Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

Cómo subir a la Corona de la Estatua de la Libertad

Entrar en la Corona de la Estatua de la Libertad es una experiencia indispensable que vivir en Nueva York pero no es fácil conseguirlo. ¡Te cuento cómo lo puedes hacer!

Isabel Catalán

Isabel Catalán

Lectura de 8 minutos

Cómo subir a la Corona de la Estatua de la Libertad

La Corona de la Estatua | ©Unsplash

Subir a la Corona de la Estatua de la Libertad es el sueño de muchos viajeros, pero para cumplirlo se necesita sacar con mucha anticipación una de las pocas entradas que se ponen a la venta en la web Statue Cruises.

Si eres uno de ellos, además de aprender Cómo visitar la Estatua de la Libertad, te recomiendo que tomes nota del siguiente post donde te cuento en detalle cómo es la visita a la Corona, cómo comprar las entradas, cuánto cuestan y qué verás allí, entre otras cosas. ¡No te lo pierdas!

¿Cómo visitar la Corona de la Estatua de la Libertad?

Detalle de la Estatua de la Libertad | ©Alison Courtney
Detalle de la Estatua de la Libertad | ©Alison Courtney

El único modo para subir a la Corona de la Estatua de la Libertad es sacar las entradas online en la web Statue Cruises y hacerlo con varios meses de anticipación a tu visita porque son muy pocas las entradas que se ponen a la venta y la demanda es altísima.

Para visitar esta parte de la atracción, las entradas no se pueden comprar en el momento de manera que si no quieres quedarte sin vivir esta experiencia tan especial, mi consejo es que cuando estés organizando tu viaje le hagas un seguimiento constante a esta web por si se produjeran actualizaciones y se liberaran algunas entradas para subir a la Corona. ¡Estar pendiente es muy importante!

Cómo funciona la compra de entradas para la Corona

Como decía, tienes que comprarlas en la web Statue Cruises y seleccionar la opción “Crown Reserve”.

Al efectuar la reserva recibirás un e-mail con un número de confirmación que el día de la visita deberás mostrar en las taquillas de Clinton Castle en Battery Park junto a un documento válido de identificación y la tarjeta con la que hiciste la compra con el fin de canjear tus entradas y conseguir la pulsera con la que podrás ingresar a la Corona de la Estatua de la Libertad.

¿Cuánto cuestan las entradas para la Corona de la Estatua de la Libertad?

La Corona de la Estatua de la Libertad | ©Jeff Burak
La Corona de la Estatua de la Libertad | ©Jeff Burak

Desde unos 20 Euros podrás conseguir la entrada de adulto en la web de Statue Cruises. Deberás seleccionar la opción Crown Reserve, que incluye el acceso a la Corona y al Pedestal, al Museo y Recinto de la Estatua de la Libertad, el Museo de la Inmigración de Ellis Island y el ferry a Liberty Island.

Si tienes la oportunidad, te animo a que intentes conseguir la opción “Crown Reserve” ya que pagando sólo un poquito más respecto a las opciones “Pedestal Reserve” o “General Admission” podrás conocer por dentro y al completo la icónica Estatua de la Libertad, desde su base hasta su corona.

¡Una experiencia que muy pocos tienen la ocasión de vivir en Nueva York y que vale mucho la pena!

Precios por tipo de entrada

  • Adulto: desde $24
  • Adultos mayores (más de 62 años): desde $19
  • Niños (4 -12 años): desde $13
  • Menores de 4 años: No se vende.

¿Con una tarjeta turística de Nueva York puedo entrar a la Corona de la Estatua de la Libertad?

Vista aérea de la Estatua de la Libertad | ©Patrik T
Vista aérea de la Estatua de la Libertad | ©Patrik T

Sería algo genial pero no es posible, desafortunadamente. Por ahora, la única manera de conseguir las entradas que te den acceso a la Corona de la Estatua de la Libertad es comprándolas en Internet en la web de Statue Cruises.

