Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestra web, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Al utilizar nuestro sitio web, aceptas el uso de cookies. Más información.

10 consejos para disfrutar de un crucero en Manhattan

Siendo realistas, disfrutar de un crucero en Nueva York no te costará mucho trabajo. Pero si quieres sacarle el máximo partido a la experiencia, ¡sigue estos consejos para que todo salga de diez!

Carmen Navarro

Carmen Navarro

Lectura de 9 minutos

10 consejos para disfrutar de un crucero en Manhattan

Vista de Nueva York y el Hudson | ©Miguel Ángel Sanz

Probablemente llevas mucho tiempo esperando llegar a la ciudad que nunca duerme y según se acerca la fecha quieres dejarlo todo atado para que el viaje vaya sobre ruedas.

Si te has decidido por hacer un crucero por Manhattan, cosa que te recomiendo 100%, sigue estas recomendaciones y todo irá de maravilla.

1. Compara precios, rutas y duración

Crucero por el Hudson | ©Jörg Schubert
Crucero por el Hudson | ©Jörg Schubert

Lo primero que debes saber es que existe una gran variedad de cruceros que surcan las aguas del Hudson, cada uno con distinta duración, recorrido, hora de salida... La mejor manera de compararlos todos es haciendo una búsqueda online para estar bien informado de cuáles son los mejores cruceros de Manhattan, cuánto cuesta un crucero por el Hudson y cuál es el que mejor se adapta a tu viaje.

Podrás conseguir el más barato por poco más de 30 Euros y recorrerás el sur de Manhattan llegando hasta la Estatua de la Libertad o invertir unos 180 Euros si lo que quieres es darte un capricho navegando las aguas de Nueva York a bordo de un lujoso barco mientras disfrutas de una cena gourmet de etiqueta.

Sea como sea, también hay término medio: cruceros de dos horas que te acercan hasta Midtown, cruceros nocturnos para descubrir Nueva York iluminada... Aquí puedes comparar la duración de los cruceros de Nueva York para que elegir el tuyo sea una tarea más sencilla.

Reserva un crucero en Nueva York

2. Reserva con antelación

Relájate navegando por el Hudson | ©David Wilson
Relájate navegando por el Hudson | ©David Wilson

Puede parecer un consejo demasiado obvio pero ten en cuenta que millones de viajeros visitan Nueva York cada año y hacer un crucero por el Hudson es una de las experiencias más populares entre los visitantes de la ciudad. Sobre todo si viajas en temporada alta (verano, Navidades, vacaciones de Pascua...) la demanda puede resultar muy alta y hay plazas que se agotan.

Si tienes claras las fechas de tu viaje y el día concreto en el que te gustaría embarcarte en esta experiencia, reserva cuanto antes para asegurarte un hueco en el barco que más te haya convencido.

Por el contrario, corres el riesgo de que las plazas en el horario que deseas se agoten o puede que acabes teniendo que contratar una opción más cara y esto dificultará la organización de otras actividades.

Reserva un crucero en Nueva York

3. Llega al embarque con tiempo suficiente

Pasajeros embarcando en el crucero | ©Thank You (21 Millions+) views
Pasajeros embarcando en el crucero | ©Thank You (21 Millions+) views

Embarcar en uno de los cruceros que navegan por las aguas de Nueva York no requiere pasar los mismos controles que un aeropuerto (¡afortunadamente!) pero lo cierto es que las salidas suelen ser muy puntuales y los barcos no esperan a nadie.

Lo mejor es que llegues con tiempo suficiente, que te relajes mientras esperas el barco y que tengas en cuenta que el muelle no siempre está al lado de una parada de metro, por lo que puede que tengas que caminar un rato. Por lo general, la zona de embarque suele ser agradable, con buenas vistas y cerca del agua, así que no te importará hacer algo de tiempo por allí mientras haces alguna foto.

Otra cosa a tener en cuenta es el equipaje o la mochila que lleves. Se recomienda siempre ir cuanto más ligero mejor (el espacio en el barco no es infinito) pero si tienes pensado ir con mochila voluminosa por lo que sea, consulta antes si hay taquillas en el embarcadero donde puedas depositar tu bolsa antes de embarcar.

Para cruceros nocturnos con cena incluida sí que te recomiendo que vayas con al menos 30 minutos de antelación, ya que el embarque suele realizarse de manera más pausada y puede que te lleve más tiempo. Además, de una experiencia así ¡no querrás perderte ni un segundo a bordo!

