Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

Florencia en 7 días: guía para descubrirla al detalle

Si tienes la fortuna de disponer de una semana entera para conocer la ciudad del arte por excelencia, te cuento el itinerario que puedes seguir para visitar Florencia en 7 días.

Carlos Bleda

Carlos Bleda

Lectura de 9 minutos

Florencia en 7 días: guía para descubrirla al detalle

Posta del Florencia, Italia | ©Olivier Darny

Hay mucho que ver y hacer en Florencia. En 7 días podemos explorar a conciencia la ciudad con todo lo que hay que ver y hacer en ella, además de disponer de tiempo de sobra para hacer algunas de las excursiones más interesantes en los alrededores de Florencia.

En el itinerario que te comparto a continuación tenemos los primeros días para conocer a fondo los monumentos, museos y lugares históricos de la ciudad y reservando un par de días para conocer los alrededores de la capital de la Toscana con excursiones gastronómicas y visita a algunos pueblos de extraordinaria belleza.

Día 1: Empezamos el viaje conociendo el corazón de Florencia.

Exterior de la Cúpula | ©Vicente Camarasa
Exterior de la Cúpula | ©Vicente Camarasa

Piazza Duomo, Catedral y Baptisterio San Giovanni

El mejor lugar para comenzar un viaje por Florencia es por el propio corazón de la ciudad. Este se encuentra en la plaza del Duomo en la que se encuentran la famosa catedral con la espectacular cúpula de Brunelleschi, el campanario de Giotto y el Baptisterio de San Giovanni. Todo este complejo es una de las obras magnas del renacimiento y merece la pena visitarlo por completo incluyendo la subida a la cúpula.

Podemos dedicar toda la mañana del primer día a verlo con detenimiento e incluso parte de la tarde después de una parada para comer si lo vemos con calma o si no hemos sido previsores y no nos hemos hecho con las entradas anticipadas al Duomo de Florencia. En este caso es posible que tengamos que hacer algunas colas. No obstante, el complejo del Duomo es una visita que nunca olvidarás.

Compra entradas para el Duomo de Florencia

Via dei Neri y dell'Ariento y mercado central

Después de una impresionante pero agotadora visita al complejo del Duomo lo mejor es reponer fuerzas y relajarse con una buena comida y un agradable paseo por el centro de Florencia. Para ello lo mejor es visitar el mercado central, no muy lejos del Duomo, y disfrutar de los mejores productos locales en sus puestos y probarlos en los restaurantes del mismo mercado y alrededores.

Después podemos dedicar la tarde a recorrer las calles dei Neri y dell'Ariento, dos de las calles céntricas más frecuentadas en las que podemos encontrar comercios, gelaterias y un sin fin de locales perfectos para conocer la tradición florentina. Un buen broche para un primer día en Florencia.

Día 2: Centro histórico y artístico de Florencia.

Entrada Galería de la Academia | ©Mongolo1984
Entrada Galería de la Academia | ©Mongolo1984

Galería de la Academia

Junto a la Galería de los Uffizi, la Galería de la Academia de Florencia es el museo más visitado de la ciudad y también uno de los más frecuentados del mundo. El principal culpable es el artista Miguel Angel y su famoso David que descansa en este museo. La famosa escultura de más 5 metros de altura atrae a millones de visitantes aunque no es la única obra de arte que se expone en la galería de la Academia. La Galería de la Academia cuenta con una magnífica colección de arte renacentista con pinturas y esculturas de diversos autores además de Miguel Angel.

Compra entradas para la Galería de la Academia

Iglesia de Santa Maria Novella y museo Novecento

Tras visitar la Academia nos dirigimos a la Basílica de Santa Maria Novella a tan solo unos minutos andando del museo de la academia. Esta iglesia fue declarada patrimonio mundial de la humanidad por su valor arquitectónico y artístico. Su fachada es una obra maestra del renacimiento y en su interior hay varias obras de arte de autores tan relevantes como Brunelleschi o Masaccio.

En la misma plaza en la que se encuentra la Basílica de Santa Maria Novella, se ubica el museo Novecento. Es un museo de arte moderno y contemporáneo que nos ofrece un contraste muy interesante con el arte renacentista de Florencia. Siempre es una visita recomendable.

Basílica de la Santa Croce y Piazza Santa Croce

Para concluir el segundo día una opción muy interesante es la de visitar la Basílica de la Santa Croce. Atravesando el centro de la ciudad desde Santa Maria Novella con un agradable paseo de unos 15 minutos llegaremos a la plaza Santa Croce.