Y es que en la mayoría de las tarjetas turísticas de Nueva York sólo se incluye la entrada básica a la Estatua de la Libertad, lo que significa que el pase turístico únicamente da acceso al ferry a la Estatua de la Libertad, a las islas y a los museos que allí se encuentran pero no al Pedestal de la Estatua de la Libertad o a la Corona.

En el supuesto de que quieras explorar por dentro este icónico monumento deberás reservar aparte la entrada completa en Statue Cruises, ya que no es posible usar la tarjeta turística para visitar la Estatua de la Libertad y pagar un extra en las taquillas para ingresar a la Corona o el Pedestal.

Reserva tu tarjeta turística de Nueva York

Cómo es el acceso a la Corona: el control de seguridad

Visitando la Estatua de la Libertad | ©Angelo Caputo
Visitando la Estatua de la Libertad | ©Angelo Caputo

La entrada a la Corona da acceso a una pequeña plataforma de observación en la cabeza de la estatua desde la que hay unas vistas poco habituales de Nueva York y del propio monumento a 93 metros de altura.

Una vez llegues con el ferry a Liberty Island podrás recorrer el terreno a tu aire pero si tienes entradas para visitar la Corona y el Pedestal de la Estatua de la Libertad, mi recomendación es que acudas allí directamente pues el último acceso se realiza a las 3:30 PM y para entrar dentro del monumento hay que hacer la cola de un segundo control de seguridad (además del primer control en Battery Park para montar en el ferry) que te permitirá acceder dentro de la estatua y esto puede llevar un buen rato.

El control de seguridad es muy minucioso y no permiten visitar la Corona ni el Pedestal con bolsos, mochila o comida. Sólo con tu cámara, tu teléfono, una botella de agua o alguna medicina, de modo que antes de subir tendrás que desprenderte de tus cosas en las taquillas que están junto a la base de la Estatua de la Libertad.

Utilizarlas cuesta 25 céntimos de Dólar y sólo admiten monedas pero cerca hay algunas máquinas de cambio para billetes de $5 y $1. ¡Así que recuerda llevar algo de dinero en efectivo en tu cartera!

Cómo es la subida a la Corona, con calma y buen paso por su escalera de caracol

Detalle de la Corona | ©Laurenz Heymann
Detalle de la Corona | ©Laurenz Heymann

Tras visitar el Pedestal y el Museo de la Estatua de la Libertad, la subida a la Corona se realiza por una estrecha escalera de caracol de más de 300 peldaños (el equivalente a 27 plantas) que atraviesa todo el cuerpo de la Estatua de la Libertad.

No es posible tomar un ascensor para ir arriba por lo que para hacer esta visita deberás tener una buena condición física y los niños deben mediar al menos 1'21 metros o no podrán subir a la Corona. Si tienes problemas de asma o de corazón o le tienes temor a las alturas o a los espacios cerrados valora si es conveniente para ti. No obstante, todo está pensado para que la visita transcurra de la manera más confortable posible para los visitantes.

Por el camino te aguardan un montón de peldaños pero el ascenso no se hace tedioso sino emocionante ya que tendrás la ocasión de ver por dentro la estructura que diseñó Alexandre Gustave Eiffel (autor de la Torre Eiffel) y en apenas 15 minutos, sin casi darte cuenta estarás ya dentro de la Corona, cumpliendo el sueño de muchos de los visitantes que llegan a Nueva York.

Qué puedes llevar contigo en la subida

Por ejemplo, para acceder a la Corona te permiten llevar tu cámara, tu teléfono, una botella de agua y tu medicina, por si necesitaras tomarla. Además, la subida y la bajada de la Corona se lleva a cabo por escaleras distintas para que los visitantes que entran o salen no se choquen unos con otros y cada pocos escalones hay espacios donde pararse un momento a descansar.

Qué te encontrarás al llegar a la Corona

La Estatua de la Libertad | ©Tania Fernández
La Estatua de la Libertad | ©Tania Fernández

Al llegar arriba lo más probable es que te lleves una sorpresa pues tendemos a imaginar el mirador de la Corona como una sala mucho más grande y espaciosa cuando, en realidad, es tan reducida que sólo caben unas pocas personas a la vez.

