los de mayor importancia.

En primer lugar, no puedes perderte la parroquia de la Mare de Déu dels Dolors de Manacor, una catedral neogótica que data del siglo XIX.

En el caso de que la visites un lunes, tendrás la oportunidad de curiosear el mercadillo que colocan en el exterior de la catedral. Por otro lado, otro imprescindible de Manacor es el Museu D’historia, declarado monumento. La construcción en la que está emplazado el museo es de la época árabe, algo que puede percibirse con facilidad en su arquitectura.

Descubre el Museo de Nadal

En Manacor también vas a poder visitar el Museo de Nadal, en el cual encontrarás una exposición con todos los trofeos que ha recibido el tenista a lo largo de su carrera deportiva.

Por si fuera poco, el museo te permite competir de forma virtual con grandes deportistas del entorno internacional, así como divertirte con juegos interactivos.

Reserva tu entrada sin colas al Museo de Nadal

Día 3: Recorre los pueblos más bonitos de Mallorca (Valldemossa y Pollença)

Valldemosa | ©Mia & Steve Mestdagh
Valldemosa | ©Mia & Steve Mestdagh

Como ya habrás podido comprobar, la belleza de Mallorca no se resume, ni muchísimo menos, en Palma. Por ello, mi recomendación es que pases un día en la capital de la isla y que el resto de tu viaje lo dediques a descubrir los tesoros que hay repartidos a lo largo y ancho de Mallorca.

Puesto que ver toda Mallorca en 5 días es imposible, te dejo señalados dos de los pueblos más bonitos: Valldemossa y Pollença.

Valldemosa

Valldemossa se encuentra a, aproximadamente, una hora en coche desde Manacor. Este pueblo está situado en la Sierra de Tramuntana y destaca tanto por su maravillosa situación geográfica como por la riqueza cultural de su casco histórico.

Entre los mejores lugares del municipio se encuentra el puerto de Sa Marina, donde podrás darte un chapuzón, contemplar los barcos del puerto o comer en Es Port, uno de los mejores restaurantes de la isla.

También es aconsejable que aproveches tu visita a Valldemossa para conocer la Real Cartuja, situada en el centro del municipio.

Pollença

Desde Alcudia a este municipio hay una distancia de, aproximadamente, 20 minutos en coche. Además también hay buenas conexiones en autobús.

Además, Pollença se encuentra muy cerca de Alcudia, por lo que podrás visitar ambos el mismo día.

Dado que, en su día, fue la capital romana de las Baleares, Pollença esconde múltiples restos arqueológicos, como el puente romano. Además, son muchos los monumentos que alberga el municipio. De entre todos ellos, te recomiendo El Calvario, aunque tendrás que subir un total de 365 escalones para llegar a él.

Disfruta de un atardecer único en el Cabo de Formentor

En Pollença se encuentra el Cabo de Formentor, uno de los lugares más bonitos de toda Mallorca. En él está situado el Faro de Formentor, el cual tiene una altitud de 200 metros.

Por supuesto, no puedes dejar de disfrutar de la playa de la zona, con aguas cristalinas y arena fina. Te encantará ver el atardecer en esta parte de la isla.

Cena en Sa Pobla

Por último, termina tu día con una cena al más puro estilo balear en Sa Pobla. Este municipio se encuentra a 18 minutos en coche de Pollença.

Si prefieres optar por transporte público, también puedes desplazarte de un municipio a otro en autobús, lo que no te llevará más de media hora. En cuanto a los restaurantes más recomendados de Sa Pobla, está el Menestralia y el Mare Nostrum.

Día 4: Alcudia y Parque de S’Albufera

Parque de S’Albufera | ©Heather Cowper
Parque de S’Albufera | ©Heather Cowper

Alcudia es otro de los pueblos más bonitos de Mallorca y se encuentra a tan solo 10 minutos en coche de Polleça. El Parque Natural de S’Albufera pertenece a la bahía de Alcudia, de la que te hablaba en el punto anterior.

Se trata de la zona húmeda más extensa de las Baleares, con una superficie total de 1.650 hectáreas. El Parque Natural de S’Albufera recorre los municipios de Sa Pobla y Muro y está considerado una Zona Húmeda de Importancia Internacional.

Alcudia

Tu primera parada será Alcudia. Tanto si vas desde Manacor como si vas desde Palma, tardarás unos 50 minutos en coche. En lo que respecta a Alcudia, esta localidad es reconocida en toda la isla por sus maravillosas playas. Se encuentra al norte de Mallorca y permite un viaje al pasado gracias a su aroma medieval.