4. Elige un crucero con cena para darte el mejor homenaje

Crucero con cena | ©Tony Fischer
Crucero con cena | ©Tony Fischer

Si hay algo que diferencia realmente unos cruceros de otros es que hay algunos cruceros Premium cuya experiencia es realmente VIP. Las cenas tienen lugar en el interior de los salones de auténticas embarcaciones de lujo, ya sea un yate de dimensiones considerables o de una embarcación acristalada que te permitirá disfrutar del cielo estrellado de Nueva York.

Los mejores cruceros con cena en Nueva York son una auténtica maravilla y aunque el precio es más elevado que el de los cruceros estándar (pueden costar entre 140 y 180 Euros), son la mejor manera de celebrar un aniversario, un acontecimiento especial o simplemente darse un homenaje aprovechando la visita a la capital del mundo.

Suelen durar unas tres horas porque dan la vuelta completa a Manhattan, podrás disfrutar de todo el skyline iluminado de la isla y la velada está amenizada con música en directo. Un verdadero sueño también para los amantes del cine, que se sentirán por unas horas protagonistas de una película de Hollywood.

Reserva un crucero con cena en Nueva York

5. Recorre los alrededores del muelle

Visita The Edge | ©Ben Michel
Visita The Edge | ©Ben Michel

Ya que se recomienda llegar con tiempo al embarque de los cruceros, una buena manera de organizar tu jornada turística en Nueva York es planear dar un paseo por los alrededores del muelle desde el que tengas que embarcar.

Por ejemplo, los cruceros diurnos de Circle Line parten desde el Pier situado a la altura de la calle 42, a la costa oeste de Manhattan a la altura de Times Square y los de City Sightseeing parten desde Hudson Yards. Puedes aprovechar para recorrer la High Line antes o después del crucero, subir a The Edge o dar un paseo por la zona de Hell's Kitchen. Si tienes pensado subir al Empire State o al Top of the Rock, tampoco quedan excesivamente lejos, así que puedes organizar la visita el mismo día que vayas a hacer la navegación.

Uno de los cruceros nocturnos que ofrecen cena parte desde el muelle 61, justo al lado del Hudson River Park, así que puede ser una buena ocasión para pasear por esta relajante zona verde de Manhattan con vistas al río.

Los ferrys a la Estatua de la Libertad por ejemplo, parten desde Battery Park, al lado del Distrito Financiero. Aprovecha para visitar allí el Memorial y el Museo del 11S o subir al One World Observatory.

6. Cómo ahorrar haciendo un crucero en Nueva York

Staten Island Ferry pasando delante de la Estatua de la Libertad | ©Shaun Merritt
Staten Island Ferry pasando delante de la Estatua de la Libertad | ©Shaun Merritt

Está claro que no siempre se cuenta con el presupuesto suficiente para elegir la experiencia más Premium y el precio de algunos cruceros puede llegar a ser algo alto. pero en este caso estamos de suerte porque la oferta de cruceros en Nueva York es tal que hay opciones para todos los bolsillos.

Si quieres dedicarle poco dinero o poco tiempo a la experiencia en sí, hay algunos trucos para no tener que gastar demasiado. Por ejemplo, si tienes pensado visitar la Estatua de la Libertad, tendrás que llegar hasta ella en ferry, puesto que que se encuentra en Ellis Island, isla accesible solo en barco.

Así que aunque la experiencia de cruzar el río en ferry no sea la misma que la de embarcarse en un crucero panorámico, las vistas que tendrás de la Estatua y del skyline de Manhattan son realmente increíbles. Podríamos decir que esta experiencia es un 2x1.

Por otra parte, teniendo en cuenta que el Hudson atraviesa la ciudad de Nueva York, hay que saber que el ferry de Nueva York es para sus ciudadanos un medio de transporte más, así que podrás utilizarlo para ir de un lado al otro del río sin tener que hacer un gran desembolso en los billetes.

Por último, si has comprado alguna de las tarjetas turísticas de Nueva York (existen varias, así que aquí tienes una comparativa de Pases de Nueva York), puede que esté incluido también el billete a uno de los cruceros panorámicos de la ciudad. ¡Compruébalo bien porque puede que ya tengas vía libre para montarte en uno!

7. Harás fotones, pero no te obsesiones con la cámara

Haz unas fotos espectaculares
Haz unas fotos espectaculares

Todo, absolutamente todo en esta ciudad es fotogénico y sus vistas desde el agua no son menos. Cruzarás el Brooklyn Bridge desde abajo, te acercarás a la Estatua de la Libertad, tendrás una gran panorámica de la isla de Manhattan y del skyline de Brooklyn...).

