Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Las mejores cosas que ver y hacer en Múnich

Gastronomía, historia, contrastes y mucha vida. Múnich es la ciudad perfecta para una escapada de fin de semana. ¡Toma nota de sus imprescindibles!

Ana Caballero

Ana Caballero

7 de jul. de 2021 • Lectura de 8 minutos

Las mejores cosas que ver y hacer en Múnich

Postal de Múnich | ©Jan Antoin

Múnich es la ciudad más importante de la zona alemana de Baviera y tanto ésta como sus alrededores tienen mucho que ofrecer al viajero. Cuanto más pasees por Múnich, más lugares de interés descubrirás, pero si tienes poco tiempo y tienes que elegir, esto es lo que no puedes perderte:

1. Elige un recorrido guiado por los lugares más relevantes de la ciudad

Odeonsplatz | ©Allie_Caulfield
Odeonsplatz | ©Allie_Caulfield

Bajo mi punto de vista, esta es una actividad imprescindible, ya que pocas experiencias te aportarán una visión más completa del lugar que estás visitando. Los tours guiados por Múnich son recorridos a pie (aunque también es muy popular el tour en bicicleta) encabezados por un guía experto que te muestra los principales puntos de interés de la ciudad mientras te cuenta su historia.

Los tours guiados han existido siempre, pero antes eran algo reservado a los viajeros “pudientes” mientras que ahora hay una gran variedad de rutas y precios. Lo que aprenderás durante estos tours poco o nada tiene que ver con la versión llena de datos que aparece en los libros de historia; es un punto de vista mucho más cercano que aúna historia, leyendas y costumbres locales.

Itinerario

El recorrido de cada tour es diferente, pero la mayoría de ellos abarcan los principales puntos de interés de la ciudad que son:

  • Marienplatz
  • Odeonplatz
  • Iglesia de St Peter
  • Casa del Arte (Haus der Kunst)
  • Plaza de las víctimas del Nacionalsocialismo
  • Mercado Viktualienmarkt

Otros tours

La ciudad de Munich tiene mucha historia y muchos rincones por recorrer, pero también sus alrededores merecen una visita. Con un tour guiado podrás conocer Munich y sus alrededores sin tener que preocuparte por la logística del transporte, los horarios, etc. Te dejo aquí una lista de los que para mí fueron los mejores: Los mejores tours y excursiones desde Múnich.

2. Visita la ciudad desde el autobús turístico

Autobús turístico en ruta por Munich | ©Paul Burroughs
Autobús turístico en ruta por Munich | ©Paul Burroughs

Si tienes poco tiempo y quieres asegurarte de que no te dejas ningún rincón de la ciudad por ver, comprar un pase para el autobús turístico de Múnich es la opción más práctica. Un autobús con vistas panorámicas y comentarios de audio te llevará por los principales puntos de interés de la ciudad de forma rápida y evitándote grandes caminatas.

Puedes utilizar este servicio de dos maneras: haciendo la ruta completa para ver la ciudad o haciendo uso de la opción de paradas libres para desplazarte ahorrando tiempo y esfuerzo entre los monumentos principales. Tienes a tu disposición un pase de uno o varios días y pagando una cantidad fija puedes hacer uso del autobús turístico las veces que quieras. En este artículo te cuento un poco más: Los mejores buses turísticos.

Lugares que verás durante el trayecto

  • Distrito del Arte (Kunstareal)
  • Odeonsplatz
  • Jardín Inglés
  • Deutsches Museum
  • Marienplatz
  • Stachus Passagen
  • Allianz Arena
  • Academia de Bellas Artes de Múnich

3. Haz un recorrido histórico en el campo de concentración de Dachau

Entrada al campo de concentración de Dachau | ©Terence Burke
Entrada al campo de concentración de Dachau | ©Terence Burke

La historia de Alemania está inevitablemente ligada al régimen nazi. Los campos de concentración que estableció Adolf Hitler a lo largo de Europa son famosos en todo el mundo; a día de hoy muchos funcionan como museos conmemorativos que están ahí para recordar el horror que supuso esta etapa de la historia y para perpetuar la memoria de las víctimas. Durante tu viaje, puedes contratar una visita guiada al campo de concentración de Dachau desde Múnich.