En esta bella plaza se encuentra la Basílica de la Santa Cruz en cuyo interior descansan los restos de grandes figuras de la historia como Dante Alighieri, Maquiavelo, Miguel Angel o Galileo Galilei. La belleza del lugar está a la altura de las ilustres figuras que descansan en esta iglesia que además es el broche perfecto para coronar nuestro segundo día en Florencia.

Día 3: Un dia para sumergirnos de lleno en el renacimiento Italiano

Ponte Vecchio | ©Igor Oliyarnik
Ponte Vecchio | ©Igor Oliyarnik

Fuente del Porcellino

Nuestro tercer día en Florencia comenzará poniendo en práctica una de las tradiciones preferidas por los turistas. En el mercado nuevo cerca del puente Vecchio se encuentra la fuente del Porcellino o del jabalí, ya que es el animal de cobre que decora la fuente. La tradición dicta que si colocas una moneda en la boca del animal de bronce y esta cae dentro de las rejillas por las cae el agua tendrás suerte y podrás volver a Florencia. Algo que sin duda estarás deseando tras conocer la ciudad.

Palazzo Vecchio y ponte Vecchio

Cerca del Porcellino y cruzando el río Arno se encuentra uno de los puentes más famosos del mundo y símbolo de Florencia. El puente Vecchio. Este puente medieval es uno de los pocos puentes habitados que se conservan en el mundo y uno de los lugares más transitados de la ciudad.

El ponte Vecchio da paso a la calle Santa Maria que a su vez nos lleva a la plaza de la Señoría donde está nuestro próximo destino, el palacio Vecchio. Actualmente es la sede del Ayuntamiento de Florencia aunque se puede acceder para visitar su museo y las estancias de los nobles que lo habitaban como los Medici.

Galería de los Uffizi

No puedes viajar a Florencia y no visitar la Galería de los Uffizi. Este museo es un punto imprescindible ya que su colección es una de las más importantes del mundo. La Galería de los Uffizi acoge pinturas realizadas entre los siglos XIII y XVIII con nombres tan importantes como Botticelli, Leonardo Da Vinci, Miguel Ángel, Rafael o Tiziano. Un lugar de culto para todo amante del arte. La información para hacerte con tus entradas para visitar la Galería de los Uffizi te la dejo en este enlace.

Compra entradas para la Galería de los Uffizi

Día 4: Día para visitar los monumentos y lugares del sur de Florencia

Jardines Boboli | ©Andrey O!
Jardines Boboli | ©Andrey O!

Abadía de San Miniato y piazzale Michelangelo

En el cuarto día de este itinerario por Florencia toca cruzar el río Arno y conocer la parte sur de Florencia. La primera parada en esta zona es la plaza de Michelangelo. El encanto de esta plaza reside en las espectaculares vistas panorámicas que nos regala de la ciudad y que es una de las fotografías más repetidas de Florencia.

Coronando la misma colina en la que se encuentra el mirador está la abadía de San Miniato. El nombre de esta iglesia se debe al primer santo y mártir de Florencia, San Miniato, quien según la leyenda tras ser decapitado se alzó cogiendo su cabeza y regresando a la cueva donde vivió como ermitaño. En ese mismo lugar se edificó esta iglesia de estilo románico con el sello y personalidad de la Toscana.

Palazzo Pitti y jardines de Boboli

Al complejo del palacio Pitti se llega cruzando el ponte Vecchio y siguiendo por la vía de Guicciardini. Este palacio perteneció a un banquero llamado Luca Pitti quien vendió el edificio a los Medici. Su interior hace de museo con una amplia colección de arte que se puede disfrutar mientras se recorren las estancias del palacio.

Pero lo más destacable del palacio son los jardines Bóboli. Este gran espacio verde de estilo renacentista fue reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco gracias a sus espectaculares fuentes y su cuidada vegetación. Son tantas esculturas y fuentes de gran valor artístico que resulta difícil enumerarlas. Como extra desde los jardines también hay una buena panorámica de la ciudad.

