Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Cuál es la mejor época para viajar a Cracovia

La atractiva ciudad polaca de Cracovia se ha convertido en un destino en alza en Europa. Sin embargo, la experiencia va a depender mucho de la época en la que viajes. Aquí te dejo algunos datos para que elijas la más apropiada.

Joaquín Montaño

Joaquín Montaño

Lectura de 10 minutos

Cuál es la mejor época para viajar a Cracovia

Cracovia, Polonia | ©Jen Hunter

El extraordinario centro medieval de Cracovia y el resto de sus atractivos hacen que merezca la pena visitarla sin importar cuando. Es importante, sin embargo, tener en cuenta la fecha en la que se quiere viajar para planear mejor la estancia y sacarle el máximo partido posible.

Entre los aspectos más importantes para decidir cuándo ir se encuentra el clima. Cracovia, por su situación geográfica, padece inviernos muy fríos y, además, con pocas horas de luz. Por ese motivo, generalmente es mejor viajar en otros momentos para aprovechar mucho mejor los días que se pasen en ella.

¿Cuál es el mejor momento para visitar Cracovia?

Atardecer en el Castillo Wawel | ©Brandon Atkinson
Atardecer en el Castillo Wawel | ©Brandon Atkinson

Son dos los factores, relacionados entre sí, que van a marcar cuál es la mejor época para viajar a Cracovia: la temperatura y las horas de luz. Teniendo en cuenta ambos, junto con la afluencia de turistas, queda claro que los mejores meses son entre abril y octubre. Si se tiene la ocasión, aún se puede delimitar más para decidirse por la primavera o el inicio del otoño.

En el caso del verano, el principal problema es la gran afluencia turística que se deja notar al visitar los principales monumentos, por lo que es bueno conocer los horarios y el tipo de visitas guiadas del castillo de Cracovia, por ejemplo. Igualmente, también la notarás al pasear por las calles del centro histórico, el Stare Miasto.

Los precios de los vuelos y los alojamientos también se incrementan bastante. A favor de esta estación está la buena temperatura, sin que nunca llegue a hacer calor asfixiante, y las horas de luz.

El invierno, por su parte, se caracteriza por las bajas temperaturas que pueden hacer que pasear por las calles sea bastante desagradable. Además, las horas de luz van descendiendo mucho conforme avanza la estación, hasta el punto de que a finales de diciembre es de noche antes de las 16:00. Sin embargo, como puedes ver en este artículo sobre qué hacer en Cracovia durante la Navidad, ese periodo sí puede ser muy interesante si se planea bien la estancia.

Primavera y principios de otoño, más concretamente abril, mayo, septiembre y octubre cuentan con temperaturas bastante más suaves y la llegada de turistas es también mucho menor.

En todas las épocas va a existir cierta probabilidad de lluvia, por lo que te aconsejo que antes de emprender el viaje compruebes la previsión del tiempo para tener una idea de lo que vas a encontrar.

Contrata un tour guiado por Cracovia

Viajar a Croacia en primavera, la mejor opción

Bus turístico de Cracovia | ©Jose K
Bus turístico de Cracovia | ©Jose K

Más allá de lo que marque el calendario, la primavera en Cracovia en el aspecto térmico no empieza hasta abril, ya que marzo suele ser aún bastante frío. Es a partir de ese mes cuando las temperaturas comienzan a suavizarse, a pesar de que las mañanas y las noches pueden seguir siendo desapacibles.

Según los promedios, las mínimas durante esta temporada suelen rozar los 7º C, mientras que las máximas (ya en mayo), se mueven en torno a los 20º C. Eso sí, las posibilidades de precipitación son bastante altas.

Uno de los efectos de estas temperaturas es que Cracovia se llena de color y no solo por las flores y las hojas de sus varios parques. La ciudad es sede de numerosas celebraciones en las que locales y visitantes pueden participar.

Los días, además, son muy propicios para pasear, incluso en el paseo que recorre el río. Igualmente, es también un gran momento para aprovechar las ventajas del bus turístico de Cracovia para conocer la ciudad.

Por último, la primavera es una época en la que la vida nocturna de Cracovia está en su punto álgido, con miles de estudiantes acudiendo a los locales situados en los alrededores del barrio judío.

Actividades más interesantes si se viaja en primavera

Una de las festividades más llamativas que tienen lugar durante estas fechas es la Pascua. En esa fiesta es tradicional decorar los famosos huevos de Pascua, así como elaborar unas palmeras tejidas con flores.

La tradición católica del país se deja notar en la Semana Santa. Además de los atractivos que normalmente puedes ver en la plaza del Mercado de Cracovia, en estas fechas se instalan varios puestos de artesanos, tanto polacos como eslovacos, húngaros y ucranianos. En este mercadillo vas a encontrar algunos de los mejores regalos de toda la ciudad.

Junto a estos puestos de artesanía también hay otros dedicados a la gastronomía en los que puedes probar algunos de los principales platos del país. Otra interesante celebración, sobre todo por lo diferente, es el festival pagano The Drowning of Marzanna.