No puedes perderte su casco antiguo, el cual se expande a través de serpenteantes calles empedradas. Aquí podrás ver las antiguas murallas de la localidad, así como los principales monumentos.

También es muy interesante de ver Pollentia, una antigua ciudad romana y actual yacimiento arqueológico.

Piérdete en la naturaleza del parque de S’Albufera

Desde Alcudia hasta el parque de S’Albufera, solo tardarás 15 minutos en coche. Si no cuentas con vehículo privado, podrás ir en autobús. En este último caso, el trayecto tiene una duración de 25 minutos aproximadamente.

Para poder acceder al parque, hay que inscribirse como visitante en la recepción que encontrarás al llegar. Aquí te darán una serie de normas para el cuidado y la preservación de dicho espacio natural.

También podrás solicitar información sobre los diferentes itinerarios que se pueden hacer en el entorno. Por el momento, te adelanto que existen cuatro rutas:

  • Ruta des Colombars
  • Ruta de Sa Roca
  • Ruta d’Enmig - Ses Puntes
  • Ruta des Cibolllar

Dependiendo del tiempo que le vayas a dedicar a tu visita, tendrás que elegir una ruta u otra. Todas cuentan con su encanto particular, pero algunas son más cortas que otras. Por ejemplo, la ruta d’Enmig - Ses Puntes es la más larga de todas ellas y te ocupará una mañana.

Cena junto al parque de S’Albufera

Finaliza el día por todo lo alto con una cena junto al parque de S’Albufera, en alguno de los restaurantes de la zona.

Mi recomendación es el Figueret Restaurant, el cual está especializado en cocina mediterránea. Si eres más de cocina moderna, opta por el Fusion19, uno de los mejores sitios de sushi de la isla.

Día 5: Cabrera y mejores playas de Mallorca

Playa S´Amarador | ©Marcelo
Playa S´Amarador | ©Marcelo

Otro de los mejores espacios naturales de Mallorca es el Parque Nacional de Cabrera, el cual se encuentra al sur de la isla. Se trata de un archipiélago compuesto por un total de 3 islas y quince islotes, entre los que destaca la isla de Cabrera.

Todo el archipiélago recibe el título de Parque Nacional debido a su riqueza de ecosistemas y a que cuenta con uno de los fondos marinos mejor conservados de todo el mar Mediterráneo.

Visita el Parque Nacional de Cabrera

Para ir hasta Cabrera, tendrás que contratar una de las mejores excursiones en barco en Mallorca, la cual suele tener una duración de algo más de media hora de trayecto.

Dependiendo del hueco que le hayáis dejado al parque dentro de vuestro itinerario de viaje, podréis ver el castillo y andar por los alrededores o recorrer la isla y conocerla a fondo.

Mi recomendación es que escojas la segunda opción, la cual te llevará una mañana. La realidad es que Cabrera tiene mucho que ofrecer, desde museos a cementerios o yacimientos arqueológicos.

También encontrarás un bar en el que poder descansar y parar a tomar algo, este se encuentra en el puerto de Es Port. En cuanto al castillo, esta fortaleza data del siglo XIV y tuvo, en su momento, una gran importancia estratégica.

Dada su funcionalidad, el castillo ha sido destruido en múltiples ocasiones, por lo que lo que verás de él a día de hoy serán solo las ruinas. Sin embargo, si subes a su parte más alta, te sorprenderán las vistas de la isla.

Piérdete en las playas y calas de la isla

Entre todas las playas y calas de Mallorca, hay algunas que sobresalen por su impresionante belleza. Puesto que te encuentras en la Colonia de Sant Jordi, lugar de inicio y destino de tu excursión a Cabrera, quiero destacar dos playas en concreto: S’Amarador y d’es Trenc. La primera está a media hora en coche de Sant Jordi y la segunda a menos de 15 minutos.

S’Amarador es una cala perteneciente al Parque Natural de Mondragó. Si viajas con la familia al completo a la isla y buscas planes para hacer con niños en Mallorca, este es uno de los mejores.

La cala destaca por la tranquilidad que brinda y dispone de una amplia orilla en la que los más pequeños podrán jugar con total seguridad. Si te quedan tiempo y ganas, dirígete a la playa d’es Trenc, una idílica playa perteneciente al espacio natural de Es Salobrar.

Reserva un viaje en barco a Cabrera