La localidad de Dachau está situada a unos 13km de Múnich y se puede llegar en tren o en coche. Hay diferentes excursiones organizadas que incluyen el transporte de ida y vuelta desde Múnich y los servicios de un guía en español e inglés durante toda la visita. Aunque también puedes visitar el campo por cuenta propia, te recomiendo esta última opción.

En el campo de Dachau verás lugares como el monumento al soldado desconocido, la plaza del recuento, los edificios de entrenamientos de las SS, los barracones o el crematorio. La entrada al antiguo campo de concentración es gratuita y la visita no está recomendada a menores de 14 años. Puedes leer más sobre mi experiencia en mi artículo sobre: Cómo visitar los campos de concentración de Dachau.

4. Visita el castillo de Neuschwanstein

Castillo de Neuschwanstein | ©Joey Owst
Castillo de Neuschwanstein | ©Joey Owst

Alemania no es solo una región de grandes ciudades, sino también de hermosas montañas y sobrecogedores paisajes. Si haces una excursión para ver el castillo de Neuschwanstein lo comprobarás de primera mano.

Junto con el de Linderhof (también hay excursiones para visitar ambos), el de Neuschwanstein es el castillo más popular de Alemania y, aunque tal vez no lo sepas, uno de los más famosos a nivel mundial. El responsable de esto último fue Walt Disney, que se inspiró en él para diseñar el castillo de la Bella Durmiente.

La visita al castillo del llamado “Rey loco” (si contratas una excursión guiada te contarán toda la historia) merece la pena en sí misma, pero no olvides disfrutar del paisaje de los alrededores coronado por las sobrecogedoras montañas bávaras. Si buscas el contraste con el panorama urbano de Múnich durante tu visita, esta excursión es la mejor opción para completar tu viaje. Para organizar tu viaje con todos los detalles que necesitas conocer, te dejo aquí mi artículo sobre Cómo visitar el castillo de Neuschwanstein.

5. Descubre Salzburgo

Salzburgo visto desde el río Salzach | ©Dimitry Anikin
Salzburgo visto desde el río Salzach | ©Dimitry Anikin

La ciudad de Múnich tiene muchos emplazamientos que visitar y un valor histórico y cultural incuestionable, pero otra de las ventajas que tiene es su posición geográfica. Desde Múnich, ya sea en transporte privado o en tren, se puede llegar de forma fácil y rápida a muchas ciudades europeas y una de las más populares entre los viajeros es Salzburgo.

Puedes llegar a Salzburgo desde Múnich en una excursión organizada o por cuenta propia, pero si tienes poco tiempo y quieres que un guía experto te oriente en tu visita te recomiendo la primera opción.

La ciudad austríaca de Salzburgo está situada a dos horas de Múnich y tiene lugares para visitar tales como su famosa catedral, el palacio y los jardines de Mirabell o la casa natal de Mozart. Si has visto la película “Sonrisas y lágrimas” es muy posible que te suenen muchos de estos lugares.

6. Familiarízate desde ya con la Marienplatz

Marienplatz | ©jay8085
Marienplatz | ©jay8085

Cuando visitas una ciudad, siempre hay un lugar que se queda grabado en tu memoria y otro que recuerdas por encima de los demás por ser un punto de referencia.

En Múnich probablemente ambos sean el mismo. Marienplatz no solo es el centro neurálgico de Múnich; esta plaza es también el alma de la ciudad y un lugar lleno de vida que se presta a que vuelvas a él una y otra vez durante tu estancia en la ciudad. Cada vez que lo hagas descubrirás algo nuevo.

El emblemático edificio de estilo gótico que corona esta plaza es el Ayuntamiento de Múnich y si lo visitas como parte de un tour guiado seguro que te dan varias indicaciones para perderte en la contemplación de su fachada.