Aprovecha allí bien el tiempo en la Corona pues sólo dispondrás de unos pocos minutos para mirar el paisaje por las ventanas y hacer unas cuantas fotos y selfies antes de tener que volver a bajar las escaleras.

¿Merece la pena subir a la Corona de la Estatua de la Libertad? ¿Qué se ve en la visita?

¡Totalmente! Se trata de una de las experiencias más exclusivas y únicas que podrás vivir en Nueva York si logras conseguir alguna entrada, algo bastante complicado porque se ponen a la venta muy pocas. ¡Por lo que te recomiendo intentarlo encarecidamente!

¿Qué verás en la visita a la Corona?

Vistas desde la Estatua de la Libertad | ©Pierre Blache
Vistas desde la Estatua de la Libertad | ©Pierre Blache

1. La estructura de la estatua por dentro

Por un lado verás la estructura interior de la Estatua de la Libertad creada por Alexandre Gustave Eiffel (el ingeniero que también creó la Torre Eiffel) que normalmente pasa desapercibida especialmente si lo comparamos con la famosa fachada del monumento que fue obra del escultor Frédéric Auguste Bartholdi.

Por el otro conocerás el interior de la Corona de la Estatua de la Libertad y podrás ver el paisaje que la rodea a través de sus ventanales. Es una de las partes a las que muy pocas personas tienen acceso y sólo por ser uno de esos afortunados la visita ya merece la pena.

2. Las vistas desde Liberty Island

En cuanto a las vistas, debido a la ubicación de la Estatua hacia el este es un poco complicado tener unas buenas vistas del paisaje desde la Corona si las comparamos con las asombrosas vistas 360º que hay desde el mirador del Pedestal. Si prestas atención podrás observar un poco de Manhattan, el río Hudson, Liberty Island o detalles de la propia estatua.

Sin embargo, no permitas que este pequeño inconveniente te quite las ganas de subir a la Corona porque cuando estás allí arriba, casi diría las vistas casi son lo de menos. En mi opinión lo más importante es tener la oportunidad de vivir la experiencia de recorrer por dentro la Estatua de la Libertad y entrar en la cabeza de “Lady Liberty” para contemplar a través de sus ojos la ciudad de Nueva York.

3. Una perspectiva única de la Estatua

Además, desde la Corona de la Estatua de la Libertad tendrás una perspectiva inusual del monumento (por una vez lo verás de arriba a abajo y no a la inversa) por lo que te aconsejo que aproveches el tiempo que tengas allí para tomar algunas fotos del paisaje y de la estatua y para hacerte varios selfies dentro de la plataforma de observación. ¡Te aseguro que es una experiencia única en la vida que no olvidarás!

Consejos para visitar la Corona de la Estatua de la Libertad

El ferry hacia la Estatua de la Libertad | ©State Cruises
El ferry hacia la Estatua de la Libertad | ©State Cruises
  • Trata de reservar tus entradas a la Corona con mucha anticipación ya que la oferta disponible es escasa y la demanda es altísima.
  • Madruga para visitar la Corona. Tendrás más tiempo para explorar Liberty Island e islas cercanas y al haber menos gente los tiempos de espera se reducirán en todas las colas.
  • Utiliza un calzado cómodo para la excursión. Pasarás bastante tiempo de pie haciendo las colas de los controles de seguridad, dando largos paseos y subiendo muchas escaleras hacia la Corona.
  • Ve temprano por la mañana si visitas la Corona en verano. Ten en cuenta que la temperatura en el interior de la Estatua es más cálida que en el exterior. Mantente bien hidratado.
  • Ve al aseo tras pasar el control de seguridad del monumento. Son los únicos servicios que hay en el interior de la Estatua por lo que te aconsejo ir antes de la visita para que no tengas que marcharte de la Corona antes de tiempo por una inoportuna llamada de la naturaleza.
  • El día de la visita recuerda consultar la web de National Park Service (que gestiona los monumentos nacionales estadounidenses) por si hubiera alertas sobre el parque en el último momento.