Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Qué ver en el Campo de Concentración de Auschwitz

A diferencia de otras excursiones y visitas en Polonia, esta no es la más agradable, pero sin duda te dejará huella para siempre. Conocer Auschwitz es imprescindible, te cuento qué vas a ver allí.

Carmen Navarro

Carmen Navarro

Lectura de 6 minutos

Qué ver en el Campo de Concentración de Auschwitz

Detalle del campo de concentración de Auschwitz | Frederick Wallace

Si estás organizando una visita al famoso campo de concentración de Auschwitz, debes saber que hay, principalmente dos maneras de visitarlo: o por tu cuenta, comprando entradas para Auschwitz o uniéndote a una de las excursiones a Auschwitz desde Cracovia.

Yo personalmente te recomiendo la segunda opción: además de despreocuparte de la logística de llegar hasta allí, irás acompañado por un guía experto en el tema que te ayudará a comprender este trágico episodio de la historia y a contextualizar las salas y las distintas partes del campo de exterminio.

En cualquier caso, a lo largo de tu visita a Auschwitz, visitarás los dos principales campos que forman parte del gran conjunto Auschwitz Birkenau: Auschwitz I y Auschwitz II (ambos están separados por tan solo 3 km de distancia). Te dejo una lista de lo que verás durante el recorrido.

El Campo Auschwitz I

Entrada al campo de concentración de Auschwitz I | ©NH53
Entrada al campo de concentración de Auschwitz I | ©NH53

Es la entrada al campo de exterminio y la parte original del complejo Auschwitz-Birkenau. Fue construida en 1940 por los nazis con la idea de acoger a entre 15.000 y 20.000 prisioneros. La visita a Auschwitz comienza aquí, donde está el centro de visitantes.

Reconocerás enseguida la puerta de hierro que aparece en todas las fotos, encabezada por el famoso escrito "El trabajo os hará libres".

Reserva tus entradas y tours de Auschwitz

El breve documental del centro de visitantes

Centro de visitantes de Auschwitz | ©Antonio Giardiello
Centro de visitantes de Auschwitz | ©Antonio Giardiello

Antes de comenzar el recorrido, el centro de visitantes ofrece el visionado de un corto documental (unos 15 minutos) que te ayudará a contextualizar todo lo que verás a continuación.

En mi opinión, merece la pena dedicarle tiempo (sobre todo si no has contratado guía o audioguía para la visita) porque es muy dinámico y está todo muy bien explicado. El documental está en blanco y negro y muestra imágenes originales de la época.

Reserva tus entradas y tours de Auschwitz

Los grandes barracones con objetos y fotos de las víctimas

Útiles de aseo de los presos | ©Antonio Giardiello
Útiles de aseo de los presos | ©Antonio Giardiello

Lo primero que te impactará al entrar en la zona serán los enormes barracones de ladrillo donde llegaban los judíos y donde se alojaban durante su estancia en el campo.

Algunos de ellos se han acondicionado hoy como museo, donde se exhiben algunas de las pertenencias de los presos que se recuperaron después de la liberación del campo. Verás pequeños objetos de aseo personal, ropa, zapatos, maletas... En esta parte, la tensión de la visita empieza a elevarse y a hacerse más dura.

Las exhibiciones dentro de los barracones

A lo largo de algunos pasillos verás también interminables paredes repletas con cuadros con fotos de los judíos cuyas vidas terminaron en Auschwitz. En ellos, verás la fecha de su llegada al campo y su fecha de exterminio. Mientras que los que llegaron durante los primeros meses estuvieron mucho tiempo allí trabajando hasta que fueron exterminados, los que llegaron en último lugar apenas aguantaron allí semanas o meses antes de que terminaran sus vidas.

Si vas con niños, mi consejo es que no te detengas demasiado en esta parte de la exposición, ya que los detalles pueden herir su sensibilidad (hay hasta una gran sala con el pelo que rapaban a los prisioneros al llegar).

Reserva tus entradas y tours de Auschwitz

Las antiguas vías del tren

Vías entrando en el campo | ©Lāsma Artmane
Vías entrando en el campo | ©Lāsma Artmane

A lo largo de una parte del campo y también uniendo el primero con el segundo, verás que existen unas vías de tren abandonadas. Estas vías se utilizaban para transportar a los presos de un campo a otro o recibirlos desde distintas partes del país y el resto de Europa.

El guía os pondrá en contexto de cómo se realizaban estos traslados y cómo los presos viajaban completamente apretujados en vagones atestados de gente. Actualmente estas vías de tren no se utilizan para nada, pero se mantienen como parte del memorial de Auschwitz.