Igualmente, no puedes dejar de observar la columna de Santa María (S.XVII) situada en el centro de la plaza o de fijarte en el carrillón del reloj. Si visitas Múnich en Navidad, encontrarás uno de los mercadillos navideños con más encanto del país en Marienplatz.

7. Entra a la Residenz o al Palacio Real de Múnich

Interior de la Residenz | ©Andrew and Annemarie
Interior de la Residenz | ©Andrew and Annemarie

Del S.XVI al S.XX, este palacio ha sido la residencia oficial de la familia real bávara. Hoy en día se ha convertido en museo y gracias a eso puedes visitarlo durante tu estancia en Múnich y quedarte maravillado ante su arquitectura.

Lo que, personalmente, más me impresionó fueron sus techos abovedados y decorados con pinturas. Caminar por sus pasillos es como entrar en una dimensión diferente en la que se para el tiempo y es una sensación que no debes dejar de vivir si visitas la ciudad alemana.

La Residenz está abierta al público durante todo el año hasta las 17 de la tarde (siendo la última entrada a las 16) en invierno y hasta las 18 en verano. Te recomiendo adquirir la audioguía en tu idioma antes de comenzar tu visita.

8. Pasea por el jardín inglés

Jardín Inglés | ©Sven Mieke
Jardín Inglés | ©Sven Mieke

A solo un km del casco antiguo de Múnich está situado el que para muchos es el mejor de los parques de la ciudad. En el jardín inglés podrás dar un agradable paseo independientemente de la época del año que sea y podrás también contemplar una torre china o una casa de té japonesa.

En cada recodo de este jardín encontrarás pequeños lagos, esculturas, y sitios donde hacer picnic si visitas la ciudad en verano. Cuando quieras reconciliarte con la naturaleza y hacer un paréntesis del ritmo de la ciudad, no olvides acudir a este parque.

9. Recorre el Viktualienmarkt

Viktualienmarkt | ©Allie_Caulfield
Viktualienmarkt | ©Allie_Caulfield

Los monumentos y la historia de Múnich sin duda dejarán impresionados a cualquier viajero, pero ¿y el alma de la ciudad? ¿Cuál es el lugar más adecuado para contemplar de cerca la rutina de sus habitantes y, en definitiva, respirar la verdadera esencia de Múnich? Para mi ese sitio es, sin duda, el Viktualienmarkt y si lo resalto como zona imprescindible a visitar es porque espero que para ti también lo sea.

Este mercado de alimentación al aire libre está situado en el casco antiguo y está en pie todos los días de la semana salvo el domingo. Allí se concentra todo tipo de gente y es el lugar ideal para charlar con locales. Mi consejo es que compres aquel producto que más te llame la atención y lo pruebes tranquilamente mientras te sientas en una de las terrazas cercanas a contemplar el bullicio de la zona.

10. Prueba la cerveza alemana en cervecerías míticas como la Hofbräuhaus

Interior de la cervecería Hofbräuhaus | ©Marco Tamburro
Interior de la cervecería Hofbräuhaus | ©Marco Tamburro

No sería descabellado afirmar que la cerveza alemana es parte de la idiosincrasia del país y un elemento esencial de su gastronomía. Abandonar Múnich sin probar su cerveza es considerado toda una afrenta así que es mejor que elijas el sitio ideal para este “must” antes de regresar de tu viaje.

En cualquier taberna te servirán una buenísima cerveza, pero si acudes a cervecerías como la Hofbräuhaus, estarás respirando además un poco de historia. Este lugar, concretamente, es hoy en día uno de los más visitados de la ciudad; tuvo su etapa oscura cuando Hitler comenzó dar allí los discursos sobre los que cementó el partido nazi y en la Segunda Guerra Mundial fue destruida y reconstruida posteriormente.

A día de hoy, la Hofbräuhaus es uno de los mejores rincones para degustar una jarra de cerveza y un plato regional en un típico ambiente local. Si la visitas durante la Oktoberfest, la experiencia ganará aún más en autenticidad.

Qué hacer en Múnich