De día y de noche las vistas son un espectáculo y estarás tentado de pasar todo el recorrido con la cámara en la mano. No caigas en el error de ver Nueva York a través de la lente de tu cámara y procura hacer las fotos justas para estar más atento a tu alrededor.

Surcar las aguas del Hudson maravillándote con este panorama es algo que probablemente no harás muchas veces en la vida, así que los mejores recuerdos te los llevarás en tu retina. Lo mismo pasa con el móvil: tendrás cobertura, pero valora si realmente quieres estar pendiente de algo más que no sea disfrutar de la experiencia.

8. Sigue estas normas básicas sobre el "dress code"

Turistas disfrutando del crucero
Turistas disfrutando del crucero

Si vas a embarcar en un crucero turístico diurno, no tienes que preocuparte por nada: lleves lo que lleves podrás disfrutar de la experiencia sin problema. De hecho, te recomiendo que consultes la previsión del tiempo el día de antes para comprobar la temperatura o el viento y poder abrigarte según marquen los termómetros.

Los barcos están equipados con asientos en el exterior y en el interior, lo que te permitirá participar en la actividad pese al mal tiempo. (En caso de que el crucero se tuviera que cancelar si hubiera condiciones meteorológicas extremas te ofrecerían o bien un cambio de fecha o bien el reembolso total del importe).

En cualquier caso, ten en cuenta que querrás disfrutar de las vistas desde la parte del barco que esté al aire libre, así que abrigo o cortavientos en invierno y gorra y crema solar en verano para aprovechar todo el recorrido.

Por otra parte, si lo que has elegido es un crucero nocturno con cena incluida, lo mejor es que dejes el "look de turista" en el hotel y eliges algo un poco más arreglado. No hace falta ir de etiqueta, pero ten en cuenta que navegarás en una embarcación de lujo, que la cena es de alto nivel y que el ambiente es más elegante que en los cruceros diurnos.

Reserva un crucero en Nueva York

9. Si vas con niños, elige el crucero más apropiado para ellos

Familia disfrutando del crucero | ©davitydave
Familia disfrutando del crucero | ©davitydave

Los niños van a disfrutar de este planazo como nadie, pero la mejor recomendación si te estás planteando hacer un crucero con niños en Nueva York es elegir uno diurno. Algunas opciones más premium que ofrecen cenas gourmet por la noche, o no admiten niños de menos de 6 años o no ofrecen precios reducidos para menores.

Esto hace que, en el caso de que puedan embarcar, tengan que pagar lo mismo que pagaría un adulto y además, no tienen opción de menú infantil. Realmente tendrás que analizar si te compensa llevar a los más pequeños a la cena, porque además de que no la disfrutarían igual que los adultos, el desembolso puede ser demasiado alto.

Por otra parte, y volviendo a los cruceros diurnos, son una gran opción para ellos: les encantará navegar a bordo de un barco, las vistas son espectaculares y les servirá para descansar un rato de los largos paseos por la ciudad. Los mejores siempre deben ir acompañados por un adulto y los bebés sentados en el regazo. Consulta también antes de reservar si se admiten carritos a bordo (en la mayoría de casos sí que se admiten).

10. Elige el mejor momento del día para embarcar

Vista de Manhattan desde el Hudson | ©JJBers
Vista de Manhattan desde el Hudson | ©JJBers

Dependiendo de tus preferencias y presupuesto podrás elegir entre distintos horarios de salida del crucero. Si te apetece disfrutar de Nueva York en plena luz del día, cuando los rascacielos, los puentes y el Hudson lucen en todo su esplendor, una buena recomendación es elegir el horario de las 12 del mediodía.

Este horario te permitirá hacer una relajada pausa durante tu mañana, con el sol brillando en lo más alto y las fotos te saldrán perfectas. Además, si lo haces en invierno, esta es probablemente la hora con temperaturas más suaves y gracias a ello podrás pasar más rato en cubierta.

Si por el contrario eres un fanático de los atardeceres y te apetece vivir la Nueva York más vibrante, hacer un crucero a última hora de la tarde te permitirá ir viendo cómo el sol se pone dejando paso al encendido de las luces de la ciudad más fascinante del mundo. Las fotos de noche requieren un poco más de pericia, pero serán igualmente impactantes y el ambiente es más íntimo.

En cualquier caso, existen tipos de cruceros con salidas prácticamente a todas las horas del día y no por elegir un crucero nocturno tienes que elegir una de las modalidades premium que incluyen la cena, así que no hay excusa: ¡elige y reserva el que más te apetezca!

Reserva un crucero en Nueva York