Reserva tus entradas y tours de Auschwitz

El gran descampado de Auschwitz II

Auschwitz II | ©Nazianzus
Auschwitz II | ©Nazianzus

Después de una visita cargada de emoción en Auschwitz I, es momento de desplazarte hasta el campo de Auschwitz II. Esta parte es mucho menos turística y menos visitada que el campo I, pero además, al ser tan grande y conservar tan pocos barracones en pie, te dará una sensación de frialdad y abandono mucho más grande.

Este campo fue construido por los nazis como un anexo de ampliación del primer campo. La cantidad de judíos que podrían llegar a albergar aquí fue mucho mayor: hasta 90.000 prisioneros llegaron a convivir aquí simultáneamente.

La rapidez con la que se tuvo que construir esta parte del campo hizo que los materiales empleados y la calidad de los barracones fuera mucho peor: se utilizaba madera y los espacios eran completamente diáfanos para que pudiera caber el mayor número de personas posible. Espeluznante. Quedan muy pocas en pie.

Reserva tus entradas y tours de Auschwitz

Las cámaras de gas

Cámaras de gas | ©hilgerst
Cámaras de gas | ©hilgerst

Se conservan algunas de las cámaras de gas que se utilizaron en el exterminio de prisioneros en este campo y podrás visitar algunas. El guía os explicará cómo los nazis que dirigían el campo intentaron hacerlas volar por los aires cuando empezó la liberación de los judios. Trataron por todos los medios de eliminar las torturas a las que sometían a sus prisioneros. Hoy en día se conservan tal y como quedaron después de aquello.

El paseo por esta zona no hace falta decir que es realmente tétrico. Si además visitas Auschwitz en temporada de invierno, verás que las temperaturas, la humedad y la sensación de frío en medio de ese descampado es terrible. Imagínate la situación que vivieron allí los prisioneros ataviados con simples pijamas de tela y prácticamente sin comer durante días, semanas o meses.

Mientras que inicialmente parecía que estos campos iban a ser campos de trabajo, con el breve paso del tiempo se convirtieron directamente en campos de exterminio. Llegaban vagones llenos de personas que nunca llegaron siquiera a hacer vida en Auschwitz, sino que "aterrizaron" masivamente en estas cámaras de gas donde se acababa con sus vidas.

Reserva tus entradas y tours de Auschwitz

La torre de vigilancia

Torre de vigilancia | ©Lāsma Artmane
Torre de vigilancia | ©Lāsma Artmane

Uno de los elementos que más destaca en esta parte del campo es la torre de vigilancia que sigue en pie y a la que podrás subir para tener una vista panorámica que te ayudará a comprender las enormes dimensiones de Auschwitz-Birkenau. La vista desde arriba es desoladora, sobre todo si uno trata de imaginarse cuáles eran las vistas reales de los nazis que vigilaban a los presos desde aquí. Aterrador.

Las alambradas que rodean el campo

Alambradas de Auschwitz | ©Darshan Gajara
Alambradas de Auschwitz | ©Darshan Gajara

Otra de las cosas que me sorprendió fue ver que siguen en pie kilómetros de alambradas que rodean el campo y que perimetraban el poco espacio de libertad y movimiento que tenían los prisioneros. Si después de la visita tienes tiempo para pasear por los alrededores del campo, verás que aún se conservan algunas casas enormes que en su momento eran los hogares de los nazis que dirigían los campos de concentración.

Un contraste terrible comparado con las condiciones de vida, trabajo y torturas a las que fueron sometidos los prisioneros durante años en este lugar.

Reserva tus entradas y tours de Auschwitz

La vida en Auschwitz de los prisioneros

Barracones de los prisioneros | ©Richard Leonard
Barracones de los prisioneros | ©Richard Leonard

Una de las cosas que más me impactó durante el recorrido, además de los detalles y objetos que irás viendo a lo largo de tu visita, fue que sólo cuando estás allí consigues hacerte una idea de cómo era el día a día de los prisioneros.

asta entonces, había escuchado y leído sobre muchos episodios de esta parte de la historia, pero al llegar allí, ver las dimensiones de los campos y escuchar de la voz de un guía experto cómo era el día a día de los prisioneros, realmente llegué a imaginar cómo vivieron todas las personas que pasaron por allí.

Si haces la visita guiada, os explicarán cómo eran los horarios, rutinas y funcionamiento de los distintos pabellones, siempre desde el respeto a la memoria de las víctimas. Definitivamente, un golpe de realidad que conviene conocer para no olvidar uno de los peores episodios de la historia más reciente de la humanidad.

Reserva tus entradas y tours de Auschwitz