Día 5: Excursión a la toscana y degustación de vino

Chianti, Toscana | ©Greg_FOT
Chianti, Toscana | ©Greg_FOT

Excursión a Chianti con cata de vino y productos típicos de la toscana

Florencia es la capital de la Toscana y como tal en sus proximidades se encuentran algunas de las regiones más importantes en cuanto a cultura gastronómica se refiere. Por ello en el quinto día de este itinerario te propongo salir de la ciudad en busca de una buena bodega donde :::link|text=degustar los mejores vinos y productos de la Toscana italiana|element=sc-123-2561:::.

Las opciones son muy variadas pero para ir sobre seguro lo mejor es visitar Chianti. Muy próxima a la ciudad, esta región es mundialmente conocida por sus vinos y bodegas.. Con una excursión organizada podemos visitar alguno de sus viñedos donde nos ofrecerán vinos y productos típicos para vivir una experiencia que tu paladar difícilmente podrá olvidar. Aquí tienes :::link|text=excursiones organizadas a esta región y otras tantas a otros lugares de la Toscana que te invito a descubrir|element=sc-123-2561:::.

Reserva una excursión a los viñedos de la Toscana

Día 6: Pueblos y lugares emblemáticos de la toscana

San Gimignano | ©Groume
San Gimignano | ©Groume

La Toscana es mucho más que bodegas y vinos. También son pueblos de ensueño con mucha historia y que son un destino perfecto para nuestro sexto día de viaje por Florencia. Empezando por San Gimignano, quizá el pueblo más bello de todos. Situado a menos de 60 kilómetros de Florencia, este pueblo es conocido como la ciudad de las mil torres por sus numerosos campanarios y torres concentrados en una pequeña localidad. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO gracias a su encanto y arquitectura, lo que le convierte en una de las excursiones más recomendadas desde Florencia.

El pueblo es muy agradable de ver y se puede recorrer cómodamente en un par de horas. Lo que nos deja más tiempo en el mismo día para aprovechar para visitar otros lugares como el que veremos a continuación.

Monteriggioni y castillo de Monteriggioni

A menos de media hora en coche desde San Gimignano se encuentra otro pueblo con el encanto único de la Toscana. El pequeño municipio de Monteriggioni, famoso por su peculiar castillo. En lo alto de una colina rodeada por los cuatro costados por viñedos y tras sus murallas el pequeño pueblo de Monteriggioni lo forman unas pocas casas medievales de mucho encanto y personalidad.

Todo el pueblo está vinculado con la labor vinícola como comprobarás por los miles de metros de viñedos que rodean a este encantador pueblo y convierten a Monteriggioni en un destino perfecto para combinar historia y gastronomía. Es por ello que es considerado como uno de los mejores destinos que visitar de la Toscana.

Reserva una excursión desde Florencia

Día 7: Un último día para despedir Florencia

Dentro del Museo Nazionale del Bargello | ©Paolo Villa
Dentro del Museo Nazionale del Bargello | ©Paolo Villa

Tras 6 días en los que ya hemos conocido todo lo más importante qué ver en Florencia y alrededores toca disfrutar de un último día más relajado. No podemos despedirnos de Florencia sin conocer el barrio de San Lorenzo. En este barrio, uno de los preferidos por los florentinos, conviven el arte e historia característico de Florencia con un ambiente moderno y calles llenas de comercios, mercados y las típicas trattorias italianas.

Mientras conocemos el barrio tranquilamente podemos hacer paradas para conocer la Basílica de San Lorenzo que acoge la capilla de los Medici en el que descansan varios miembros de esta histórica familia. En la iglesia intervinieron artistas como Miguel Angel o el mismo Brunelleschi.

Museo Bargello y Casa Buonarroti

En el mismo barrio de San Lorenzo se encuentran dos importantes museos de la ciudad y que son un buen punto para despedirnos de la ciudad del arte. El primero de ellos es el museo Bargello. Ubicado en un edificio de corte medieval, su exposición mezcla obras de la Florencia Medieval con otras de su época dorada, el renacimiento. El David de Donatello o el Baco de Miguel Ángel son sus dos obras de arte más importantes.

La casa Buonarrotti es el último punto que podemos visitar en nuestro itinerario de 7 días por Florencia. Aunque Miguel Angel no nació en Florencia, el artista pasó gran parte de su vida en esta ciudad y por ello comparte el título de artista predilecto de Florencia con Brunelleschi. La casa Buonarrotti fue la casa del propio Michelangelo y en ella se exponen numerosas obras de la juventud del artista y algunos de sus trabajos incompletos. Ya que Florencia es una ciudad dominada por el arte, qué mejor que despedirnos de ella rodeados de arte.