Aparte de estas fiestas, abril y mayo están repletos de actividades deportivas, como el Maratón de Cracovia, cinematográficas, con el festival de cine, y otros de diversas temáticas.

Viajar a Cracovia en verano: la mejor temperatura pero con mucho turismo

Recorriendo Planty Park en Verano | ©Soon Keat Ong
Recorriendo Planty Park en Verano | ©Soon Keat Ong

La temporada alta en Cracovia se prolonga desde mediados de junio hasta la primera quincena de septiembre. Lo mejor de Cracovia en verano es que el tiempo será más agradable, con una temperatura media que oscila entre los 20º C y los 30º C. La media de las mínimas tampoco es demasiado baja, ya que se queda en los 12,7ºC.

Otro aspecto positivo es la cantidad de horas de luz que vas a encontrar. Durante estos meses anochece sobre las 21:00 horas, con lo que tendrás más tiempo para realizar las visitas y para hacer excursiones como la de Auschwitz

Sin embargo, el verano de Cracovia también tiene algunos puntos negativos para los viajeros. Para empezar, se trata del periodo en el que más turistas hay en la ciudad. Las aglomeraciones en algunos puntos serán constantes y, por ejemplo, no dejará ver con tranquilidad la fabulosa visión de la plaza del Mercado o entrar a ver las mejores iglesias de Cracovia.

Como es evidente, la temporada alta también conlleva un importante aumento en los precios, tanto de los vuelos como de los alojamientos.

Actividades más interesantes si se viaja en verano

El verano es propicio para pasear por Cracovia en busca de sus atractivos turísticos, a pesar del inconvenientes de encontrar grupos numerosos en muchas partes de la ciudad.

Te recomiendo que te decidas a recorrer algunos de los barrios menos conocidos de la ciudad. En muchos de ellos vas a encontrar rincones interesantes sin que haya las mismas aglomeraciones.

Entre las celebraciones más importantes del verano se encuentra el Wianki, también conocido como Festejos de las Guirnaldas de Flores y que se celebra junto al río Vístula. Otro evento destacado es el Festival de la Cultura Judía, en la que podrás escuchar música, bailar y asistir a otras actividades en el barrio judío.

Si te gusta el jazz, en julio se celebra un certamen dedicado a ese tipo de música, mientras los amantes del teatro pueden disfrutar de las obras participantes en el Festival de Teatros Ambulantes.

Reserva tu excursión a Auschwitz

Viajar a Cracovia en otoño: un gran momento para visitar la ciudad

Pozo Daniłowicza en las Minas de Sal | ©Aleksandr Zykov
Pozo Daniłowicza en las Minas de Sal | ©Aleksandr Zykov

El otoño en Cracovia climatológicamente solo dura hasta principios de noviembre. Esta estación es uno de los mejores momentos para visitar la ciudad, ya que el clima todavía no ha alcanzado las bajas temperaturas propias del invierno y, además, disminuyen las posibilidades de lluvia.

Las temperaturas máximas oscilan entre los 19º C de media de septiembre y los 13ºC de octubre, mientras que en noviembre ya descienden hasta los 7ºC. Las mínimas, por su parte, se quedan alrededor de los 6º C, con la excepción de los fríos 0º C que se alcanzan al final de la estación.

Por otra parte, la ciudad nota mucho la bajada en la llegada de turistas. Las calles están mucho más despejadas y las colas para entrar en los monumentos más importantes se reducen en gran medida.

Además, esta menor afluencia de turistas convierte a esta estación en el momento perfecto para hacer una excursión a las espectaculares minas de sal de Wieliczka o para escaparse algún día (con su noche correspondiente) a la preciosa localidad de Breslavia.

Actividades más interesantes si se viaja en otoño

Aunque se organizan menos actividades que en verano, el otoño en Cracovia ofrece a los visitantes algunos atractivos interesantes, como el famoso Festival de Jazz de Zaduszki.

Con el comienzo del curso universitario, la ciudad recupera su vida nocturna local y, cuando el tiempo acompaña, es hasta complicado encontrar algún sitio libre para comer en la interesante Plac Nowy, en el barrio judío.

Precisamente, la comida es también una de las protagonistas del otoño en la ciudad. En esta temporada son tradicionales algunos platos que se encuentran entre los más típicos del país, como el estofado del cazador o su sopa más conocida, la zurek, que sin duda habrás probado si has hecho alguno de los muy recomendables tour gastronómico que aparecen en este artículo.

Viajar en invierno a Cracovia: frío intenso y oscuridad, pero con un encanto diferente

Invierno en Cracovia | ©Roman Boyko
Invierno en Cracovia | ©Roman Boyko

Si nos atenemos a los datos, el invierno es, sin duda, la época menos propicia para visitar Cracovia. Las temperaturas son muy bajas, con máximas de 2 o 3º C, mientras que las mínimas rondan los 5 o 6º C bajo cero. Además, la nieve suele hacer acto de presencia y las horas de luz se reducen tanto que en diciembre anochece antes de las 16:00 horas.

