Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Cómo llegar hasta el Coliseo de Roma

Si vas a viajar a Roma debes (o deberías) estar contando las horas que faltan para sumergirte en el Coliseo. Te cuento cómo llegar hasta allí desde cualquier punto de la ciudad.

Carmen Navarro

Carmen Navarro

Lectura de 5 minutos

Cómo llegar hasta el Coliseo de Roma

Vista aérea del Coliseo | Spencer Davis

Una vez tengas tus billetes a Roma, lo primero que debes hacer es empezar a planear las visitas que harás cuando estés allí. Sobre todo, para las más populares, que requieren un poco de planificación. Lo primero, hazte con tu entrada al Coliseo o incluso si lo prefieres, reserva una visita guiada al Coliseo y el Foro Romano para asegurarte de que no te pierdes nada.

Y ahora sí, te dejo aquí una guía para que llegar al Coliseo, estés donde estés, sea fácil, rápido y conveniente.

Date un paseo y llega caminando desde el centro

Plaza Navona | ©Sarah Nichols
Plaza Navona | ©Sarah Nichols

Caminar en Roma es imprescindible. Además de ser barato, podrás aprovechar el paseo para disfrutar de la ciudad, recorrer sus calles, placitas, fontanas... Una delicia.

Pese a que pueda parecer que hay un buen tramo caminando desde el centro histórico de Roma, el camino merece la pena. Te cuento cuáles son las distancias más populares para que decidas si prefieres hacerlo a pie o buscar una alternativa.

Distancias andando al Coliseo desde algunos lugares clave de Roma

  • Desde Piazza Spagna: tardarás 28 minutos andando mientras recorres las callecitas que rodean la maravillosa Piazza Spagna, la Via del Corso y la Via dei Fori Imperiali. Este paseo es un must.
  • Desde Piazza Navona: tardarás 26 minutos caminando en un recorrido muy similar al anterior.
  • Desde Monti: solo 9 minutos, no tienes excusa (además las vistas del Coliseo según vas bajando la escalinata que llega desde Monti son preciosas.
  • Desde Isola Tiberina: Solo 24 minutos y podrás elegir entre cruzar el Circo Massimo o ir paseando delante del Teatro Marcello o los Museos Capitolinos.
  • Desde el Vaticano: 50 minutos. Sin duda el recorrido más largo que se puede hacer en lo que se considera el centro de la ciudad, pero sin duda, de los itinerarios más fascinantes.

Reserva una visita al Coliseo, al Foro y al Monte Palatino

En metro, lo más rápido

Parada del Coliseo del Metro de Roma | ©N i c o l a
Parada del Coliseo del Metro de Roma | ©N i c o l a

Si lo que buscas es rapidez, estés donde estés, el metro de Roma es siempre una buena opción. La Línea B de Metro conecta el Coliseo y el Foro Romano con los principales puntos de la ciudad.

Además, la parada (Piazza del Colosseo) está justo enfrente del acceso al Coliseo y el Foro Romano, a un par de minutos andando. No tiene pérdida. Por cierto, prepara la cámara porque las vistas del Coliseo desde la salida de la parada de metro de van a dejar ya con la boca abierta. ¡Prepárate para lo que viene!

Reserva una visita al Coliseo, al Foro y al Monte Palatino

Móntate en autobús urbano

Autobús por las calles de Roma | ©Chris Sampson
Autobús por las calles de Roma | ©Chris Sampson

Puede que caminar no sea lo tuyo o que simplemente no te apetezca hacer una larga caminata a primera hora de la mañana. Bueno, pues para seguir disfrutando de la ciudad y sus vistas pero sin renunciar a la comodidad y con un bajo presupuesto, moverse en autobús urbano en Roma es muy buena idea.

Ármate de paciencia porque el tráfico es caótico, las calles estrechas y las líneas de autobús suelen estar bastante llenas de romanos, pero al menos llegarás al Coliseo más descansado. Consulta la web de transporte público de Roma para conocer más detalles sobre horarios, billetes y tarifas.

Líneas recomendadas

Como vas a ver a continuación, el Coliseo está muy bien comunicado con el resto de la ciudad:

  • Líneas frecuentes que llegan hasta el Coliseo: 117, 175, 186, 271, 53, 571, 53, 571, 75, 80, 810, 85, 87.
  • Línea nocturna que te conecta con el Coliseo: el N2.

¿Y si te planteas usar el autobús turístico?

Si buscas una experiencia realmente auténtica puede que a priori hayas descartado coger billetes para el bus turístico de Roma, pero si lo ves como un medio de transporte más, la verdad es que es muy práctico.

Las líneas del autobús turístico conectan los principales puntos turísticos de la ciudad (el Coliseo no podía ser menos), tienen una frecuencia decente y lo mejor de todo, dos pisos, uno de ellos al descubierto, para que puedas disfrutar de las mejores vistas mientras te dejas llevar (literalmente). ¿A que ya no te suena tan mal?

El taxi o Uber, para los más perezosos (¡o los más prácticos!)

Taxis junto al Coliseo | ©Robert Lowe
Taxis junto al Coliseo | ©Robert Lowe

Uno de los medios de transporte más universales, el taxi, funciona también en Roma. No suele ser difícil encontrar uno en marcha o esperándote en una parada de taxis (búscalas en las principales calles o plazas de Roma, están muy bien señalizadas).

Coméntale al conductor cuál es tu destino (y recuerda pedirle que active el taxímetro para evitar sorpresas desagradables). El Coliseo está bastante céntrico así que no debería costarte demasiado el trayecto. Eso sí, evita horas punta para que el presupuesto no se te descontrole.

Si quieres optar por una experiencia así de cómoda que a la vez no deje cabos suelos, debes saber que Uber también funciona en Roma y muy bien. Descárgate la APP, introduce la dirección de origen y destino y automáticamente el mapa te calcula la ruta, el precio y cuántos minutos van a tardar en pasar a recorgerte.

Utiliza los servicios de car sharing o patinetes y bicis públicas para un transporte responsable

Desplázate en bicicleta por Roma | ©Mike Steele
Desplázate en bicicleta por Roma | ©Mike Steele

En cuanto pongas un pie en la ciudad te darás cuenta de que el tráfico de las antiguas callecitas de Roma se ha modernizado completamente, dando la bienvenida a nuevos métodos de transporte. Sobre sus aceras, verás aparcados decenas de patinetes, scooters eléctricas o bicis que puedes utilizar para desplazarte de un punto a otro de la ciudad.

Hay varias empresas y APPs que gestionan estos vehículos, así que te recomiendo echar un vistazo a las más populares para conocer las tarifas. ¿Cómo funciona? Muy fácil: la APP (sea la que sea) siempre contará con un mapa de la ciudad que te va a geolocalizar y te va a sugerir qué motos, bicis o patinetes tienes más cerca. Reserva uno con un click, actívalo y paga solo por los minutos en los que lo utilices. ¡Parece magia!

Si te sientes más seguro utilizando algo parecido pero viajando en cuatro ruedas, existe un servicio similar para coches. Car2GO es uno de los más internacionales y te permite alquilar un vehículo para desplazarte por la ciudad y pagar también solo por os minutos que lo vayas a utilizar.

Sin preocuparte por contratar seguros, poner gasolina o llevarlo a un parking de rent a car. ¡Por cierto! Si planeas visitar el Coliseo un domingo debes saber que la Via dei Fori Imperiali es peatonal durante todo el domingo, así que el coche déjalo para cualquier otro día de la semana y échate a andar o pedalear por una de las avenidas más fotogénicas de la ciudad.

Reserva una visita al Coliseo, al Foro y al Monte Palatino