Sin embargo, como te cuento en mi artículo sobre las mejores cosas que vas a encontrar en Cracovia en invierno, la ciudad también tiene un encanto especial en estas fechas, al menos desde mediados de diciembre. Con la llegada de la Navidad, Cracovia se viste de gala con su iluminación y decoración. El mercadillo navideño de la plaza del Mercado es realmente impresionante y, si paseas un poco, podrás encontrar otros más pequeños en los barrios.

Pocas sensaciones más agradables, al menos para mí, que pedir un vino caliente en medio del frío invernal e ir bebiéndolo poco a poco mientras caminas entre los puestos de los mercadillos. Otra posibilidad es probar la cerveza caliente con especias, con un sabor bastante curioso.

Por otra parte, muchos habitantes de Cracovia aprovechan los fines de semana del invierno para hacer una de las mejores excursiones que se pueden hacer desde Cracovia: visitar Zakopane, la denominada capital invernal de Polonia. A diferencia de la primavera y el verano, estas escapadas no son para hacer recorridos por los bosques que rodean el municipio, sino principalmente para esquiar.

Si te decides a visitar Cracovia en esta estación es fundamental preparar bien el equipaje. No pueden faltar prendas térmicas, así como gorro, guantes y un buen abrigo.

Actividades más interesantes si se viaja en invierno

La principal actividad que se puede hacer en Cracovia en diciembre es visitar el mercadillo navideño. A pesar del frío, el ambiente que se vive en la plaza del Mercado y los puestos que venden artesanía, decoración navideña y comida hacen que te olvides de las bajas temperaturas y disfrutes como un niño.

Dentro de las tradiciones navideñas llaman mucho la atención (sobre todo si viajas con niños a Cracovia) los particulares belenes que se exponen en algunos rincones de la ciudad. A diferencia de los españoles, estos representan pequeños edificios inspirados en los monumentos más importantes de la ciudad.

Tabla comparativa sobre el mejor momento para viajar a Cracovia

Para que puedas acceder de un solo vistazo a la información más importante para decidir cuándo viajar a Cracovia , aquí te dejo una tabla con los datos sobre las diferentes temporadas.

  • Primavera
  • Abril-Junio
  • Máxima 17º C
  • Mínima 6º C
  • Lo mejor: el tiempo mejora y aún no hay aglomeraciones
  • Lo peor: suele llover bastante
  • Verano
  • Junio-Septiembre
  • Máxima 23º C
  • Mínima 12º C
  • Lo mejor: aumentan las horas de luz y hace buen tiempo
  • Lo peor: las aglomeraciones y las posibilidades de lluvia
  • Otoño
  • Septiembre-Noviembre
  • Máxima 13º C
  • Mínima 4º C
  • Lo mejor: menos turistas y más tranquilidad para pasear
  • Lo peor: en noviembre empieza a hacer bastante frío
  • Invierno
  • Diciembre-Marzo
  • Máxima 2º C
  • Mínima -5º C
  • Lo mejor: la Navidad y ver la ciudad bajo la nieve
  • Lo peor: el frío y las pocas horas de luz

Mejor momento para ir a Auschwitz

Barracones en los que se hacinaba a los prisioneros en Auschwitz | ©Fred Romero
Barracones en los que se hacinaba a los prisioneros en Auschwitz | ©Fred Romero

La visita al campo de concentración de Auschwitz (en realidad a los dos que se levantaron en la zona) es casi una obligación para todos los que viajan a Cracovia. Como ocurre con la propia ciudad, los mejores meses para realizar esta visita son de mayo a septiembre.

En invierno, por el contrario, el frío puede hacer que la visita sea demasiado incómoda y es posible, incluso, que el campo esté nevado. Hay que tener en cuenta, además, que el recorrido por Auschwitz II se realiza al aire libre por completo, por lo que las bajas temperaturas no son lo más indicado para conocer bien el lugar.

Otro aspecto importante a la hora de hacer esta visita es que desde abril hasta finales de octubre, como puedes ver en la información sobre los horarios del complejo de Austchwitz, solo podrás entrar en Auschwitz I sin guía (por tu cuenta) a primera hora de la mañana (antes de las 10:00) y en las últimas horas de apertura (a partir de las 15:00, aproximadamente). El resto del año, el horario en el que no están permitidas las visitas por libres es entre las 10:00 y las 13:00 horas.

Si vas en verano no olvides reservar con antelación las entradas para Auschwitz, algo que es necesario incluso si quieres entrar por libre. La alta demanda puede hacer que llegues y que no puedas adquirir una entrada. Para evitarlo, lo más cómodo es contratar una excursión desde Cracovia.

En estas fechas estivales es también recomendables llevar una gorra y agua, ya que las necesitarás para poder caminar durante tanto tiempo bajo el sol.

Reserva tu excursión a Auschwitz